Que es una fábula

Una fábula es un género literario que se distingue de otros por ser de exención breve. En otras palabras, para responder a la pregunta de lo que es una fábula, podemos decir que se trata de una historia corta en donde el principal objetivo es el de transmitir a cualquier tipo de público (desde niños pequeños, estudiantes, adultos o ancianos) una idea en particular.

Las fábulas tienen la particularidad de que, en la mayoría de sus relatos, no aparecemos los humanos, sino que la intervención del “hombre”, es sustituida por criaturas antropomórficas como es el caso de animales o plantas.

He revisado distintas fuentes antes de empezar a redactar este escrito y me he dado cuenta que muchos de ellos catalogan a las fábulas como si se tratara de cuentos cortos, pues todas ellas tienen: introducción, desarrollo, clímax y desenlace.

Otra característica que te hará muy sencillo distinguir a este tipo de lecturas rápidas es que en cada una de ellas aparecerá invariablemente al final una moraleja. En otras palabras, a los autores de estos textos les gusta “regalarnos” una enseñanza, misma que de alguna u otra forma va ligada con las normas del buen comportamiento.

Es decir que en ellas encontraremos además de historias entretenidas e interesantes, una manera de visualizar los valores sociales desde otro punto de vista.

que es una fábula

Por cierto, el autor más famoso de fábulas de quien se tenga memoria, es Esopo, aunque sí tu lengua materna es el castellano, estoy casi seguro que también has escuchado hablar de Samaniego.

En las escuelas (sobre todo en el kínder y durante los primeros años de la educación primaria) los maestros las utilizan para reforzar las buenas costumbres que los pequeños han aprendido en casa.

¿Qué es fábula?


Tal y como ya dijimos en la parte inicial, se puede entender que una fábula es un relato inventado que posee un número limitado de cuartillas, debido a que no debe ser demasiado largo.

La manera más sencilla en la que los escritores deciden crear este tipo de historias, es utilizando el lenguaje en forma de prosa, pues al utilizar los versos, se corre el riesgo de que no todo el público al que se desea llegar, comprenda el mensaje correctamente.

En lo que toca los personajes principales, cabe decir que estos en su mayoría pertenecen al reino animal (Aunque a veces, los protagonistas también pueden ser objetos que en el mundo real son inanimados, como es el caso de las escobas, los baúles, los árboles etc.).

Se cree que la fábula continúa siendo tan popular, gracias a que la gente al leerlas, tiene la posibilidad de aprender una lección de carácter ético, la cual se conoce con el nombre de “moraleja”.

Lo curioso de eso, es que la suma de estos valores, no corresponden a una región del orbe en particular, sino que más bien se trata de “normas del buen proceder universales”, es decir pautas acerca de cómo un ser humano debe comportarse en sociedad, independientemente del país en donde viva.

Por otro lado, hay un grupo de estudiosos del idioma español que dicen que el objetivo fundamental de las fábulas, no es el de fungir como método educativo, sino más bien el desvelar los “vicios” o malas costumbres que se tenían en el pasado y que en las sociedades actuales es necesario erradicar.

Éste al igual que otras clases de textos cortos, se originó gracias a la transmisión oral, aunque a diferencia de ejemplos como pueden ser los cuentos, los mitos y las leyendas que han ido evolucionando con el correr de los años, las fábulas han permanecido prácticamente sin cambios desde tiempos inmemoriales.

De acuerdo a lo que sabemos, los mesopotámicos ya disfrutaban de estos relatos antes del año 2000 antes de Cristo. Sabemos esto porque los arqueólogos han tenido la posibilidad de descubrir tablas de arcilla en donde se pueden leer historias breves que hablan de animales que poseían un alto grado de astucia.

Lo verdaderamente curioso es que esos textos se relacionan con varios proverbios de la época. Es decir, dichos populares que fundamentalmente eran dados a los niños, con el propósito de que estos poco a poco se fueran dando cuenta de cómo se desenvolvía el mundo que los rodeaba.

Sin embargo, no podemos dejar de señalar que, en esas tablillas, no había indicios de ningún tipo de mensaje moral explícito, sino que todo se dejaba a la interpretación que el lector quisiera hacer.

Por otra parte, si nos remontamos a la época antigua, concretamente en Grecia, veremos que Hesíodo, fue el primer orador que relató una fábula, misma que es conocida como “El ruiseñor” y su propósito principal es el de hacer reflexionar a los oyentes sobre temas tan importantes como lo son los que están vinculados a la justicia.

Más adelante, Demetrio de Falero fue la primera persona que se dedicó a recopilar e inclusive a publicar una extensa colección de fábulas. Desgraciadamente, esa antología actualmente permanece perdida, pues se piensa que se extravió en algún momento anterior al siglo I d. C.

Posteriormente, se dio a conocer el compilatorio de fábulas Augustana, el cual en la época actual es lo que conocemos como “las Fábulas de Esopo”.

Durante la Edad Media el género continúa su expansión por muchísimas partes de Europa. Es más, se hacen representaciones teatrales en las que en lugar de personas intervienen animales, pues en aquellos años era la única manera de hacer una crítica social sin ser castigado por las autoridades.

Luego en el Renacimiento hace su aparición la figura de Jean de La Fontaine, de quien no sólo se rescatan algunas de sus fábulas, sino que también sus ilustraciones.

Hablando de esto, algo que se nos había olvidado comentar es que, en ese periodo histórico, hubo gente que se dedicó a traducir textos de fábulas de origen árabe y los pasó al idioma español, para que la gente que residía en la Península Ibérica (al igual que en colonias españolas) pudieran tratar de estos relatos.

Por último, en la época actual, la fábula ha tenido una relevancia de carácter mundial, no sólo por los avances en la tecnología, sino porque los niños de las nuevas generaciones, quieren conocer historias clásicas que no provengan ni de la televisión, ni de una tableta portátil.

No debemos olvidar que la lectura es una actividad que debemos fomentar constantemente, si queremos que los pequeños aprendan a echar a volar su imaginación.

Definición de fábula

Definición de fábulaEl vocablo fábula tiene su origen en la terminología de origen latino “fabŭla” y de acuerdo con el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española se puede entender como un relato ficticio de corta extensión.

Una de las fábulas más famosas es la que se titula la Hormiga y la Cigarra.

Fábula La Hormiga y la Cigarra

Fábula La Hormiga y la CigarraEn esta historia se nos cuenta como una hormiga pasaba la mayor parte de los días del verano sumamente atareada llevando alimento a su hogar.

Mientras tanto, una cigarra que se la pasaba viéndola le cuestionó que, si no había pensado en tomar un descanso, puesto que se veía agotada.

– Querida hormiguita, ¿por qué no te relajadas aquí conmigo, mientras yo te canto un par de canciones?

– No puedo estimada cigarra, si no me doy prisa el invierno me sorprenderá y no tendré provisiones suficientes para soportarlo.

Los días en el calendario fueron pasando y los árboles poco a poco fueron tiñendo sus hojas de color café, y luego las perdieron con la llegada del invierno.

Una mañana, la cigarra se despertó con muchísimo frío. Volteo a su alrededor y se dio cuenta que los verdes prados habían sido cubiertos completamente por la nieve blanca.

Enseguida fue tiritando hasta la casa de la hormiga a pedirle auxilio.

– Hormiguita, ¿podrías permitirme pasar a tu casa para que pueda comer un poco de sopa caliente? Me duelen los huesos y tengo mucha hambre.

La hormiga ni siquiera abrió por completo la puerta de su domicilio y se limitó a decir:

– ¿Qué hacías tú cigarra mientras yo me la pasaba todos los días del verano acarreando granos y semillas a mi hogar?

– Me la pasaba cantando y jugando abrigada por los rayos del sol.

– ¿Ya lo ves? Tenemos maneras distintas de invertir nuestro tiempo. Te aconsejo que, durante el invierno en vez de entonar melodías, te pongas a bailar. De esa manera, te calentarás y también olvidarás que tienes apetito. Siento dejarte, pero mi potaje se enfría.

La hormiga cerró su puerta y la cigarra se quedó mirándola por un tiempo a través del vidrio empañado de la ventana.

La moraleja de esta fábula es que uno no debe dejar pasar el tiempo en vano, sino aprovechar las oportunidades que la vida te dé.

De acuerdo con algunas fuentes, se piensa que las fábulas hicieron su aparición en la época en la que ciertos esclavos dedicaban su vida a brindarles enseñanzas a los pequeños. Es decir, lo que hoy en día se conoce con el nombre de pedagogía.

Ese tipo de mensajes primitivos encerraban el concepto de que las conductas morales no podían modificarse bajo ninguna circunstancia. Sin embargo, con la llegada del cristianismo, dichos relatos comenzaron a ser más ambiguos.

Finalmente, vale la pena destacar que, en algunos países de habla hispana, la palabra fábula, no sólo tiene un vínculo directo con el género literario, sino que la gente le ha dado la interpretación de algo que es “extremadamente bueno”.

Por ejemplo “La reunión de ayer en la casa del tío Antonio fue de fábula”. Esto quiere decir que quien está haciendo referencia a esa tertulia, se la pasó de maravilla.

¿Qué significa fábula?

¿Qué significa fábula?La expresión fábula se deriva de un término latino que puede interpretarse como “un cuento corto o una conversación breve“. Por su naturaleza, este relato puede encontrarse en dos formatos distintos:

El primero de ellos es de manera escrita (ya sea utilizando un estilo de prosa o si así se desea, también se puede optar por usar el verso). Generalmente, lo más importante de estas crónicas es que sirven como un camino hacia la reflexión de quien las está leyendo o escuchando.

Es decir, en ellas se abordan temas tan importantes como: el amor, la ayuda hacia nuestros semejantes, etc.

Obviamente, quien espere encontrar una fábula que tenga un tema ligado a la ciencia, se cansará de buscar, pues como ya se ha dicho en otras partes de este condensado, la función principal es hacer que los estudiantes se vuelvan mucho más receptivos al escuchar problemas que ellos mismos podrían enfrentar en algún momento de sus vidas.

Ciertas personas que se dedican a la educación, han referido que, aunque su estructura narrativa sea parecida a la de los cuentos, las fábulas se apartan de este respecto, pues han sido construidas con un propósito didáctico.

Su rasgo más representativo es que en aproximadamente el 80% de las historias de este género, los personajes principales pertenecen al reino animal, sólo que se comportan de la misma manera como si fuesen seres humanos.

Asimismo, la manera en la que los protagonistas se comportan dentro de la historia, es un reflejo de la forma en la que la sociedad se desenvolvía en el contexto situado.

De lo contrario, las personas no tendrían ningún punto de identificación con los personajes centrales y la fábula se convertiría en una mera anécdota.

Por otro lado, si lo que intentas es buscar fábulas infantiles, es decir, escritos de este tipo que puedan ser fácilmente asimilados por los chiquillos. Lo primero que debes hacer es verificar que el lenguaje usado sea el adecuado, puesto que hay veces en las que los autores utilizan términos que no son propios para todas las edades.

En la actualidad, se piensa que una de las empresas que ha llevado más fábulas a la gran pantalla es nada más y nada menos que la compañía que fue fundada por Walt Disney. Sin embargo, lo que hacen estos estudios es recrear en animación cuentos clásicos.

A continuación, te ofrecemos un ejemplo de fábulas para niños de primaria:

La Zorra y las Uvas

fábula La Zorra y las UvasEra una tarde en la que el sol caía a plomo. Durante toda la mañana una zorra había pasado todo el tiempo cazando a sus presas.

– Ojalá encuentre un lago cerca. Me muero de sed.

Continuó caminando buscando un sitio en el cual beber agua, cuando de momento vio que frente a él se encontraba una parra repleta de grandes y jugosas uvas.

– Magnífico, el jugo dulce de estas frutas apagara mi sed.

Primero, la zorra intentó alcanzarlas parándose sobre sus patas traseras, pero ni siquiera pudo tocarlas con la punta de su hocico.

Después se alejó de la parra y corrió lo más rápido que pudo para ganar impulso y así saltar lo más alto posible. No obstante, una vez más las uvas permanecieron fuera de su alcance.

Así lo hizo una y otra vez hasta que su cuerpo no pudo más y se quedó tirada en el piso recobrando el aliento.

Luego de todo lo acontecido, se incorporó, miró a donde estaban las uvas y exclamó:

– Menos mal que me di cuenta a tiempo. Esas uvas aún no están maduras. Aunque me las hubiera comido no me hubiesen quitado la sed.

La moraleja de esta historia es que una persona jamás debe de culpar a los demás de alguna meta individual que no fue posible alcanzar.

Características de la Fabula

Características de la FabulaPara comenzar a enumerar las características de la fábula, es necesario considerar a la estructura clásica de este género literario para poder entender así su estructura.

El primer elemento a analizar es nada más y nada menos que el título, pues en este muchas veces ya se desvela el tema que se va a tratar en el relato. De igual forma, podemos ver que, en la mayoría de los casos, nos encontraremos con personajes que por su naturaleza son completamente opuestos.

Sin darle muchas vueltas a este caso, me gustaría mencionar la fábula de la Liebre y la Tortuga. La particularidad que diferencia a estos animales, no es otra que la velocidad.

La liebre es bastante rápida, en tanto que la tortuga camina lentamente.

Este elemento hace que los lectores esperen un desenlace poco habitual. Y es que, si pusiéramos en la vida real competir a estas dos especies en una carrera, el resultado estaría más que anunciado, puesto que un galápago jamás le va a ganar a un conejo.

Sin embargo, no debemos olvidar que la definición de fábula nos dice que, en su tramo final, esta historia tendrá una moraleja.

En esa crónica de Esopo quien resulta ganadora es la tortuga, no por su velocidad, sino por su perseverancia.

Dicho esto, ahora sí observemos cada una de las características que componen a las fábulas:

– Se trata de un género didáctico (aunque algunos también lo clasifican como parte de la literatura). Puede estar escrito tanto en verso como en prosa, ya que eso depende plenamente de la elección del escritor.

– Es una historia inventada de breve extensión.

– Posee los elementos básicos de cualquier tipo de escrito que tenga como principal objetivo el entretener a su audiencia. Por ejemplo, en varias fábulas encontramos la figura del narrador, quien es el encargado de ofrecer datos adicionales, a fin de que los hechos acontecidos en esa crónica, queden explicados de una mejor manera. De igual forma, el número de personajes debe ser reducido y no es recomendable mencionar ninguna fecha específica, ya que cabe recordar que las fábulas deben ser siempre atemporales.

– Su estructura debe ser simple: Es decir debe limitarse a contar con una introducción, un desarrollo, un clímax y un final.

– Los protagonistas deben ser animales u objetos de la vida cotidiana.

– Los temas principales que se tratan en una fábula, son todos aquellos relacionados con los aspectos negativos del ser humano tales como: La codicia, la envidia, el engaño, los embustes etc.

– Su propósito principal es el de denunciar esas conductas y tratar de que las nuevas generaciones no cometan ese tipo de errores. Por eso, las fábulas son los textos favoritos para educar a los niños, de una forma amena e interactiva.

– Debe anexársele una moraleja o pauta de conducta, a fin de que el lector aprenda una nueva lección de manera un tanto “inconsciente”, pues para aplicarla en un futuro, tendrá que llevar a cabo un proceso reflexivo.

Tipos de Fábulas

Tipos de FábulasLos tipos de fábulas más conocidos son:

Fábulas mitológicas Tal y como su nombre lo indica, esta clase de fábulas se deriva de los mitos clásicos que han estado presentes desde que el hombre apareció en la tierra. Recordemos que una característica de los relatos míticos, es que estos tratan de explicar sucesos de la naturaleza. En ellos intervienen personajes fantásticos o monstruos que son mitad humano/mitad animal.

Fábulas animales Aquí las bestias son los personajes principales. Como ejemplo de éstas tenemos a “El león y el ratón”.

Fábulas del reino vegetal En contraste con lo descrito en el párrafo anterior, en estas fábulas intervienen plantas y árboles de todo tipo.

Fábulas de seres inertes En ellas se explora la relación que existe entre los animales y los objetos que no tienen vida. Por ejemplo, un río, una roca etc.

Qué Es una Fábula y Sus Características

Qué Es una Fábula y Sus CaracterísticasAntes que otra cosa suceda, daremos respuesta a la interrogante ¿qué es una fábula?

El concepto de fábula
se puede entender como una composición literaria corta y sumamente sencilla de comprender. Generalmente el público objetivo de este tipo de historias es el infantil, puesto que tiene como meta principal el inculcarles una enseñanza moralizante.

Ahora bien, en lo que respecta a las características o peculiaridades de la fábula nos encontramos con:

– Es una herramienta didáctica que finaliza con una moraleja. Esta casi siempre se encuentra al final del texto, ya que es el momento idóneo en el que la persona puede empezar a reflexionar sobre lo que ha leído.

– Regularmente la fábula cuenta con muy pocos personajes, pues de lo que se trata es de contar una trama principal y no desviarse con otros y los conductores que nada tienen que ver con el asunto central que se quiere tratar.

– La forma en la que se encuentran escritas las fábulas, facilita que los pequeños desarrollen y/o agudicen su imaginación.

– Trata de atacar los vicios sociales y al mismo tiempo de enaltecer las virtudes que conlleva el seguir la senda de la rectitud y las buenas costumbres.

Ejemplos de Fábulas

El Águila y Los Gallos

El Asno y Sus Amos

El Caballo Viejo

El Cuervo y La Culebra

El Herrero y Su Perro

El León y El Ratón

La Golondrina y El Ruiseñor

La Rana Gritona y El León

La Zorra y El Cocodrilo

La Zorra y Las Uvas

Las Ranas Pidiendo Rey

Los Dos Perros

Te invitamos a leer: