Mitos Griegos

Los mitos griegos corresponden a una serie de conceptos que tienen que ver con todos los relatos y crónicas que de alguna manera están vinculados con los primeros habitantes que se asentaron en la región que hoy conocemos con el nombre de Grecia.

Las temáticas de estas historias y leyendas tienen como punto principal el recordar lo realizado por los héroes, dioses y semidioses griegos.

Cabe mencionar que los historiadores modernos, tuvieron que “voltear al pasado” para investigar toda esta mitología, ya que eso les ha permitido identificar el surgimiento tanto de instituciones políticas como religiosas, pues no olvidemos que los griegos siguen teniendo una gran influencia en todo lo que se refiere al mundo occidental.

Hay quienes afirman que la difusión de los mitos de Grecia se comenzó a dar a partir del siglo octavo antes de Cristo. Fue a partir de ese instante, en el que los diversos cronistas que intervinieron en el proceso de recopilación de historias, comenzaron a identificar una serie de particularidades inherentes a esta clase de crónicas.

Por ejemplo, a menudo los relatos hablan de seres sobrenaturales (Dioses griegos) que a su vez se parecen no sólo físicamente a los humanos, sino también en su manera de actuar, ya que la mayoría de las veces se dejan guiar por sus sentimientos y no por la razón.

Mitos Griegos

Estas deidades eligieron como su punto de reunión el Olimpo, una porción de Grecia que en aquel tiempo era conocida con el nombre de Tesalia. En ese sitio formaron una organización en las que cada una de las deidades tenía una función específica que cumplir.

El dios más importante de todos ellos era Zeus (a veces aparece escrito como Seuz, aunque eso obedece más que nada a un tipo de dislexia).

Eran doce en total y se dividieron las tres porciones más significativas del planeta: Es decir, había a quienes se les había encomendado cuidar el cielo, a otros la tierra y finalmente a unos más el mar. De esta última porción, el más reconocido en los textos antiguos es sin duda alguna Poseidón.

Asimismo, la historia reconoce a dos personas que contribuyeron a que no sólo un mito griego fuera conocido, sino la totalidad de las historias que sucedieron en aquella época antigua llegaran a nuestros días. El primero de ellos es Homero con su Ilíada y odisea. Por su parte, el segundo fue Hesíodo con la teogonía.

Por cierto, ¿Cómo se definen los mitos y leyendas griegas? Muchos individuos han tratado de dar una definición absoluta del concepto de mito, cuando lo cierto es que cada cultura lo percibe de manera distinta.

Los mitos son todos aquellos fenómenos que han sido transformados en relatos y que tienen como trama central el tratar de explicar algún fenómeno natural, que carece de cualquier tipo de interpretación científica.

Por último, debe aclararse que aún y cuando los dioses del Olimpo se muestren en la mayoría de historias, no deben ser tomados como prototipo de las religiones modernas, pues éstas cuentan con sus propias características.

Mitos Griegos Famosos

En la época actual, es muy fácil encontrar compilaciones sobre mitos griegos famosos. Es decir, colecciones literarias que recojan las principales crónicas de esta cultura ancestral, acomodándolas en un índice para que así el lector tenga la oportunidad de consultar sólo aquellos que sean de su interés.

Otra ventaja de la actualidad es que este tipo de libros, no sólo lo podemos encontrar en librerías especializadas o bibliotecas, ya que hay infinidad de comercios online que ofrecen versiones total y absolutamente digitalizadas. Esto es, la obra completa en formato PDF, para que pueda ser disfrutado en cualquier computadora, sin necesidad de imprimir nada.

Además, existen un número prácticamente infinito de páginas web que también poseen un acervo interesante en relación con los mitos de la antigua Grecia.

Es decir, sitios en los que también hay antologías de leyendas en donde grandes y chicos pueden disfrutar de lecturas amenas, de forma completamente gratuita.

Después de esta breve introducción, te comentamos que de entre el sinfín de relatos griegos que se pueden encontrar, existen algunos que han sido catalogados como “Mitos griegos famosos“.

En ellos a menudo se mencionan los nombres de dioses griegos. Enseguida, tenemos para ti tres ejemplos de ellos.

Ejemplos de mitos griegos famosos

El mito de Pegaso

El mito de PegasoPara quienes aún no lo sepan, el nombre de Pegaso está relacionado con un caballo de color blanco alado. Un dato que no debemos dejar de mencionar es que su nombre proviene directamente del vocablo griego phgh, mismo que puede interpretarse como “manantial”, ya que este ser de la mitologia griega nació del océano.

Sin embargo, como sucede en estas historias, hay varias versiones con respecto al nacimiento de este corcel con alas. Por una parte, hay quienes afirmaban que su procedencia derivaba de la muerte de la Gorgona a manos de Perseo, pues del cuello de esta había surgido Pegaso.

Otro relato parecido nos dice que no fue del cuello, sino de la sangre de la Gorgona que cayó sobre la tierra.

En cuanto Pegaso llegó a la adultez, fue de inmediato al Olimpo, lugar en donde inmediatamente se entrevistó con Zeus. La leyenda más importante en donde interviene este caballo es la de Belerofonte, pues se cree que este lo recibió a manera de presente por parte de la diosa Atenea (también conocida como una deidad vinculada fuertemente con la sabiduría).

De igual forma, otros tienen la creencia de que Belerofonte encontró a esta bestia mitológica, mientras el caballo tomaba agua en la fuente de Pirene.

Lo verdaderamente trascendental es que Pegaso y Belerofonte se unieron para poder derrotar a la Quimera y así vencer de una vez por todas a las Amazonas.

Luego tras la muerte de Belerofonte, Pegaso retornó al Olimpo en donde vivió tranquilo por mucho tiempo, hasta que Zeus decidió convertirlo en una constelación, para que de esa manera alcanzara la inmortalidad.

En el momento en el que esto sucedió, una pluma de una de sus alas cayó sobre Tarso y fue de ese modo como la ciudad adoptó su nombre.

El Mito de Perséfone

El Mito de PerséfoneUn día Perséfone estaba cortando flores en compañía de algunas ninfas, así como de las diosas Atenea y Artemisa. Sin embargo, en el instante en el que se agachó para recoger un Narciso, la tierra se abrió en dos y de esa zanja salió Hades, el cual se la llevó sin que nadie pudiera detenerlo.

Se cree que esta acción fue permitida y supervisada por el propio Zeus, ya que aprovecharon un momento en el que Deméter (madre de Perséfone) estaba fuera del Olimpo para poder raptarla.

Con el tiempo, Perséfone se transformó en la diosa del averno. Arrepentido por lo que había hecho, Zeus después le ordenó a Hades que regresara a la joven al Olimpo.

A pesar de ello, la muchacha jamás pudo regresar al cielo de los dioses griegos, pues durante su estancia en el infierno, había probado un grano de granada.

Hay que recordar que en los mitos de la cultura griega se deja en claro que cualquier individuo o deidad que pone de cualquier fruto del Tártaro, terminará bajo el yugo de Hades para siempre.

A fin de tratar de aligerar esta desagradable situación, Zeus le ordenó a Hades que dejara que Perséfone pasara la mitad del año al lado de su madre y la otra mitad con él.

Otro mito griego dice que la leyenda de Perséfone le dio origen a lo que hoy en día conocemos como “las estaciones del año”, pues aparentemente el rapto se llevó a cabo en otoño.

Esto se debe a que las flores del campo, observaron impotentes como Hades arrastró a la joven a los confines de la tierra, sin que ellas pudieran detenerlo.

Eso las llenó de tristeza, ocasionando que se marchitarán y por tanto el campo quedara vacío. Sin embargo, después de la intervención de Zeus, y como Perséfone pudo volver a su hogar (al menos por seis meses), las flores se llenaron de alegría y regocijo y volvieron a florecer. Fue así como surgió la primavera.

El mito de la Ninfa Eco y Narciso

El mito de la Ninfa Eco y NarcisoEco era una ninfa que vivía sumamente feliz en medio del bosque. Si, tal y como te lo puedes imaginar, su nombre guarda un estrecho vínculo con el fenómeno de reverberación que se llama de la misma forma.

Hay varios mitos sobre ella, por ejemplo, en un relato se le muestra como la prometida del Dios Pan (encargado de resguardar tanto los rebaños como a los pastores). Lo que pocos sabían es que ella realmente estaba enamorada de otra persona.

Un fauno, el cual le había robado su corazón, pero que sin embargo éste, nunca le hizo caso.

Pan al descubrir la verdad, se llenó de celos y obligó a unos pastores a que le dieran muerte. Se dice que el sonido de sus lamentaciones era tan fuerte que aun cuando esta exhaló su último aliento, sus lamentos se continuaron escuchando.

A eso es a lo que se conoce comúnmente como eco.

Veamos ahora otra versión de este mito. Quizás, esta historia sea la más conocida de ella. En este relato, Teco se encuentra perdidamente enamorada de Narciso, un joven extremadamente bello.

El muchacho tenía un defecto y es que no podía dejar de ver su propia hermosura, despreciando la belleza de los demás. Desgraciadamente, esto fue lo que le ocurrió a la pobre Ninfa, un día cuando se acercó a él para conversar.

Narciso no le hizo ni el más mínimo caso y continuó quedando absorto por su propia hermosura. Desconsolada Eco corrió a un sitio desolado del bosque en donde se ocultó de todos e incluso dejó de alimentarse.

Luego de un tiempo su cuerpo fue transformado en briznas de polvo y sus restos volaron por el viento. Lo único que quedó de ella para la posteridad fue la capacidad de repetir las palabras de todo el mundo, pues pensó que quizás alguno de estos individuos, si les respondería el amor de su vida.

Al enterarse de lo acontecido Némesis (la encarnación griega de la venganza) fue a ver a Narciso y lo obligó a que de manera perpetua mirara su reflejo en el Estigio (también se le conoce como el mar de los muertos) para que no pudiera romper el corazón de nadie más.

Mitos Griegos Cortos

Los mitos griegos cortos tienen como peculiaridad fundamental la de agregar a sus héroes de leyenda o a sus dioses en sus historias.

Hay muchas vertientes en las que se pueden dividir esta clase de relatos. Por ejemplo, hay los que abordan de una manera muy clara a los elementos de la naturaleza, otros nos hablan sobre la vida, algunos más tratan el tema de la muerte y, por último, algunos solamente existen para referir cierto tipo de aventuras fantásticas.

Por cierto, otro personaje sumamente importante en lo que tiene que ver con la mitología griega es Heródoto, quien es considerado por muchos como el padre de la historia moderna.

A continuación, te presentamos dos mitos cortos griegos a modo de ejemplo, para que esta idea quede entendida de una mejor forma.

Ejemplos de Mitos Griegos Cortos

El Mito de Ícaro

El Mito de ÍcaroEn muchos textos a Ícaro se le nombra como el individuo que creó la madera. Su padre era nada más y nada menos que Dédalo, un sabio que fue capaz de enseñarle a Ariadna la manera en la que Teseo pudo ubicar el sitio exacto en donde se encontraba el laberinto dominado por el Minotauro (se trataba de una criatura que tenía el cuerpo de hombre y la cabeza de burel).

Posteriormente, el padre del monstruo, es decir, el rey de Minos, se vengó de Dédalo encerrándolo junto con su hijo en el laberinto.

Poco tiempo después, el sabio ya apresado al lado de su vástago, tuvo tiempo para pensar en la manera en la que ambos escaparían de esa prisión.

El plan más viable fue fabricar dos pares de alas de cera, mismas que los conducirían a la libertad. Antes de emprender el vuelo Dédalo le advirtió a Ícaro que no volara demasiado rápido, ni demasiado alto, puesto que la estructura del implemento volador no aguantaría ni la fricción extrema, ni las altas temperaturas producidas por los rayos solares.

Sin embargo, Ícaro desobedeció las órdenes de su progenitor y tan pronto pudo, se elevó al cielo tan alto que “casi” pudo tocar el sol. Momentos más tarde, el calor derritió sus alas, haciendo que su cuerpo cayera de forma estrepitosa en el mar, lugar en donde murió prácticamente de forma instantánea.

El mito de Sisifo

El mito de SisifoSisifo fue monarca de la región que durante mucho tiempo se conoció como Éfira (esta localidad después cambió su nombre a Corinto). Muchos lo conocieron como un ferviente impulsor del comercio y de la navegación en general. No obstante, entre sus defectos destacaba el hecho de que era un ser sumamente mentiroso y avaro.

Se apropió de riquezas ajenas para acrecentar la suya. Era un ser de inteligencia superior. Tanto fue así que en su lecho de muerte le pidió a su cónyuge que no llevará a cabo el protocolo que se acostumbraba cuando alguien fallecía.

En el momento en el que descendió a los infiernos, le dijo a Hades que debía retornar a la tierra, pues su mujer no había cumplido con su funeral de la manera apropiada.

La deidad aceptó y Sisifo retornó a la tierra en donde permaneció por largo tiempo, hasta que fue obligado a volver al averno por el propio Hermes. Posteriormente, Hades le impuso un severo castigo.

La condena consistía en que Sisifo debía empujar una piedra de gran tamaño y peso hasta la cúspide de una colina. Sin embargo, el tonelaje de la roca era tan grande que jamás logró alcanzar su objetivo, con lo que se convirtió en una punición eterna.

Mitos Griegos para Niños

En los mitos griegos para niños, es posible encontrar historias fantásticas que tiendan hacia la aventura, ya que de esa manera es mucho más sencillo que los pequeños del hogar se sientan atraídos por este tipo de lecturas.

Una de las narraciones que parece más les gusta es la que habla de los argonautas, héroes griegos que fueron acompañantes de Jasón en busca de la conquista del vellocino de oro.

Ejemplos de Mitos Griegos para Niños

El mito de Pandora

El mito de PandoraEste es otro de los mitos recogidos por Hesíodo. Se dice que Pandora fue la primera mujer de carne y hueso que habitó la Tierra. Fue creada en su totalidad por Hefesto con la supervisión de Atenea y la aprobación de Zeus.

El propósito de enviarla al mundo terrenal fue como castigo directo al hombre, ya que éste había recibido el fuego del Olimpo de manos de Prometeo.

Pandora era una creación casi perfecta, ya que todas y cada una de las deidades le habían otorgado una virtud específica que, hasta ese momento, sólo les era concedida a ellos. Por ejemplo, la gracia, la hermosura, la inteligencia etc.)

No obstante, cuando llegó el turno en el que Hermes debía asignarle una cualidad, éste tomó la decisión de llenar el corazón de Pandora de mentiras y falsedades.

En otra versión se dice que a Pandora antes de arribar a la Tierra se le dio un recipiente lleno con todas las calamidades que podían afectar a los humanos. Un día, la curiosidad logró vencerla y abrió el receptáculo que permanecía completamente cerrado.

Fue sólo cuestión de segundos para que la suma de todas las cosas que afectarían a la especie humana se regaran por el mundo.

Después de eso, Pandora se apresuró a cerrar el recipiente dejando aprisionada a la esperanza.

Otra crónica que involucra a esta protagonista, nos señala exactamente lo contrario. Es decir, que en el recipiente que le fue entregado por Zeus, venían todas las virtudes de los dioses del Olimpo, para que ella se la regalara a su esposo Epimeteo el día de su boda.

Sin embargo, ella la abrió antes de tiempo ocasionando que todas las virtudes regresaran de inmediato al Olimpo.

El mito de Apolo y Daphne

El mito de Apolo y DaphneEsta historia comienza con Apolo utilizando sus habilidades de excelente cazador para asesinar a la peligrosa serpiente Pitón que trataba de ocultarse en el monte Parnaso.

Las flechas de Apolo alcanzaron a la serpiente, hiriéndola de gravedad. Como pudo el reptil se fue arrastrando hasta que llegó al templo de Delfos, en donde finalmente murió.

En caso de que no lo sepas, el Templo de Delfos era un lugar sagrado en la mitología griega, ya que en ese sitio se daba el oráculo, el cual era consultado por los mismísimos dioses del Olimpo.

De inmediato, las deidades griegas se sintieron sumamente ofendidas al enterarse de que en “suelo sagrado” se había cometido un asesinato. Exigieron que Apolo encontrara una manera de resarcir el daño que había causado. Sin embargo, él tomó posesión del lugar e inclusive inició una especie de competencia anual que debía llevarse a cabo en la columna contigua al templo.

Poco después Apolo se topó con el dios Eros, una divinidad muy joven a la que también le habían otorgado el arco y las flechas como sus armas principales.

– No sé cómo en el Olimpo se atrevieron a entregarte tales armas, si sólo dioses como yo estamos capacitados para portarlas. Tus flechas jamás causarán el más mínimo daño, puesto que son pequeñas al igual que tú. Desafortunadamente tendrás que conformarte con flechar a los mortales, a fin de que éstos se enamoren unos de otros. Dijo Apolo.

Las burlas no le sentaron nada bien a eros, quien por respuesta empuñó su arco y le disparó una flecha directamente al corazón de Apolo, haciéndolo que se enamorara perdidamente de una ninfa de nombre Daphne.

Luego partió hacia donde se encontraba Dafne y le disparó una flecha que generó el efecto contrario en ella. Es decir, la ninfa sentiría repudio al encontrarse cara a cara con Apolo.

El cazador trató de alcanzarla más de una vez. En un momento estuvo a punto de estrecharla entre sus brazos, pero en ese instante ella pidió el auxilio de su padre (un río) y de inmediato su progenitor la convirtió en una hoja de laurel, que se escapó por el viento.

En otros mitos griegos, Daphne no fue convertida en laurel, sino en un árbol. De cualquier manera, Apolo jamás dejó de amarla.

El mito de Galatea

El mito de GalateaGalatea era originaria de la isla de Creta que estaba casada con Lampro, un hombre muy bueno, pero desafortunadamente también muy pobre. Transcurrió el tiempo y ella quedó embarazada.

Su esposo esperaba que su mujer le diera un hijo varón, ya que, al ser mujer, estaría mucho más expuestas al mundo que la rodeaba. Sin embargo, nació una niña y Galatea no pudo abandonarla.

En su desesperación, viajó a donde se encontraban las divinidades quienes le aconsejaron que la vistiera como “hombre” y la llamara Leucipo, a fin de que su esposo no se percatara del engaño.

Con el paso de los años, Leucipo se volvió más y más hermosa, hasta que fue imposible ocultar su verdadera identidad.

Fue entonces cuando Galatea temió fuertemente por la vida de su hija. Su primera idea fue llevársela lejos de ahí, aunque después creyó que lo mejor sería visitar a una deidad de mayor jerarquía, para que la socorrida en su problema.

Arribó al templo de Leto (Quien aparece en la mitología griega como madre de Apolo y Artemisa) donde le pidió a la diosa que cambiará de una vez y para siempre el género de su hija.

Luego de analizar el caso, Leto transformó a Leucipo en un apuesto varón.

Mitologia griega

Los griegos siempre se han distinguido por tener una de las colecciones de mitos más grandes que existen en el mundo. Algunas personas dicen que esas historias no ocurrieron tal y como se cuentan, sino que son producto del imaginario colectivo.

Dicho de otro modo, argumentan que la mitologia griega se concibió como una manera en la que se podían difundir fácilmente mensajes importantes al pueblo y de la misma forma, preservar la cultura del país.

Eso quiere decir, que para darle una explicación coherente a todos los fenómenos que ocurrieron (sin importar el tema que se tratara, economía, política, sociedad etc.).

Como sabes, este tipo de crónicas han sido transmitidas de generación en generación, por lo cual, muchos mitos han sufrido modificaciones considerables a lo largo del tiempo.

Los estudiosos de la civilización antigua griega, aseveran que, al poder comprender el mito griego, se entiende de mejor manera el comportamiento de las sociedades occidentales actuales, pues muchas de ellas aún a la fecha continúan con un sistema de gobierno parecido al que se apreciaba en esos relatos.

Por otra parte, las temáticas de la mitología griega, se basan en la premisa de buscar una respuesta a cualquier fenómeno que acontecía, no solamente en la naturaleza, sino también aquellos que afectaban directamente a los seres humanos, como son las cuestiones ligadas a la vida diaria.

Fue por eso que se fueron creando paulatinamente diversos personajes tales como: Los héroes, los dioses, las ninfas, los centauros, las musas y desde luego los titanes, quienes fueron los primeros habitantes de la tierra.

De ellos, derivaron las primeras deidades que ocuparon el monte Olimpo.

Otro concepto importante que surgió directamente de la creación de los dioses de la mitologia griega, es el oráculo. En un principio, este solamente podía ser consultado por las deidades, ya que al hacerlo podían saber lo que estaba ocurriendo en distintas regiones, sin tener que moverse de su localización original.

Un uso alternativo que se le daba a los oráculos, era como herramienta fundamental para saber cuál sería el futuro.

Por su parte, los seres humanos que comenzaron a poblar la Tierra, se dieron cuenta de que, si eran amables con las divinidades, éstas los socorrerían en momentos de apuro.

Por poner un ejemplo, supongamos que eras un negociante en la antigua Grecia. En caso de que quisieras ser prospero en los negocios, lo que debías hacer era darle constantes ofrendas al dios Hermes, para garantizar que la afluencia de clientes continuara constante.

Ejemplos de leyendas de la mitologia griega

El mito de Ifigenia

El mito de IfigeniaIfigenia fue una de las hijas del Rey Agamenón. A diferencia de otros personajes importantes en los mitos griegos, sus crónicas no fueron recogidas por Homero, sino que llegaron a oídos de la gente gracias a individuos como Eurípides, quienes continuaron la ardua labor de recopilar datos históricos de esa cultura.

El monarca se había ganado la enemistad de la diosa Artemisa, dado que sus soldados habían asesinado a uno de sus siervos sagrados. Como castigo, la deidad les impidió abandonar Troya y los dejó varados por algún tiempo en Aulide.

Luego se le consultó a Calcante, una especie de sabio, quien le dijo al soberano que la única manera de aplacar la ira de la diosa era sacrificando de inmediato a Ifigenia. Tal y como te lo puedes imaginar, en un principio, el rey desechó esa idea, pues no quería que su hija muriera.

Sin embargo, al darse cuenta que no habría otra escapatoria, empezó a barajar esa idea como la única salvación.

Agamenón mandó llamar a su hija, quien se encontraba en Micenas, diciéndole que había sido comprometida con Aquiles. A pesar de ello, en el instante en el que llegara a donde se encontraba su padre, Calcante sería el encargado de ofrecerla en sacrificio.

De acuerdo a lo que sabemos acerca de este mito, en el instante en el que la joven iba a ser sacrificada, la diosa se apiadó de ella y se la llevó de inmediato a Tauride, lugar en donde la convirtió en sacerdotisa.

El mito de Alcmena

El mito de AlcmenaAlcmena fue la madre de Heracles. Su historia es relevante, ya que su progenitor fue Electrón, quien a su vez aparece en la mitología griega como hijo de Andrómeda y de Perseo.

Cuando ella creció se casó con Anfitrión, más al poco tiempo la pareja se vio obligada a vivir en el destierro debido a que éste había asesinado de manera absolutamente accidental a su suegro.

Después comienza la batalla en contra de los telebeos y Anfitrión se alista para ir a la batalla. Esta oportunidad es aprovechada por Zeus, quien toma la personalidad de este último y engaña a Alcmena, diciéndole que antes de partir a la guerra solamente le pide que pase una última noche a su lado.

Las horas pasan muy lentamente, debido a que Zeus también manipuló el tiempo, para así pasar muchas horas al lado de la mujer de Anfitrión, sin que nadie los molestase.

Sin embargo, al día siguiente ella despierta y se da cuenta de que su marido desapareció. Posteriormente, el verdadero Anfitrión vuelve a casa.

Transcurren nueve meses y Alcmena da a luz a dos gemelos, aunque curiosamente estos nacieron con un día de diferencia. Lo que nos dice la mitología griega es que el primero de estos niños, en realidad es hijo del “Rey de los Dioses”, o sea de Zeus y el segundo es vástago de Anfitrión.

El mayor de los hermanos recibió el nombre de Hércules, en tanto que el otro niño fue llamado Ificles.

Desde el momento del nacimiento de sus hijos, Anfitrión no pudo entender cómo estos habían sido gemelos, pues en su familia no se había presentado ningún caso similar. Por ello fue a ver a Tiresias, un sabio y adivino que le reveló que Hércules en verdad era hijo del Dios del Rayo.

Al conocer la verdad, el hombre enfureció y regresó de inmediato a su hogar con la intención de castigar a su mujer, aun sabiendo que ésta no había tenido la culpa de lo ocurrido.

Preparó una hoguera en donde iba a quemar el cuerpo de Alcmena, pero antes de que la arrojara al fuego, apareció Zeus e hizo que del cielo cayera un fuerte diluvio.

Luego Anfitrión perdonó a su mujer e inclusive quiso hacerse cargo de los dos muchachos como si ambos fueran sus hijos.

Dioses Griegos

Dioses GriegosMuchas veces los dioses griegos, también son llamados dioses mitologicos. Lo que más sabemos en relación con estas deidades, es que su lugar predilecto de residencia era nada más y nada menos que el Monte Olimpo.

En ese sitio, se daban el tiempo necesario para ordenar la política y las normas sociales que debían seguir quienes habitaban la tierra.

Como era de suponerse, los dioses eran seres inmortales, aunque compartían con los humanos muchas características en común. Por ejemplo, ambas especies ostentaban prácticamente el mismo número de sentimientos.

A veces las divinidades llegaron a tener hijos con seres humanos. Para ello, cambiaban su fisonomía a modo de asemejarse lo más posible al hombre.

De la unión entre estos dos grupos (dioses griegos y humanos) surgió lo que hasta la fecha se conoce como: Héroes.

Listado de los dioses griegos (también se incluye a los semidioses)

Adonis: Joven que poseía una inmensa belleza.
Afrodita: Es conocida por ser la diosa del amor.
Agenor: Rey de los fenicios.
Alfeo: Dios del Río Alfeo.
Ares: Deidad que representaba a la guerra.
Briareo: A este personaje también se le conocía con el nombre de Egeón.
Caliope: Musa de la elocuencia y de poesía épica.
Carón: También llamado Caronte.
Céfiro: Representa al Viento del Poniente.
Clío: Es la musa protectora de la historia.
Cronos: Titán supremo padre de Zeus.
Dafne: Una de las ninfas hija de Perseo.
Deméter: Es conocida como la madre tierra.
Dione: Titánide hija del Océano y Gea.
Eco: Ninfa que se enamoró de Narciso.
Erebo: Su nombre significa oscuridad.
Eros: Dios del amor.
Euménides: A este Dios vengador también se le conocía como Erenias.
Euterpe: Fue la musa de la poesía lírica y se representa con una flauta.
Faetón: Hijo del Sol.
Ganimides: En distintos mitos griegos se le atribuye el poder de crear las famosas crecidas del río Nilo.
Gea: Diosa de la Tierra.
Hades: Dios de las profundidades,
Hefesto: Dios del fuego.
Helios: Dios del Sol.
Hera: Diosa del matrimonio y el nacimiento.
Hércules: Semidiós poseedor de una fuerza sobrenatural.
Hermes: Dios protector de los caminos.
Higia: Diosa de la salud.
Hiperión: Titán padre de Selene.
Icaro: Es conocido porque al escapar de un laberinto, sus alas fueron quemadas por los rayos del sol.
Japeto: Padre de Atlas.
Melpónete: Musa de la Tragedia.
Metis: Diosa de la Sabiduría.
Mnemosina: De ella nacieron las musas.
Narciso: Es conocido por enamorarse de su propia imagen.
Niké: Diosa de la victoria.
Ninfa: Son divinidades que pueden habitar tanto en el mar, la tierra o los bosques.
Océano: En algunos textos se le menciona como el padre de todos los dioses.
Orfeo: Hijo de la musa Calíope, considerado como el mejor de los poetas que precedieron a Homero.
Pan: Dios de las praderas y protector de los rebaños.
Pandora: Fue la primera mujer que correspondía al género humano.
Perséfone: Diosa de las sombras.
Perseo: Fue el encargado de degollar a medusa.
Plutón: Dios del infierno o imperio de Hades.
Poseidón: Se le atribuye la creación de Pegaso.
Prometeo: Héroe de la mitología griega quien robó el fuego de los dioses.
Rea: Hija de Urano y Gea.
Selene: Diosa de la Luna.
Sísifo: Monarca de Corinto.
Terpsícore: Musa de la Danza.
Tetis: Diosa del Mar.
Urano: Es la deidad más antigua de la que la cultura griega tenga memoria.
Zeus: Rey de los dioses del Olimpo.

Listado de todos los mitos griegos

Andrómeda

El Mito de Alcestis

El Mito de Alcmena

El Mito de Aracne

El Mito de Ariadna

El mito de Ártemis

El Mito de Atalanta

El Mito de Belerofontes

El Mito de Calipso

El Mito de Calisto

El Mito de Casandra

El Mito de Circe

El Mito de Dánae

El Mito de Electra

El Mito de Eneas

El Mito de Eros

El Mito de Eurídice

El Mito de Europa

El Mito de Fedra

El Mito de Galatea

El Mito de Galatea y Polifemo

El Mito de Gea

El Mito de Harmonía

El Mito de Hele y Frixo

El Mito de Ifigenia

El Mito de Io

El Mito de la diosa Eris

El Mito de la Esfinge

El Mito de la Formación de la Vía Láctea

El Mito de la Selene

El Mito de las Danaides

El Mito de las Hespérides

El Mito de las Musas

El Mito de Lilith

El Mito de Némesis

El Mito de Níobe

El Mito de Pandora

El Mito de Perséfone

El Mito de Quimera

El Mito de Tetis

La diosa Afrodita

La Leyenda de Ícaro

La Leyenda de Pegaso

Las Amazonas

Las Gorgonas

Las Harpías

Las Moiras

Las Ninfas

Las Sirenas

Palas Atenea

También te puede interesar: