Leyendas Antiguas

Las leyendas antiguas han sido creadas prácticamente desde que el hombre apareció en la tierra. Y es que el ser humano es una criatura que gracias a que puede comunicarse con sus congéneres a través del lenguaje ha podido comunicar diversas historias que han pasado de generación en generación.

Por su parte, los estudiosos de la historia, se han percatado de que gran parte de estos relatos, tienen un porcentaje de verdad. Es decir, hay hechos reales que de alguna manera sustentan a este tipo de crónicas.

Una leyenda es una narración que se dedica a traer de nuevo “a la vida” a través de las palabras, un acontecimiento que ocurrió en alguna parte del mundo.

Leyendas Antiguas

Leyendas antiguas de México

Las leyendas antiguas de México forman parte de la memoria colectiva de los pueblos de ese país. Cada una de ellas se refiere a un evento importante que ha pasado en un espacio y momento determinado.

Leyendas antiguas de México

Para poder entender la magnificencia de las leyendas más antiguas de México hay que olvidarse por completo de cualquier explicación científica que tratara de explicar alguno de los sucesos ocurridos en dicha recitación, pues jamás debemos olvidar que las leyendas antiguas cortas poseen elementos mágicos que son imposibles de comprender cuando se intenta usar la lógica basada en la racionalidad.

Una cosa que me hipnotiza de los mitos y leyendas de México es que estos, nos brindan la posibilidad de dejar volar nuestra imaginación, para sumergirnos en un mundo ancestral y mágico, que desgraciadamente ya no existe.

Leyenda de México: La historia de los Volcanes

Hace muchísimo tiempo, en el México prehispánico dos seres se encontraban totalmente enamorados. Iztaccíhuatl, era una joven y bella princesa a quien muchos guerreros de la región, trataron de desposar.

Sin embargo, su corazón pertenecía a Popocatépetl, un valeroso guerrero que comandaba al ejército del pueblo. Por mucho tiempo, el padre de la joven se negó a que esta relación prosperara, pues argumentaba que su hija merecía casarse con alguien de la realeza y no con un simple soldado.

No obstante, con el tiempo, el soberano se dio cuenta de que aquel muchacho era el indicado para su retoño. Transcurrió el tiempo y un día Popocatépetl, tuvo que marcharse lejos, a pelear una feroz batalla.

Iztaccíhuatl se despidió de él dándole un beso y diciéndole que lo esperaría por siempre. Pasó más de un año y nadie tuvo noticias de aquel guerrero. La joven enfermó repentinamente, ya que imaginó que el amor de su vida había fallecido en el campo de batalla.

Tres meses después de que la princesa cayera en cama, Popocatépetl retorno, solamente para enterarse de que desgraciadamente su novia había muerto. Velozmente fue hablar con el rey, quien le dijo que el cuerpo de su hija aún estaba en una catacumba sagrada.

Popocatépetl lo sacó de ahí y lo llevó al monte en donde se arrodilló llorando sus penas, hasta que la muerte también lo alcanzó.

A pesar de lo que puedas pensar, esta leyenda no concluye en tragedia, puesto que los dioses vieron que no era justo que este relato de amor acabara así. Por ello, decidieron transformar a ambos en volcanes.

En la actualidad, a él se le conoce en diferentes partes del mundo como “Don Goyo”. En tanto que a ella se le ha dado el nombre coloquial de la “Mujer Dormida”.

Estos dos volcanes pueden ser vistos en el valle de México (por supuesto, si la contaminación te lo permite). También te puede interesar una versión más completa: La leyenda de los volcanes

A continuación, citamos otros ejemplos de leyendas antiguas de Mexico prehispanico:

La leyenda del maíz

La leyenda del Sol y la Luna

La leyenda del Flechador del Sol

La leyenda del Surgimiento del Quinto Sol

Leyendas Antiguas Cortas

Leyendas Antiguas CortasLas leyendas antiguas cortas originarias de la cultura maya, también son dignas de mencionarse, pues como ya dijimos en otra parte de este artículo, son parte de las tradiciones populares, no sólo del territorio mexicano.

La leyenda de los aluxes

Los aluxes eran pequeños seres elaborados por el creador supremo del mundo, quien a su vez les encomendaba diversas tareas y labores que debían cumplir. Se dice que estaban hechos de un tipo de barro especial, que no se encontraba en la tierra, sino que solamente podía ser manejado por los dioses.

Para que estas criaturas pudieran tener vida propia, era necesario que los dioses lanzaran algunos encantamientos y oraciones.

Regularmente los aluxes vigilaban grandes porciones de tierra. Se comenta que cuando por alguna razón los moradores originarios de esos lugares se mudaban a otro sitio y arribaban extraños a vivir ahí, los “duendecillos” se materializaban, con el fin de hacer travesuras hasta que los nuevos ocupantes se marcharan definitivamente.

Sin embargo, de acuerdo a las leyendas cortas de diferentes partes del país, se sabe que una manera de “hacer las paces” con los aluxes, era haciéndoles ofrendas de alimentos o bien de música.

De hecho, su comida favorita, no era otra que la miel de abeja. Actualmente hay algunas estatuillas que de acuerdo a creencias antiguas son aluxes auténticos, que aún no han podido despertar de su sueño.

De igual manera se dice que sólo las personas que tengan el alma completamente limpia, serán capaces de verlos jugar en los verdes prados, ya que una persona que ostente pensamientos negativos en su corazón y mente, será incapaz de percibir la bondad que emana de estas criaturas.

Otra característica de ellos es que son seres extremadamente veloces, tanto o más que el mismo viento, por lo que pueden viajar grandes distancias en cuestión de segundos.

Si tienes la oportunidad de visitar la Riviera Maya, no dejes de buscar a los nativos, pues ellos te contarán cuentos sobre sus antepasados que te dejarán literalmente con la “boca abierta”.

Algunas leyendas relacionadas son:

La leyenda del origen del lago de Atitlán

La leyenda del Cadejo

La leyenda del Sombrerón

la leyenda del Chom

Leyendas antiguas de terror

Leyendas antiguas de terrorLas leyendas antiguas de terror son esa clase de relatos que a todo el mundo le gusta leer y/o escuchar, pues el experimentar ese escalofrío producido por el miedo que a su vez te recorre todo el cuerpo, es una de las sensaciones que nadie se quiere perder, sobre todo estando frente a una fogata en una noche oscura.

He repasado concienzudamente varios nombres de leyendas que se encuentren relacionados con la provincia en donde nací. Para quienes aún no lo sepan, soy mexiquense.

Por ese motivo, en las siguientes líneas relataré una de las leyendas del Estado de Mexico más perturbadoras y escalofriantes que he tenido la posibilidad de escuchar.

Leyenda antigua de terror de Don Juan Ruíz

Esta leyenda tiene lugar en la vereda que conduce al camino que a su vez hacia Tlamacas. Se dice que en este punto existe una peña en donde de vez en cuando se aparece “el maligno” (éste es el nombre que se utiliza para nombrar al Diablo en ciertas leyendas de terror).

Hace varias décadas, en esa región habitaba un hombre a quien todos conocían como Juan Ruíz. De acuerdo con las tradiciones populares, se sabe que en algún momento este individuo hizo un pacto con Satanás, firmando inclusive con su propia sangre.

Ruíz era un hombre al que la fortuna nunca le había sonreído. Sin embargo, luego de un encuentro con un misterioso sujeto, carretones llenos de oro arribaban a casa con bastante frecuencia.

Los años pasaron y Juan se volvió sumamente desconfiado con la gente que lo rodeaba, ya que en su mente todos sus allegados querían verlo muerto, para así poder heredar su vasta fortuna.

Algo que hasta el momento no he tenido la ocasión de mencionar es que tarde o temprano el Diablo, lo distraería para reclamar su parte del trato. Evidentemente, esto quería decir que Satán se llevaría el alma de este mortal.

Ya en un estado de paranoia total, Juan Ruíz dejó su casa y se fue a refugiar al monte, pues pensó que, al abrigo de los árboles, Lucifer no lo encontraría.

No obstante, antes de que llegara al cerro, una nube oscura se posó sobre él, tomando el control de su mente. Poco después, Juan fue conducido hasta lo más profundo de una caverna.

La gente del lugar cuenta que esa noche escucharon el grito más aterrorizante de terror que han oído en su vida. Es más, algunos curiosos llegaron hasta la cueva, pero regresaron prontamente a sus casas, pues vieron que el lugar estaba completamente lleno de sangre.

Otra curiosidad de esta leyenda es que se dice que el Diablo se enfadó muchísimo con el señor Ruíz, al darse cuenta de que no cumpliría la promesa de darle su alma, tal y como había quedado establecido en el contrato en el que ambos firmaron con su propia sangre.

Por esa razón, el “maligno” le dijo a ese individuo, que no solamente se conformaría con llevarse su alma a las profundidades del averno, sino que volvería por las de su descendencia.

Los lugareños dicen que, en una ocasión, pasados ya varios años del suceso de la caverna, dos niños murieron misteriosamente en una tarde de verano. Si, tal y como te lo imaginas, los chiquillos eran hijos de Juan Ruíz.

Más ejemplos de leyendas tradicionales:

La leyenda del Hospital Juárez

La leyenda de la Bruja de Hidalgo

La leyenda del Metro de la ciudad de México

La leyenda del Carro Rojo

Leyendas Antiguas para Niños

Leyendas Antiguas para NiñosDe acuerdo con los expertos en pedagogía, las leyendas antiguas para niños, deben ser relatos sencillos de entender y que además posean una enseñanza o moraleja, pues esto hará que los pequeños refuercen los valores aprendidos en el hogar.

Lo que intentamos decir con esto es que la lectura de estas leyendas, funcione no sólo como potencial retador de la creatividad de los pequeños, sino que a la vez los convierta en seres empáticos con el mundo que nos rodea.

La leyenda de la Semilla del Chocolate

El chocolate es una de las golosinas más conocidas en el mundo. Sin embargo, algunos ignoran que el origen del cacao es mesoamericano. De hecho, la siguiente es una de las leyendas mas antiguas de Mexico.

Según las narraciones prehispánicas, el árbol del cacao fue un obsequio otorgado a los aztecas por parte de Quetzalcoatl. Simbólicamente, el fruto hace referencia al sufrimiento que el pueblo mexica tuvo que pasar hasta que logró asentarse en la ciudad de Tenochtitlán. (Por ello, el sabor de la semilla es bastante amargo).

De igual manera, se comenta que su color es una representación de la sangre indígena, misma que no únicamente fue derramada en las batallas con otras tribus, sino también en contra del ejército español, quienes paulatinamente acabaron conquistando dicho territorio.

Al principio, el chocolate (es decir, los granos de cacao tostados y molidos) se mezclaban con agua limpia y se servían en jícaras. Cabe mencionar que este brebaje solamente podía ser consumido por personas pertenecientes a la “clase alta” de la sociedad azteca. Es decir, el tlatoani y sus sacerdotes, debido a que se consideraba como un líquido sagrado.

Posteriormente con el arribo de Hernán Cortés, los aztecas lo confundieron con la reencarnación de Quetzalcoatl. Por ende, a la llegada de éste a la capital, le dieron a probar el chocolate.

A los ibéricos les gustó tanto el sabor de este brebaje, que pronto llevaron semillas de cacao al “viejo continente”.

Hoy en día, los principales productores de chocolate gourmet no se encuentran en el continente americano, sino en países como Francia o Suiza.

Lo que podemos aprender de esta historia es que los pueblos originarios de Mesoamérica, le han entregado al mundo muchísimos tesoros. Entre ellos uno de los más importantes es el maíz, planta endémica de esta región y por supuesto, el cacao, sin el cual no podríamos disfrutar de una taza de exquisito chocolate cada mañana.

Finalmente, sólo nos queda decirte que hay muchas otras leyendas antiguas como las que pudiste leer en este artículo. Si te gustó, por favor no dejes de compartirlo.

Algunas otras leyendas antiguas para niños son:

La leyenda del arca de Noé

La leyenda de Hércules

La leyenda del Caballo de Troya

La leyenda de Hermes