Leyendas Urbanas Cortas

Leyendas Urbanas Cortas
5 (100%) 1 vote

Las leyendas urbanas suelen tener distintas versiones, pues cada leyenda puede ser escuchada por cierta persona y el a su vez la narra de distinta manera, con lo cual cada vez más se va deformando la leyenda urbana original, por eso mismo es que recibe el término de urbana.

Seguramente hemos escuchado o visto más de alguna leyenda urbana corta de terror en algún lado, pero esta misma contiene un lenguaje muy coloquial ajeno al que conocemos, esto se debe a que cada país del mundo, tiene sus propias leyendas y mitos urbanos, contados por las personas a nivel local y los cuales se han transmitido de generación en generación con lo cual la tradición de cada pueblo o cada etnia sigue existiendo a pesar del paso del tiempo.

Muchas leyendas urbanas no tienen una explicación lógica, es decir, aún con el paso de los años, el misterio que comenzó dentro de la leyenda urbana, sigue sin resolverse y muchas otras veces se intenta explicar dichos fenómenos, pero sin existo.

Uno de los países que cuenta con una mayor variedad de mitos y leyendas urbanas es México, un país fascinante y rico en estas tradicionales leyendas y mitos.

9 Leyendas Urbanas impactantes

A continuación, vamos a presentarte un gran listado con las leyendas urbanas más impactantes de distintos países y culturas del mundo.

Silverpilen el tren de los muertos

El Silverpilen (“La flecha plateada”) es un tren fantasma que, según una leyenda urbana de Estocolmo (Suecia), ha sido visto circulando a toda velocidad por la red del metro de la ciudad.

Su historia comienza en la década de los 60’s, cuando el metro de Estocolmo adquirió un tren subterráneo de ocho vagones modelo C5 de aluminio. En aquel entonces, estos se pintaban de verde, sin embargo, esta era solo una unidad de prueba, actuaba como tren de reserva para cuando el servicio normal no se deba a basto, así que no se molestaron en adecuarlo, ni siquiera fue integrado al programa regular. De ahí que desde un principio, verlo pasar a toda velocidad fuese algo excepcional y fue entonces cuando lo nombraron “La flecha plateada”.

Pronto la gente empezó a murmurar sobre este tren que según decían emitía un brillo blanco y reluciente casi espectral. El hecho de que solo se empleaba de forma esporádica causó que pocas personas lo vieran con sus propios ojos, y encontraran extrañas las historias de quienes decían haber abordado una unidad sin el habitual color verde, con un interior descolorido y lleno de grafiti, totalmente desprovisto de anuncios que otros trenes llevaban consigo.

Durante los años 80, los operarios del metro dijeron verlo pasar después de la hora de circulación y también en líneas muertas que no conducían a ninguna parte, lo curioso es que este tren tenía solo cinco vagones, y circulaba mayormente por la línea 11, a la cual se pensaba incorporar la terminal Kymlinge, una estación situada en medio de un bosque a las afueras de Estocolmo; este proyecto fue abandonado, así que la parada nunca fue terminada ni puesta en servicio. Entonces se desarrolló la teoría de que este espectral Silverpilen hubiese estado envuelto en un accidente mortal, dentro de esta terminal, en la que se dice solo bajan los muertos.

Con los años, los relatos acerca del Silverpilen fueron creciendo, afirmaban que recogía pasajeros a altas horas de la noche y los traía de vuelta semanas o incluso años más tarde. Otros aseguraban que aquellos que subía a él, jamás eran vistos de nuevo. Y hubo también testimonios de personas que bajaron del Silverpilen horrorizados por haber convivido con terribles espectros o fantasmas. Tal vez estos pertenecientes a las personas que abordaron antes y de las cuales no se volvió a saber más.

El tren plateado que había en servicio se retiró en 1996, pero el espectral Silverpilen sigue surcando los túneles a gran velocidad, recogiendo viajeros solitarios o despistados, y haciendo trasbordo de espectros en la vieja y olvidada estación de Kymlinge.

Silverpilen leyendas

Si quieres iniciar ya el viaje perpetuo, el espectral Silverpilen está a tu disposición, después de todo, el boleto es gratuito.

Leyenda de la chica del lago

En Estados Unidos uno de los eventos más importantes para los jóvenes es la noche de graduación, no en si por la fiesta escolar, si no por lo que continúa de ella, pues las parejas acostumbran reunirse después del baile en un lugar, más cómodo. Es la ocasión que muchos chicos esperan para seducir a su pareja.

Fue así aquella noche, que varias parejas empezaron a salir a escondidas del recinto escolar, para dirigirse a un lago cercano, por supuesto cada quien tenía muy bien pensado y apartado su lugar, para estar cómodos sin tanta gente alrededor. El lago se prestaba para sus intensiones, pues era una zona apartada y oscura.

Cierta pareja había encontrado un lugar muy cerca del lago, donde la Luna se reflejaba en el agua mostrando un ambiente más romántico, compartían momentos muy íntimos, cuando escucharon ruidos cercanos. La chica de inmediato quiso marcharse, pero eso no estaba en los planes de su pareja que insistió el quedarse, al cabo de un rato discutiendo el asunto ella comenzó a gritarle al joven, que no tuvo tiempo de responder, pues la chica fue atrapada por algo que salió rápidamente del lago sin dejarse ver entre la oscuridad. Su asustado acompañante se echó correr y correr sin importarle dejarla atrás.

Ya que los compañeros dieron testimonio de que la última vez que los vieron se encontraban cerca del lago, concluyeron que se habían ahogado, aunque no pudieron jamás encontrar sus cuerpos.

Pero al siguiente año, en el baile de graduación de esa misma escuela, una jovencita con un bonito vestido blanco, pide aventón a los automovilistas a quienes les dice: – ¿Me lleva a casa por favor?, vivo cerca, a dos calles, esperaba a mi novio pero este no regresó –. Si el conductor accede, se monta en la parte trasera del vehículo, y cuando el conductor voltea para preguntarle hacia donde, ¡No hay nadie!, la muchacha ha desaparecido, dejando un rastro de humedad en el asiento del auto.

Leyenda de la chica del lago

Y desde entonces cada año, la chica del lago aparece en la carretera esperando por su novio, o cualquier otra persona que quiera llevarla a casa.

Leyenda de los cartuchos malditos de Pokémon

En Marzo de 1996 en Japón, tras el lanzamiento de Pokémon Rojo y Verde 1.0, ocurrieron 104 suicidios de niños entre 10 y 15 años. Algunos saltaron de edificios o a las vías del tren, se ahorcaron, o se cortaron las venas. Incluso algunos cortaron sus extremidades o forzaron su brazo por la garganta, ahogándose con su propio puño. La policía descubrió que todos estos incidentes, estaban relacionados con los cartuchos de Pokémon. Los cuales el Detective Nagaraki Sataoba recogió y guardó como pruebas.

En la investigación descubrieron que Chiro Miura, uno de los programadores se suicidó poco antes de sacar el juego al mercado. Y que escribió las siguientes frases con Tacker: “ENCUENTRA EL ORÍGEN”. “DA LA VUELTA YA”. “VEN Y SÍGUEME”. Nishino otro de los programadores, tomó una pistola y se disparó en la sien. Y Sousuke Tamada, confesó a los detectives que hicieron un cambio en el inicio del juego, pero por un error de encargo sólo se aplicó la primera tirada de juegos. Exactamente 151. Y si querían saber el secreto, debían iniciar una nueva partida y descubrirlo ellos mismos.

Después de esto disparó contra los policías, dejando a cuatro hombres muertos y uno en estado grave. Sataoba se recuperó, y decidió cerrar el caso. Pero cinco años después, tuvo en sus manos uno de estos cartuchos y quiso descubrir el secreto…

Empezó una partida nueva, se dirigió a la ruta norte. Dio un paso. Oak no vino. La pantalla se desvaneció a negro. ¡Un Mew salvaje apareció! diciendo: “SOY EL ORÍGEN DE TODO LO EXISTENTE. TODO LO QUE VES ALREDEDOR DE TU MUNDO ES PRODUCTO DE MI CREACIÓN.”. Sataoba estaba exactamente en la misma situación que los 104 niños experimentaron. Y apuntó todo lo que el Mew decía hasta no poder más. Cogió su pistola y se disparó. El cuerpo de Sataoba, junto con los 104 cartuchos que retenían, fueron incinerados. Y se decidió eliminar el caso.

Al año siguiente, los Eventos Pokémon celebrados por todo el mundo distribuyeron a Mew por cable link a todos los jugadores que lo deseaban. Tajiri no admite que haya relación entre Mew y los suicidios. Alegando que no existe ninguno de los cartuchos que presenten el cambio para comprobarlo.Leyendas urbanas pokemon

Sin embargo Satoshi Tajiri estaba equivocado: sólo se confiscaron 104 de los cartuchos y fueron incinerados. Eso quiere decir que AÚN RONDAN POR EL MUNDO 47 UNIDADES DE ESA EDICIÓN MALDITA… Pues Tamada afirmó que eran 151 de ellos.

Leyenda del Martes 13

Ni te cases ni te embarques, ni de tu casa te apartes… Aunque lo neguemos, todos somos un poco supersticiosos. Sobre todo en un día como hoy, martes 13, el cual resulta de la unión de dos factores de mal agüero.

Martes es el día del Dios de la guerra, la destrucción y la violencia. Es gastador, malvado, cruel, ama matar y las matanzas, las peleas, los pleitos y las discusiones, es el que se ensaña pronto con crueldad y el que no se controla cuando se enoja. Está regido por Marte el planeta rojo, de la sangre, de la infortuna rápida.

El día obtuvo su fama hace siglos, se dice que Constantinopla cayó un martes e implicó, una gran crisis para la comunidad cristiana, fueron ellos quienes extendieron por el mundo su aversión a este día. Se cree también que la torre de Babel fue destruida un martes 13.

Con respecto al número 13, su mala fama viene de cualquier lado. La carta del Tarot que equivale a la muerte, lleva el número 13. El capítulo 13 del Apocalipsis es que habla del Anticristo y el día de la Bestia.

La fatalidad de este número se recuerda en la mitología nórdica. 12 dioses fueron invitados a un banquete en el Walhalla. Loki, el espíritu de la pelea y del mal se introdujo sin permiso aumentando el número de comensales a 13. En la lucha para expulsarlo, Balder, el Dios favorito, encontró la muerte. Desde Escandinavia, la superstición del infortunio del numero 13 se difundió a través de Europa y al comenzar la era cristiana esta creencia fue reforzada con el episodio de la Última Cena, donde los comensales también fueron 13. Y desde ese momento, invitar a trece personas a una cena significa buscar un desastre.

Tanto es el miedo a este número, que en algunas sociedades ha sido omitido en edificios, no existe piso o habitación número trece. En la mayoría de autódromos europeos, ningún taller presenta el numero 13. Y en las aerolíneas no existe tal asiento.

Razones sobran si queremos pensar que el martes 13 es un día de desgracias y mala suerte. Nada con fundamentos científicos, pero un dato curioso revela que: En 1978, la revista británica Gentlemen’s Magazin” cito una estadística según la cual, como promedio, una de cada trece personas reunidas en una habitación moriría antes de un año. Por eso no está de más entrar a todos lados con el pie derecho y atase una cinta roja en la muñeca.

Leyendas martes 13

Puede ser que tú no seas tan supersticioso, pero es día de aquelarres, ritos satánicos, invocaciones de demonios, si no tomas precauciones puedes terminar sirviendo a sus propósitos.

El Amable desconocido

Una mujer finalizaba las compras en un gran almacén, cargada de bolsas iba rumbo a su vehículo. Para su sorpresa una de las llantas estaba ponchada, muy decidida sacó todas las herramientas necesarias para cambiar el neumático, pero fue ahí donde se dio cuenta que no tenía ni idea de cómo hacerlo.

Para su suerte un hombre bien parecido, vestido de traje y corbata se ofreció gentilmente a ayudarla, así los dos cambiaron la llanta mientras conversaban. Cuando estaban a punto de marcharse el sujeto le pide de favor que lo lleve al piso superior, pues sin darse cuenta se equivoco de planta al bajar por el asesor y su coche estaba aun mas arriba. La mujer no quería parecer ingrata y decirle que no después de que la había ayudado, pero le parecía inseguro subir a su vehículo a un tipo que apenas conocía, así fuese solo un minuto.

La mujer entonces fingió haber olvidado su bolso en la tienda, y pidió al amable desconocido que la esperara mientras los recogía, él se quedó sentado en el coche, esperando, mientras ella dentro del centro comercial se dirigía al guardia de seguridad para contarle lo sucedido.

Llegaron los dos al coche, pero éste estaba vacío, el hombre probablemente había salido de prisa al ver que la mujer venia acompañada, dejando atrás un maletín de cuero. Le esperaron por diez minutos pero él jamás volvió, así que llamaron a la policía para que se encargara de entregar el maletín a su propietario. Los agentes en busca de algún tipo de identificación abrieron el maletín, y…

Estaba lleno de distintos tipos de cuchillos, una cuerda, y una cámara, que después de analizar las fotografías llevaron a la conclusión de que: El hombre secuestraba mujeres que torturaba y ultrajaba antes de ejecutarlas, su fetiche era fotografiar a sus víctimas que al parecer eran muchas. Los agentes de inmediato le pidieron a la mujer que les mostrara la rueda que había cambiado el asesino. La rueda estaba perfectamente, tan solo encontraron un pequeño trozo de madera con el que al parecer había vaciado el aire de la misma obstruyendo la válvula de entrada de aire.

leyendas urbanas El Amable desconocido

El asesino tras localizar una posible presa que se encontraba sola en el parking, vaciaba uno de los neumáticos y esperaba pacientemente a que regresara para ofrecerse a ayudarla y ganarse su confianza, de este modo ellas accedían a meterse con él en el coche donde las atacaba y secuestraba.

El regalo de Navidad

Las celebraciones Navideñas despiertan diferentes sentimientos e intereses en cada individuo, en este caso, para una familia entera, era la ocasión perfecta para estar juntos, habían sido desde siempre muy unidos y aunque no necesitaban pretextos para compartir experiencias, la navidad le daba un toque extra a todo el asunto de los momentos de calidad en compañía de la familia.

Conservaban una tradición muy arraigada, no invitaban a nadie a su celebración, era un evento estrictamente familiar. Cada quien preparaba un platillo, y le ayudaban a mamá con la cena principal, todos colocaban un adorno fabricado por ellos mismos en el árbol de Navidad, incluyendo en él un buen deseo para los demás.

Una vez lista la cena, se sentaban todos a la mesa, después de dar gracias, probaban cada uno de los platillos, haciendo bromas entre ellos por la manera de cocinar, recordaban ocasiones pasadas, entre risas y buenos ratos, acababan hasta con el último bocado.

Después de conversar un rato en la mesa, preparaban chocolate, y sentados junto al fuego de la chimenea alguien pasaba los buenos deseos colgados en el árbol al padre, que era el encargado de leerlos, después de leerlos los arrojaban al fuego, pues pensaban que el humo los llevaría hasta el cielo.

Lo siguiente en la lista era abrir los regalos, primero lo hacia el más pequeño, y así seguía hasta llegar con el padre que era el más grande, esa noche en especial notaron algo distinto, cuando habían dado todos sus regalos aun había uno debajo del árbol, nadie lo reconocía, pero estaba dirigido a ellos. Pensando que alguno de sus amigos lo había dejado cuando vino de visita, lo abrieron con gusto esperando una agradable sorpresa.

El regalo de Navidad leyenda urbana

Cuando lo abrieron miraron extrañados, había dentro de la caja un cuchillo, un pedazo de metal cortado y afilado, un alambre y una nota que decía: – Para los que están en la puerta –, no tuvieron tiempo de reaccionar pues un escalofrió les recorrió el cuerpo cuando el timbre sonó.

Leyenda de Belek el enano vampiro

Esta historia, que aún recuerdan con horror algunos vecinos del Barrio de Flores, sucedió a fines de la década del 70, cuando llegó a Buenos Aires el Circo de los Zares, uno de los circos soviéticos más importantes aunque no tan magnifico como el Circo de Moscú. Como buen circo ruso, traía consigo enanos, payasos y equilibristas. Entre ellos, Kirki, un ágil enano originario de la zona de los Montes Cárpatos, hogar del Vampiro humano Vlad Tepes, “El Empalador”, que Bram Stoker inmortalizó en su novela “Drácula”.

La carpa se instaló en el predio que ocupara el viejo Gasómetro de Avenida La Plata. Una vez empezadas las funciones, algunos animales empezaron a morir en circunstancias misteriosas. El encargado del circo, Boris Loff, concluyó que morían de noche y quedaban sin gota de sangre, por lo que ordenó vigilancia a cargo del Hombre Bala y a la Mujer Barbuda para encontrar al terrible animal que estaba causando tales desgracias.

Una noche, siguiendo una serie de ruidos sospechosos, encontraron a Kirki prendido a la yugular de Vera, una mona tití también parte del circo. Horrorizado, el señor Loff expulsó al enano del circo, y posteriormente se marcharon de Buenos Aires, dejando al pequeño hombre varado ahí, lejos de su tierra.

Su exilio comenzó en un caserón abandonado de Flores, barrio de por si grisáceo y fantasmagórico de Buenos Aires. Sus nuevos vecinos, al principio lo tomaron sólo como a un personaje pintoresco y lo bautizaron con el nombre exótico de Belek. Pero al poco tiempo, se notó la ausencia de los felinos del barrio, al encontrar sus cuerpos sin gota de sangre, comenzaron a hablar de vampiros. Algunos, aseguraron haber visto a un niño vampiro, mientras que otros, informaron que el vampiro era un enano, y además ruso, detalle que no pudo ser pasado por alto y la gente buscó protegerse llevando crucifijos y ristras de ajo, vistiendo así también sus casas para salvarse de los ataques del vampiro.

Pronto se organizaron ruedas de vecinos armados de estacas y agua bendita con intenciones de atrapar al esperpento que aterrorizaba a los buenos habitantes del barrio. Pero fueron finalmente unos muchachos quienes lograron aprisionarlo durante una partida de futbol; impresionados por aquel pequeño bulto que se acercaba a ellos escurriendo sangre por de su boca, improvisaron una red con la tela de la portería y lo llevaron a rastras hasta la iglesia, para que se decidiera ahí su destino, sin embargo, Belek cortó la red con los dientes y huyó hacia el cementerio.

Aseguran que aún vive en ese viejo panteón y sigue haciendo de las suyas. Muchos lo han visto correteando entre las tumbas, acechando a los incautos que todavía no creen en vampiros.

Leyenda de Belek el enano vampiro

Con frecuencia ha dejado en el lugar el cadáver de algún animal callejero o peor aún, algún testigo al que había mordido para poder escapar.

Gloomy sunday

Gloomy Sunday es una canción melancólica romántica compuesta por el pianista Rezső Seress en 1933 y ese mismo año la letra original de Seress fue reemplazada por una letra del poeta por László Jávor en 1933. La canción trajo una ola de 17 suicidios cuando salió en Hungría y después, más de 100 al llegar a los Estados Unidos. Inclusive acabó con su propio creador (Rezső Seress), inspirándolo a saltar por la ventana, justo en el día domingo.

Entre los sonados casos de suicidios estuvo el de la ex novia de László Jávor. Quien fue la inspiración para escribir la canción, pero seguramente nunca pensó que la chica acabaría quitándose la vida dejando una nota en la que se leía el título de su canción: Szomorú vasárnap (“Triste domingo” en húngaro). Otro caso alarmante fue el de dos personas que se dispararon simplemente por escuchar a una banda de gitanos tocar la melodía, o el del hombre que entró a un club nocturno, pidió a la banda que interprete Gloomy Sunday y después, salió y se reventó la cabeza de un disparo. Se cuenta que algunos se tiraron al Danubio tras oír la canción, o bien simplemente sus cuerpos fueron encontrados sin vida, junto a las partituras de la canción, junto a notas en las que se hacía referencia a la canción, o junto al gramófono encendido, tocando Gloomy Sunday como música de fondo. Tras todos esos casos la Policía de Budapest (capital de Hungría) terminó por prohibir la canción.

La primera versión que apareció en USA era la de Sam M. Lewis, quien introdujo una última estrofa para suavizarla junto a su traducción. La canción habla de la historia de un amante que pierde a su gran amor y se plantea unirse a él en la muerte, Lewis agregó en el último fragmento que aquella desesperante situación era un simple pero atormentador sueño. Tras esa versión siguieron muchas otras como la de Paul Whiteman, la de Artie Shaw y Pauline Byrns, y la más conocida versión de la cantante de jazz Billie Holiday, que vio la luz en 1941, y a la cual se le atribuye haber popularizado la canción.

Como es de suponer, antes de que la canción llegara a Estados Unidos ya se sabía de los suicidios en Hungría y, cuando Gloomy Sunday surgió en EEUU, los suicidios se hicieron presentes y rápidamente la canción fue conocida como “la canción húngara del suicidio”. En este marco, muchos creen que el éxito de la versión de Billie Holliday estuvo ligado al oscuro poder que se le atribuía a la canción, ya que, según cuentan, la versión de Billie Holliday tenía algo hipnotizante que, en el caso de los amantes afligidos que la oían, surtía un efecto tan intenso que buscaban la muerte para sus penas.

leyendas urbanas Gloomy sunday

Finalmente, tal y como puede constatarse en una nota del New York Times, la canción fue prohibida en algunas emisoras de radio y clubes nocturnos, ya que era realmente intensa y poética, capaz de inspirar pensamientos suicidas en quien estuviese sumido en la depresión. La duda continua alimentando la leyenda de ésta canción que inspiró investigaciones parapsicológicas en Francia y que fue incluso prohibida por la BBC de Londrés.

La casa del rio

Se dice que en cierta región de Los Pirineos, se encontraba una hermosa y gigantesca casa, del otro lado del rio. Hacia tiempo que no se miraba gente en ella así que grupo de chicos curiosos, se atrevió a cruzar el puente, y entrar en la casa.

Uno de los niños se quedó esperando por ellos sin cruzar el puente, pues el agua lo asustaba demasiado. Los demás continuaron para satisfacer su curiosidad, revisaron todas las puertas y ventanas hasta encontrar un lugar por el cual entrar. Finalmente dentro, hurgando por aquí y por allá, encontraron en algunas habitaciones enormes estanterías, desde el suelo hasta el techo, repletas de frascos de cristal, con algunos líquidos de colores y algún tipo de masa dentro de ellos, la luz era algo escasa, y nadie había tenido la genial idea de cargar con una lámpara.

Cuando se dirigían al segundo piso, vieron la horrible pintura de un hombre sobre la chimenea, este tenía una expresión de enojo, y parecía que seguía atento cada uno de sus movimientos. Los chicos continuaron revisando el lugar, y encontraron un par de fósforos, que al encenderlos, les permitieron ver que lo que había dentro de los frascos eran restos humanos, fetos y animales deformes.

Bajaron corriendo las escaleras, el hombre del cuadro ya no estaba, aquello era en realidad una ventana, desde la cual estaban siendo observados. El muchacho que se quedó fuera, solo escucho gritos aterradores, y salió en busca de ayuda…

Leyendas urbanas la casa del rio

Cuando las personas acudieron al lugar, no pudieron encontrar a los chicos. Pero desataron su rabia contra todos aquellos frascos de horrores, rompiéndolos uno tras otro, solo para darse cuenta con tremendo terror… que sus hijos ya estaban dentro de ellos, hechos también pedazos… en la casa que en épocas antiguas fue de un doctor, acusado de perder la razón.

17 Leyendas Urbanas Cortas

Porque hay quienes les gustan las leyendas más cortas, vamos a presentarles 17 Leyendas Urbanas Cortas, las cuales no les tomara más que unos pocos minutos leerlas.

La leyenda de la niña y la muñeca

Esta leyenda tiene sus variantes en diversas capitales del mundo, pero el dato constante es su protagonista, una niña pequeña. Ella aborda a las personas en la calle, y su aspecto dulce e indefenso, hace que cualquiera le preste atención. La pequeña se acerca, te toma de la mano y te ofrece como regalo su muñeca. Un gesto de lo más tierno, pensaría la mayoría. Pero es aquí donde comienza lo interesante.

Si respondes que no y te marchas, te encontrarás con ella una y otra vez, en muchas situaciones de la vida diaria. Si corres, la niña te seguirá y seguirá hasta que aceptes el regalo, aunque pasen los años. Te lleva hasta el punto de creerla una alucinación, que nadie a parte de ti puede ver. El único rincón seguro es tu casa, porque por alguna razón no puede entrar en ella. Haciendo que te vuelvas ermitaño, pasando la vida encerrado.

Si aceptas el regalo, la niña te da un beso y te confiesa que en realidad no se trata de un regalo, sino de un préstamo, y que un día volverá por ella. Te pide que cuides muy bien a su muñeca y luego desaparecerá entre la gente.

A pesar de lo extraño del suceso, es probable que pronto te olvides del pacto y abandones la muñeca en un rincón. Si eres listo, notaras que todo aquello que le pase a la muñeca, también te está ocurriendo a ti, existe un vínculo estrecho entre ella y tú, como si tratara de vudú, si ella pierde una de sus extremidades, la tuya sufrirá el mismo destino. En este caso, cuidaras la muñeca, de la mejor manera posible, porque sabes que te va en ello la vida.

Pero a todos aquellos que les cueste trabajo entenderlo, botaran la muñeca a la basura y perderán la vida cuando esta sea destruida.

Finalmente, cuando la niña se presenta nuevamente ante ti y te pida la muñeca de regreso: será el día de tu muerte.

El otro pasajero

Como ya era costumbre un taxista hacia el recorrido nocturno en su zona. Cada noche llevaba como copiloto a su novia, pues la recogía al salir del trabajo aprovechando que estaba por su ruta. Esa noche, aprovechando que no había subido ningún pasajero, iban muy ocupados discutiendo sobre una fiesta al día siguiente.

Unas calles más adelante, un hombre subió, todos se dieron las buenas noches cortésmente, y siguieron los enamorados en su plática. De pronto se sintieron algo descorteces, e incluyeron al otro pasajero, por supuesto no en los detalles de la fiesta, si no al preguntarle a donde se dirigía y que hacía por aquel rumbo porque ellos pasaban por ahí todas las noches y jamás lo habían visto.

El pasajero respondía sin pena, les dijo que iba a una fiesta, algunas calles más adelante. Pero en el trayecto, se encontraron con un embotellamiento, algo raro para esa hora, pero al ver las luces de las patrullas y ambulancias, supieron que se trataba de un accidente.

La chica cubría sus ojos, no quería quedarse con alguna desagradable imagen antes de dormir, mientras el taxista casi sacaba la cabeza por la ventana, tratando de no perder ningún detalle, justo en el momento en que eran desviados al carril de al lado, el chofer del taxi alcanzó a ver que los paramédicos recogían un cuerpo, para su sorpresa, era muy parecido al señor que los acompañaba en el taxi, así que dijo: -Oiga Don, el difuntito se parece mucho a usted, asómese-. La pareja volteó hacia atrás para ver la reacción del hombre, pero este había desaparecido, y el asiento trasero estaba lleno de sangre…

El chofer impresionado por lo sucedido, piso el acelerador hasta fondo para alejarse lo más rápido posible del lugar, pero al llegar a las calles que el pasajero le había indicado como su destino escucharon una tétrica voz que decía: -¡No se vaya de paso joven!, acuérdese que aquí me quedo, ¿cuánto le debo?-

Leyendas urbanas el otro pasajero

La pareja no quiso voltear nuevamente hacia atrás, simplemente dejaron el taxi parado a mitad de la calle para marcharse corriendo…

Leyenda de la Fabrica del Demonio

Dos guardias realizaban su ronda nocturna, acompañados de la tenue luz de unas linternas, que se perdían en el inmenso edificio desierto. Buscaban el origen de un ruido que de pronto los sorprendió, entre pláticas, el veterano, cuenta al nuevo la historia del temido lugar.

Le informa que han sido ya seis compañeros que se han dado de baja por depresión, algunos de los guardias anteriores afirmaban que se oían ruidos todas las noches, parecían los lamentos de un hombre que, en otras ocasiones había un triste silbido, pero nada tan horrendo como sentir la respiración de una persona en el oído, hasta el grado de percibir la tibieza de su aliento.

El nuevo vigilante empezaba a ponerse inquieto al saber de tales sucesos, por lo cual la historia siguió en medio de nerviosismo: –¿Esta fábrica estuvo mucho tiempo sin sufrir algún atraco? A pesar de no contar con vigilancia en este barrio tan peligroso. Circula una leyenda desde hace tiempo, dicen que el dueño de la fábrica hizo un pacto con el diablo, para cuidar de la construcción. Lucifer aceptó el trato y envió un perro horrible, con las fauces de un monstruo y la envergadura de un caballo que arrastraba sus mugrientas garras por cada rincón de este horrible lugar. A cambio, el Demonio exigió el alma de un vigilante al año. Cada doce meses el propietario de la fábrica contrataba a un guarda nocturno y a los pocos días… ¡Lo encontraban muerto!-,-Lo bueno es que ya no tiene el mismo dueño, según me dijeron- agregó el joven guardia, -Por eso hace dos años que no encuentran el cadáver de ninguno de nosotros, pero los ruidos extraños no han parado-.

En ese momento un ruido los hizo dirigir la luz de las linternas hasta un punto especifico, el guardia mas familiarizado con el lugar se acercó para buscar mejor, sin poder encontrar nada, cuando llamó a su compañero este no respondía, al regresar al último lugar donde estuvieron juntos, se distinguía un bulto en el suelo.

Leyendas de terror urbanas la Fabrica del Demonio

El guardia se acercó y vio a su compañero tirado. Le tomó la muñeca para comprobar el pulso. Pero ya ¡Estaba muerto!, su cuerpo estaba cubierto rasguños y rasgaduras, como si una enorme bestia lo hubiera atacado.

Sombras oscuras

Las Sombras Negras, se presentan cuando estas concentrado con la vista fija en un punto, de pronto te sientes observando, a tu alrededor ves algo oscuro, borroso, volteas, pero; ¡no hay nada! … a veces se mueven rápidamente hacia alguna esquina, a través de la pared, dentro de un armario, o se ocultan tras los muebles. Se asoman desde un lugar sin luz, o te observan desde la parte más oscura del cuarto, para después pasar corriendo de un rincón a otro de la casa…

Se trata de un viejo fenómeno que se manifiesta con mayor intensidad y frecuencia alrededor del mundo, pues han sido vistas más que cualquier otra forma fantasmal.

Son fantasmas bidimensionales, oscuros, sin forma o masa; como un dibujo plano sobre un papel. Rara vez muestran su rostro y suelen ir en grupos. Apareciendo en lugares donde la muerte está cerca. Tanto humanos como animales perciben su presencia cuando se turba el ambiente, pues cambian la temperatura del lugar creando leves ráfagas de viento.

En un principio se creía que solo se podía percibir estas sombras negras por el rabillo del ojo, pero muchas personas, las han tenido enfrente por largos periodos. Lo suficiente para describirlas como la silueta de una persona, por lo general de un hombre, sin características físicas, sin ropa…a veces con un sombrero o capucha y de terribles ojos rojos.

Su avistamiento causa una sensación de horror incontrolable. Debido a esto y al negro tan turbio de su composición, las personas las asocian con maldad, con demonios, entes extraterrestres, o seres infernales que se alimentan del miedo y la angustia humana.

En otras teorías se piensa que pueden ser personas realizando viajes astrales, o espíritus de algún difunto atado al mundo terrenal, en lugar de “Avanzar hacia la luz”. Quizá no entienden que han muerto o se niegan a aceptarlo. Probablemente dejaron un asunto pendiente, o son suicidas que temen el castigo eterno.

Leyendas urbanas sombras oscuras

O simplemente almas atormentadas que se encuentran atrapadas repitiendo un trauma que no pudieron superar.

La bodega del supermercado

Son muchos los sucesos sobrenaturales que ocurren en los sitios menos imaginables. El día de hoy, les voy a contar la leyenda del bodeguero. Horacio Fernández llevaba ya trabajando en el supermercado de la esquina varios años. Su labor era muy sencilla, únicamente tenía que acomodar las cajas de mercancía que ya estaban inventariadas.

Casi nadie lo ayudaba, debido a que era muy grosero con sus compañeros e inclusive por lo menos una vez a la semana les jugaba una que otra broma pesada (ponía una rata muerta en alguna de las cajas, verduras podridas en los casilleros etcétera).

Una noche, mientras estaba acomodando productos en un anaquel, se fue la luz y por poco una gran caja le cae en la cabeza. Afortunadamente esquivó el golpe y fue corriendo en busca de una linterna. La encendió y sujetándola con la boca pudo proseguir con la tarea encomendada.

Las baterías no tardaron en agotarse, aunque eso no desanimó a Horacio, él continuó como si no pasara nada. Ya en completa oscuridad una serie de ruidos se comenzaron a escuchar cerca del lugar donde se encontraba.

– Ya cayese, hagan lo que hagan no conseguirán asustarme. –

No obstante los gemidos y gruñidos se aproximaban cada vez más, entonces Horacio creyó que sus compañeros estaban escondidos detrás del anaquel, gastándole una broma pesada.

En venganza, aquel hombre empujó el estante en contra de ellos. Desgraciadamente, lo único que consiguió fue que las cajas cayeran sobre su cuerpo.

Debajo de ellas, comenzó a gritar desesperadamente:

– ¡Auxilio, socorro, no siento mis piernas! –

De la nada apareció un brazo, acompañado de una grave voz que le dijo:

– No se preocupe mi amigo, yo lo salvaré.

– Muchas gracias, no sabe cómo se lo agradezco. Creí que iba a morir aplastado -.

Al concluir la frase, Horacio alzó la mirada para poder observar a su rescatador. Se trataba de una criatura con rasgos humanoides pero con el rostro totalmente desfigurado.

– ¡No puede ser, es un zombie! – Gritó con todas sus fuerzas.

La bodega del supermercado

Quiso correr, pero no pudo ya que de una de sus piernas sólo quedaban algunos pedazos. El resto de la carne estaba siendo devorado por esa criatura.

Avistamientos del Mothman

Después de los avistamientos del Mothman Virginia, el ufólogo Jerome Clark hizo investigaciones demostrando que cientos de personas habían visto el Mothman, incluso antes de la tragedia de Point Pleasant. Su apariencia era aterradora, pero se llego a la conclusión que nunca fue una amenaza, pues al parecer trataba de comunicarse en lugar de atacar, intentando advertir sobre terribles sucesos, pues ha sido visto especialmente en lugares donde se van a producir grandes tragedias.

Chicago 5 de mayo 1951, se producía un terremoto. Días antes, varios testigos que navegaban por el río Michigan aseguraron haber visto un gran ser de color grisáceo que sobrevolaba los edificios de la gran ciudad.

Alemania 10 de septiembre 1978, los trabajadores de una mina de carbón de Friburgo, se encontraron una criatura con las alas extendidas justo en la entrada, la siguieron, pero ella los obligó a retroceder soltando insoportables y agudos alaridos. Todos se marcharon del lugar. La mina se incendió minutos después. De no haber sido por aquella criatura, más de 20 personas habrían muerto en el lugar.

Chernobyl 26 de abril 1986, la central nuclear explotó, al fallar el suministro de potencia del generador, acabando con la vida de 30 personas. Mientras los helicópteros trataban de acabar con el fuego, se vio un extraño ser de 7 metros de altura, sobrevolando el incendio. Una docena de trabajadores de una central eléctrica del sur de Ucrania aseguraba haber visto a esta extraña criatura.

World Trade Center 2001, hubo algunos informes de un hombre volador que fue visto antes y después del ataque.

Chihuahua, México marzo de 2009, fue visto por un joven y varias personas de la localidad, casi un mes después en México estalló una epidemia de gripe A que causó la muerte de varias personas.

Leyendas urbanas mothman

Existen muchos testimonios similares del Mothman, aunque su existencia no se ha demostrado. Algunos atribuyen estos avistamientos a histeria colectiva, pero muchos otros, han encontrado en el Mothman un presagio, de que algo desagradable está por venir.

Polybius el videojuego maldito

Polybius, fue una máquina árcade de 1981, creada por Ed Rottberg y Sinneslöschen (En Alemán “Perdida de los sentidos”). Siete máquinas, se distribuyeron en salones recreativos de la ciudad de Portland, Estados Unidos.

En el juego, se manejaba una nave que disparaba a una serie de enemigos mientras las fases se desarrollaban con una temática tipo puzzle. La nave no se movía, sino que la pantalla rotaba a su alrededor. Su aspecto gráfico, de colores vivos y abundantes efectos luminosos, fue una gran atracción.

Mucha gente se amontonaba esperando su turno para jugar. Sin embargo, al cabo de unos días, numerosos jugadores se quejaron de padecer amnesias, cefaleas, pesadillas, insomnio y algunos, incluso intentaron suicidarse.

Hablaban de combinaciones de luces estroboscópicas y gráficos, que contenían mensajes subliminales. El juego producía mareos, tics nerviosos, vómitos, pérdidas de memoria, alucinaciones auditivas y ópticas, ataques epilépticos y terrores nocturnos. También aseguraban ver caras fantasmales recorriendo la pantalla del juego a una velocidad casi imperceptible, así como mensajes que instaban al suicidio o al conformismo, tales como “Kill Yourself” (mátate),”No Thought” (no pienses), “Do not question authority” (no cuestiones a la autoridad) o “Surrender” (ríndete). Muchos afirman haber oído voces ininteligibles, lamentos, gritos aterradores, quejidos de dolor o pánico y hasta voces femeninas diciendo: “¿por qué me haces daño?”; entremezclados con el fortísimo y confuso sonido del videojuego.

Se sospechó que la máquina pertenecía al gobierno estadounidense, tras el avistamiento de hombres vestidos de negro tomando notas de los jugadores. Pensando que se trató de un experimento secreto, como ensayo en métodos de control mental sobre la población civil.

El juego era adictivo al principio, se convertía en odio y terminaba en olvido. Pues a los jugadores les era imposible recordar de qué se trataba el juego.

Leyendas urbanas polybius

La desaparición del videojuego se dio cuando la prensa de Portan público que un niño de apenas 13 años murió de un ataque epiléptico tras sufrir un shock cuando jugaba, es ese momento las máquinas que contenían el videojuego fueron removidas inmediatamente por los hombres de negro, haciéndolas desaparecer para siempre.

WWW, La Marca de la Bestia

La Marca de la Bestia es el nombre con el que se conoce el número 666, relacionado con Satanás y con el Anticristo. Existe una interpretación, que identifica el 666, con el World Wide Web, WWW. Calificándolo como otra manera en que el anticristo o la bestia se mimetiza con los avances de la tecnología.

Esta teoría se basa en que: La sexta letra de los alfabetos semíticos es la waw, es decir, nuestra w. Estas lenguas emplean además las primeras letras de su alfabeto para identificar los números. El 6, se escribe con la letra waw: por lo tanto, 666 = www (waw waw waw).

La omega mayúscula griega (Ω) es un símbolo, además, en la tradición cristiana, relacionado con el final de los tiempos. La omega minúscula (ω), es nuestra w. Estos tres estan ligados al ser que traería el fin del mundo.

Por otra parte, la letra waw en arameo y árabe se dibuja como un 9, es decir, un 6 invertido, y la inversión de símbolos, como la cruz invertida, tradicionalmente ha sido un recurso utilizado por el satanismo.

La letra w, así como la v y la u, procede de la waw fenicia, sexta letra de su alfabeto. Representada en escritura egipcia hiératica como un tridente ψ con algo más de proximidad a la w actual. Esta también es el origen de nuestra F, curiosamente la sexta letra de nuestro alfabeto.

leyendas urbanas WWW

En la película de ficción El día de la Bestia, de Álex de la Iglesia, se sitúa el nacimiento del Anticristo entra las Torres KIO de Madrid, rascacielos inclinados que, forman una V invertida. Madrid es, la única población del mundo que tiene erigida una estatua al Ángel Caído, situada exactamente a 666 metros sobre el nivel del mar. Los webdings de nuestros ordenadores no dejan de hacer homenaje a dichas torres al teclear en ellos las barras inclinadas / \.

Leyenda de la venganza del ahorcado

La madrugada del día 15 de Junio de 19… El campesino Jared Selum fue ahorcado, acusado del asesinato a cuchilladas al terrateniente Wallace.

Se tuvieron solo dos sospechosos: Reth Zader, antiguo socio del terrateniente, y el pobre campesino Selum, a quien Wallace había despojado de sus tierras. En los interrogatorios Zader fue astuto, contestaba a todas las preguntas de forma clara y tranquila. Selum, por el contrario se portaba nervioso. A fin de cuentas un inocente más murió en la horca. El caso fue cerrado y el campesino olvidado.

La noche del siguiente 15 de Junio, Zader despertó asustado por una terrible pesadilla, en la que el cadáver descompuesto del campesino Selum, le sonreía y señalaba macabramente. Tomó un par de tragos de whisky para calmarse y abrió la ventana, por ahí entró un sonido macabro igual al de sus pesadillas. Pero al asomarse la calle estaba solitaria… Sin embargo el ruido parecía acercarse con lentitud.

Al asomarse de nuevo, distinguió una misteriosa figura, caminando lentamente, tenia vestimenta blanca y manchada. Poco a poco, la misteriosa figura avanzaba hacia su ventana, Zader intentaba huir, pero estaba inmovilizado por completo. La luna brilló con intensidad mostrando una visión espantosa… el putrefacto hombre de rostro descarnado estiraba sus brazos y le sonreía burlonamente…

Al día siguiente, encontraron a Zader ahorcado en la rama de un árbol, con una soga vieja y rasposa. Sus extremidades fueron salvajemente arrancadas y esparcidas por los alrededores. El pecho, aún goteaba sangre, roja y caliente. Y en su cara aun conservaba una mueca de horror aterradora…

Leyendas de terror venganza del ahorcado

A pesar de todo lo sucedido el caso fue cerrado de inmediato, solo para conservar un terrible secreto. Pues esa misma mañana la tapa del ataúd del campesino Selum apareció rota y el putrefacto cadáver sostenía fuertemente entre sus manos, la pierna aun sangrante de Zader. Y en su horripilante boca, de dibujaba una sonrisa, propia de alguien que ha cumplido su añorada venganza

Leyenda del vampiro Loret Blackmen

Existe una leyenda en Baja California sur, México. Que dice, que el día 12 de Marzo de 1907 un vampiro fue enterrado en tierra consagrada y que la criatura se alzaría de su tumba la noche de su centésimo aniversario, trayendo consigo un nuevo reino de terror donde prevalecería la maldad.

Un día antes su resurrección, Marlene, trabajadora de la revista “Histerias Paranormales” encuentra en la red información sobre esta leyenda, indicando el pueblo “La Purísima”, como sitio exacto del despertar. Y junto a su novio Javier, el día indicado ponen rumbo a la tumba de Loret Blackmen. Llegan al pueblo que se encuentra en abandono total. Mientras recorren el lugar a pie, una campana comenzó a sonar, la pareja decidió ir de la iglesia. Donde encontraron a unos pocos habitantes y un sacerdote, que rezaba por el alma de los presentes, por el terrible suceso que estaba por venir.

Después se marcharon en procesión hacia el cementerio. El sol se había ocultado, nubes negras cubrían el cielo, feroces ráfagas de viento azotaban el lugar, todos estaban histéricos, y el sacerdote imploraba a Dios no permitir tal atrocidad.

Las plegarias fueron escuchadas y todo quedó en calma, pero… lamentablemente el caos se hizo con más poder, y todos fueron atacados por una bandada de cuervos. Marlene estaba ahí inmóvil, a dos metros de la tumba de Loret Blackmen. Parecía que todos habían muerto.

Pero la situación empeora cuando se da cuenta de que la tierra que cubre la tumba del vampiro está siendo removida desde el interior, empieza a salir una mano con enormes garras, finalmente, Loret Blackmen se levantó de su tumba, con su cuerpo putrefacto y con unas terribles ansias de chupar sangre. Tomó a Marlene como primera presa y la mordió en la yugular, recuperando las fuerzas a través de la sangre fresca. El novio de ésta, malherido, intentó atacar al vampiro, quien le atravesó al abdomen con una mano. El festín había acabado y el vampiro se retiró del lugar.

Leyendas urbanas loret blackmen

Pero no está solo. Tomó a Marlene como su compañera, y ésta camina junto a su sombra en la oscuridad de la noche… juntos por toda la eternidad.

El Arlequín de porcelana

El cumpleaños de mi madre estaba cerca y yo aun no le había comprado nada, entonces me fui al centro comercial decidida a encontrar algo adecuado. Pasadas cinco horas sin tener resultados, mejor me retiré a buscar en otro lado, pero no tuve que ir muy lejos, a unas pocas calles de ahí, vi en el aparador de lo que parecía una tienda algo que llamó mi atención por completo.

Al entrar me pareció un bazar antiguo, se percibía la suciedad con la vista, olor y tacto, aunque lucia siniestro, y hasta cierto punto macabro, decidí continuar hasta el mostrador, ahí se encontraba un hombre demasiado peculiar, en realidad horrendo, su rostro mostraba enojo y tenía un ojo de cristal, el olor sucio que se percibía en el lugar provenía de él, pero; yo iba por aquello que me hizo entrar ahí, era un arlequín de porcelana de rara expresión.

Cuando se lo pedí al vendedor, me hablo de la maldición que pesaba sobre él; pues todos quienes se lo llevaron, habían sufrido una desgracia mortal.

Se decía que un asesino llamado clopi, cuyas víctimas fueron siempre niños a los que mutilaba las extremidades, un día hizo un conjuro y repartió su alma en los arlequines de porcelana, y concretó que todo aquel que se llevara uno sufriría una desgracia.

Esas me parecieron tonterías e igual me lo llevé, puse el arlequín en los asientos traseros, y cuando iba por la carretera en un paso a desnivel, mi coche se detuvo a mitad de las vías, mientras intentaba salir, el tren apareció de repente, se estampó con tal violencia que me mató en el acto, mi madre acudió al suceso, y la policía le entregó el arlequín de porcelana, pues era lo único que se había salvado.

El Arlequín de porcelana

Llevaba aun en sus manos, la nota que yo había escrito: “felicidades mamá”.

Leyendas del Instituto San Fernando

El Instituto San Fernando era un colegio en el que muchos niños adinerados cursaban la primaria. Se trataba de un plantel dotado de lo último en cuestiones tecnológicas. Es decir, en cada salón había computadoras portátiles, cañón de proyección y hasta conexión inalámbrica.

Las jornadas matutinas eran frenéticas. Durante los descansos las personas podían oír la algarabía que producían los niños al jugar y platicar. Sin embargo, la cosa cambiaba en cuanto caía la noche, pues empezaban a pasar cosas escalofriantes. Al menos, eso fue lo que me contó doña Conchita, una de las cuidadoras que más duró en aquel sitio.

Según ella las aulas se tornan heladas. No importa que estés cubierto con una chaqueta gruesa, sientes un frío que te cala los huesos. También de vez en cuando se alcanza a percibir un leve olor a azufre que se esparce por el Instituto a través de los ductos de aire.

En la actualidad, la escuela se encuentra abandonada, debido a que la dueña y directora del plantel se fue a vivir a otro condado por razones desconocidas. Del mismo modo se comenta que el gobierno local quiere comprar el terreno para construir un edificio, pero nadie ha arreglado la documentación para que esos planes se lleven a cabo.

La leyenda urbana que más veces he escuchado del Instituto San Fernando tiene que ver con un fantasma que cada fin de mes camina por toda la escuela. Quienes han podido verlo aseguran que su aspecto físico es idéntico al del profesor de música, hombre que desafortunadamente perdió la vida a manos de un estudiante desequilibrado, que no soporto haber reprobado el curso.

El punto es que la cara del fantasma, no es de un humano, sino más bien de un duende con ojos color violeta. De su boca brota un líquido verdoso que si te toca la ropa, la mancha permanecerá ahí para siempre. También se diserta en torno a las melodías que se escuchan en el viejo piano, estas tienen la particularidad de ser estridentes y molestas. Al oír una sola nota de sus canciones, el corazón comienza a fibrilar.

La leyenda del lobizón

Si algo me molesta de las vacaciones es ir a acampar con mi familia, pues creo que la naturaleza y yo no nos llevamos del todo bien. Siempre que he ido en esos viajes, alguna peripecia me termina ocurriendo. Como por ejemplo, ser picado por las abejas, caerme de la rama de árbol etcétera.

Papá puso la tienda de campaña y fue con mis hermanos a recoger leña, mientras yo hacía lugar para la fogata. De repente escuché unos fuertes gruñidos, giré la cabeza hacia atrás y me quedé helado al notar que detrás de mí se hallaba un lobo negro de aspecto horripilante.

El animal se me quedó viendo y en menos de un parpadeo se escondió entre la maleza. Mi padre llegó y le conté lo ocurrido y con una sonrisa me dijo:

– Ni pareces mi hijo, eres un cobarde. Seguramente se trataba de un perro, más como tú eres un chiquillo citadino, piensas que cualquier cosa del bosque te puede matar.

La noche cayó y yo me metí a mi bolsa de dormir, cerrando los ojos y tratando de no pensar en nada más. Sin embargo, poco después volví a oír ese aullido que aún hoy provoca a mi cuerpo escalofríos.

– Papá, otra vez está en lobo acechándonos. Por favor, haz algo.

– ¿Qué día es hoy? Me preguntó.

– Martes ¿por qué?

– Hijos, despierten, vámonos al auto. Ese no es un lobo, es el lobizón. Gritó con voz fuerte.

– ¿Lobizón? ¿Qué es eso?

La leyenda del lobizónUna mezcla asesina entre un perro de caza y un lobo salvaje. Es el séptimo hijo de una manada de machos. Lo que me aterra es que se alimenta principalmente de jóvenes. Por lo general, sale a merodear a finales de septiembre.

Mis hermanos y yo subimos a la camioneta, en lo que mi padre tomaba la escopeta y le disparaba al lobizón, quien murió luego de varios tiros, con los ojos inyectados en sangre.

El corderito

En un pueblecito de Extremadura, España, había un pastor llamado Bernardo. Todos los días llevaba un pequeño rebaño en el monte. Un día después de recogerlo, metió a todos los animales en un corral de madera y bajó de nuevo a casa, como todos los días, montado en un burro al anochecer.

En medio del camino se encontró con un corderito y pensando que se había extraviado, quiso llevarlo a casa para protegerlo, entonces lo cogió y lo montó detrás de él, en su burro, y ambos continuaron su recorrido.

Al rato, Bernardo escuchó que algo se arrastraba por el suelo. Y miró hacia atrás, se llevó tremenda sorpresa al descubrir que aquellas patitas cortas y blancas del cordero se habían convertido en unas enormes zarpas que iba arrastrando por la arena, volteo de nuevo hacia enfrente diciendo:-¡Ay Dios mío!, cómo le han crecido las patas a este bicho!-, y una voz grave le respondió: -¡Y MAS ME HAN CRECIDO LOS DIENTES!-.

Con la cara desencajada y un terrible escalofrío subiendo por su nuca, se giró lentamente para encontrarse, que el tierno cordero portaba un rostro demoníaco. Sus brillantes ojos rojos le veían fijamente y paseaba su pegajosa lengua entre sus dientes afilados que parecían cuchillas. De inmediato lo empujó del burro, arrojándolo al camino.

Desde aquella noche Bernardo no volvió a ser el mismo, llegó a casa mudo, pálido y aterrorizado. Cuando contó lo sucedido, no hubo quien le creyera ni una palabra.

Dos meses después, se tiró por un acantilado. Y su única hija, los hizo también unos años después de la misma forma.

Leyendas urbanas el corderito

No se sabe que le ocurrió a Bernardo y su hija, pero hay gente rumoreando que aquel extraño cordero, era el mismo Diablo.

¿El traje de Santa fue creado por una refresquera?

La figura de San Nicolás (también llamado Papá Noel en otras latitudes) se encuentra asociado con las fechas decembrinas, ya que precisamente es en esta época del año donde se dice que aquel hombre de largas barbas blancas reparte obsequios durante la noche del 24 de diciembre a los niños que han sido buenos.

Sin embargo, desde hace algunas décadas una leyenda urbana ha acaparado las portadas de algunos diarios sensacionalistas. En ellas se pueden leer historias que afirman que los colores del emblemático traje de Santa Claus fueron añadidos por la compañía de sodas originaria de Atlanta en los Estados Unidos.

Coca-Cola es una marca que el año próximo cumplirá 130 años de existencia, lo que la convierte en una de las más fuertes dentro del ramo de bebidas carbonatadas. Quizás sea por esto que dichos relatos continúan vigentes.

Analizando la leyenda urbana en cuestión, encontramos que existen ilustraciones de Papá Noel vestido de rojo en los albores del siglo XX (concretamente en 1902). La dibujante Mary Cowles Clark fue la encargada de crear los dibujos del afamado libro The Life and Adventures of Santa Claus, en donde se puede apreciar al carismático personaje navideño ataviado con prendas color carmesí.

Algo que se ve a simple vista en esos diseños es que San Nicolás es representado como una persona de baja estatura, muy parecido a la que tendrían los gnomos.

No fue sino hasta principios de la década de los años 30, cuando se le encargó al artista Haddon Sundblom una nueva campaña publicitaria de Coca-Cola que arrancaría en diciembre.

Sundblom tomó como referencia la imagen de un “norteamericano saludable” de aquella época. Es decir, un sujeto corpulento, de gran estatura y mejillas rosadas.

Hay que tomar en cuenta que en ese tiempo la obesidad era síntoma de “buena salud”. No cabe duda que el éxito de esos carteles promovió el que otras compañías imitaran los patrones para representar a Santa Claus.

Sin embargo, eso no quiere decir que Coca-Cola sea el inventor de su vestimenta.

Leyendas urbanas sobre Coca-Cola

Con la facilidad que se tiene hoy en día para difundir un rumor, las leyendas urbanas nacen diariamente por montones, algunas van de boca en boca hasta que llegan a un medio masivo como el Internet y se riegan como pólvora, a veces nacen dentro de la misma red y su popularidad es tremenda. Hoy existen leyendas de terror cortas para cualquier cosa, pero se obtiene mayor éxito al hablar de algo que se conoce en todo el mundo, es así como las marcas, video juegos o personas famosas, llegan a ser protagonistas de estas historias.

El imperio Coca-Cola es principal víctima de estos murmullos con el firme propósito de asustar a la sociedad, ya que es un producto que tiene consumidores en gran parte del planeta. Aparentemente estas historias solo causan susto momentáneo y se tiene que inventar una nueva cada cierto tiempo, pues Coca-Cola, sigue siendo líder en ventas de refrescos, muy por encima del resto de las compañías.

La principal leyenda, es acerca de un supuesto ingrediente secreto, el cual en un principio fue cocaína y se dice siguen usándola. También se cuenta que podemos contraer una enfermedad mortal, ya sea por los orines de rata o las jeringuillas que los empleados resentidos agregan a la formula. Algunos afirman que la Coca-Cola Zero produce cáncer, que la Fanta Uva produce tumores rectales, etc. Por supuesto todos dicen conocer uno de estos casos, pero nadie tiene las pruebas. La Coca-Cola, como todas las bebidas comerciales, está obligada a pasar estrictos controles sanitarios.

Luego está la teoría del súper limpiador, capaz de remover oxido, disolver restos humanos, destapar las cañerías y hasta remover por completo cualquier mancha de sangre, llegando entonces hasta las posibles mezclas explosivas.

Pero más escalofriantes resultan las leyendas en las que se afirma que el éxito de la bebida se debe a un pacto Satánico, en el cual se le pide al dueño sacrificar tres almas y embotellarlas, y esto supuestamente lo hacen al agregar la sangre de las víctimas o sus cuerpos enteros, que en ocasiones no alcanzan a disolverse por completo causando que los consumidores encuentren restos humanos en sus bebidas.

El color oscuro seria solamente para ocultar estos aditamentos. Aquí entra también esa parte en la que se afirma que las etiquetas muestras imágenes del Demonio.

Leyendas urbanas sobre Coca-Cola

Pero como lo dijimos antes, son solo, leyendas urbanas, a las que se le irán agregando más que de igual manera no podrán ser comprobadas y que en nada afectan la predilección del público por esta bebida, al contrario, parece que le consiguen más seguidores diariamente.

Leyenda de la carretera a La Palma

La localidad de La Palma de Jesús está situada en el Municipio de Venustiano Carranza, en el Estado de Michoacán de Ocampo. Es un lugar con pocos habitantes. A una altitud de 1520 metros. En esta pequeña población cada año, durante la 1a. Semana de Agosto, se realiza la Fiesta Patronal en honor al Divino Rostro.

Este evento no es exclusivo de la gente del pueblo, por lo cual, se trasladan personas de las localidades vecinas. Y aquellos que realizan su recorrido por la carretera, se han encontrado con una desagradable sorpresa.

Se dice que allá por el año de 1989, una pareja de jóvenes regresaba a La Palma por la mencionada carretera, cuando tuvieron una discusión. El chico, obligó a la muchacha a salir del auto, y la dejó completamente sola a mitad del camino. Transcurridos cinco minutos regresó por ella, pero; ya no estaba.

Dos días después, la policía encontró el cuerpo de la chica, en el lugar exacto donde el novio indicó que la había dejado.

Presentaba rastros de haber sido ultrajada, y asesinada de forma brusca, así que él fue culpado de asesinato y pasó seis años en prisión, de donde finalmente fue liberado por falta de pruebas.

Leyendas cortas carretera a la palma

Cuentan que desde entonces, esta chica se aparece en medio de la carretera, en el preciso lugar en donde murió, se atraviesa a todos aquellos vehículos conducidos por hombres solos y jóvenes, en ciertas ocasiones les pide aventón, solo para desaparecer después, justo antes de abandonar el camino, y provocarles terribles accidentes.

Te recomendamos:

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment