Poveglia: La isla del no retorno

Poveglia es una isla pequeña situada entre Venecia y el Lido, al norte de Italia. Está dividida en dos partes por un canal, y hasta el día de hoy, se prohíben las visitas. Los venecianos la nombraron: “La isla del no retorno“, por una serie de sucesos oscuros que se desarrollaron en ella tiempo atrás y que siguen atormentándolos, pues en ocasiones la corriente arrastra decenas de restos humanos carbonizados.

La historia de la isla comenzó en el siglo quinto cuando la gente de Padua y Este huyeron allí para escapar de las invasiones bárbaras. En el siglo noveno ya estaba densamente poblada. Pero en 1379 Venecia sufrió el ataque de una flota genovesa, la gente de Poveglia fue trasladada a Giudecca, entonces el gobierno construyó en la isla “El Octágono” una fortificación permanente.

Pero fue hasta la tremenda plaga de peste bubónica europea, que la etapa oscura de la isla inició. Corría el siglo XIV, en Venecia se había formado un terrible espectáculo, por la gran cantidad de cadáveres que se apilaban en montañas, y se podrían rápidamente ayudados por la humedad de los sucios canales.

Aparte del horrendo espectáculo, no había espacio para más muertos, así que las autoridades decidieron trasladar los cuerpos a Poveglia, ahí se arrojaban a fosas y se incineraban por cientos. No obstante, Europa seguía siendo devastada por la peste negra, así que no bastó solamente con llevar a los fallecidos, sino que cada infectado o sospechoso de poder estarlo fue también arrastrado. Hombres, mujeres y niños fueron arrastrados ahí para ser quemados vivos. Se realizó esta para cada plaga posterior, se estima que más de 160.000 seres humanos terminaron allí, por eso la bautizaron como la isla del no retorno.

La isla pasó por un periodo de abandono, pero en el año 1922 se habilitó un psiquiátrico, con un impresionante campanario que puede verse en toda la isla. Los enfermos mentales, no tardaron en manifestar sus encuentros con espíritus descarnados o presencias en completa podredumbre. Pero nadie les creyó debido a su condición, por el contrario, el director usó esto como pretexto para realizar terribles experimentos, sometiendo a sus pacientes a terribles torturas, trepanaciones y lobotomías, realizadas con herramientas rudimentarias como taladros de mano, cinceles y martillos.

Se dice que tras varios años de infligir este sufrimiento, finalmente, los espíritus empezaron a mostrarse al doctor. Para librarse de ellos, saltó desde el campanario, pero no fue así como encontró la muerte, según dice una enfermera que presencio el hecho, pues mientras el doctor se retorcía de dolor en el suelo, una especie de niebla salió del suelo y lo estranguló hasta la muerte. Después de esto el hospital fue clausurado.

Las historias sobre el espíritu del médico que sigue en el campanario y hace repicar las campanas, aparecidos, voces de otros mundos, lamentos de espíritus atormentados por el sufrimiento junto con la aparición de restos humanos calcinados en las aguas circundantes es suficiente razón para prohibir la entrada a esta temible isla.

Durante un tiempo, estuvo en manos del gobierno italiano, pero fue vendida. Los dueños actuales la abandonaron después de pasar la primera noche ahí, se dice que vivieron un terrible suceso el cual no han querido compartir, pero ocasionó a una de sus hijas una herida en el rostro que requirió catorce puntos de sutura. A causa de eso solo establecieron un viñedo que solo se atiende de día y prohibieron la entrada para cualquiera. Pero hay que conocer al valiente que pruebe de aquellas vides, ya que se encuentran nutridas de restos humanos carbonizados, los cuales forman una gruesa capa de ceniza pegajosa sobre el suelo.

Poveglia leyenda

Se dice que incluso se teme estar cerca, ya que es tan grande la cantidad de restos humanos depositados ahí, que los pescadores suelen atraparlos entre sus redes, o se pueden ver en las costas cercanas, cuando el oleaje es fuerte.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment