Mitología Griega

Para hablar de la mitología griega debemos ser conscientes de que este tipo de historias provienen de una época anterior a que dicha península fuese ocupada por sus moradores actuales. Esto queda demostrado, ya que sus historias guardan relación directa con otro tipo de crónicas presentes en esa región de Europa.

Cabe aclarar que esta clase de narraciones, no pueden ser estudiadas como algo teológico, ya que, aunque su temática principal hable sobre los dioses, lo que realmente reflejan los mitos ancestrales de las culturas, es la cosmovisión que la gente de otra época tenía acerca del mundo.

Eso significa que los griegos, aún conservan ciertas creencias ancestrales, mismas que de una u otra manera, han continuado marcando a las generaciones actuales.

También vale la pena mencionar que las versiones actuales que tenemos de ellos, fueron escritas por personas dedicadas a la poesía. Por esa razón, ciertas historias tienen una estructura compuesta por varios versos.

En breves palabras, los mitos griegos tienen la misión de contar las leyendas que fueron protagonizadas por dioses, criaturas fantásticas y héroes, Una de las cosas que ha permitido el redescubrimiento de estas narraciones, es el trabajo que han realizado los arqueólogos, ya que ellos han descubierto distintas piezas y artefactos que sirven de sustento para este tipo de ejercicios literarios.

Mitología Griega

Por último, es indudable destacar que, de no ser por la cultura griega, la civilización occidental de la actualidad, sería muy diferente (no sólo en su accionar, sino también en su manera de pensar). Seguramente estaríamos influenciados por otro tipo de civilizaciones como por ejemplo la japonesa, que, dicho sea de paso, también posee un sin número de historias sumamente interesantes.

Definicion de Mitología

Definicion de MitologíaLa palabra mitología tiene su origen en la raíz griega mythologĭa. Dicha palabra hace referencia al compendio de narraciones orales o escritas de tipo fantástico de una comunidad determinada.

Sabemos que los mitos son historias o relatos que están estrechamente ligados con los ámbitos religiosos. Con el correr de los años, estas narraciones dejaron de tener tanto “peso sagrado” y se fueron transformando en crónicas de ficción que reflejan una época en particular.

El mito surge de la necesidad que tienen los hombres por darle explicación a los fenómenos naturales, aunque en el caso de los griegos, sus historias también cuentan las hazañas o peripecias sufridas por sus distintos dioses y semi dioses.

Algunas de estas deidades vivían en el lugar que se conocía como Olimpo. De ellos, el más importante era Zeus (algunos lo escriben erróneamente como Seuz), líder y dios del trueno. Algunos historiadores están de acuerdo con que varias de estas divinidades fueron adaptadas a la cultura romana, para así poder crear una identidad propia.

Y es que, si lo analizamos a detalle, pronto veremos que existen muchas similitudes entre Zeus y Jupiter. Por si no lo sabes, el día de la semana conocido como “jueves”, precisamente debe su nombre a esta deidad.

Otro lugar común en el que podemos ser testigos de la influencia de la mitología griega y romana es nada más y nada menos que el calendario que usamos a diario, No solamente en el nombre de los días de la semana, sino que también hay fechas importantes que en su momento fueron celebraciones vinculadas a un dios.

Etimologia

Etimologia


El vocablo mitología tiene su origen en el latín mythologĭa que a su vez se deriva del griego. De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española, a esta palabra se le pueden otorgar dos significados completamente distintos.

El primero de ellos relacionado con la recopilación del conjunto de mitos de una sociedad. Mientras tanto, una segunda definición nos habla sobre el estudio y la interpretación de dichas historias.

Si partiéramos esta palabra en dos, podríamos decir que la mitología es la ciencia de la recolección de ciertas crónicas orales que fueron representativas para el desarrollo social de un grupo de individuos.

Sin embargo, nunca se debe perder de vista que los mitos son relatos tradicionales que incluyen tanto elementos fabulosos o mágicos como cuestiones que tienen relación directa con la religión.

¿Que Es Mitologia?

¿Que Es Mitologia?Mitología es una palabra que se utiliza para denominar a la agrupación de leyendas que tratan temas relevantes acerca de dioses, héroes o personajes de orden fantástico. Todos ellos deben pertenecer a una misma población.

Casi toda la mayoría de este tipo de escritos que conocemos hoy en día, tuvo su origen en las crónicas orales que se pasaban de una generación a otra.

Del mismo modo, hay que señalar que un amplio porcentaje de estas historias tienen como tema central la formulación respuesta de una pregunta existencial. No olvidemos que los mitos surgen para darle explicación a fenómenos de la naturaleza.

A medida que estas historias se fueron haciendo más y más populares, la gente comenzó a tomarlas como si fueran verdaderas e inclusive las agregaron como “hechos reales” en lo que se refería a sus creencias populares.

Por otra parte, algunos de estos mitos, no tenían nada que ver con lo realizado por los dioses, sino que se limitan a contar otro tipo de relatos, cuya única función es la de entretener.

Como ejemplo de esto podemos mencionar a la historia del Caballo de Troya, oda en la que un ejército traspasó las murallas de una ciudad enemiga dentro de una gigantesca escultura de madera, la cual fue entregada como un presente de paz.

Entre las mitologías que han recibido mayor atención por parte de la gente, por supuesto destaca la griega (que precisamente es la que estamos abordando el día de hoy). Aunque también se debe mencionar a la mitología romana, a la escandinava y desde luego a la mitología que se desarrolló en el centro y sur del continente americano.

Todos los que vivimos en esta región del mundo, sabemos que existieron civilizaciones importantísimas que aportaron conocimientos de agricultura, ciencia y astronomía a todas las partes del orbe. Obviamente hablo de culturas tales como: la maya, la azteca y la inca.

Mitologia y Religion

Mitologia y ReligionAnteriormente ya mencionamos que la mitología puede ser entendida como una narración de tipo maravilloso, misma que se localiza en un lugar indeterminado y en un periodo histórico no específico. Dicho de otra manera, este tipo de narraciones en las que intervienen personajes sobrenaturales, se distinguen por ser obras breves de tipo atemporal.

De igual forma, en estas crónicas se narran hechos importantes ocurridos en una región o hazañas llevadas a cabo por héroes famosos.

Por su parte, la religión es el conjunto de creencias que se tienen acerca de una divinidad (Aquí también se debe incluir el miedo que el hombre tiene al pensar que ésta algún día se llegara a enfadar con él.

El concepto de religión también incluye todos los procedimientos para llevar a cabo los distintos rituales que la integran, como lo son: Las poblaciones y en casos especiales, los sacrificios que se debían realizar para mantener felices a las divinidades.

Tal y como te puedes dar cuenta, ambas palabras tienen varios elementos entre sí, sobre todo en lo que corresponde al ámbito religioso. No obstante, podríamos mencionar que la principal diferencia que existe entre ambos conceptos, es que en la actualidad la gente entiende que las mitologías son algo que ocurrieron en el pasado y que la religión es algo que continúa siendo parte de la vida cotidiana de millones de personas, independientemente de las creencias que estos tengan.

Mitos griegos

Mitos griegosLos mitos griegos tal y como los conocemos en nuestros días, fueron una creación de famosísimos poetas y escritores de origen latino que vivieron en la antigüedad.

De ellos, uno de los más relevantes fue Homero, quien hace más de tres milenios, dedicó gran parte de su vida a investigar y luego a trasladar al papel varias historias clásicas que pasaban de “boca en boca”.

Los romanos, también tuvieron a “su poeta” al que se conoce con el nombre de Ovidio.

En los relatos griegos, se narran las peripecias y aventuras por las que pasan las divinidades. También se hace énfasis en el hecho de que algunos mortales, alcanza el rango de “semidioses”.

Los mitos son historias que se encargan de recrear sucesos cotidianos del hombre de forma fantástica. Por obvias razones, sus temáticas abordan cosas como la guerra, el amor, el odio etc.

Se dice que las primeras divinidades griegas, no fueron aquellos que ocuparon el Olimpo, sino seres mágicos a los que se les conocía con el apelativo de “Titanes”.

El líder de estos, no fue otro que “Saturno”. Sin embargo, en algún momento de la historia su descendencia se rebeló en contra suya, obligándolo a dejar su lugar como jefe supremo en manos de su hijo “Júpiter”.

Se dice también que los humanos que vivieron en la región que ahora se conoce como Grecia, fueron descendientes directos de los dioses. Sin embargo, estos no obtuvieron la gracia de la inmortalidad.

En resumidas cuentas, los mitos griegos están repletos de simbolismos, ya que a través de ellos describen la composición del universo y de la vida tal y como la conocemos.

Su popularidad actual deriva del hecho de que la gente ahora tiene mayor facilidad de entrar en contacto con estos temas, gracias a las nuevas tecnologías, como por ejemplo el uso de la Internet.

De acuerdo con una nueva corriente de estudiosos, se dice que los mitos se utilizaban para definir cuáles serían las pautas correctas del comportamiento humano, ya que los héroes se desenvolvían de acuerdo a los preceptos de moralidad que se tenían en aquel entonces.

En otras palabras, tanto los mitos griegos como otro tipo de historias, se utilizaron para difundir las buenas costumbres entre los distintos estratos de la sociedad.

Dioses Griegos

Dioses GriegosQuizás los dioses griegos son los más conocidos en cuanto a mitología se refiere en la parte occidental del mundo. En los días que corren, ya es muy raro encontrar algún pueblo o sociedad que sea politeísta. Es decir, que crea en varias divinidades al mismo tiempo, pues lo general es que todo lo religioso se concentre en un Dios absoluto.

En la Grecia antigua, no sólo en la capital se conocían los mitos que hablaban sobre los dioses del Olimpo, sino que en cada provincia había personas dedicadas a relatar los acontecimientos de las regiones adyacentes.

Aunque muchos no lo crean, los griegos tienen una amplia historia religiosa. Por ello, no es fácil abordar el tema de sus divinidades sin dividirlas por categorías, pues en el “Panteón Heleno” hay una infinita cantidad de dioses y semi dioses que merecen ser estudiados.

Analizando la religiosidad desde este punto de vista, podemos decir que los mitos sirvieron para crear una correcta cohesión social. Esto significa que sin importar el estrato al que perteneciera una persona, tenía un elemento de unión que lo enlazaba tanto con las clases gobernantes como con los desposeídos.

Varios autores (no solamente literarios, sino también pictóricos) voltearon sus ojos al mundo griego, para rescatar varias de sus historias y así poder mostrárselas a las futuras generaciones occidentales.

Algunos de los dioses griegos, inclusive se transformaron en lo que se conoce en la Religión Católica como “Santos Patronos”, es decir deidades que protegen una ciudad.

Sin el más lejos, en el caso de que desees revisar el mapa político de Grecia, te darás cuenta de que su capital se llama Atenas, en honor a la diosa Atenea.

Pero… A todo eso ¿qué es un Dios? Un Dios o deidad, es una criatura semejante a los humanos que puede pertenecer al sexo masculino o bien al femenino. Su característica principal es que se trata de seres de gran belleza y que jamás mueren.

Del mismo modo que los mortales, los dioses de la antigua Grecia, experimentaban las necesidades básicas de cada ser vivo. Es decir, debían dormir, comer, beber etc.

Los dioses son seres con una moral prácticamente intachable (a excepción de unos cuantos). Es decir, están en contra de todo aquello que pueda conducir al mal, no solamente físico, sino también mental. Sus días en el Olimpo por lo regular son tranquilos, ya que varios de ellos se la pasaban conversando o disfrutando de manjares exóticos.

No obstante, había otros dioses que preferían gastar su tiempo en pequeñas disputas con otros de sus compañeros.

Ahora bien, en lo que toca a la mitología griega, los primeros seres de este tipo que aparecieron en esa región, fueron los llamados “Entes” como es el caso de “Nicte”, divinidad a la que se le atribuye la noche.

Luego hicieron su aparición las deidades ligadas a la naturaleza, tales como la diosa Gea, quien era la encarnación del planeta tierra.

Posteriormente arribaron los “Titanes”, quienes eran descendencia directa tanto de Gea como de Urano. El más conocido de ellos, sin lugar a dudas es “Cronos” conocido por ser el dios del tiempo.

Éste último, con su hermana Rea dieron origen a la primera generación de dioses olímpicos, entre los que destacan Poseidón y Zeus.

Ya en la segunda generación, se pueden nombrar a deidades de la talla de Apolo o Artemisa.

Titanes en la Mitologia Griega

Titanes en la Mitologia GriegaSe podría decir que los Titanes son los dioses que existieron antes de que apareciera el Olimpo como tal. Lo que se sabe con respecto a este tema, es que eran 12 las divinidades que conformaban a este grupo:

Cronos, Océano, Ceo, Crío, Hiperión, Jápeto, Febe, Mnemósine, Rea, Temis, Tetis y Tea.

Cronos

Es hijo de Urano y Gea. De hecho, a pedido de su madre combatió contra su padre, para liberar a sus demás hermanos. Sin embargo, sobre él caería una terrible maldición. Y es que, de acuerdo a la tradición, cronos tarde o temprano sería derrotado por uno de sus hijos, quien le arrebataría el trono de la misma manera que él lo había hecho.

Poco después, este titán se casó con Rea y tuvo descendencia, pero en cuanto sus hijos nacían, eran devorados por él mismo, debido al temor de que la profecía se hiciera realidad. Rea en total desesperación, le pidió a Gea que le ayudara a esconder al último de sus hijos, de nombre Zeus, para que al menos este quedara con vida.

Ambas mujeres decidieron ocultarlo en la ciudad de Creta. Cuando llegó el tiempo de que Zeus naciera, Rea le dio a Cronos una roca envuelta en finas telas, para que lo devorará de la misma manera que había hecho con sus demás hijos.

Cronos ni siquiera se detuvo a ver que lo que le estaban entregando era solamente una piedra, ya que confiaba plenamente en que su esposa jamás podría engañarlo.

Transcurrió el tiempo y Zeus se volvió un Dios fuerte y poderoso. En el momento en el que tuvo la edad suficiente, se entrevistó con su abuela y le pidió que le entregara un poderoso veneno para hacer que su padre, regurgitara a sus hermanos.

Al final Zeus no solamente liberó a sus fraternos, sino que también a los Cíclopes, quienes también habían sido apresados por Cronos. Ellos a manera de pago, le construyeron su emblemático rayo.

Luego Zeus convocó a una asamblea, en la que cada uno de sus hermanos eligieron que parte del planeta querían gobernar. De esa manera, Poseidón se convirtió en el regidor absoluto del mar, Hades, fue el encargado de vigilar el mundo de los muertos (función muy similar a la que tenía Anubis en la cultura egipcia).

Por su parte, Zeus se quedó como gobernante del cielo.

Océano

La representación más icónica de Océano era como un hombre con barba desnudo del torso hacia arriba. En lugar de piernas tenía un par de serpientes. Sin embargo, en algunas ocasiones suele aparecer dibujado con cola de pez.

En algunos de los mitos griegos, se cuenta que este titán era la representación simbólica de todos aquellos organismos que vivían plácidamente en las aguas saladas.

Ya en la edad adulta, Océano se casó con Tetis y de esa unión nacieron las “ninfas marinas” (ellas supuestamente son los lagos y el agua de lluvia que se deposita suavemente en las fuentes).

Con el correr de los años, la forma en la que se dibujaba a océano, cambió y su cuerpo se pareció cada día más al de Poseidón.

Ceo

Ceo contrajo nupcias con su hermana Febe. Posteriormente, sus hijos heredaron varias de sus características proféticas. Por ejemplo, Leto se convirtió en una fuente de luz. Mientras que su hija Asteria, fue la encarnación de la oscuridad. Para los que no lo saben Ceo simbólicamente hace referencia a la adivinación al mirar las estrellas.

También era el regidor del eje norte del planeta Tierra.

Crío

Crío era el protector tanto de los rebaños como de las manadas. Al final de la guerra que existió entre los dioses olímpicos y los titanes, Crío fue derrotado y enviado al Tártaro.

Hiperión

Hiperión se casó con Tea. A este se le considera el dios de la observación. Él también fue derrotado en la guerra en contra de los Olímpicos. Por otra parte, el significado de su nombre se podría interpretar como “Fuego astral”.

Hay bastantes mitos en donde se dice que Hiperión fue el primero de los titanes en comprender y analizar de manera correcta el movimiento tanto de la Luna como del Sol, gracias a que poseía una asombrosa capacidad de observación.

También se le atribuye el análisis de la llegada de las diferentes estaciones del año. Por último, sólo nos resta decir que en algunos textos se dice que Hiperión era una deidad vinculada a la luz y que su esposa representaba al fuego. Ésa fue justamente la razón por la que bautizaron a uno de sus hijos como Helios o más comúnmente conocido como “El Dios del sol”.

Jápeto

Jápeto contrajo matrimonio con una oceánide, es decir con una de las hijas de Océano. A este se le consideraba como el creador de la vida de los mortales. Es más, Prometeo (uno de sus hijos), de acuerdo con la mitología griega es tanto el padre de todas las criaturas que habitan el mundo como también de los seres humanos.

Otro de sus hijos ampliamente conocido, es Atlas.

Febe

A Febe por lo general se le vincula directamente con la Luna. Es llamada por muchos como la diosa de la Profecía (u oráculo). De hecho, se dice que ella era la encargada de controlar el Oráculo de Delfos.

En la época actual, una de las lunas de Saturno fue bautizada como Febe a modo de homenaje.

Mnemósine

Simbólicamente se le conoce a Mnemósine como la personificación de la “memoria”. Vale la pena mencionar que al lado de su esposo Zeus, se convirtió en la madre de las nueve musas más importantes de los mitos griegos.

Se dice que ella sabía todo lo que había sucedido desde la creación del universo, así como todo lo que estaba por venir.

Rea

Rea es mayormente conocida por ser la madre de Zeus, deidad olímpica que hizo que su padre Cronos liberada al resto de sus hermanos.

Temis

Temis pasó la mayor parte de su vida viviendo en la tierra. Sin embargo, en algún momento de la historia decidió mudarse al cielo, dado que no podía soportar ver los actos de criminalidad que se cometían en el mundo.

Los astrólogos afirman que Temis se convirtió en el signo del zodíaco conocido como “Virgo”. Sin embargo, retomando algunos textos de la mitología griega, se sabe que era la representación del orden, la ley y las buenas costumbres.

Tetis

Tetis era la diosa del mar. Del mismo modo, se le conoce como la madre de los principales ríos del mundo, así como de más de 3000 oceánides. Desafortunadamente no tenemos muchos datos sobre ella, ya que en los principales textos que abordan el tema de los titanes, ella no desempeña ningún rol importante.

Eso sí, es la más joven de los hijos de Urano y Gea.

Tea

Tea es la titánide que con el paso del tiempo se convirtió en madre de Selene. Se menciona que su nombre se puede interpretar como “la divina”.

Divinidades

DivinidadesDivinidades es el nombre que se le da al concepto que se utiliza para referirse a los distintos dioses griegos. Sin importar que éstos pertenezcan a la primera, o a la segunda generación.

Demonios del Mar

Demonios del MarDentro de lo que se categoriza como “Demonios del Mar” en la mitología griega, encontramos a Pontos quien fue padre de Nereo a quien en bastantes obras se le conoce como “El Viejo de los mares”, debido a que poseía un carácter muy afable, siempre buscando un punto de equilibrio. Otro de sus hijos fue Taumas.

Dioses del Olimpo

Dioses del OlimpoLos dioses del Olimpo son 12 en total. Su nombre se deriva del hecho que estas deidades habitaban en la cima del monte Olimpo. Por cierto, esta es la montaña más alta que hay en Grecia.

Cada una de estas divinidades tenía características propias. También representaban un elemento de la naturaleza o bien un pensamiento abstracto. Después, varios de estos dioses fueron llevados a la cultura romana en donde se les cambió el nombre, pero se dejaron intactas peculiaridades.

Atenea

Atenea es la diosa de la sabiduría. En muchos textos se le representa como una deidad bélica, aunque lo cierto es que a ella no le gustaba entrar en ninguna disputa. Es decir, antes de pelear siempre buscaba una solución a los conflictos utilizando el diálogo.

Por su carácter y forma de ser, a menudo los otros dioses le pedían que fungiera como jueza en aprietos difíciles de resolver.

De todos los hijos de Zeus, Atenea era su favorita. Es por ello que ni siquiera tenía que preocuparse por tener a la mano armas para entrar en combate, ya que sólo necesitaba pedírselas a su padre y este gustoso se las prestaba.

Hay un grupo de personas que afirma que Atenea era también la encarnación de la “virginidad”, dado a que siempre conservó su carácter de doncella. Sin embargo, esta peculiaridad no le impidió adoptar a Erictonio a quien cuidó como a un hijo propio.

En la iconografía que se tiene de ella, a menudo se le representa acompañadas de un casco y un escudo.

Zeus

Zeus es el Dios del cielo y de la luz. Representa tanto a las tormentas, como al cambio en las estaciones del año. Su tarea principal de acuerdo con la mitología griega era la de procurar que los dioses nunca se les agotaran sus privilegios, así como procurar que el universo siguiera funcionando en perfecto orden.

Como ya señalamos en la parte superior de este artículo, Zeus fue hijo de Cronos y Rea. Cuando alcanzó la edad adulta enfrentó a su padre en lo que se denominó como la Titanomaquia, es decir la lucha que surgió entre los titanes y los dioses del Olimpo. Este conflicto bélico tuvo una duración aproximada de una década.

Al finalizar la cruenta batalla Zeus fue encumbrado como el dios superior. Luego de eso el resto de los olímpicos se repartieron el universo. Durante su estancia en el Olimpo, Zeus tuvo varias amantes, aunque su única esposa fue Hera, quien, dicho sea de paso, era una de sus hermanas.

Poseidón

Poseidón es la deidad de los mares. Se decía que el lugar en donde habitaba era nada más y nada menos que las profundidades del Mar Egeo, sitio en el que edificó un bellísimo palacio de pilares de color blanco y montones de arcos formados por corales y conchas de distintos colores.

La manera en que recorre las aguas de ultramar es montando un carruaje jalado por bestias mitológicas que son mitad serpientes y mitad caballos.

Otra de las características de Poseidón es ser uno de los dioses más codiciosos en toda Grecia. De hecho, se dice que entró en disputa con Atenea, para quedarse con el control de la capital griega.

El conflicto fue tan grave que pronto llegó a oídos de Zeus, quien determinó que la ciudad se quedaría en manos de quien le hiciera el regalo de mayor utilidad. Poseidón, no lo pensó dos veces y obsequió un brioso corcel. Como sabemos, los caballos en los mitos y leyendas son símbolo de la guerra.

Por su parte, Atenea regaló un olivo. El presente le gustó tanto a Zeus que dejó que Atenaa fuera la regidora de aquel pueblo. Finalmente, otra de las peculiaridades de Poseidón es que tiene la capacidad de mimetizarse con cualquier elemento marino. Esto quiere decir que puede transformarse en la criatura que le plazca.

En las imágenes lo vemos como un hombre de edad avanzada, con cabello y barba blanca. Tiene el torso desnudo y en la mano izquierda lleva un tridente con el que suele agitar las aguas del mar, provocando así el surgimiento de las olas.

También es frecuente que se haga acompañar de peces de distintos tamaños y colores.

Afrodita

Según se nos cuenta en la historia Afrodita era la diosa que estaba ligada al sexo. Para los griegos este era un factor determinante para su vida diaria. Además, todas y cada una de las criaturas del universo se sometían de alguna u otra manera a los deseos de esta diosa.

Analizando otra interpretación de su nombre, te podemos decir que en español también podría ser conocida como “Espuma” debido a que su apelativo es una derivación del vocablo “aphros“.

También es la diosa del amor y la belleza, aunque a veces puede llegar a provocar la antipatía de las personas. Su poder reside en el hecho de que tiene la capacidad de enamorar a quien quiera. Es decir, no importa que sea un ser inmortal o uno mortal.

Hades

Hades, no es solamente el nombre de esta deidad griega, sino que también, el término se usa para denominar el lugar exacto en donde descansan todos aquellos seres que hayan fallecido.

Los griegos no tenían la concepción del “Cielo”, ni del “Infierno”, por eso no importaba si en tu vida fuiste bueno o malo, de cualquier manera, acabarías en los dominios de Hades.

Su carácter es inflexible. O sea, una vez que ha tomado la determinación de llamar a un alma a sus dominios, ésta debe obedecer su mandato sin repelar.

Algunos estudiosos de la cultura griega, se aferran a decir que Hades era un dios vengativo y malvado. Sin embargo, lo cierto es que esta deidad sólo cumplía con la función que se le había encomendado.

Eso sí, aquellos entes que lograban salir airosos del “juicio final” eran conducidos a los Campos Elíseos. Algo así como “el paraíso” en la religión católica. No obstante, aquellos que eran encontrados culpables durante el procedimiento para ser juzgados, se les llevaba directamente al Tártaro, lugar de donde no podían salir nunca más

La mitología de Hades es sumamente limitada. Es decir, la mayoría de historias, crónicas y relatos que se conocen de él, sucedieron directamente en el mundo de los muertos.

Por otra parte, al ser un Dios que representaba a la muerte, mucha gente le tenía un pavor absoluto. De hecho, en otro tipo de mitologías clásicas como es el caso de la cultura romana, no se le llama por su nombre griego, sino que su mote fue modificado a Plutón (Nombre de uno de los planetoides del Sistema Solar).

Artemisa

A Artemisa se le conoce por ser la diosa griega de la caza, aunque también se le vincula en algunos mitos muy fuertemente con la luna. Su función principal en el Olimpo, es la de resguardar y proteger a las Amazonas.

Se cree que su enemiga natural, era Afrodita. De igual forma, Artemisa cuida de la vegetación. Por ello, los antiguos griegos le ofrendaban los primeros frutos que recogían del campo durante las cosechas.

Además, ayudó a traer al mundo a su hermano Apolo. Por ese motivo, también se le nombra en algunos mitos como la diosa patrona de los embarazos y los partos.

Sus implementos de caza, como no podía ser de otra forma, son, el arco y la flecha. Ambos obsequiados directamente por el gran Zeus. Simbólicamente, las flechas representan a los rayos lunares, los cuales principalmente se pueden ver durante las noches de luna llena.

En otras historias, también se le muestra acompañada de una feroz jauría de perros.

Hermes

Hermes es un dios conocido por ser demasiado astuto. Se le conoce por haber sido amigo de los seres humanos y principal mensajero de Zeus. Durante su juventud, esta deidad inventó la flauta, la cual se la permutó a Apolo, a cambio de su bastón mágico.

Se cuenta que un día mientras Hermes iba caminando tranquilamente, vio como dos serpientes feroces comenzaron a pelearse sin que hubiera un motivo aparente. El Dios las separó y de inmediato estas se entrelazaron en el cayado, formando así lo que se conoce como caduceo o varilla de los heraldos.

Su vástago más conocido es Hermafrodito.

Hefesto

Hefesto en la mitología griega es conocido como el dios del fuego. Ojo, no confundir este concepto con algo relacionado con la guerra, sino con la creación de las llamas.

De igual forma, se dice que es el “amo y señor” de todos los volcanes que hay sobre la faz de la Tierra. Gracias a la lava que proviene del centro del planeta, Hefesto es capaz de manipular cualquier metal fácilmente, hasta doblarlo o transformarlo como él quiera.

Su historia, de la misma manera que la de otros personajes clásicos de Grecia es un tanto trágica, pues de acuerdo con el relato de su origen, se dice que cuando nació era tan feo que su madre lo desterró del Olimpo, pues no quería sentirse avergonzada ante las demás divinidades.

Hefesto cayó en el mar y ahí fue rescatado por dos oceánides, las cuales lo protegieron y lo cuidaron por casi una década.

Un día Hera (madre de Hefesto) miró hacia el mar y noto que había una hermosa alhaja flotando. De inmediato descendió y preguntó a los que estaban ahí que quien había sido la persona que la había hecho.

Una oceánide respondió que el creador fue Hefesto. Encantada por el trabajo realizado por su vástago, Hera fue y le pidió a éste que regresara de inmediato al Olimpo.

Como era de esperarse, el dios se negó y le dijo a su madre que antes quería conversar con ella. Posteriormente la invitó a sentarse en un hermosísimo trono, en el que ella quedó apresada por largo tiempo, pues Hefesto guardaba mucho resentimiento en su corazón.

Con el tiempo retornó al Olimpo, aunque de nuevo fue expulsado, sólo que esta vez por Zeus.

Apolo

Apolo es un dios que posee muchísimas atribuciones. La más importante de todas ellas es que para los griegos era directamente la encarnación del Sol. Sin embargo, en otros textos también se le nombra como la deidad de la música, las artes y la medicina.

Nacido en la isla de Delos en donde pasó parte de su juventud, hasta que decidió viajar a Delfos, sitio en donde eliminó a Pitón.

Éste es uno de los pocos dioses griegos que jamás se casaron. Sin embargo, sus noviazgos y decepciones amorosas quedaron retratados en multitud de poemas y textos épicos. (Ya sabes, relatos clásicos como la leyenda del Caballo de Troya).

Hera

Hera es la deidad a la que se le encomendó la labor de llevar a cabo los matrimonios. Ella aparece como una diosa extremadamente celosa y vengativa. Además, trata de aniquilar a cualquier enemigo que se interponga entre ella y las metas que desea lograr.

Dionisio

Es el dios de la abundancia y de la plenitud. En especial se le vincula con la producción de vino, ya que en la edad adulta descubrió la vid. El líquido que extrajo de las uvas fermentadas, era una sustancia que embriagaba a todo aquel que la probara.

Posteriormente perdió la razón y se unió con varias criaturas sobrenaturales, es decir, bestias horrendas, mismas que nunca lo abandonaron.

Ares

Finalmente, Ares es el dios más bélico de todos los que vivían en el Olimpo. Dice que poseía mucha más fuerza que intelecto. En gran parte de sus combates, sale lastimado o herido, sin importar que cuenta con un físico envidiable.

De hecho, su hermana Atenea, lo ha derrotado en innumerables ocasiones.

Primera Generacion

Primera GeneracionLa primera generación de Titanes ya fue abordada en el subtema referente a los “Titanes”. Sin embargo, te dejamos una lista de todos ellos:

Océano

Ceo

Crío

Hiperión

Jápeto

Febe

Mnemósine

Rea

Temis

Tetis

Tea

Segunda Generacion

Segunda GeneracionDentro de la segunda generación titánica, podemos mencionar a:

Asteria

De acuerdo con diversas historias legendarias, Asteria se transformó en una isla, a la que luego se le conoció bajo el nombre de “Delos”. Otra de las interpretaciones afirma que ella se transformó en una codorniz, para poder escapar del Olimpo y así alejarse de Zeus, quien constantemente la asediaba.

Astrea

Era la diosa encargada de transportar los rayos de Zeus. Era hija de Temis, quien simbólicamente representaba a la justicia divina. Sin embargo, Astrea simbolizaba la justicia que se llevaba a cabo en el plano terrenal. O sea, en el mundo de los mortales.

Durante la batalla de los titanes, ella se pasó del lado de Zeus. Como este resultó vencedor, decidió premiarla no sólo convirtiéndola en una de sus asistentes personales (ya dijimos que ella era la única que podía entregarle sus rayos en propia mano), sino porque luego fue convertida en una constelación.

Astreo

Hay muy poca información acerca de Astreo. Solamente se sabe que se casó con Eos y que a veces aparecía como aliado del Dios Eolo. Es decir, la deidad del viento en la Grecia antigua.

Atlas

Ciertos historiadores aseguran que el nombre Atlas, proviene de una raíz ancestral que podría interpretarse como “sostener”. Sin embargo, hay otros que aseguran que ese nombre se le dio tiempo después de que se empezaron a conocer los textos de la cultura griega.

Zeus lo castigó, obligándolo a cargar el arco del cielo sobre sus hombros.

Eos

Eos era la diosa griega que representaba a la Aurora. En otras palabras, se encargaba de anunciar a diario la llegada de su hermano Helios. Ella era la encargada de abrir las puertas del averno, para permitir que su fraterno pudiera salir de este, montado en un carro que le permitía desplazarse libremente por el cielo día a día.

En la Ilíada, Homero nos dice que la túnica que la envolvía, era del color del azafrán y que también estaba cubierta de flores.

Otra de las cosas que la identificaban, era su innegable hermosura.

Eósforo

Antes de comenzar a describir a este titán de la segunda generación, debemos decir que el vocablo Eósforo, no aparece como tal en ninguno de los textos clásicos de la mitología griega. Sin embargo, la gente a lo largo del tiempo le ha dado otros nombres. El más relevante de todos ellos es nada más y nada menos que Lucifer.

En otra versión se dice que su nombre puede ser traducido como “el que lleva la luz” o “la estrella del Alba”.

De igual forma, se le vincula estrechamente con el planeta Venus, astro que puede ser visto desde la tierra. Ovidio menciona en uno de sus escritos que éste se convirtió en el padre de Ceix.

Por su parte, Servio asegura que es el progenitor de las Hespérides.

Epimeteo

Epimeteo no poseía grandes poderes. Por ejemplo, su hermano Prometeo, tenía la oportunidad de observar los acontecimientos que estaban cercanos a suceder. Es decir, ostentaba el talento de ver el futuro.

No obstante, Epimeteo, aunque también tenía la capacidad de ver visiones, a menudo estas eran de situaciones que ya habían ocurrido en el pasado.

Helios

Helios era un muchacho de gran belleza, quien llevaba una corona elaborada por rayos del sol. A diario paseaba por los cielos montado en su carro, que a su vez iba tirado por un par de bueyes.

En otros mitos y leyendas que tienen relación directa con la cultura griega, se dice que ese transporte no era heredado por todos, sino por cuatro corceles brillantes que además tenían la capacidad de expulsar fuego por la boca.

La ciudad griega en donde se le veneró con más fuerza fue en Rodas, en donde sus moradores picaron lo que se convertiría en una de las siete maravillas del mundo antiguo. Obviamente, nos estamos refiriendo a “El Coloso”.

Leto

Leto es la madre de los mellizos Artemisa y Apolo. Ella mantenía una relación secreta con Zeus, quien al ver que era perseguida por su esposa Hera tomó la decisión de convertirla en codorniz para que así pudiera escapar y dar a luz a sus hijos en un lugar seguro.

Sin embargo, siempre tuvo que cuidarse de sus perseguidores hasta que llegó a una pequeña isla de nombre Ortigia, la cual después de un tiempo se le conoció en la mitología griega como Delos.

Pasado el tiempo, un día Hera se encontró cara a cara con Leto. Esta última trató de escapar pidiendo auxilio y socorro a unos campesinos que se hallaban cerca del lugar.

No obstante, ellos se negaron a ayudarla, no tanto porque no quisieran hacerlo, sino porque se encontraban bajo el control mental de la esposa de Zeus. En el momento en el que se pensaba que ya estaba todo perdido, apareció el “Dios del rayo”, salvo a su amada y convirtió a los pueblerinos en sapos y ranas.

Menecio

Es hijo de Jápeto. Desgraciadamente no hay muchos datos sobre este Dios, ya que falleció al ser alcanzado por un rayo

Palas

A ella se le conoce por ser amiga de Atenea, con quien jugaba con cierta frecuencia. Un día en el que ambas estaban teniendo una “disputa amistosa”, Palas, recibió una herida mortal.

En lo que respecta a Atenea, ésta no sufrió daño alguno, pues contó con la protección de Zeus.

Desconsolada por la muerte de Palas, Atenea esculpió una estatua en honor a la diosa caída.

Perses

A Perses se le considera el primer profano de arte sagrado, ya que intentó robar el tesoro de Delfos.

Prometeo

Este es un Dios que a menudo aparece en los mitos griegos como una deidad que se preocupa por el bienestar de los seres humanos. Tanto fue así que se cuenta que él robó el fuego del Olimpo y se lo entregó a los hombres.

Después, Zeus se enteró de este hecho y lo reprendió fuertemente. En algunas regiones de Grecia, también se le veneraba como el dios del sacrificio.

Por otro lado, el castigo impuesto por Zeus fue uno de los más terribles de los que se tenga memoria. Hizo que se llevarán a Prometeo al Cáucaso, lugar en donde fue encadenado y dejado a la intemperie para que un águila llegara todos los días y devora su hígado.

Cabe decir que este suplicio sería eterno, puesto que Prometeo era inmortal.

Selene

Era la diosa de la luna. Como hermana de Helios, le correspondía llevar a cabo el mismo ritual que éste, sólo que durante la noche. Es decir, debía salir a recorrer el mundo entre penumbras.

Su carruaje fue elaborado en plata pura y era jalado por bueyes de pelaje blanco. En algunos mitos se menciona que estos animales de vez en cuando eran sustituidos por corceles del mismo color.

Sobre su testa llevaba una media luna, mientras que en su mano derecha tenía una antorcha encendida.

Generaciones Humanas

Generaciones HumanasA las generaciones humanas Hesíodo las define como los “hombres de hierro”. Es decir, mortales que no pueden descansar durante el día, pues deben laborar arduamente para ganarse el sustento.

Mientras tanto, durante la noche, son asolados por sus pensamientos y pesadillas, mismos que no les permiten conciliar el sueño.

El único principio con el que se rige esa sociedad es “la ley del más fuerte”. Otro castigo que se le impuso a los seres humanos fue el padecer de malicia y envidia en grados casi idénticos.

Los dioses que aún quedaban en la tierra, prefirieron ocultarse, pues los hombres no tienen el más mínimo recato.

Musas y Su Especializacion

Musas y Su EspecializacionEn este apartado se hablará escénicamente de las musas que formaron parte de la mitología griega:

Calíope Era la musa que se dedicaba principalmente a cultivar la elocuencia. También se dice que otra de sus especialidades era la creación de versos de carácter épico. En la mayoría de las representaciones que se tienen de ella, aparece como una mujer ataviada con una corona de laureles, la cual indudablemente va acompañada de un libro, una tablilla y una trompeta.

Clío A ella se le conoce como la musa dedicada a preservar la historia. También lleva una corona de laureles. Sin embargo, ella trae consigo un pergamino y en algunas ocasiones se hace acompañar de un cisne.

Erato Musa de la lamentación y el plañido. Se muestra acompañada de una lira o una viola. Hay que recordar que ambos instrumentos de cuerda a menudo se asocian con la idea de tristeza o melancolía.

Euterpe Este nombre se le dio a la musa de la música. Lleva una corona de laureles y una flauta, con la que interpreta cientos de bellas melodías.

Melpómene La musa que representa a lo trágico. Ostenta una espada y en algunas ocasiones su imagen simbólica es la de una máscara trágica, muy similar a la que se utiliza en el teatro moderno.

Polimnia A esta musa se le dio la tarea de atender todos los asuntos relacionados con la retórica y los discursos. De ahí que su representación gráfica sea la de una mujer con el rostro serio, pues generalmente en los discursos se tratan temas de muchísima importancia.

Talía Es la contraparte de la musa Melpómene, pues en multitud de textos se le nombra como la representante de la comedia. En varias ocasiones se hace acompañar de una lira.

Terpsícore Musa de la danza, la cual también es representada gráficamente acompañada de un instrumento de cuerdas. Éste puede ser una lira o bien una viola.

Urania Llegamos a la última musa. Esta tiene la peculiaridad que se le dieron dos encomiendas que a primera vista no tienen mucha relación entre sí. Su primera tarea es encargarse de los asuntos vinculados a la astronomía. Mientras que, su segunda labor consiste en conocer todos los conceptos de la astrología A menudo aparece junto a un globo de tono celeste, al igual que de un compás.

Héroes y Semidioses

Héroes y SemidiosesDe acuerdo a lo que nos cuenta Hesíodo, los personajes conocidos como héroes correspondían a una raza muy distinta de la de los hombres y por supuesto de la de los dioses.

Por su parte, los semidioses como su nombre lo indica se derivan de la unión entre un mortal y un Dios. La mayor parte de ellos, son hijos del propio Zeus.

Un alto porcentaje de los héroes que se presentan en los mitos griegos, fueron mortales comunes y corrientes a lo largo de su vida. Sin embargo, fue en el momento de su deceso, cuando las deidades decidieron premiarlos con esa distinción, puesto que sus acciones realizadas en vida alcanzaron una transcendencia tal que merecían ser incluidos en los textos históricos de esa cultura.

De esa manera, toda aquella persona que gracias al camino que le tocó recorrer, impactó de manera positiva en la sociedad, merecía ser nombrado como héroe.

Por otro lado, los semidioses, son los descendientes de una deidad que han sido engendrados invariablemente por una mujer mortal. En infinidad de ocasiones, Zeus bajaba a la Tierra con el propósito de fecundar a las doncellas más lindas del lugar.

Un ejemplo de esto lo podemos encontrar en el mito de Dánae, quien es conocida por ser la progenitora de Perseo. Dado que ella se encontraba atrapada en una torre, Zeus se transformó en una tormenta de lluvia dorada para poder ingresar a los aposentos de la joven.

Una cuestión que vale la pena resaltar es que el 100% de los héroes que aparecen en las crónicas griegas pertenecen al género masculino, puesto que, en aquella época, las mujeres desempeñaban otro tipo de roles.

Entre los héroes más conocidos podemos mencionar a:

París

A París también se le conoció con el nombre de Alejandro. En una ocasión, este hombre le mostró un árbol repleto de manzanas de oro a las principales diosas griegas. El objetivo era permitir que éstas eligieran la más bella de todas.

Hércules

Hércules era hijo de Alcmena y desde luego de Zeus. Durante su vida se le encomendaron una docena de tareas especiales, mismas que al cumplir a cabalidad, le permitieron alcanzar el rango heroico.

La primera de sus labores fue aniquilar al león de Nemea para desollarlo y así tomar su piel como trofeo. También asesinó a la hidra de Lema.

En otra de sus hazañas capturó a la sierva de Cerinia y al jabalí de Erimanto. Finalmente, su último trabajo fue el aprehender a Cerbero en el mismísimo averno.

Una de las particularidades más conocidas de Hércules en la mitología griega, es que poseía una fuerza brutal. No obstante, también era un hombre de gran belleza.

Agamenón

La popularidad de Agamenón surgió a partir del texto conocido como la Ilíada escrita por Homero. Fue hermano de Menelao, el cual formó parte de la batalla del “Caballo de Troya”, justamente para lograr reinar en ese territorio.

Desgraciadamente Agamenón fue muerto por Esquilo quien era el amante de su mujer.

Ulises

El relato más conocido en el que se habla de Ulises, es la Odisea, en donde este personaje de la mitología griega se da el lujo de retar a Poseidón, el rey del mar.

Posteriormente, su familia tuvo que esperar dos décadas para que él regresara a la ciudad de Ítaca, lugar en donde era monarca. La primera década la pasó luchando contra toda clase de criaturas. Mientras que los siguientes diez años, intentó a toda costa regresar a su casa.

Sin embargo, para poder volver tuvo que enfrentarse cara a cara con las sirenas, ciclopes y demás criaturas. Incluso hay quien afirma que tuvo que viajar al inframundo.

Aquiles

Aquiles fue un soldado que participó activamente en la Guerra de Troya, por ende, se le conoce en la narración denominada como la Ilíada. Es famoso por ser el hombre más veloz que anduvo sobre la faz de la tierra.

De hecho, su cuerpo era invulnerable a cualquier clase de castigo, por lo que se podía considerar que era un ser inmortal. A pesar de ello, después se descubrió que su único punto débil residía en su talón.

Ese hallazgo se dio en una de las batallas de la guerra de Troya, cuando una flecha envenenada lanzada por el ejército enemigo, dio de lleno en su talón, causándole la muerte de forma inmediata.

Nombres de Diosas Griegas

Nombres de Diosas Griegas

Hera

Fue la deidad más importante de la mitología griega, por estar casada con Zeus. Simbolizaba la unión matrimonial. Sus historias hablan frecuentemente de venganzas orquestadas en contra de las amantes del “Dios supremo del Olimpo”.

Afrodita

Es la diosa que encierra en su ser todos los conceptos relacionados con el amor. Asimismo, se nos presenta como la deidad más bella de toda la mitología griega. Precisamente fue por eso que Zeus como castigo por su beldad, la obligó a casarse con Hefesto, quien era uno de los dioses menos agraciados.

Atenea

Su característica principal era la de poseer un amplio conocimiento tanto de estrategia militar. En las representaciones gráficas se le ve portando un casco de oro, una lanza y un escudo.

Artemisa

A diferencia de Afrodita, ella representa a la virginidad y a la castidad.

Gea

Su representación simbólica remite a todo aquello en la tierra que está vivo. Dicho de otro modo, Gea encarna a la “fecundidad terrenal”, algo que también podría entenderse como “la madre naturaleza”

Muchos no lo saben, pero su nombre fue usado para denominar a la masa continental primitiva, la cual se conoce hasta nuestros días con el nombre de “Pan-Gea”.

Pandora

Pandora es conocida por ser la deidad que abrió una caja que contenía en su interior toda la maldad. En la religión cristiana, se retomó este mito griego, sólo que la protagonista de aquella historia fue Eva, quien dio a Adán aprobar el fruto prohibido (en este caso, una manzana).

Helena

Ella no es una diosa de Grecia, pues era mortal. Sin embargo, es conocida por ser la esposa de Menelao. Poco después se enamoró de París, a quien la diosa Afrodita le había hecho la promesa de que despojaría a la mujer más bella de todo el planeta Tierra.

Lógicamente ese mito nos habla entre líneas de la infidelidad.

Electra

En la mitología griega se considera a Electra como lo contrario de Edipo. Para los que no conozcan esta historia, únicamente les diremos que ese hombre mató a su padre, pues no podía soportar que su madre amara a otro hombre que no fuera a él.

Medusa

La leyenda nos dice que Medusa era una ninfa que sostuvo una relación amorosa con el dios Poseidón. Luego Atenea la esposa de éste, se enteró de la infidelidad y como venganza le transformó el cabello en feroces serpientes.

Además, lanzó una maldición sobre ella, haciendo que a cualquier hombre terrenal que voltease a mirar, de inmediato quedara transformado en piedra.

Hipólita

Fue una valerosa amazona, quien junto con sus hermanas combatió en feroces batallas. El término amazona, justamente proviene del griego y se puede interpretar como “mujeres de un solo seno” puesto que cuando aún eran adolescentes, se les cortaba uno de sus pechos para que pudieran manejar el arco y la flecha, de la misma manera que lo hacían los hombres.

Ariadna

En el momento en el que Teseo arribó a Creta para acabar de una vez y para siempre con el minotauro, Ariadna quedó prendada de él a tal punto que le envió un hilo en el laberinto donde este se encontraba, para que pudiera salir fácilmente.

Origenes de la Mitologia Griega

Origenes de la Mitologia GriegaLos orígenes de la mitología griega nos llevan directamente a la isla de creta, la cual se dice que es la cuna de esta gran civilización occidental. Se cree que en el panteón cretense descansaban tanto los antiguos dioses griegos, como las divinidades terrenales que coexistieron en ese territorio.

Otro factor que influyó en la creación de los mitos griegos, fue la llegada de los dos ríos, quienes hicieron desaparecer por completo a las historias que estaban relacionadas a la cultura micénica.

Como ya se ha dicho en otras ocasiones, nosotros conocemos a los griegos gracias a poetas de la talla de Hesíodo o de Homero, ya que, aunque ha habido otras personas que se han dedicado a escribir acerca de las crónicas griegas, básicamente lo que hacen es tomar como fuente de inspiración a los relatos clásicos y reinterpretarlos utilizando una nueva terminología, para que estas historias se adapten a la época actual.

Por último, sólo nos resta decir que los mitos griegos se pueden clasificar en diversas categorías:

Cuando se trata del origen del universo o de cualquier tópico relacionado con este, se dice que estamos ante un mito cosmogónico.

Son mitos teogónicos los que versan acerca de las aventuras de los dioses.

Por su parte, los mitos antropogónicos hacen referencia a la llegada del hombre a la Tierra.

Finalmente, los mitos escatológicos, se vinculan fuertemente con los conceptos que tienen que ver con la vida y la muerte.

Te puede interesar leer: