Mientras Dormimos

Las peores noches en la vida de alguien son aquellas llenas de pesadillas en las cuales por más que intentes despertar no puedes hacerlo, se dice que en los sueños uno tiene el completo control y pude hacer lo que sea, pero en las pesadillas… en las pesadillas eres presa de los mas ocultos de tus miedos o los peores momento que puedas imaginar, estas indefenso… a merced de todas esas criaturas que aprovechando que estas distraído entran en tu cuerpo para tomar control de él en un mundo en el cual tú no tienes voz ni voto.

Dicen mucho que las pesadillas son procesos del cerebro, pero muchas veces no es verdad, en este mundo existen más cosas de las que podemos ver o entender, muchas de ellas están más cerca de lo que creemos, nos vigilan todo el día, a veces si pones atención puedes escucharlos murmurar, hablan entre si todo el tiempo, cuando cierras los ojos justo en ese instante en el que vas a caer dormido, “ellos” se revelan ante ti, puedes verlos, escucharlos, sentirlos y hasta hablar con ellos.

Uno cree que alucina o sueña, pero es solamente que estas en un estado en que eres más sensible y perceptivos, cuando la razón no entorpece tus sentidos y puedes ver más allá de lo lógico y creíble.

Seguro te ha pasado más de una vez que cuando intentas dormir de pronto sientes que caes por un vacio y tu cuerpo ¡salta! de la cama, no es otra cosa que ellos jalándote hasta su mundo para que los alimentes con tu miedo, te sujetan por los pies con sus manos frías, atan tus manos a sus cuerpos fétidos y descompuestos, callan  tu voz vomitando sus babas en tu boca y por más que intentes gritar para que alguien te despierte no puedes lograrlo.

Miles de manos desgarran tu ropa, te arrancan la piel para comerte a pedazos…

Cuando llegas al fondo te esperan otros tantos para dejarte en tu cabeza recuerdos que no saldrán de ahí jamás, puedes verlos, si tienes suerte son solo sombras borrosas, si no observandolos con detalle te das cuenta que una vez fueron como tú, pero ahora sus rostros expresan sufrimiento, maldad, se les desfiguran como muñecos de cera bajo los rayos de sol, derriten sobre ti… exhalan su aliento frio y ensangrentado empanándote los ojos…

Mientras Dormimos

Ten cuidado cuando vas a dormir, busca de donde sujetarte bien, para que no puedan jalarte hasta allá…

Fuente: Leyendasycuentosdeterror.com.mx

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment