Leyendas reales de terror

Leyendas reales de terror
5 (100%) 1 vote

Todas las leyendas reales de terror que te vamos a presentar están basadas en sucesos o hechos reales y que la gente cuenta que realmente ocurrieron o siguen ocurriendo hasta la fecha.

Existen innumerables leyendas de terror que podemos disfrutar a continuación.

Leyenda del pueblo fantasma del lago Angikuni

Un grupo semi nómada Inuit, decidió establecerse junto al lago Angikuni, a orillas del río Kazan en la región de Nunavut (Canadá), debido a la abundante pesca del lago y la rocosa costa que les brindaba refugio, parecía un buen lugar para un campamento permanente, sin embargo, esto los llevaría a formar parte de uno de los más grandes misterios, que desde 1930 (año en el que se desarrollaron los hechos) hasta el día de hoy no ha podido ser esclarecido y que involucra la desaparición de más de 1200 personas.

Todo empezó cuando Joe Labelle, un cazador canadiense, se vio sorprendido por una tormenta mientras recorría las tierras de los inuit y decidió protegerse en el poblado, en el cual ya había estado anteriormente. Al acercarse, un extraño temor invadió su cuerpo, convirtiéndose de a poco en pavor que le incitaba a huir del lugar, pues se percibía algo raro en el ambiente; estaba todo el completo silencio, no se escuchaban los acostumbrados ladridos de los perros, y las calles se veían totalmente vacías.

Tal soledad, lo llenó de miedo y angustia, por lo que empezó a gritar, sin obtener respuesta alguna, luego entró en unas cuantas casas, en las que no pudo encontrar ni un alma. Pensó entonces que los Inuit habían abandonado el lugar, pero desechó la teoría de inmediato, porque los rifles, trineos y kayaks seguían en sus lugares de costumbre, los pobladores no habrían podido irse sin ellos. Mas escalofriante aun, cuando revisó por completo el asentamiento, descubrió horrorizado que todas las tumbas de su cementerio estaban abiertas, y no había tampoco rastros de los muertos que descansaron en ellas.

No perdió tiempo, comunicó a través del telégrafo lo que vio, y la Real Policía Montada de Canadá, envió varios grupos policiacos a investigar, a su llegada, no pudieron más que confirmar lo que el hombre dijo, no había signos de violencia, ni huellas que indicaran su destino, solo encontraron restos de los perros que murieron por estar atados y platos medio cocinados, como si hubiesen sido sorprendidos en medio de la cena.

Entre las posibles teorías que se manejan, se habla de la ira del Demonio, que reclamó sus almas, llevándose tanto a vivos como a muertos, por eso no tuvieron tiempo de nada, ni se encontraron huellas, porque simplemente se desvanecieron…

La segunda teoría maneja la posibilidad de una abducción extraterrestre masiva, pues Arnand Laurent, otro cazador que habitaba en las cercanías, vio junto a sus dos hijos un objeto luminoso cruzando el cielo a toda velocidad, directo al pueblo a orillas del lago. Quiso acercarse, pero el miedo a lo desconocido fue mayor, obligándolo a volver a su cabaña. Días después, un par de miembros de la policía montada se entrevistaron con Laurent, después de escuchar lo sucedido, no volvieron a preguntar al respecto, e intentaron por años encontrar una explicación al suceso, pero sin lograrlo.

leyendas reales de terror pueblo fantasma del lago Angikuni

Un misterio sin resolver, que sirvió de inspiración para que el novelista Dean R. Kootz escribiera su best-seller Fantasmas, llevado posteriormente al cine.

Leyenda de terror Aparición en la montaña

Borja era un alpinista calificado, cuenta la leyenda que en su larga trayectoria como escalador había conquistado muchísimos trofeos. Sin embargo, su obsesión era llegar a la cima del monte Santa Catarina.

Algunos de sus amigos, habían intentado esa excursión en el pasado pero con muy malos resultados. Inclusive se decía que esa era una montaña embrujada, pues nadie conseguía regresar con vida una vez que comenzaba la escalada.

Borja tomó su equipo y se dispuso a emprender la hazaña. Los primeros metros, fueron literalmente “pan comido” para un atleta de su categoría. No obstante, a medida en que el oxígeno se iba haciendo cada vez más escaso, le costaba más y más trabajo subir.

Luego de cuatro horas aproximadamente, el hombre ya llevaba recorridos más de dos tercios del total de la montaña. Por tal motivo, decidió darse un pequeño descanso y dormir en una zona plana del monte, para así recuperar el máximo de energías posibles.

Colocó su bolsa de dormir y cerró sus ojos con la esperanza de perderse en un sueño profundo. Algo andaba mal, había algo en el ambiente que no lo dejaba tranquilo. Repentinamente, un lobo hambriento se paró frente a él. Borja no llevaba más armas que su cuchillo de cacería.

No importando que quizás esta sería una batalla que no podría ganar, el hombre se le fue encima al lobo matándole gracias a que le rebanó el cuello.

Sin embargo, el animal pudo morderlo en su brazo izquierdo antes de morir. Luego del incidente, Borja recogió sus cosas y siguió su camino hacia la cima. Ciertamente nadie hubiera estado preparado para lo él que iba a encontrar al final de su recorrido.

En la cima del monte Santa Catarina yacían los esqueletos de centenas de hombres. Gran parte de esos huesos, mostraban señales de haber sido mordisqueados por un animal salvaje.

Aparición en la montaña

Antes de que pudiera sacarle fotografías a ese lugar, su cuerpo comenzó a transformarse. Toda su piel se llenó de pelaje y su boca se transformó en un hocico. Se había convertido en un hombre lobo.

Leyenda de la casa de los muertos

En Cáceres, hay un viejo caserón de dos plantas, que hoy en día, alberga la Casa Museo Árabe Yusuf Al Borch. Ubicado en la calle Cuesta del Marqués, número 4, en las inmediaciones de la plaza de San Jorge. Este inmueble es mejor conocido como: “La Casa de los Muertos“, debido a los extraños sucesos que se desarrollaron en su interior y que lo han llevado a la fama desde mediados de los años setenta.

La construcción data del siglo XII, perteneciendo en sus inicios a un mercader musulmán, representaba un buen ejemplo de una casa típica de esta cultura existente en la ciudad por siglos. Durante mucho tiempo, estuvo cerca de la ruina debido a su abandono, hasta que la humilde familia De la Torre, la convirtió en su residencia. Don José y su hijo Angel dedicaron más de 11 años en su restauración. Pero no tardaron tanto en notar que algo raro pasaba en su interior.

Extraños ruidos de pisadas en mitad de la noche, golpes en los muros, ventanas y puertas que se abrían solas, muebles que se trasladaban de un lugar a otro… el embrujamiento de esta casa no pudo quedarse en secreto, pero esto no influyó en la tranquilidad de la familia, sino hasta agosto de 1984, cuando los hijos adolescentes del matrimonio se convirtieron en protagonistas de incontables eventos extraños, los cuales sucedían siempre a la misma hora. Y que terminarían en el primer encuentro con el fantasma. Los chicos dormían en un colchón tirado en el suelo, cuando pudieron escuchar a la perfección unas fuertes pisadas que se acercaban y se paraban junto a ellos. Una noche los sonidos fueron tan intensos que salieron corriendo a la calle llenos de temor. Pronto los sucesos ocurrieron también durante el día, objetos tan pesados como una maceta de ocho kilos, eran movidos con facilidad de un lugar a otro.

Según dijo a Europa Press el actual propietario de la instalación, dicho fantasma aún se pasea por el museo, visitado a menudo por turistas. El espíritu se manifiesta, pero, según una médium, es “bueno” y no quiere causar daño. También le describió como una mujer joven y bella, de unos 40 años, que vestía una especie de kaftan. Su presencia ha sido sentida tanto por los habitantes del museo, como por visitantes, siendo estos últimos, los que han tenido la necesidad de salir corriendo, al sentir que algo muy extraño los persigue.

La fama de esta casa embrujada ha llamado la atención de varios medios de televisión, algunos médiums e investigadores dispuesto a descubrir al fantasma, llenando las habitaciones de cámaras y micrófonos, pudieron comprobar que las velas se encendían solas y escuchar la voz de una mujer gritando muy claro: —ahora.

Muchas personas han vivido estas experiencias extrañas dentro del recinto. Salen de la casa con el vello de punta o excesivamente nerviosos. Incluso el mismo propietario ha declarado que su familia tiene miedo, pero tratan de entablar una buena relación con el fantasma, dirigiéndole educados saludos, pues tienen que seguir abriendo el museo.

Leyenda de la casa de los muertos

Nadie sabe explicar claramente la procedencia de este fantasma, pero los lugareños afirman que, en épocas pasadas que no han podido precisar, se cometieron allí varios asesinatos y asocian estos hechos de con los sucesos paranormales que se desarrollan hoy en día. Bien dicen que ¡Donde hubo sangre, fantasmas quedan!

Leyenda de la Dama Marrón

La fotografía que a continuación podras ver, es titulada: “The brown lady of Raynham Hall” (La dama marrón de Raynham Hall), cuentan las leyendas que en ella, se muestra un espectro bajando por las escaleras, en dirección a la cámara que la está captando. Es una de las imágenes más importantes dentro del mundo parapsicológico, ya que se le han realizado una gran cantidad de exámenes, sin lograr descubrir en ella algún tipo de manipulación o truco. Convirtiéndose así, en una de las pruebas más veraces de la existencia de fantasmas.

Cuando fue captada la Dama Marrón ya tenía una larga historia detrás, incluso tuvo un roce con la realeza, allá en las épocas de 1800. Cuando el rey George IV de Inglaterra se hospedaba en la mansión, fue sorprendido por este ente gaseoso y pálido como la muerte, que le vigilaba silenciosamente al lado de la cabecera de la cama. Fue tal el susto que partió de inmediato, negándose a permanecer un minuto más en aquella maldita casa.

Otro encuentro muy sonado fue el que tuvo el Coronel Loftus en 1935, quien la primera ocasión intentó darle alcance, pero ella simplemente se desvaneció. La segunda oportunidad, Loftus, armado de papel y lápiz, hizo guardia, hasta que logró verla flotando sobre la escalera e hizo un boceto que mostró al día siguiente al resto de invitados. Tiempo después, con menos sosiego, el capitán Frederick Maryat uso su pistola en contra de ella, pero la bala atravesó el traslucido espíritu sin causar daño, terminando limpiamente clavada en la pared. En 1926, dos niños que jugaban en la casa, la describieron como “una señora de gasa”.

El 19 de septiembre de 1936, cuando los fotógrafos Indre Shira y Luck Provand fueron contratados por la revista “Country Life”, para hacer un reportaje fotográfico del interior y exterior de Raynham Hall (castillo del siglo XVII situado en Norfolk, Inglaterra). El fantasma ya contaba con su propia fama, sin embargo ellos no se creían ninguna de las historias. Sin embargo, también tuvieron un encuentro con ella. Cerca de las 4 de la tarde, mientras hacían la toma de la escalera, Shira vio asombrado una figura fantasmal bajando por las escaleras, de inmediato soltó un grito ahogado igual que flash que sostenía, y Provand, disparó la cámara. Rápidamente los dos fueron a revelar las placas, llevando con ellos un testigo, para que diera fe que todos los pasos seguidos eran los correctos.

Los tres estuvieron entonces de acuerdo, que habían fotografiado a la legendaria Dama Marrón de Raynham Hall.

El espectro se relacionó con lady Dorothy Townshend, segunda esposa del Vizconde Charles Townshend, dueño del castillo de Raynham Hall. La mujer oficialmente se declararía muerta a causa de la viruela el 29 de marzo de 1726. Sin embargo, se cree más factible que fuera asesinada por el Vizconde, al descubrir sus amores con el Sr. Wharton.

Leyenda de la Dama Marrón

Algunos dicen que la encerró en una torre hasta que murió sumida en el más terrible dolor, mientras otros aseguran que fue lanzada por las escaleras en las que aparece.

Leyenda de las catacumbas de Paris

Un destino casi obligado para los amantes de lo macabro son: Las catacumbas de París. Un insólito y extraño lugar al que se trasladaron los restos de cadáveres cuando los cementerios de la ciudad se vieron saturados.

Fue en 1777, cuando la explotación de las canteras realizada desde el siglo XIII cobró su factura. La red de túneles excavados a 20 metros de profundidad en la base de las colinas: Montparnasse, Montrouge y Montsorius, puso en peligro los edificios de la superficie, se realizaron entonces investigaciones de riesgo, pero fue hasta 1785, cuando se tuvo la gran idea de trasladar ahí los huesos del cementerio de Les Halles, el cual corría el riesgo de convertirse en un foco de infección, debido al exceso de cadáveres.

Durante quince meses, noche tras noche, millones de huesos fueron trasladados desde distintos cementerios, formando una escena por demás macabra, con aquellos carruajes llenos hasta el tope de restos humanos, los cuales terminaban amontonados en los túneles sin el mínimo cuidado. Fue decisión del Inspector General de Canteras que se colocara todo en forma de muralla, para tomar el aspecto que tienen hoy en día. Además les hizo acompañar de una placa identificando su procedencia. Esta práctica de traslado se realizó hasta 1870, logrando acumular en las catacumbas, los restos de seis millones de parisienses.

Las catacumbas se encuentran muy cerca de la plaza Denfert-Rochereau. La entrada está en la parte Este de la avenida del General Leclerc, donde un extraño cartel advierte: “¡Deteneos! Aquí comienza el imperio de la muerte!”, más de 300 kilómetros de húmedas y fangosas galerías, de las cuales solo se ha destinado para el acceso turístico aproximadamente un kilómetro y medio.

La razón de esto es que las autoridades parisinas descubrieron que se practicaban siniestros ritos, incluso misas negras y actos de satanismo en su interior.

Aquellos que se decidan a entrar, serán recibidos por siniestras calaveras, con mandíbulas desencajadas extendidas en una hilera interminable que conduce a la oscuridad.

leyenda de las catacumbas de Paris

Además, tendrán la oportunidad de encontrarse con el espectro de una dama vestida de blanco, que de vez en cuando, se aparece ante los turistas despistados que se separan del grupo, aunque tal vez no quieras formar parte de esto, pues según la leyenda, después de este encuentro, al pobre desafortunado solo le queda un año de vida.

Leyenda de terror el gato que robaba el aliento

Una leyenda muy conocida, gracias al talento de los escritores de películas de miedo, en la meca del cine, que es Hollywood, es la de poner en las películas de terror a gatos, que son fieles sirvientes de los que se dedican a adorar a satanás.

Pues la leyenda de terror, que les quiero comentar, habla de un gato negro, que se hablo mucho en la ciudad de Monclova, Coah. en una de las colonias, mas humildes de esa cuidad.

Monclova, año del 98, en donde una dama, había llegado a vivir con los tíos, esto debido a una beca que le habían conseguido sus padres, por conocidos, y que no la podría desaprovechar, proveniente de la ciudad de Cuernavaca, en donde ya tenia sus años, y sus amigos, el llegar a vivir en esa ciudad, pequeña, era algo que le incomodaba mucho y mas que tenia que llegar a casa de su tía, la hermana de su mama, una persona de agrio carácter, que no se había casado jamas.

Llego y ese mismo día, sintió un escalofrió, cuando en la ventana del patio, vio al gato negro, que con la falta de luz, de un día llegando al ocaso del día, se le notaban sus ojos rojizos, ella pensó que era eso, sin saber que era el mismo diablo.

Ya conociste a olbaid, mi gato, que quiero mas que a cualquier cosa – comento la tía amargada, Rosa, le contesto, que no era muy apegada a las mascotas del genero felino, ya que de chica, había sido victima de un gato.

Esa misma noche, cuando aun ni siquiera había sacado la ropa de sus maletas, se quedo dormida, en la cama de la habitación, que la tía le había asignado, solo la opresión del pecho la levanto, no vio nada, solo unos cuantos pelos negros del gato, que no sabia como habían llegado a su blusa.

Decidió, no darle importancia, y se volvió a dormir, cuando por la noche ya de madrugada, se dirigió al baño, al pasar por la habitación de la tía, algo perturbador, le quito el sueño, en lo oscuro de la habitación, se notaba la silueta de la tía, y arriba de ella, en el pecho el gato, directamente en la boca de la tía.

Así quedo, y al otro día, que era sábado, no comento nada, le ayudo a la tía, en las labores del hogar y al llegar a la noche, se propuso a elaborar un vídeo al novio que había dejado, en su ciudad natal, pero las labores del hogar, no la dejaron terminar, al otro día, el pecho de nuevo le dolía, al notar que el celular, se había quedado prendido, grabando, se puso a ver que era.

El gato sigilosamente, había llegado, cuando Rosa, ya estaba bien dormida, y se subió al pecho de ella, y claramente en el vídeo se veía, como le succionaba, algo de su boca, muchos dirán que el alma, otros dijeron que el aliento, lo que si es que esta muchacha, ese mismo día se retiro de la casa del familia, no sin antes enseñarle a la tía el vídeo y de decirle que lo mismo le hacia a ella.

Gato que roba el aliento

Lo cual solo saco una carcajada de la tía, y le dijo, eso se lo permito yo ami amo.

Entonces se acordó del nombre del felino que esa Diablo, al revés.

Leyenda de miedo recuerdos de mi infancia

Nacer en una ciudad industrializada, como lo es la ciudad de Monterrey Nuevo León, dirían que en este tipo de metrópolis no pasa nada, pero hace mas de 40 años no era mas que una ciudad chica, nada como lo que es ahora, recuerdo que por la inestabilidad del trabajo de mi padre, cada determinado tiempo andábamos buscando casa, y siempre en el centro de la ciudad.

En una de esas pequeñas casas, en donde yo apenas un crió, veía una sombra al terminar la cama, mis padres, siempre me dormían con ellos, pero esto cambio, cuando llego mi hermana, ahí pase a tener mi propia recamara, y en esos días, en esa nueva casa, las cosas ya no fueron como antes.

Recuerdo bien que los primeros días, no era mas que una pequeña sombra, que a la luz de la luna, se alcanzaba a notar, pensando que eran las sombras que genera naturalmente el destello de la luz de la luna, nunca hice mucho caso.

Pero un día todo cambio, aun recuerdo que uno de esos días, no podía dormir, ahora la sombra era mas grande, no sabia por que pasaba eso, mis padres nunca me creyeron, así que tenia que aguantar, ya que si me iba a dormir con ellos, me regresaban.

Al fin que pude dormir, recuerdo bien en el sueño, que sentí una opresión en el pecho, que no me dejaba respirar, a mis 5 años de edad, no sabia de esos dichos, de que se te sube el muerto, quise despertar, pero no podía, el peso y la opresión iban en aumento, me daba miedo abrir los ojos y ver esa sombra sobre mi, estaba despierto, pero no me podía mover.

Leyendas de miedo recuerdos de mi infancia

Recordé que rezando, en una ocasión mi madre, dijo que se le había terminado una pesadilla, entonces empece por lo único que me sabia y era el “Padre nuestro”, no se cuantas veces lo dije, pero se que eso hizo que lo que tenia encima, se fuera, aun recuerdo que en mi sueño, de la desesperación me puse a llorar, cuando sentí al fin que ya no tenia nada, por fin me anime a abrir mis ojos, y solo pude ver, la sombra que se iba de mi cuarto, para nunca mas volver.

Leyenda de la mujer de los ojos iluminados

Un par de chicos un poco pasados de los veinte, se divertían en una fiesta llena de hermosas jovencitas. Uno de ellos tenía que levantarse temprano al siguiente día para ir a trabajar, así que se retiró temprano, dejando al otro en la fiesta, pues este estaba más acostumbrado a trasnocharse, ese era su ambiente natural y lo estaba disfrutando.

Mientras su amigo dormía plácidamente en casa, el otro muchacho se retiró del convivio en la madrugada, cercano a las tres de la mañana. Caminó un par de calles esperando ser alcanzado por un taxi, pero se encontró algo mejor. Una chica que estaba sentada en la banca de un parque.

El exceso de bebida en su sistema, no dejaba que el muchacho notara lo extraño de la escena, ya que la mujer lucía un hermoso vestido blanco, y accesorios de una época distante. Él solo pensaba en acercarse y conquistarla. Pero antes de llegar ante ella, la chica se puso de pie dándole la espalda y alejándose a paso lento.

Pero bien sabemos lo insistente que se torna una persona pasada de copas, por no decir terca. La siguió tan rápido como su tambaleante y ebria humanidad le permitía hasta la puerta de un campo santo y en estos terrenos no hay borrachera que dure.

El tipo se dio cuenta donde estaba y retrocedió, pero la mujer que hasta ese punto conservaba el misterio de su identidad, se dio la vuelta, mostrando dos ojos encendidos como faroles, y dijo: —¿Acaso ya no quieres acompañarme?—y por un momento ni siquiera supo que le provocaba más terror, si esos ojos más rojos que el fuego o la sonrisa macabra que evidenciaba mil ideas de tortura.

Ahí encontraron al hombre tirado en las puertas del cementerio, inconsciente pero con los ojos abiertos, los tubo así toda la noche, estaban completamente rojos, hinchados, se dice que los habría perdido a no ser por la mujer de la limpieza que lo atendió a tiempo.

Leyenda de la mujer de los ojos iluminados

Estuvo seis meses en tratamiento psiquiátrico, donde pudo por fin revelar de a poco lo que le sucedió aquella noche, y las personas coincidieron que se había encontrado con el espectro de una mujer asesinada, que perdió sus ojos cuando el novio la golpeo y le dio muerte…ahora ella vaga por ahí, hipnotizando a los hombres, y dañando sus globos oculares, en venganza por lo que le hicieron a ella. Y asi, su historia se ha transformado en leyenda, la leyenda de la mujer de los ojos iluminados.

Leyenda del hombre del traje oscuro

Cuentan que por una vereda de un pueblo chiapaneco, varias personas vieron a un hombre delgado vestido de negro. Sus ropas estaban manchadas de lodo y su cabello completamente enredado. Uno de los que lo avistaron, creyó conocerle y velozmente se le acercó diciéndole:

– Buenas noches don Rogelio, ¿puedo ayudarle en algo?

El hombre no emitió una palabra y corrió a esconderse entre la bruma de la noche. Mientras tanto el joven que lo había observado, camino hacia la casa de su mejor amigo, pues quería contarle lo acontecido.

– Me acabo de encontrar a tu padre por el camino de tierra.

– No bromees Adán, bien sabes que mi padre lleva muerto y sepultado más de cinco años. Tú mismo cargaste el féretro junto conmigo o ¿ya se te olvidó?

– Sí lo sé Jacinto, pero estoy seguro que era tu padre. Su cabello canoso estaba lleno de tierra al igual que su ropa. Te juro que era él. Me aproxime a él para ofrecerle de ayuda, mas no me respondió. ¿Por qué no vamos ahora mismo y corroboras mi historia?

– Ahora no puedo, tengo que quedarme en casa a cuidar a mi madre enferma. Además, no creo una sola palabra de la leyenda corta que acabas de contarme. Si tu objetivo era asustarme, déjame decirte que no funcionó.

Los días pasaron y el hombre seguía apareciendo constantemente por aquel camino de terracería. Un día por la mañana mientras Adán hacía las compras en el mercado, una anciana se interpuso en su camino y le dijo:

– Tu papá anda vagando como alma en pena, pues no has cumplido con la promesa que le hiciste en su lecho de muerte.

– ¿A qué te refieres tía?

– Dices que cuidas a tu mamá, aunque la verdad es que permanece acostada en una cama sin poder moverse debido a que no le compras las medicinas que necesita para curarse.

– Cuestan mucho dinero. ¿Qué quieres que haga? Tengo dos trabajos y aun así no me alcanza ni siquiera para mantenerme como dios manda.

– Ah, pero si tienes para pasearte con Zenaida, la hija del zapatero. No me mientas muchacho, yo te he visto con ella en la plaza los domingos al salir de misa.

– Bueno, lo que sucede es que también merezco un rato de diversión. Estar en casa cuidando a mi madre es un suplicio, sobre todo porque ella nunca me ha querido. Para mi madre sólo existe Hortensia y eso que ella ni se para por aquí.

– Sea como sea, te comprometiste a cuidar de ella hice un deseo de un moribundo no se cumple, éste puede regresar a la Tierra a vengarse.

Jacinto aguardó hasta que se oscureció y fue al camino de tierra a encontrarse con el misterioso hombre. En cuanto la silueta apareció, el joven se puso de rodillas y gimiendo exclamó hacia el cielo:

– “Perdóname papá, he sido un mal hijo”.

El hombre de negro acercó una de sus manos y tocó suavemente la testa de su hijo. Jacinto levantó la vista, pero la aparición ya se había esfumado. Desde ese día, procuró a su madre hasta que ésta se restableció por completo.

Leyenda del hombre del traje oscuro

Por supuesto, el alma de don Rogelio ahora descansa en paz en el cementerio.

Leyendas de terror el hospital psiquiátrico de Aradele

El hospital psiquiátrico de Aradele aún continúa en pie y de hecho es uno de los puntos turísticos en Australia, para aquellos que desean ver cómo era una clínica de rehabilitación mental en el pasado.

Sin embargo, en su interior aún se pueden escuchar los alaridos que quedaron atrapados entre los muros acolchonados. Hay un relato de terror que cuenta que el director del hospital a veces aceptaba encerrar a personas completamente cuerdas, si los familiares de la víctima aceptaban pagarle una gran suma de dinero, luego de cobrar la herencia.

Precisamente se dice que uno de esos potentados fue llevado contra su voluntad hasta las puertas de Aradele, para ser tratado como un interno más. A pesar de que ese individuo luchó con fuerza, con el único fin de escapar, siempre era encontrado por los vigilantes del hospital quienes no solamente lo encerraban sin comer en su cuarto, sino que a veces lo llevaban al sótano junto a la morgue, para practicarle sesiones de electrochoques.

En uno de sus últimos intentos, dicho paciente logró coger un bisturí y amenazar a uno de los doctores con cortarle la garganta, si éste no lo ayudaba escapar de allí. Sin embargo, el director de Aradele colocó a cinco de sus guardias mejor entrenados en las salidas de emergencia y aunque con un poco de trabajo, lograron neutralizarlo.

Al día siguiente, se les anunció a sus familiares del interno, que se le practicaría un procedimiento quirúrgico en el cual se llevaría a cabo una lobotomía, la cual se haría para bloquear las funciones nerviosas de su cerebro y así dejarlo prácticamente en un estado de animación suspendida.

Aquella noche los otros lunáticos del clínica psiquiátrica Aradele estaban haciendo demasiado ruido en sus cuartos, como previendo que un frenesí de venganza estaba por desatarse.

Luego de la operación, salió el cirujano y les comunicó a los familiares del acaudalado paciente que el procedimiento había sido todo un éxito y que ya no deberían preocuparse de sus locuras, pues lo único que él podría ser de ahora en adelante sería beber sus alimentos a través de una pajilla.

Adicionalmente, dos horas más tarde el paciente falleció y su cuerpo fue llevado al depósito de cadáveres, en donde el patólogo le practicaría la autopsia de rutina. No obstante, cuando llegó el médico se dio cuenta de que en la sala no había restos que examinar.

Subió a la oficina del director a comentarle lo que había observado y al entrar a su despacho, se encontró con que la autoridad del psiquiátrico yacía moribunda sobre el escritorio.

Espeluznado el médico forense gritó:

– ¿quién fue, quién fue? Cuestionamiento que el director del hospital no pudo contestar, pues le faltaban tanto la lengua como sus dientes.

Leyendas de terror el hospital psiquiátrico de AradeleNo transcurrieron ni dos meses, cuando la gente de esa localidad se enteró de que uno a uno los familiares de aquel inocente que fue llevado a Aradele habían muerto en circunstancias poco claras.

Leyenda del niño demente

La leyenda dice que una mujer que estaba a punto de recibirse de asistente social decidió realizar sus prácticas profesionales en un manicomio conocido de las afueras de la ciudad, en donde los administradores del mismo le asignaron la área 1, la cual está orientada a los dementes que muestran un bajo nivel de agresividad, como así también cierta capacidad para razonar.

Desde allí esta estudiante de asistencia social comenzó a conocer a los pacientes que se encontraban allí, entre los cuales vio a un niño que la miraba desde abajo de una mesa en la oscuridad. Al acercarse a él vio que estaba terriblemente asustado, y le preguntó qué le sucedía, y éste respondió “el Diablo me está asustando”.

La mujer se fue a buscar el expediente del niño para ver qué enfermedad tenía, y se dio con que era esquizofrénico, por lo que comprendió rápidamente sus alucinaciones.

Al ver nuevamente al niño le preguntó si sus familiares habitualmente lo visitaban, y éste respondió que únicamente la madre era quien lo visitaba, aunque no le gustaba que vaya, porque el Diablo siempre lo amenazaba con que la iba a matar.

La estudiante intentó tranquilizar al niño diciéndole que Dios era mucho más grande que el Diablo, es por ello que éste nunca iba a triunfar. El niño gritó fuertemente y dijo que eso era lo que menos le gustaba al Diablo lo que digan.

La mujer al llegar a su casa estuvo pensando toda la noche en lo que le había dicho el niño, y en que no había logrado tranquilizarlo antes de irse, es por ello que estaba muy preocupada. Esa noche mientras estaba acostada escuchó un ruido muy fuerte en la cocina, y al llegar allí vio que toda la basura estaba desparramada por el suelo y que se habían caído una gran cantidad de utensilios de cocina dentro de esa habitación, algo que la asustó demasiado, por lo que decidió volver a su cama y comenzó a rezar fuerte, diciendo que Dios era más grande que el Diablo, y siguió sintiendo ruidos fuera de su habitación, los cuales cada vez eran más fuertes. Hasta que en un momento todo se calmó, y logró conciliar el sueño.

Leyenda del niño demente

Al llegar al otro día al manicomio se dio con que el niño se había suicidado con un cordón de su zapatilla alrededor de las cuatro de la mañana, curiosamente a la hora en que ella había escuchado esos ruidos.

Leyenda del Túnel de los Gritos

Cercano a las cataratas del Niágara se encuentra un pequeño túnel construido a principios del siglo XX, en el que según dicen basta encender una cerilla para perturbar a las fuerzas sobrenaturales, las cuales se manifiestan a través de gritos y ráfagas de viento espontaneas. Por esta razón, los lugareños lo han bautizado como “El túnel de los gritos” (Screaming Tunnel).

Este pasaje estrecho y oscuro, se encuentra en Warner Road bajo la vía del tren que une Toronto y Nueva York, y sin importar la hora del día, permanece cubierto por una niebla espesa que impide ver más allá de un paso.

Cuenta la leyenda que en su interior, habita un espíritu, una presencia que acecha a todo el que entra, y cada vez que se enciende una llama, el espectro se acerca para apagarla con una brisa helada que cala hasta los huesos.

Dicen que todo se originó hace más de un siglo, cuando hubo un incendio en una granja cercana, de ahí salió una niña envuelta en llamas que cayó muerta justo en medio del túnel. En versiones más actuales, se comenta que la niña fue ultrajada y después quemada para que no identificara a sus atacantes, o peor aún, que fue su mismo padre quien le prendió fuego al enterarse que su madre se la llevaría lejos dejándolo solo.

Cualquiera que sea la versión real, los elementos principales permanecen; la muerte de una niña que dejo maldito el lugar, y el fuego. Por esta razón, las personas que entran afirman que el lugar tiene un ambiente muy negativo.

Son muchos los curiosos que aprovechando la visita a las cataratas hacen una parada en el túnel de los gritos, para hacer por si mismos la prueba de los fósforos y efectivamente, no hay llama que su interior permanezca encendida, ya que esta es inmediatamente apagada, mientras se escucha un grito.

Leyenda tunel de los gritos

La leyenda cobró aun mayor fama, cuando la gente del mundo del cine pudo comprobar su veracidad, mientras utilizaron el túnel como escenario en la película de 1983, “La zona muerta“, basada en un relato de Stephen King, con Christopher Walken.

Leyenda de la mujer del velo

La mujer del velo era un personaje muy querido del pueblo “Mesa Grande”, había estado ahí desde siempre, incluso los más ancianos la recordaban de su niñez, yendo y viniendo por las callejuelas empedradas, asistiendo a la iglesia, realizando las compras en el mercado y participando en todas las actividades sociales del lugar. Los niños en espacial adoraban sus galletas, las cuales colocaba en una mesita del porche, para que ellos las tomaran de paso a la escuela que estaba al final de la calle.

A pesar de todo esto, su rostro seguía siendo un misterio, todo el tiempo lo cubría con el velo, y aunque existía cierta curiosidad por este hecho, al final las personas se acostumbraban, tomándolo como algo muy natural. Era lo mismo con cada generación, los niños preguntaban porque la señora no mostraba su cara, a veces querían verla, pero al paso de los días, la tela que la cubría pasaba a segundo plano, y solo se interesaban por las atenciones que ella brindaba.

En general su vida en el poblado había sido tranquila, aparentemente ella disfrutaba mucho vivir ahí, levantarse temprano por las mañanas, sentarse en el parque para alimentar las palomas y saludar a sus vecinos. Luego volvía a su casa para hornear un rato e inundar las calles con provocativos aromas antes del atardecer. Terminaba su día asistiendo a misa de siete, y después de despedirse de mano de la mayoría de las personas, emprendía camino, pasito a pasito, siempre acompañada de algún buen samaritano, el cual esperaba hasta que ella estuviera a salvo dentro de casa.

Desafortunadamente, las cosas no pueden ser siempre tan perfectas, y un día, un chiquillo maleducado hizo el plan perfecto para arrebatarle el velo mientras estaba ocupada en la kermese del pueblo repartiendo sus postres. Peor fue, que lo lograra, en ese momento todo el barullo cesó súbitamente, todos y cada uno de los habitantes del pueblo detuvieron sus actividades, para voltear donde la amable señora, lo primero que llamaba la atención era la mantilla que volaba lentamente lejos de ella, empujada por un viento suave que soplaba solamente a su alrededor.

En cuestión de segundos, empezaron a surgir muecas de asombro, desagrado, hasta terminar el terror y pánico, pues la adorable anciana se despojaba de sus ropas dejando ver un atuendo más acorde con su semblante descarnado, no podía ocultarlo más, su secreto había sido descubierto junto con su verdadero rostro, y no tuvo más remedio que hacer su trabajo, tomando su guadaña con mucha tristeza, empezó la cosecha de almas, se llevó al pueblo entero, todas esas personas con las que había convivido tanto tiempo, pues no quería correr el riesgo de que se propagara la noticia, de que la muerte habita con nosotros.

Leyenda del espíritu de la escalera de Tulip

Para esta leyenda necesitamos que mires la fotografía de abajo con atención, al lado derecho se ve una figura encapuchada aferrándose al pasamanos tratando de subir los escalones. Probablemente esto no te inquiete mucho, pero resulta que se trata de una de las pocas imágenes en el mundo, tomadas como pruebas irrefutables de la existencia de fantasmas, como puedes ver no es una leyenda cualquiera.

La imagen fue tomada en 1966 por el Reverendo Ralph Hardy, un sacerdote jubilado de White Rock, Columbia Británica. Su intención primordial era captar la belleza de la escalera de caracol conocida como la “Escalera Tulip” en la Cámara de la Reina de la sección Nacional del Museo Marítimo en Greenwich, Inglaterra.

En el momento, el religioso no vio nada extraño, pero al revelar la fotografía descubrió esta siniestra figura agarrándose de las barras metálicas. La imagen por supuesto fue sometida a rigurosas pruebas, llevadas a cabo incluso por el persona de Kodak, quienes tras examinar los negativos originales, concluyeron que no había en ellos alteración alguna, y si no fueron manipulados, se entiende que es real.

La imagen, se convirtió rápidamente en uno de los misterios sobrenaturales más importantes del mundo y originando a la vez una de las leyendas de fantasmas más conocidas de Inglaterra, pues hasta hoy en día, hay muchas personas que afirman haber visto al fantasma de la escalera de Tulip, sobre todo porque el edificio funciona como museo, y recibe una cantidad importante de visitantes.

Pero no es este espectro el único habitante sobrenatural del museo, ya que a lo largo de su historia se han denunciado otras apariciones, así como también las voces de un coro infantil, pasos, y puertas que se abren y cierran solas.

En épocas recientes, los trabajadores de la Galería tuvieron un encuentro con una mujer vestida de color grisáceo y que flotaba en el aire, notaron su presencia cuando una puerta se cerró súbitamente, luego siguieron la extraña figura por el edificio, hasta que ella decidió perderse al traspasar una pared.

Además, se habla de una pálida figura femenina que limpia frenéticamente la sangre que esta al inicio de las escaleras. Tal sangre puede estar vinculada con la muerte de una criada que fue arrojada por la escalera hace unos 300 años. A su espíritu se le hace responsable de pellizcar a los turistas, darles apretones y azotar las puertas.

leyenda tulip

Aunque las escaleras parecen ser el punto predilecto de los seres de ultratumba, no hay porque dudar que el resto del edificio esté encantado.

Leyenda del espejo maldito

Desde hace siglos se le atribuyen a los espejos característica más allá de solo reflejar cosas, pues se dice que estos son puertas a otro mundo o que son capaces de atrapar espíritus dentro, y no olvidemos mencionar esa supuesta maldición de siete años que se contrae al romper uno de ellos.

Sabemos también de historias que cuenta de un mundo paralelo subsistiendo al otro lado del espejo, cuyos habitantes no son más que espíritus malignos esperando el momento preciso para cruzar a nuestro plano existencia y tomar nuestro lugar.

Así nace esta leyenda de terror que tiene como protagonistas a dos pequeños niños, un par de hermanos que junto a su padre, realizaban las labores de mudanza en su nueva casa. Mientras ellos iban de aquí para allá, colocando las cosas donde su madre decía, pasaban en repetidas ocasiones por la escalera, ya adornada con cientos de espejos que su madre coleccionaba.

Uno de los niños, se dio cuenta que los espejos vibraban, pero el otro insistía que era por sus pesados pasos al correr por los escalones y continuaban con sus tareas. Pero en la noche, cuando ya todo se encontraba en silencio, el niño percibió un sonido bastante incomodo retumbando en sus oídos.

Fue hasta la escalera, donde los espejos se inquietaron ante su presencia, despegándose de la pared, cayendo encima de él, de todos ellos salían pálidas manos, afiladas garras que sujetaban con fuerza al niño, para acercarlo a los cristales y pasarlo a traces de ellos.

Fueron tan solo unos segundos los que bastaron para que una de las criaturas sacara el alma del cuerpo del pequeño, llevándola al otro lado del espejo, para venir desde aquel oscuro mundo a ocupar aquel envase vacío, y hacerse pasar por él.

El resto de los espejos regresó a su lugar, reconociendo su derrota, pero se notaban aquellos terribles ojos del otro lado, llenos de rencor y envidia. Desde ese día, la actitud del pequeño no era más que destinada para hacer el mal de una u otra forma, hasta que acabó con toda su familia, tirándolos por las escaleras.

La casa sigue ahí, en pie, luciendo muy bonita, pero no hay manera de que alguien la ocupe por más de un día, pues este horrible demonio disfrazado de niño aparece para asesinar a sus habitantes. Han intentado bendecir el edificio, exorcizarlo, sin ningún éxito, incluso llevarse de ahí es espejo porque una vieja bruja dijo que a esto estaba vinculado el espectro, pero ha resultado imposible, ya que parece sujetado a la pared por una fuerza muy extraña.

leyenda espejo maldito

El espejo maldito quiere permanecer ahí, hasta que las generaciones olviden lo sucedido, para que el demonio pueda atormentar a los nuevos inquilinos, que tarde o temprano llegaran…

El túnel de la muerte

Philip Adrian Booth pretendía usar en su cinta “Death Tunnel” la leyenda de terror que circula alrededor del sanatorio Waverly Hills, pero seguramente no imaginó que durante sus grabaciones se encontraría con algunas sorpresas… nada más podría esperarse si ¡se metió en el verdadero Túnel de la muerte!, uno de los lugares más terroríficos del mundo.

Se dice que solamente se grabaron algunas psicofonías involuntarias, las cuales decían: “Lárguense de aquí”, “Nooo” o “¿Qué clase de hospital es este?” . Pero seguramente si se revisa la cinta detenidamente, más de uno notará actores extra.

Y es que la historia del lugar, se teje por sí sola, el túnel de la muerte es parte del famoso hospital del horror Waverly Hills, fue usado para transportar los cadáveres de los enfermos de tuberculosis que morían diariamente en las instalaciones. Los cuerpos eran apilados en un vagón que se movía sobre unos rieles, a través de una colina, hasta llegar a la morgue y el crematorio.

La plaga blanca se cobró 63.000 vidas en Kentucky, a razón de una muerte por hora. Además habría que sumarle los decesos que los propios médicos causaron practicando sus operaciones experimentales en las que solo un 5% por ciento sobrevivía, ni que decir de aquellos que no resistieron las terapias de electroshock que también eran comunes en este centro.

Muchas personas fueron al oscuro y frio hospital solamente a morir…y ser desechados a través del túnel.

Se dice que a pesar de estar abandonado hace un par de décadas, el hospital sigue albergando pacientes, o al menos las almas de ellos, que aparecen ante los curiosos visitantes. Este lugar quedó lleno de energía, la cantidad de cadáveres que transitaron por ahí fue descomunal, hoy en día pueden sentirse en el presencias, se ven sombras, entes oscuros, se escuchan voces, lamentos, y arañazos que acompañan cada paso…

Leyendas tunel de la muerte

Un lugar sin duda tenebroso…

Leyenda de Burkittsville

Burkittsville, se encuentra en Maryland, Condado de Frederick. Tubo sus orígenes como “Dawson’s” en 1741. Y en 1790, Josué Harley y Burkitt Henry competían por su control. Tras la muerte de Josué Harley en 1828 Burkitt, llamó a la ciudad Burkittsville antes de que él también muriera en 1836.

Probablemente sus espíritus ronden por el lugar, manteniendo aquella rivalidad que duró más de 40 años, sin embargo, la mayoría de los fantasmas de Burkittsville son de personas muertas durante la guerra la Guerra Civil. Ya que es bien sabido que los lugares donde se han librado batallas, las apariciones son demasiado comunes, pues las almas no pueden descansar a causa del gran sufrimiento vivido.

En 1862, se instalaron 17 hospitales improvisados, para los soldados de la Guerra Civil. Uno de ellos estuvo en la curtiduría en Burkittsville. El edificio fue derribado, pero cualquier persona que deje su coche en la zona durante la noche, podrá observar las marcas de de botas, mostrando que el coche fue pateado o pisoteado por fantasmas de hombres marchando.

La leyenda cuenta que al retirarse el ejército confederado pagó a un hombre llamado Wise para enterrar 50 cuerpos, pero este en lugar de darles sepultura los arrojó en un pozo abandonado. Entonces el fantasma del sargento Jim Tabbs de Virginia, se le apareció al Sr. Wise quejándose de la incomodidad del lugar en que estaba. Mr. Wise volvió a la fosa común y descubrió que uno de los cuerpos asomaba por la parte superior del pozo boca abajo. Después de esto las autoridades obligaron a Wise a enterrar adecuadamente a los 50 soldados.

Hubo muchos muertos durante la guerra, la gente de Burkittsville los enterró en tumbas poco profundas. Esperando que al terminar los combates, las tropas volverían a enterrar a los hombres correctamente. Pero, nadie volvió a reclamar los cuerpos de estos hombres. Tiempo después los cadáveres fueron exhumados en 1868 y vueltos a enterrar en el cementerio de la Confederación de Washington.

Leyendas de terror burkittsville

Pero esto no fue suficiente para poner sus almas en reposo, porque se han producido sucesos extraños y fantasmales en las proximidades de las tumbas poco profundas. Muchas noches, desde entonces, se ven luces misteriosas que aparecen en los campos abiertos cercanos, y ciertos puntos de la montaña.

Leyenda de Roopkund, el lago de los esqueletos

El lago Roopkund es un lugar perdido, se encuentra a una altitud de unos 5029 metros, en Uttarakhand, India, muy cerca del Himalaya. La mayor parte del año no es diferente a muchos otros lagos glaciares, pero en la época de deshielo, cientos de esqueletos humanos se pueden ver bajo su superficie, posados sobre el borde de sus aguas y desperdigados por sus alrededores, ofreciendo un macabro espectáculo, y convirtiendo en lago una especie de fosa común.

Los esqueletos fueron descubiertos en 1942 por un guarda de la zona, en sus primeras investigaciones se habló de grupo nómada que murió en el lugar por alguna epidemia, tormenta o alud de nieve, situando el hecho entre los siglos XII y XV. Pero en 2004 se realizó otra investigación más seria; la datación por carbono 14 fijó su antigüedad alrededor del año 850 A.C.

Se encontraron en los cráneos fracturas que se relacionaron con impactos de granizo del tamaño de pelotas de ping-pong. Creando la teoría de que estas personas fallecieron presas de una granizada para la cual no encontraron refugio.

La zona es bastante fría, lo cual ayudó a conservar muchos restos en buenas condiciones, algunos de ellos tienen aún pelo y uñas, así como algunas prendas de ropa; incluso un cuerpo momificado casi intacto. Las pruebas de ADN revelaron que había dos grupos de personas, uno de cargadores y otros posiblemente descubridores de nuevas rutas, por sus diferencias óseas.

Durante el paso de los años, los corrimientos y desprendimientos de nieve han ido deslizando los cadáveres hasta el lago, pero los expertos opinan que murieron en la parte más alta de la ladera. Nadie sabe qué hacían ahí, de donde venían, ni hacia donde se dirigían, ya que en aquella época no había ninguna ruta conocida hacia Nepal en aquel lugar.

En la actualidad se celebra un culto en el lago que tiene lugar cada doce años, en el que los fieles se bañan en sus aguas y honran a los que allí perdieron la vida.

Leyenda de roopkund lago de los esqueletos

También es posible que alguno sobreviviera, pues hoy en día existe una canción, relacionada con una leyenda del Himalaya que describe la Diosa Nanda Devi, enfurecida por la presencia de extraños en su montaña sagrada. Y como castigo mandó sobre ellos una lluvia de granizo “duro como el hierro”.

Leyenda de los Fantasmas del vuelo 401

Transcurría la noche del 29 de diciembre de 1972, el vuelo 401 de Eastern Airlines, despegó del aeropuerto internacional John F. Kennedy en Nueva York, con rumbo a Miami. Controlando la nave se encontraba el experimentado piloto, Bob Loft, auxiliado por el primer oficial Albert Stocckstill y Don Repo. Había a bordo 163 pasajeros y 13 tripulantes.

El vuelo se cumplió sin contratiempos, pero al momento de intentara aterrizar en el aeropuerto de Miami, se reporta una falla en el tren de aterrizaje. Y se ordena a los tripulantes sobrevolar el área a 2.000 pies de altura mientras encuentran una solución. Fue entonces que el avión presenta otra falla que lo lleva a caer en una zona pantanosa de los Everglades minutos después. Hubo tan solo 77 supervivientes de las 176 personas que viajaban en el aeroplano. Entre los fallecidos se encontraban, el comandante Bob Loft y su primer oficial Albert Stocckstill. Don Repo fue rescatado con vida pero falleció al día siguiente.

En septiembre del mismo año, una azafata observa que hay un pasajero de más, sentado en primera clase y vestido con uniforme de comandante de la empresa. Ella lo interroga, pero al no obtener respuesta llama al comandante de la nave y éste reconoce al intruso como el difunto Bob Loft, quien desaparece ante los ojos de todos los presentes. Tripulantes y pasajeros de la línea Eastern, en el trayecto Nueva York-Miami, afirmaron haber visto a Don Repo y a Bob Loft formando parte del pasaje.

Pero la compañía lo negó todo. Sin embargo, algunos acontecimientos que llegaron a oídos del investigador John Fuller, quien logró que la empresa aérea reconociera los hechos afirmando que las apariciones paranormales suceden siempre en aviones L-1011, en la ruta Nueva York-Miami de la empresa Eastern Airlines, sobre todo en aquellos que llevaban piezas recuperadas del avión siniestrado.

Leyendas de terror vuelo 401

Los fantasmas del vuelo 401, Don Repo y Bob Loft, fueron vistos en más de 20 ocasiones.

Leyenda de los Brujos de Chiloé

Se dice que ingresar a la Brujería en Chiloé es un privilegio, de los familiares e hijos de los brujos, y algunas personas que hacen tratos con ellos. Para convertirse en brujo, primeramente hay que anular el bautismo cristiano, pasado cuarenta noches con la cabeza bajo un Traiguen (de la lengua mapuche “cascada”) o debe lavarse con sangre de un recién nacido no bautizado.

También deben confeccionar un chaleco llamado “Macuñ” (del mapudungun makuñ: “manto”) hecho con piel humana de una mujer virgen fallecida o de un brujo fallecido. Dentro de los 4 días posteriores a la muerte cuando aun conserva su poder. Sin él, el brujo no sería nada, al ponérselo, alumbra como el mejor farol. Con éste puede convertirse en animal, volar, abrir puertas, hacerse invisible.

Como última prueba, el brujo debe matar a un ser querido un día martes en la noche y durante una noche obscura, dar tres vueltas alrededor de las islas, completamente desnudo y llamado al Diablo. Después lanzarse al agua.

Finalizadas las pruebas, se toma al Demonio como jefe supremo y le entregan su alma quedando un documento firmado por sangre de sus propias venas, jurando mantener el secreto de que es brujo. Cumplido su ingreso, se celebra un gran banquete que tiene como plato principal la carne asada de un bebé.

El aprendiz de brujo se interna 7 años en una escuela especial portando en su frente una lagartija, para adquirir sabiduría. Posteriormente miembros más antiguos, le enseñarán poderes y prohibiciones como: probar la sal, violar o robar, ya que está penado por su Código de Moral.

Entre los variados poderes de los brujos destaca la capacidad de maldecir, el “mal impuesto”, “el mal tirado” y “la toma de aliento”, son las más peligrosas. Además pueden abordar el mítico barco llamado el Caleuche, sin ser tomados como esclavos por este.

La sede del Rey está en La Cueva de Quicaví o Casa Grande. Su entrada está vigilada por el Invunche un ser deforme con orejas, boca, nariz y brazos torcidos, su cabeza girada hacia atrás, y una pierna doblada hacia la espalda, generalmente era un primogénito convertido en este ser mediante un ritual. Allí se guarda el Libro, el Levisterio o Revisorio, un instrumento que utilizan para hacer diversos exámenes, y El Chayanco, usado para vigilar a todos los miembros de la comunidad de brujos.

Leyendas brujos de chiloe

La organización de la que forman parte se llama Recta Provincia y está dirigida por La Mayoría(un consejo gobernante). Sus orígenes se remontan a la Colonia, cuando el piloto José de Moraleda visitó Chiloé y desafió el poder de La machi Chilpilla en una competencia de magia. Ella lo derrotó y él le obsequió un libro de magia, con el que se instruyeron posteriormente algunos indígenas y crearon esta sociedad.

El túnel de la muerte

Philip Adrian Booth pretendía usar en su cinta “Death Tunnel” la leyenda de terror que circula alrededor del sanatorio Waverly Hills, pero seguramente no imaginó que durante sus grabaciones se encontraría con algunas sorpresas… nada más podría esperarse si ¡se metió en el verdadero Túnel de la muerte!, uno de los lugares más terroríficos del mundo.

Se dice que solamente se grabaron algunas psicofonías involuntarias, las cuales decían: “Lárguense de aquí”, “Nooo” o “¿Qué clase de hospital es este?” . Pero seguramente si se revisa la cinta detenidamente, más de uno notará actores extra.

Y es que la historia del lugar, se teje por sí sola, el túnel de la muerte es parte del famoso hospital del horror Waverly Hills, fue usado para transportar los cadáveres de los enfermos de tuberculosis que morían diariamente en las instalaciones. Los cuerpos eran apilados en un vagón que se movía sobre unos rieles, a través de una colina, hasta llegar a la morgue y el crematorio.

La plaga blanca se cobró 63.000 vidas en Kentucky, a razón de una muerte por hora. Además habría que sumarle los decesos que los propios médicos causaron practicando sus operaciones experimentales en las que solo un 5% por ciento sobrevivía, ni que decir de aquellos que no resistieron las terapias de electroshock que también eran comunes en este centro.

Muchas personas fueron al oscuro y frio hospital solamente a morir…y ser desechados a través del túnel.

Se dice que a pesar de estar abandonado hace un par de décadas, el hospital sigue albergando pacientes, o al menos las almas de ellos, que aparecen ante los curiosos visitantes. Este lugar quedó lleno de energía, la cantidad de cadáveres que transitaron por ahí fue descomunal, hoy en día pueden sentirse en el presencias, se ven sombras, entes oscuros, se escuchan voces, lamentos, y arañazos que acompañan cada paso…

Leyendas tunel de la muerte

Un lugar sin duda tenebroso…

Niña Fantasma de Protección Civil

En las instalaciones de Protección Civil del Estado de Nuevo León, ubicadas en la parte alta de la Loma Larga en la ciudad de Monterrey, se reportan varios sucesos extraños. Entre ellos la misteriosa aparición de una niña que ronda por los pasillos de esa institución.

Adrián Licón rescatista de Protección Civil del Estado declaró: – Lo que pasa es que vi que alguien atravesó la maya ciclónica, entonces junto a mis compañeros, lámparas y perros, fuimos a buscar y no había nadie –. De igual manera Carlos Eduardo Aguilar quien es el radio operador de esta dependencia menciona: – nos han comentado los compañeros de aquí, de Protección Civil del Estado, junto con las secretarias y personal del helicóptero, que han visto a una niña en los pasillos, en áreas de las oficinas, en los baños, en la cocina, y que han platicado con ella -.

Las instalaciones de la corporación de rescate están ubicadas en lo que fue hace tiempo una escuela, cerró y quedó abandonada en 1980 y así continuó hasta 1998, cuando fue instalada la corporación de rescate en ese lugar. Se rumora que durante la época de abandono una niña sufrió una tragedia, fue ultrajada y asesinada de manera violenta.

Se dice que desde que el edificio se remodeló y puso de nuevo en funcionamiento la pequeña deambula por todos los rincones, quienes llegan ahí por primera vez sin conocer la historia han tenido encuentros con ella, y platicado con normalidad, para darse cuenta después que en realidad todo el tiempo estuvieron en presencia de una aparición.

Leyendas mexicanas Niña Fantasma

Lo que destaca del hecho es que su presencia se percibe como una persona común y corriente, no es traslucida, ni de color pálido, es por eso la confusión de las personas que han llegado a toparse con ella creyendo que es la hija de alguno de los trabajadores.

Te recomendamos:

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment