Leyendas muy cortas

Leyendas muy cortas
4.1 (81.82%) 11 votes

Esta recopilación de 35 leyendas muy cortas, las escogimos de nuestra gran lista de leyendas que tenemos para que puedas imprimirlas o bien, seguramente te pidieron en la escuela que escribieran una leyenda corta a mano, esto lo leímos en los comentarios y por eso pensamos en ello, no quiero estar en su lugar para copiar una leyenda larga a mano de más de 1000 palabras, así es que ya no tienen excusas para elegir la leyenda de terror que más les guste y se adapte a sus necesidades.

Sin más, les dejo la lista con nuestras mejores leyendas muy cortitas para que las disfruten detenidamente.

Fantasmas del castillo Hampton Court

El castillo de Hampton Court fue construido en 1525 a orillas del Támesis, y en la actualidad es uno de los museos británicos más visitados.

Cuenta la leyenda que un día, mientras Enrique VIII asistía a misa en el palacio de Hampton Court, su quinta esposa, Catherine Howard, fue a pedir clemencia, tras haber sido acusada de adulterio, lo cual, en el caso de la reina, significaba traición. Gritaba, golpeaba e imploraba, pero él la ignoró. Los guardias la detuvieron y la arrastraron por el corredor.

Tiempo después fue llevada a la Torre de Londres para morir decapitada el 13 de febrero de 1542 y reemplazada en el lecho del Rey por Catalina Parr.

Sin embargo, muchos dicen que, Catherine nunca abandonó Hampton Court. Pues aún resuenan por aquel pasillo las llamadas de socorro y sus gritos de dolor. También se cuenta que su fantasma ha sido visto, vagando por el castillo.

Así pues en 1870, cuando la reina Victoria, abrió el castillo a los visitantes. Estos rápidamente bautizaron al corredor como la Galería Encantada, por la serie de fenómenos paranormales que pudieron presenciar.

En marzo de 2001 la reina Isabel II encargó una investigación a un grupo de psicólogos de la Universidad de Hertforshire, después de que algunos turistas afirmaron haber vivido también experiencias inusuales que incluían visiones de una mujer vestida de blanco y alaridos inexplicables.

Lo más impresionante ocurrió en el año 2003, cuando las cámaras del circuito cerrado captaron una figura espectral vestida con un largo y amplio atuendo de la época Tudor, que abría y cerraba las puertas de manera violenta. Se piensa que puede tratarse del fantasma de Enrique VIII.

Leyendas hampton court

-Fue increíblemente espeluznante, porque la cara no parecía humana contó James Faukes, guardia del palacio. Quien en un principio pensó que se trataba de uno de los guías que visten ropa de época, pero ellos no contaban con ningún traje como el que usa la figura.

Los Niños de Illfurt

Teobaldo y José tenían respectivamente 9 y 8 años de edad, allá por las épocas de 1864, una serie de eventos llevaron a pensar a la población que estos dos pequeños estaban poseídos, pues Teobaldo dijo ver al menos treinta veces a un espíritu al que consideraba su maestro, pero no era un ser físicamente humano, sino una imagen con patas de gato, pezuñas de caballo, pico de pato y cuerpo de plumas.

Pudo esto ser una invención del chiquillo solamente, a no ser porque al parecer el fantasma sobrevolaba a Teobaldo amenazando con estrangularlo, y el niño, tratando de defenderse, luchaba contra él ante los ojos incrédulos de los espectadores que sólo le veían al niño y es que el chiquillo capturaba plumas del cuerpo de su visitante que luego los mirones veían, tocaban, olían (echaban una peste fétida) e incluso trataban de quemar sin éxito.

Estos dos pequeños tenían una rapidez nunca vista, y eran capaces de girarse en cuestión de segundos como si estuvieran accionados por un motor a propulsión, de forma que sus giros asustaban y sorprendían a la gente, y también demostraban momentos de rabia y enfado golpeando todo lo que había ante ellos, sin notar cansancio aunque se pasaran horas haciéndolo.

Los chiquillos hablaban y entendían todo tipo de lenguas, latín, inglés, francés, dialectos españoles…. Además sus cuerpos, recostados o sentados, se elevaban por manos invisibles. Flotando en el aire de forma demasiado extraña.

Los Niños de Illfurt

Tras todos estos actos en 1867 se autorizó que se realizara un exorcismo al par de hermanos. Tomando de ahí el nombre de los endemoniados de Illfurt.

El Alux

Las leyenda mexicanas mayas nos presentan al Alux como un personaje imaginario, el cual es inofensivo aunque un poco travieso.

Antiguamente se creía que estos seres vivían en las milpas y que su función principal era la de cuidar que las plantas de maíz no les pasara nada, ni fueran robadas. Se dice que de vez en cuando “chiflan” asustando a los jornaleros.

Esto generalmente ocurre, sólo en el momento en que necesitan un poco de “Atole de maíz”, también llamado pozole. Ojo, no confundir con el platillo gastronómico que comparte ese nombre, ya que a este último se le agrega carne de cerdo, rábanos y otra serie de ingredientes que de momento no vienen al caso.

Volviendo al tema, los campesinos veteranos ya saben que deben ofrendar el atole lo antes posible, si no quieren sufrir las consecuencias.

Se dice que el Alux sabe exactamente la localización de la choza del jornalero, así que si este no cumple con lo pactado, el personaje mítico se aparece y le cambia todas sus pertenencias del lugar. Por ejemplo, su ropa, sus zapatos, su morral, sus alimentos etcétera.

Por el contrario, si el pacto se cumple en tiempo y forma, el Alux no volverá a aparecer en el campo al menos durante 365 días, tiempo en el que se cumple un ciclo de vida completo.

Las leyendas mayas al igual que las aztecas, están llenas de anécdotas que pueden ser aplicadas a la época actual. Lamentablemente, la realidad es que cada vez estamos más lejos de nuestras raíces, debido en gran medida a que la televisión nos muestra gran cantidad de contenido importado, haciendo que nuestra ideología cambie hacia ideales y pensamientos que nuestros antepasados jamás hubieran tenido.

El Alux

Desde luego que eso no es nada malo, sino que simplemente yo creo que debemos de tratar de preservar el mayor tiempo posible nuestras bellas costumbres literarias como lo son los mitos y leyendas prehispánicos.

Leyenda del USS Hornet CVS-12

El USS Hornet CVS-12 fue un portaaviones clase Essex de la Armada de los Estados Unidos. Construido en 1942 y puesto en funcionamiento en noviembre de 1943, su nombre original era USS Kearsarge, pero se renombró en honor del USS Hornet CV-8, hundido en octubre de 1942.

El Hornet, ganó 9 nominaciones especiales por su participación en la Segunda Guerra Mundial y fue el encargado del rescate de la tripulación del Apolo XI a su regreso de la Luna el 24 de julio de 1969. Lo dieron de baja en 1970 con el título de Monumento Histórico Nacional.

En 1998 se abrió al público como museo en la antigua Estación Aérea Naval de Alameda en California y es aquí donde comienza su historia como buque encantado.

Los historiadores estiman que cerca de 300 personas murieron mientras trabajaban en el barco mientras estuvo en servicio, tal vez esta sea la razón, de que cinco años después de su llegada a la Alameda, el personal y los visitantes hayan informado de fenómenos inexplicables dentro de la nave.

Se escuchan pasos y voces, cuando no hay nadie a bordo, marineros y oficiales desconocidos se desvanecen con las violentas corrientes de aire, que se presentan aun en habitaciones cerradas. El equipo e instrumentos funcionan por cuenta propia.

Leyenda USS Hornet

Aunque las más de cuarenta personas que laboran en el museo no creen en eventos paranormales, no tienen explicación alguna para los hechos que aquí suceden, mismos que atraen una gran cantidad de parapsicólogos y curiosos al viejo navío.

Fuego en los dormitorios

Un día uno de mis mejores amigos me invitó a pasar la noche en su casa. La razón no era otra que ver las seis películas de la guerra de las galaxias una seguida de la otra.

Llegué con todo lo necesario a su domicilio para pasármela de maravilla (palomitas de maíz, refrescos, dulces etcétera). Sin embargo, en muy poco tiempo se nos acabó la diversión, ya que justo al terminar la primera cinta hubo una falla eléctrica en toda la colonia y de acuerdo con los reportes de la Compañía de luz, la energía no regresaría hasta la mañana siguiente.

Me fui a acostar al cuarto de mi amigo un poco desilusionado. No bien me había dormido cuando un viento helado me despertó. Abrí los ojos y pude ver a una anciana, llevaba puesto un abrigo de piel.

Se me acercó y me susurró al oído:

– Corre, la casa se está incendiando.

Me levanté asustado y salí corriendo, más ni en el corredor ni en la parte de abajo se veía ningún signo de fuego. Lo que sí se podía sentir era un calor abrasador. Salí por la puerta trasera, sin acordarme de mi amigo ni de sus familiares.

Fue entonces cuando se escuchó un estallido y pude observar como gran parte de la construcción volaba por los aires. No hubo más sobrevivientes. Al día siguiente salió en el periódico esta historia. En ese mismo artículo aparecía una foto de la mujer que me había salvado la vida, según la crónica, se trataba de la antigua dueña de la casa, ya para ese entonces fallecido. Lo que llamó mi atención fue que de acuerdo con lo redactado por el periodista, a dicha mujer la habían despojado de su hogar ilegalmente hacía ya cinco años, las personas que fallecieron en el siniestro.

Fuego en los dormitorios

La piel se me puso de gallina y me di cuenta que las historias de terror suceden a veces sin darnos cuenta.

La leyenda del silbón

Cuenta la leyenda que el silbón es un personaje famoso en Venezuela, según cuentan los historiadores fue un hombre de alma en pena, era el fantasma del joven que un día asesinó a su padre, su característica principal es un silbido, como si fuera un do, re, mi, fa, sol, la, si, do.

Según cuenta la leyenda todo empezó cuando un joven descubrió que algo muy extraño estaba ocurriendo entre su padre y la esposa. Muchos afirman que el padre la había pegado y después la violó, sin embargo cuando el hijo lo encontró pegándole, su padre le reprochó que lo hacía porque era una mujer fácil.

Entonces el hijo se volvió hecho una furia y emprendió contra su padre, cogió un palo y le pegó en la cabeza, cogió una cuerda y lo mató mientras lo asfixiaba.

De pronto entró por casa el abuelo, que había salido por el pueblo y vio la muerte de su hijo a manos de su nieto. Su estado era de ansiedad y juró que castigaría al joven por semejante hecho.

Así fue, cogió al nieto y lo ató a una silla mientras le propinaba latigazos a mansalva, y acabó muriendo por las heridas que llevaba por el cuerpo.

Según dice la leyenda ahora su fantasma vaga por todos los llanos, mientras carga los huesos de su padre en una mochila, se dice que cuando el silbido se escucha muy próximo no hay peligro, pero cuando se oye desde lejos es posible que acabes muriendo por alguna tragedia repentina.

Leyenda de terror el silbón

Cuando alguien desaparece en las noches de invierno por las montañas de América del Sur se le atribuye al Silbón la muerte, y es que de madrugada sabiendo esta leyenda da muchísimo respeto hacer excursiones, y más sin saber lo que te puedes encontrar.

La leyenda del bosque de los suicidios

Cuenta la leyenda de terror que hace tiempo había una pareja, formada por un chico joven y una chica también de aparente edad, una buena tarde se encontraban en casa, cuando de repente el chico empezó a encontrarse mal, su rostro lo decía todo, estaba muy pálido y apenas podía contener la mirada fija.

La chica hizo acto de presencia y los 2 se fueron al hospital más cercano que estaba a 20 kilómetros. Durante el trayecto el chico estaba demasiado nervioso y con la mirada perdida, y no hacía más que preguntarle a su novia si faltaba mucho para llegar al hospital.

Cuando llegaron estuvieron unos minutos en la entrada, cuando la mujer bajó del coche empezó a gritar pidiendo ayuda desconsoladamente, parecía que el chico ya no reaccionaba y había perdido el conocimiento.

Esos minutos se convirtieron en una eternidad para chica, de pronto salió el médico de guardia para atender el caso, y le preguntó a la chica.

¿Qué ha pasado? Han venido por la carretera que cruza el bosque? – Sí doctor, ¿Por qué? En ese bosque suelen ocurrir cosas misteriosas, siempre que pasa algún vehículo por allí sus ocupantes padecen alguna patología crónica desembocando en la muerte.

El médico volvió a preguntar si hacía mucho tiempo que habían pasado por el bosque, la chica muy asustada respondió que no hacía menos de media hora, además le dijo que su novio no paraba de preguntarle cuánto faltaba por llegar al hospital.

Leyenda de terror el bosque de los suicidios

La cara del médico no expresaba cierta tranquilidad, y la chica comenzó a angustiarse, cuando entro el chico a la sala de urgencias el médico confirmó que llevaba media hora muerto. La chica no se lo podía creer, hacía menos de 5 minutos le había respondido. Pero su novio yacía muerto.

Manada

Los perros jamás me han gustado, pero los respeto, si me cruzaba con ellos prefería llevar la fiesta en paz. Es difícil que uno no se tope con ellos, andan de aquí para allá por las calles, la mayoría del tiempo son indefensos. En el parque donde acostumbraba hacer ejercicio había varios de ellos, de todos tipos, algunos eran muy lindos, pero otros si me producían miedo, por su tamaño y la agresividad que parecían tener. Aun así les llevaba algo de comer, igual que otras tantas personas.

A las seis de la mañana todos los días iba en bicicleta al parque, daba vueltas por una hora, junto con otras muchas personas que disfrutaban de hacer ejercicio al aire libre, algunos incluso paseaban a sus perros ahí, jamás habíamos tenido problemas, los perros callejeros solo nos observaban desde lejos mientras pasábamos.

Ese día en especial, no quisieron la comida que lleve, solo la olieron y se retiraron a sus escondites, pero algo se sentía diferente en el ambiente, parecía que nos observaban entre los árboles, que seguían nuestros pasos, no se escuchaban los comunes ladridos, parecían que no estuvieran por ahí, pero si se sentían.

En el silencio de pronto un perro café salta de entre la maleza atacando a un hombre por el cuello, cayendo muerto en un instante en un charco de sangre, entonces la manada salió de todas partes, más de cuarenta eran ellos, que atacaban a quien estuviera al alcance, mordiendo con furia, clavando sus grandes colmillos mientras movían la cabeza de un lado al otro para arrancar pedazos de carne a la gente que gritaba asustada intentando escapar aunque fuera a rastras, pero sin suerte, eran demasiados… de todos tamaños, sin importar cuán pequeños el enojo parecía superarlos.

Cuento de terror de la Manada

Parecían contentos de haber cambiado su dieta, corrían a esconderse con pedazos de la gente que habían atacado… para mi fortuna ya que iba en bicicleta tuve más suerte que los que solo caminaban.

Leyenda corta mi primer encuentro espectral

Desde muy niño me aficioné a entrar en contacto con las leyendas de terror, pues en el lugar en donde vivíamos acostumbraban pasar por la televisión películas de miedo durante los fines de semana.

Mi género favorito era el de fantasmas, pues las locaciones donde estos aparecían me sonaban fascinantes. Por ejemplo, una torre abandonada, un cementerio viejo o inclusive en catacumbas inexploradas. No obstante, jamás se cruzó por mis pensamientos que en mi propio hogar, me encontraría cara a cara con un horrendo espectro.

Leyenda corta mi primer encuentro espectral

Una de esas noches en las que me quedo trabajando en el estudio hasta altas horas, me pareció oír una serie de voces que provenían de la cocina. Imagine que serían mis hermanos, a quienes les gusta comer un bocadillo nocturno.

Sin embargo, me ganó la curiosidad y fui a ver personalmente de qué se trataba. Como mi habitación es la última del pasillo, pasé al lado de los cuartos de mis hermanos, únicamente para ver que estaban profundamente dormidos. Llegué a la cocina y encendí la luz, no había nadie. Abrí el refrigerador y serví un poco de leche. Empecé a beberla y en eso sentí la presencia de alguien a mis espaldas. Giré la cabeza y un viento gélido me heló el pecho.

La siguiente noche fue peor aún, ya que escuchaba alaridos en distintas partes de la propiedad. Lo extraño es que nadie más en mi familia parecía percibir estas ondas extrasensoriales. Otro día sentí que alguien me estaba tocando la cara, mientras me encontraba reposando en mi cama. Encendí la luz del buró e inmediatamente después del golpe en la cabecera, pues un gato negro con ojos llameantes era quien me estaba acariciando.

Un amigo me recomendó que fuera a ver a una bruja, ya que escuchó el miedo en mi voz mientras charlaba con él. La hechicera me aconsejó que me fuera a vivir a otro lugar, pues quizás los espectros estaban planeando algo siniestro para mí.

Leyenda del Bluatsauger

Bluatsauger es un vampiro típico de la región alemana de Bavaria. De aspecto pálido y siniestro, este vampiro se alimenta exclusivamente de sangre, tanto humana cómo animal. Según las leyendas medievales, los Bluatsauger son las almas corruptas de los muertos sin bautizar o aquellos que han caído en las garras de la magia negra.

El Bluatsauger encuentra aberrantes los símbolos religiosos así que huye ante el nombre del Señor. Se relacionan sus apariciones con los brotes de la peste, y el primero en morir durante la plaga era acusado de ser un Bluatsauger.

Uno de los medios para impedir que el Bluatsauger se levantara de la tumba era colocar un racimo de uvas bajo el mentón del cadáver sospechoso; aunque a veces alcanzaba con ponerle una moneda o una piedra en la boca. Aquellos métodos no impedían la transformación de un cadáver en un Bluatsauger, sino que impiden su capacidad de moverse y, por lo tanto, de salir de su tumba.

Para matar a un Bluatsauger al igual que cualquier otro vampiro, siempre hay que enfrentarlo directamente. No es posible eliminarlo antes de su metamorfosis, precisamente porque antes de alzarse como vampiro estamos en presencia de un muerto y resultaría imposible matar algo que carece de vida.

Leyendas de terror Bluatsauger

La fisionomía del Bluatsauger es notablemente curiosa: carece de esqueleto lo cual se traduce en un andar errante, gelatinoso. Su cuerpo tambaleante está cubierto por un pelaje grueso y negro. Siempre sale de noche, llevando un puñado de tierra de su propia tumba en el puño cerrado. Esta precaución se debe a que, cuando el Bluatsauger decide convertir a un humano a su propia raza infernal, lo obliga a comer esa tierra. Sólo de ese modo alguien puede convertirse en el infame Bluatsauger.

Beela yaa (carne viva)

México tiene una riqueza cultural bastante extensa a lo largo de su territorio, tal es el caso del Istmo de Tehuantepec que cuenta con una serie de historias, cuentos y leyendas que se han trasmitido de generación en generación, el pueblo de San Blas Atempa comparte muchas de estas anécdotas, además de contar con relatos propios del lugar. Son muchos los cuentos que se escuchan en estas fechas, muchos de ellos dicen son hechos verídicos, basados en experiencias reales.

Transmitida por una tradición oral una Leyenda que circula dice que las personas que fallecen exactamente en el día de muertos, no logran entrar al cielo, pues se encuentra cerrado ya que todas las almas están en la tierra, disfrutando de la fiesta que los que aun les sobreviven preparan. Caminado otra vez entre el mundo de los vivos para disfrutar de sus ofrendas llenas de todo aquello que valoraban en vida.

Comida preparada con el mayor de los gustos para celebrarlos, siendo esperados por sus seres queridos para compartir al menos un día al año de estar juntos aunque no se puedan ver unos a otros. Siendo así, pues el cielo tiene un descanso.

Pero no es solo esto lo que se dice, además de no encontrar abiertas las puertas del cielo, y no poder ingresar a él, se quedan a merced de los muertos más viejos, los que llegaron antes y ahora andan sueltos porque es su día, y entre la algarabía de la fiesta, comerán la carne de estos “nuevos muertos” como si fuesen una ofrenda más en su honor.

Este evento en especial, es lo que los zapotecos (una de las civilizaciones más importantes de Mesoamérica.) denominan “beela yaa” o carne viva o cruda.

El fantasma de la Monja

A mediados del siglo XVI en épocas de la colonia en México, vivió María de Ávila, una mujer bonita y joven, de buena posición social, con una fortuna considerable. Ella se enamoró de un humilde mestizo de apellido Arrutia quién solo quería casarse con ella para conseguir riqueza y linaje que le ayudarían a satisfacer sus ambiciones personales.

Conociendo estas intensiones Gil y Alfonso, los hermanos de Doña María, se opusieron al romance, haciendo lo posible por separarlos Alfonso le prohibió a Arrutia verla pero el mestizo se negó, entonces fue que pensando en la avaricia de este joven los hermanos decidieron darle mucho dinero con la condición de que se fuera a vivir lejos de la ciudad. El hombre aceptó de inmediato sin molestarse en despedirse de su enamorada.

Después de dos años Doña María seguía en depresión, tras tal evento sus hermanos acordaron enclaustrarla en el Antiguo Convento de la Concepción.

Allí siguió deprimida por el mestizo, su gran amor y rezaba por él. Una noche de angustia en la cual no soportó más la falta de Arrutia , se ahorcó en un árbol de duraznos en el patio del convento. Ella fue enterrada en el cementerio del lugar.

Un mes después, el fantasma de la ahorcada María acostumbró a aparecerse todas las noches reflejándose en las aguas de la fuente del convento cuando alguna novicia o monja se veía el rostro.

Las madres superiores prohibieron la salida de las monjas a la huerta después de la puesta del sol.

El fantasma de la Monja

Estas apariciones se prolongaron por mucho tiempo después. Ni muerta soportó la ausencia de su amado y salió en busca de él, matándolo para, aunque sea, estar con él en la muerte ya que en vida se lo habían prohibido.

Leyenda de Sarah O’Bannon

La humanidad, siempre ha temido a los entierros prematuros, pero este miedo a ser enterrado vivo, alcanzó su mayor apogeo en el siglo XIX, tanto que durante esta época, fueron diseñados los ataúdes de seguridad; una caja de muerto provista de una campana atada con un trozo de cuerda, la cual podía ser tirada desde dentro por el presunto muerto y así alertar a los de arriba, que seguía con vida.

Para evitar que la campana se moviera por el viento o cualquier otra influencia externa, la cuerda o cadena pasaba a través de unos tubos, cuidadosamente diseñados para no dejar entrar el agua evitando así que el cadáver se mojara. Por si fuera poco, había un segundo tubo a los pies del ataúd a través, para bombear aire a la víctima en caso de ser necesario, mientras se abría la tumba.

Uno de estos féretros fue utilizado para enterrar a Sara O’Bannon y el cuidador del cementerio, sintió que la sangre se le fue a los pies al escuchar la campana acompañada de una inquietante voz que rogaba por ser desenterrada.

Se acercó entonces el hombre a la tumba:

—¿Eres tú Sarah O’Bannon? —preguntó dudoso y con voz temblorosa.

—¡Sí!—respondió la voz algo agitada.

—¿Naciste en Septiembre de 17, 1827? —intervino de nuevo el hombre acercándose un poco más.

—¡Sí! —dijo nuevamente la voz desde la tumba.

—La lapida dice que moriste en Febrero 20, 1857 —insistía con seguridad el hombre.

—¡NO!, estoy viva, fue solamente un error, peor favor desentiérrame… ¡liberameeeee!…

Leyenda de Sarah O’Bannon

—Lo siento, Señora —dijo en enterrador mientras arrancaba la campana y doblaba los tubos con la pala. —¡Ya estamos en Agosto!. Lo que sea que seas, estoy más seguro que perteneces al infierno y no te ayudare a subir

Conoce todas las leyendas que más les gustan a nuestros usuarios.

Leyenda del demonio de Dover

Bill Barlett un chico de 17 años conducía su vehículo a través de Dover, Masachusetts a eso de las 10:30 PM, un 21 de abril de 1977. Le acompañaban dos amigos, que no compartieron la visión del ente que se encontraba cerca de la pared de piedras que rodeaban el camino.

El extraño ser, mostró su gran cabeza, la cual no guardaba proporción con el resto de su cuerpo, tenía un par de grandes ojos naranjas, carecía de oídos, boca y nariz. El cuerpo era pequeño, con largas y delgadas extremidades, tampoco presentaba alguna clase de pelaje, aunque su piel se percibía áspera. No rebasaba el metro de altura y solo fue visto por Bill, ya que sus amigos miraban otra parte del sendero en ese momento.

No obstante, el avistamiento se confirmó horas más tarde, cuando John Baxter, un chico de 15 años, se encontró con la criatura al caminar de regreso a casa; el muchacho persiguió al extraño ser por un barranco, pero al estar tan solo a 9 metros de distancia, pudo verlo claramente, y pensó bien lo que estaba haciendo, prefirió ser cauteloso y regresar al camino.

De vuelta en su casa hizo un dibujo, que coincidía de manera exacta al realizado por Bill.

Al siguiente día, el Demonio de Dover (llamado así por la escritora Loren Coleman), fué visto otra vez por Abby Brabham, un muchacho de 15 años y Will Taintor de 18, quien lo acompañaba a casa.

La descripción dado por el chico era similar a las anteriores, pero en esta ocasión, los ojos eran verdes.

Leyenda del demonio de Dover

Esos fueron los únicos avistamientos que dieron origen a la Leyenda del demonio de Dover, nadie volvió a toparse con él, ni tampoco pudo aclararse si se trataba de algún extraño animal o un ser proveniente de otro mundo.

Leyenda de terror el llanto del bebe

Mayela Garcia, una mujer que había tenido la mala experiencia de casarse con un tipo que solo la embarazaba, y después la golpeaba hasta perder los bebes, que tenia en gestación, esto paso en 3 ocasiones, hasta que se armo de valor y se fue de la vida de esa mala persona.

Adrian Jimenes, no podría quedarse solo, el estaba acostumbrado a tener la compañía de su mujer, a la cual solo castigaba, pero para el era la forma de demostrar su cariño.

Como todo loco, Adrian encontró a Mayela, recluida en un monasterio, y de ahí la saco, matando a varias monjas, que se interpusieron en su camino, ella ida, por los acontecimientos, decía que escuchaba los llantos de sus bebes no nacidos, y que le reclamarían tarde o temprano a el.

La llevo a unas cabañas, para escapar de las autoridades, y poder abusar libremente de la que fuera su mujer, ella no opuso resistencia, pero al terminar la violación, ella se suicido, con el arma que llevaba el en su mano.

El tipo que resulto ser un cobarde, planeo enterrarla en el bosque, y aun tibio el cuerpo de la que en un tiempo fue su esposa, se dispuso a enterrar su cuerpo.

Estaba haciendo el pozo en el bosque, cuando vio que algo a su alrededor se empezaba a mover, pensó que algún tipo de animal acechaba, pero empezó a escuchar el llanto de bebes y algunas risillas burlonas, pensó que eran sus nervios, por lo que le había sucedido con su esposa.

Leyenda de terror el llanto del bebe

En ese momento claramente vio a los 3 bebes que el mismo había matado en el vientre de la que era su esposa, se le quedaron viendo y el tipo al verlos, se tropezó con la pala, con la que excavaba y se pego en la cabeza, cuando despertó, estaba enterrado vivo, así murió el que había hecho tanto daño.

El convento de Hermosillo

La calle Serdán en Hermosillo es muy transitada, aunque no hay en ella muchos comercios, la cantidad de peatones es considerable, dentro de todo este tráfico algo sale a resaltar, que por las noches las personas evitan a toda costa el transitar por ella a menos que sea absolutamente necesario, siendo así no queda otra solución que pasar lo más rápido posible y con un nudo en la garganta.

Todo esto, porque por las noches el silencio se rompe llenando el ambiente de gemidos, pueden verse rondando por ahí, gentes extrañas, mujeres embarazadas en su mayoría, que se mueven con prisa sin poner los pies en el suelo, solo flotan.

Se dice que cuando la ciudad empezó a construirse a mediados del siglo pasado, entre los primeros edificios se encontraba un Convento de monjas. En el cual se recibía a mujeres embarazadas, para ocultar su estado antes de que la sociedad pudiera enterarse de que llevaban en su vientre un hijo no deseado. Algunas de estas mujeres se convertían en monjas, y de algunas otras jamás se tenían noticias, ni referencias.

Al pasar los años, en una de tantas remodelaciones de la ciudad, cuando el convento no estaba más en funcionamiento decidieron remodelar el edificio, tumbando paredes muy gruesas, como las de las construcciones de antaño, encontrando para su sorpresa osamentas de recién nacidos, y esqueletos de mujeres.

De los cuales se dice, que pertenecieron a todos aquellos bebes no deseados que las monjas emparedaban para que nunca pudiesen saber de ellos, ya que eran hijos no deseados por Dios, y que las madres que morían en el parto tenían el mismo fin.

Así que la leyenda cuenta que todo aquel ambiente extraño en la calle Serdán es causado por las ánimas de las mujeres que murieron ahí, junto a los gritos y llantos de sus bebés que estaban atrapados entre las paredes del convento.

El convento de Hermosillo

Hoy ahí se alberga un banco, oficinas del Instituto Nacional de Educación para los Adultos y el Instituto Soria.

Leyenda de la Peña del Diablo

Escondido entre las abruptas sierras del Sistema Ibérico, situado en el término municipal de Nuévalos, Zaragoza, se encuentra el Monasterio de Piedra. Fue en sus inicios una fortaleza de defensa de los musulmanes y en tiempos de la Reconquista (1194) Alfonso II de Aragón cedió el castillo y todas las tierras que lo rodeaban a la Orden del Cister, quienes lo bautizaron como Monasterio de Nuestra Señora de Piedra, el honor al rio que pasa por sus orillas. Doce monjes y un Abad procedentes de la Abadía de Poblet, Tarragona habitaron el lugar.

Se cuenta que el hecho de albergar a trece monjes; atrajo con frecuencia la presencia del Diablo. Que instaló en la peña más alta un sillón, en el cual tomaba asiento para controlar a los monjes y transmitirles sucesivos maleficios. Los monjes invocaron a los Ángeles que acudieron en su ayuda. El Diablo trajo a su corte demoníaca para vengarse, y prendieron fuego al monasterio, con los monjes dentro.

Se libró una gran batalla entre los ángeles y los demonios, después de muchas horas de lucha, la victoria de los ángeles estaba más cerca. Habían derrotado a casi todos los enviados del mal. Viendo tan cerca su derrota, el Diablo tomó el gran peñasco amenazando con arrojarlo.

Mientras lo sujetaba en lo alto, las campanas del monasterio sonaron, llamando su atención hacia abajo, sin querer vio su imagen reflejada en el Lago de Espejo, y le causó tal impresión que huyó horrorizado y lleno de espanto, dejando caer el gran peñasco en el valle, que ahora se conoce como la Peña del Diablo. Desde entonces, merodea oculto por los alrededores.

Leyendas de terror la peña del diablo

Los monjes vivieron en este monasterio casi 700 años desde 1195 a 1835. Actualmente es un parque nacional, así que pueden visitar el lugar y con un poco de “suerte”, encontrarse con el que aun anda por ahí merodeando.

Leyenda dela cobija embrujada

Se cuenta que en la comunidad de El Mixcoate, municipio de Villa de Alvarez, un hombre que iba de cacería, llevaba consigo una cobija para cubrirse del frio en la loma donde acostumbraba espiar a los venados.

Se preparó para dormir enrollándose como taco dentro de la cobija. Ya entrado en sueño, sintió que le jalaban el trapo con que se cubría, para no interrumpir su descanso, simplemente se volvió a acomodar, pero; en un instante, de nuevo quedó descubierto.

Enojado por lo que sucedía, cada vez apretaba más la cobija con sus manos, pero extrañamente, se la volvían a jalar, hasta el punto de descubrirle los pies. Pero a su alrededor no había nadie que pudiera hacerlo.

En un último intento hizo bola la cobija y se sentó sobre ella diciendo: -¡A ver cómo carambas me la quitan ahora!-, pero, más tardó él en decirlo que estar de vuelta en el suelo y el trapo tirado por un lado de él.

Se paró entonces muy molesto, maldiciendo a gritos, cuando estaba a punto de recoger el trapo, se dio cuenta que debajo de ella había un bulto, pensando que era alguna piedra, nada más jaló la cobija de una orilla, para sus sorpresa, un par de cuernos salieron primero a la vista y después el mismo Demonio, muerto de risa… el hombre cayó para atrás, arrastrándose por el miedo hasta encontrar su rifle, el cual descargó por completo disparando contra aquella terrible aparición.

Leyendas mexicanas cobija embrujada

Le contó a todos lo sucedido en la loma, y nadie más quiere cazar ahí, pues la cobija a veces se ve colgada en un árbol y otras tirada en el suelo con un bulto debajo, llena de agujeros, y cada vez que alguien le pasa cerca, se mece como si hubiera viento, y se oye una terrible risa…

Leyenda del pozo del infierno

Según cuenta esta leyenda, algunos científicos rusos, dirigidos por el Dr. Azzacov, excavaron un pozo de unos 14.4 km en Siberia, en el agujero recién creado descubrieron una cavidad subterránea. Para saber un poco más sobre ella, hicieron descender equipos de medición, acompañados de un micrófono.

La temperatura registrada era de unos 1.100 º C y se pudieron escuchar gritos de personas sufriendo a través del equipo de audio. Por lo que los presentes no dudaron en afirmar que se había llegado hasta el mismo infierno.

La noticia fue emitida por primera vez en 1989, el canal de radio Trinity Broadcasting Network hizo su difusión en inglés, con los datos recogidos desde varios periódicos finlandeses. La noticia del “Pozo del infierno” se extendió a los periódicos de los Estados Unidos tiempo después y las grabaciones de los famosos gritos de las almas condenadas aparecieron regadas por el internet en 1997.

El canal religioso de radio TBN, no dudó en afirmar que esto era una prueba irrefutable sobre la existencia del infierno, en una forma tan literal como expresa la Biblia.

Este mismo canal, propagó también la historia de que un ser con alas de murciélago había surgido de su interior para trazar en el cielo siberiano la frase “¡He vencido!”. Sin embargo esto último fue solamente un engaño por parte del profesor noruego Åge Rendalen, quien estaba disgustado por la credulidad de la masas.

Leyenda del pozo del infierno

No obstante, han existido más historias como estas, en las que no solamente se afirma que se escuchan los gritos provenientes de su interior, sino que también se le atribuyen a estos agujeros capacidades paranormales como volver a la vida a los animales muertos.

Leyenda de la Dama de blanco de Palavas

La Dama de blanco de Palavas, Francia, ha sido parte del folklore local durante mucho tiempo, formando parte del arsenal de cuentos de los viajeros nocturnos.

Se cuenta que el 20 de mayo de 1981 en Palavas, a medianoche, cuatro amigos volvían a Montpellier en su coche Renault rojo, dos chicas iban sentadas en el asiento trasero y dos varones adelante. Por el camino ven a una mujer de unos 50 años haciendo autoestop, la dama viste con impermeable blanco hasta las rodillas, se cubre la cabeza con un pañuelo del mismo color. Los jóvenes detienen el coche y se ofrecen a llevarla diciendo que ellos se dirigen a Montpellier, la señora sonríe, y se acomoda en el asiento de atrás en medio de ambas chicas.

Durante el camino la mujer no pronuncia palabra alguna, hasta llegar a la intersección de la carretera de Villeneuve les Maguelonne en Pont Vert, en una curva bastante pronunciada ella grita: -¡cuidado con la curva!- y el conductor presta atención a la carretera.

Al instante tiene que voltear hacia atrás pues las chicas no paran de gritar y se da cuenta que la mujer se había esfumado.

Después de recuperarse del susto, hacen su denuncia a la policía y la historia se divulga. La policía no pudo probar que se tratara de una broma, o alucinación por drogas.

Leyendas de terror dama de blanco de palavas

Pero se destaca el hecho de que probablemente aquella mujer se encuentra ahí para advertir a los conductores imprudentes y evitar que estos pierdan la vida como tal vez ella lo hizo antes.

Templo de El Roble

El Templo de El Roble es una popular leyenda mexicana que ha pasado de generación en generación entre los habitantes de un pequeño pueblo y gracias a eso, hoy en día sigue más viva que nunca. La dramática historia se lleva a cabo es una región remota cerca de una gran montaña, en donde las chozas están retiradas una de otra por largos caminos de terrecería.

Se dice, de  que un día como cualquier otro, una mujer que vivía a las afueras del pueblo les dijo a un par de personas sobre las apariciones que tenía todas las noches.

Ella contaba, que todas las noches mientras dormía, entre sueños veía como de la imagen que tenia situada en la pared, salía misteriosamente una silueta de mujer, quien caminaba por los alrededores de la casa hasta ir hacia un canal de agua cercano, que en aquel entonces se llamaba “Santa Lucía”, para luego terminar su recorrido en el hueco del tronco de un roble.

Aquel cuadro, tenía pintado la silueta de una mujer, de una forma tan especial que cualquier persona que la viera, se quedaba cautivado por la belleza.

Todas las noches pasaba lo mismo, mientras la mujer estaba en entre sueños, veía como la silueta salia del cuadro y caminaba por toda la casa hasta terminar en el mismo lugar, en el hueco del tronco de un roble.

Una día, la mujer decidida a averiguar quien estaba detrás de esa extraña silueta, se dirigió al mismo lugar de siempre para buscarla y la encontró con la falda mojada y repleta de cadillos de las hierba que ahí subsistían.

Templo de El Roble

Este fenómeno común, que muchas mujeres del pueblo iban todos los días a los pies del roble a rezar y poco tiempo después se levanto el templo que hoy conocemos como “El Roble”.

La carnicería

Todos nos hemos topado al menos una vez con este tipo de negocios en donde un hombre se dedica a vender distintos cortes de carne. La leyenda que voy a contarles, trata sobre el local de don Chucho.

El establecimiento en cuestión tenía una de las mejores ubicaciones en todo el pueblo, estaba justamente ubicado detrás del palacio municipal y diariamente era visitado por decenas de personas, no importando que éstas fueran turistas o pobladores del lugar.

No obstante, las cosas empezaron un poco mal con la llegada de varios empresarios quienes deseaban construir un supermercado en esa zona. Al cabo de unos meses esta gente consiguió los permisos gubernamentales necesarios y puso en funcionamiento su negocio.

Como era de esperarse las ventas de la pequeña carnicería fueron viéndose minadas paulatinamente. Pronto don Jesús no tenía el dinero suficiente para surtir su establecimiento.

Una tarde un hombre misterioso entró al lugar, se dirigió rápidamente hacia donde estaba el dueño, se saludaron y en cuestión de segundos se fueron al sótano que era el sitio de los congeladores. Luego de varios minutos, aquel tipo de apariencia fantasmagórica salió del local sin decir una palabra.

A la mañana siguiente, todo era de lo más normal con la diferencia de que ahora los mostradores estaban llenos de carne. Parecía mágico, ese día la gente entró en tropel a comprar (como en los viejos tiempos). Nunca se le ha visto tan feliz a don Chucho, tenía una sonrisa que no le cabía en el rostro.

Así pasaron varias horas hasta que una patrulla se detuvo en la entrada y uno de los oficiales entró diciendo:

– Buenas tardes señor Álvarez (ese era su apellido), estamos investigando la desaparición de los señores Manríquez (los dueños del supermercado). Como usted es su vecino suponemos que a lo mejor vio algo.

La cara de mi patrón se puso blanca y comenzó a balbucear:

– ¡Yo no los maté, yo no los maté!

La carnicería

Al escuchar eso, otro de los patrulleros se fue corriendo hacia el sótano, sólo para descubrir los cuerpos desmembrados de aquellos hombres. Hasta ese entonces la única leyenda que se conocía en el pueblo era la leyenda del perro con botas.

Inauguración de piscinas

Parte de la población tenia cierto descontento por un nuevo edificio de la policía, en el cual había albercas de acceso público, junto a un cementerio, la gente alegaba que el alboroto sería demasiado y molestaría a los dolientes que visitaban el panteón. Pero a pesar de todo aquello, las albercas ya estaban en funcionamiento esperando sus primeros visitantes. Familias completas con niños hicieron gran escándalo en el lugar, hubo muchos quienes no alcanzaron a entrar y gritaban desde afuera. A final resultó estar muy bien fundado el descontento de la gente.

Los pocos que lograron entrar disfrutaban el momento, hasta que; un olor desagradable salía de las espumaderas, el agua se tornaba sucia, parecía que el lodo entraba por los pequeños tubos alrededor de las albercas, la gente salía apresurada, el piso se desquebrajaba dejando entrar una cantidad de fango impresionante, que traían consigo decenas de lapidas, ataúdes y cuerpos.

Algunas personas que aun no habían tenido oportunidad de salir querían hacerlo, pero se veían atrapados entre todos aquellos muertos que reclamaban su espacio y su paz.

Los cadáveres sonreían nadando en el lodo, tomaban a la gente de los hombros hasta hundirlos, otros simplemente eran jalados desde las profundidades sin darse cuenta, en un solo instante. Después de unas horas podían aun escucharse los gritos, aunque ninguno de los presentes podía asegurar si se trataba de la gente que estaba siendo atacada o de los muertos que disfrutaban su venganza.

Cuando los días pasaron y se realizaban los trabajos de limpieza, muchos de los que había ido aquel día a visitar la alberca, fueron encontrados dentro de los ataúdes, y de muchos otros jamás se supo.

Leyenda de terror Inauguración de piscinas

Ese lugar es ahora una ampliación del cementerio, o quizá simplemente siempre fue parte de él pero nadie quiso decirlo.

Leyenda del cirujano loco

Se cuenta que hace muchos años vivía en Piriápolis, Uruguay, un hombre muy reservado, dedicado por completo a su profesión de cirujano. Eran pocos los vecinos que lo conocían, sin embargo, todos sabían que estaba ahí porque lo veían trabajar en el sótano todo el tiempo. Por las noches la luz resplandecía en aquel lugar, y pronto empezaron las habladurías de que aprovechaba el horario nocturno para hacer extraños experimentos con las personas que el mismo asesinaba.

Como en todos estos casos; sobran los curiosos, de inmediato salieron un par de chicos creyéndose valientes y capaces de desmentir tales teorías. Fueron hasta la casa del cirujano, entraron al sótano y hurgaron con confianza entre sus cosas. A simple vista no había más que un laboratorio casero y herramientas comunes de su profesión.

Parecieron decepcionados de no encontrar motivo alguno para seguir acusando a aquel hombre, pero a último momento, descubrieron un tenue resplandor en una de las paredes; se trataba de una puerta que llevaba a un segundo laboratorio, dentro del cual, el cirujano destripaba un cuerpo.

Ambos jóvenes no pudieron resistir la escena y gritaron a todo pulmón, en este momento el hombre se fue encima de ellos, atacando con su afilado bisturí, pero solo alcanzó a uno de ellos, y esto le dio tiempo al otro de huir.

El joven que se quedó atrás, peleó por su vida con todas sus fuerzas, pero le era casi imposible defenderse de aquellos cortes que su atacante realizaba con tanta destreza.

En tan intenso combate, iniciaron un fuego que se extendió en segundos. Cuando los equipos de emergencia llegaron, fue demasiado tarde, el cuerpo del chico ya estaba calcinado, y del doctor no había ni rastro.

leyenda del cirujano loco

Con el tiempo el lugar fue restaurado; las personas que habitan ahí, dicen ver una persona con bata y la cara quemada rondando por las habitaciones, y cuando se acercan, simplemente se desvanece ante sus ojos.

Leyenda de sawney beane

La familia Sawney Beane, originarios de Escocia, parecía una familia normal, del condado de East Lothian, cerca de Edimburgo pero al querer acusar a la novia (que al tiempo se volvería su esposa) de nombre Agnes Douglas de brujería, se refugiaron en unas cuevas lejos de la ciudad.

Se supo que tuvieron hijos y nietos, y criando a su descendencia a su manera, se dedicaron toda la vida a robar, matando a los que robaban, eran como cualquier familia vulgar que mataba sin motivo alguno, solo por la necesidad, pero nada mas diferente de la realidad.

Con el tiempo y después de muchos asesinatos, incluidos muchos soldados, todo tenia que parar, mandando a las entrañas del bosque a buscar a los que mataban solo por matar, cuando al fin encontraron a la familia que para ese entonces eran mas de 50 miembros, el incesto se supo que era algo habitual, dentro de esa familia, que se metían todos con todos y los mas débiles o que enfermaban, eran vistos solo como comida para alimentar a todos los que quedaban atrás.

Al fin todo terminaría, se habían detenido a todos los miembros de la familia Sawney Bean, entre los cuales aparte de la pareja ya de viejos, habían hijos, nietos y bisnietos, que se reproducían entre si, a los varones los desmembraron en publico, ante toda la audiencia del pueblo, dejando que se desangraran, vociferando maldiciones y sin arrepentimiento murieron como habían matado.

A las mujeres les fue peor, ya que a ellas las quemaron vivas, pero ni así lograron sacar palabras de arrepentimiento por todo el daño que pudieron ocasionar, fue así como la historia de esta enferma familia termino.

Desde esos días la leyenda de los caníbales creció, hasta volverse un mito, que a nuestras manos llego, para compartirlo con ustedes, y sepan las atrocidades que los seres humanos pueden llegar a cometer.

Leyenda de La Mujer del Candil

Uno de los destinos turísticos más visitados de nuestro País es el Estado de Guerrero, con hermosas playas y bahías, pero no es ese su único atractivo, pues dentro de toda esta belleza, hay un hecho particular, capaz de erizar la piel de algunos, y es que puede apreciarse la aparición de La Mujer del Candil, un espíritu que vaga por la orilla de la playa, anunciándose con una luz prominente que hace voltear a cualquiera que pasee por los alrededores o descanse en la habitación de algún hotel que rodea la región.

Según cuenta la leyenda todo esto ocurrió en la Costa Grande de Guerrero a principios del siglo. Se dice que una humilde mujer había pasado gran parte de su vida ahorrando, juntaba sus moneda de oro con un único fin, pues tenía la ilusión de ir hasta el vaticano a visitar al Papa, como muestra de su devoción.

El tiempo le parecía eterno, hasta que por fin llegó el momento de emprender el viaje, en aquellos tiempos la región estaba algo apartada de la civilización y no se disponía de ningún transporte, la única opción era caminar por toda la orilla de la playa hasta llegar a Acapulco, ya que era una ciudad de suma importancia desde la cual podría trasladarse mejor.

Llegar hasta Acapulco le costaría día y medio de camino a pie. Una vez lista, le anunció su partida a todo el pueblo, y empezó su caminata, al caer de la noche no se presentó la luna, así que solo se guiaba con la espuma del mar y un candil de petróleo. Aprovechando la oscuridad, unos hombres la atacaron, la asesinaron y le robaron sus monedas por el rumbo entre Carrizal y Mitla.

Leyendas de terror La Mujer del Candil

Desde entonces todas las noches sin Luna, de la nada se enciende una tenue luz, que deja apreciar a una mujer cuyo vestido blanco se confunde con la espuma del mar, a cada paso que da, la luz se intensifica es por eso que no hay quien pueda describir como es de cerca, sobre todo porque tampoco ha habido quien se cruce en su camino, no sea que el dolido espíritu, ande penando aun en busca de venganza.

Leyenda de la Casa encantada de Yanahuara

La más famosa y tradicional casa embrujada de Arequipa es sin duda, la “Casa Quinta de Yanahuara”. Habitó en ella, allá año de 1666 un noble español que ejercía la función de Comendador. Se había casado con una arequipeña de aproximadamente 20 años que rebosaba de atributos por su extraordinaria belleza, mientras que el español le duplicaba la edad.

Debido a los constantes viajes que exigía la profesión del español, su mujer permanecía casi siempre sola. Transcurrido el tiempo surgió una relación amorosa entre un criado de la casa y la bellísima mujer. Cuando el Comendador escuchó los rumores, regresó de improvisto de uno de sus viajes, descubriendo la infidelidad, sometiendo a los autores a una serie de torturas. Se dice que cegado por el odio, el español los emparedó vivos en la casona donde vivían. Ahí encontraron la muerte, entre gritos de horror y suplica que no conmovieron al ofendido noble.

Después de eso el Comendador vendió la casa y no se supo más de su paradero. El lugar por muchos años permaneció abandonado, y durante todo ese tiempo se escuchaban ruidos dentro de la casa sonidos tan extraños como llantos de una mujer, estrépitos de cadenas, campanas que sonaban solas, ladridos angustiantes de perros y siluetas fantasmales que noche a noche se dejaban sentir, en una de las ventanas se veía un padre sin cabeza.

La casa ha cambiado de manos constantemente, debido a que nadie soporta permanecer dentro de ella por mucho tiempo. Porque siguen escuchándose desgarradores gritos y lamentos cada noche.

Leyendas de terror yanahuara

Se dice que antiguos dueños al conocer la historia del español encontraron la supuesta pared donde habían sido tapiados los dos jóvenes, pero a pesar de haber derrumbado el muro y sacado los restos de los cuerpos, aún siguen escuchándose los inquietantes lamentos.

Leyenda del castillo de Puymartin

El Castillo de Puymartin, situado en el antiguo Périgord – actual Dordogne (Francia) fue construido en torno a 1270, marcó la frontera entre Francia e Inglaterra al inicio de la Guerra de los Cien Años. Tras este duro episodio, sería saqueado, despojado de sus almenas, murallas, torres y tejados y dejado en un estado realmente lamentable. Debería esperar hasta 1450 cuando su nuevo dueño, Radulphe de Saint-Clar, lo construiría de nuevo ampliándolo notablemente.

Durante el siglo XVI, a su vuelta de la guerra, Jean de Saint-Clar sorprendió a su mujer en brazos de otro hombre. El ofendido marido encolerizó y decidió que el amante de ella fuera ejecutado de inmediato, fue colgado de un árbol, mientras a su promiscua esposa, Thérèse, la mandó encerrar en la pequeña habitación de la torre norte, la pieza era estrecha y la puerta fue tapiada, pero desde ahí podía ver el árbol donde su amada estaba colgado. Thérèse recibía los alimentos a través de una pequeña trampilla perforada en el techo, la cual se puede observar actualmente, al visitar el castillo.

Permaneció encarcelada durante 15 años, ni la misma muerte le dio oportunidad de salir, pues una vez fallecida, su esposo se negó a darle una sepultura digna y la mantuvo encerrada en la habitación del torreón, tapiando la trampilla por donde le daban la comida. Allí dejó su cadáver, en la misma pieza que la había visto vivir durante tantos años.

Se dice que desde entonces Thérèse, vaga por los caminos que rodean el castillo, así como en la habitación del torreón, posicionada en una esquina de la misma. Numerosos testigos dicen haberla visto, siempre vestida de blanco, por lo cual la apodan “La Dame Blanche” (La Dama Blanca).

Leyenda castillo de puymartin

Sin lugar a dudas el lugar es precioso, muy recomendable tanto para los amantes del arte y arquitectura, como para los aficionados a las historias trágicas y de fantasmas, pues en ese castillo aparte de la visita se puede dormir, por si alguien está interesado en conocer a la Dama Blanca.

La Niña Fantasma de Gabriel Mancera

La leyenda que se comparte hoy, ha circulado de boca en boca por los habitantes de las colonias del Valle, Narvarte y sus alrededores. Para precisar una ubicación es en el cruce del Eje Vial Número 5, mejor conocido como Eugenia, y el Eje Vial Número 2, también conocido como Gabriel Mancera.

Se cuenta que una chiquilla se dirigía caminando alrededor de las dos de la mañana hacia la farmacia para comprar las medicinas que su madre enferma requería, sin mas de quien echar mano se vio a salir a esas altas horas de la madrugada, sola. La pequeña, consciente de la hora, prudentemente respetaba los señalamientos viales, en especial los semáforos antes de cruzar las calles.

Con la intensión de llegar sana y salva su destino, así lo hizo también en el cruce de Eugenia con Gabriel Mancera.

Al ponerse la luz roja para los vehículos que transitaban sobre Eje 5, la chica se dispuso a caminar, de esquina a esquina, para cruzar dicho Eje, pero, a diferencia de la gallina, nunca llegó al otro lado del camino, ya que un coche que iba a exceso de velocidad decidió ignorar la luz roja y cruzar, sin tomar precaución alguna sobre otros automóviles o peatones cruzando.

Golpeó mortalmente a la niña, dejándola medio viva y medio muerta en medio de la calle. El automovilista responsable nunca se bajó del vehículo, ni siquiera se detuvo para saber si la niña vivía o moría y no pidió asistencia médica a nadie. Siguió su camino de forma tranquila como si no hubiese sucedido nada.

La niña falleció en agonía y sola, nadie la ayudó. Desde ese día es donde nace el evento escalofriante, pues todos los días a las dos de la mañana, en el cruce de Eugenia con Gabriel Mancera, el espíritu de la niña se aparece a los automóviles que circula a exceso de velocidad.

La Niña Fantasma de Gabriel Mancera

Ella cruza la calle provocando que los autos se vuelquen por tratar de esquivarla cuando la ven. Una vez que provocado el accidente, ¡se va!, dejando a los pasajeros sin asistencia de ningún tipo para morir solos, tal cual a ella le sucedió.

La marca de la Bestia en el código de barras

El código de barras es un grupo de líneas negras sobre un fondo blanco. Sin importar por cual lado se lea, el resultado es igual. Hay un par de líneas iniciales, un par de líneas separadoras y un par de líneas de cierre. Y es ahí donde se encuentra el Número de la Bestia.

Las líneas que dividen cada grupo, representan un 6. Siendo tres de ellas se obtiene justamente: 666.

Después vi que de la tierra subía otra bestia… Además logró que a todos, grandes y pequeños, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiera una marca en la mano derecha o en la frente, de modo que nadie pudiera comprar ni vender, a menos que llevara la marca, que es el nombre de la bestia o el número de ese nombre.

En esto consiste la sabiduría: el que tenga entendimiento, calcule el número de la bestia pues es número de un ser humano: 6 6 6″ (Apocalípsis 13:16-18).

Mary Stewart Relfe. Publicó dos libros apocalípticos, titulados: Cuando el dinero falla y El nuevo sistema monetario. Consideraba el relato de Juan en El Apocalipsis, como una descripción exacta del futuro de la humanidad. Buscó el número 666, en nuestra era. Y así se encontró con el código de barras, un sistema de clasificación informática, impreso en gran cantidad de productos comerciales alrededor del mundo. Teoría confirmada por la misma empresa diseñadora de dicho código.

En Bélgica y Suiza, se ha pensado dotar de un DNI epidérmico a los recién nacidos por medio de un código de barras, tatuado con tinta ultravioleta, invisible al ojo humano.

Leyendas urbanas código de barras

Si piensa que aún no ha sido marcado, revise sus documentos de identificación, a últimas fechas el pasaporte cuenta ya con un código de barras para su fácil lectura… y puede ser así para muchos otros documentos, los cuales inevitablemente lleva en sus manos cada vez que necesita mostrarlos… no necesariamente tendría que contar con el numero 666 impreso en su mano o frente para estar marcado.

Maniquíes

Gerardo trabajaba como guardia en una famosa tienda departamental, junto a dos compañeros mas, se dividían las rondas del turno nocturno. Como el edificio estaba dentro de una plaza comercial, la mayor parte del tiempo transcurría sin novedad.

Uno de tantos días salieron del aburrimiento cuando en la segunda planta empezaron a escucharse pasos, parecían varias personas, que a la vez gritaban y reían como si estuvieran en un parque de juegos. Como el ruido era demasiado, decidieron ir dos de ellos mientras dejaban a uno más en la caseta de vigilancia por lo que pudiera ofrecerse.

Cuando los hombres subieron, todo estaba tranquilo, no había nadie y los ruidos habían desaparecido, aun así no dudaron en seguir buscando pensando que los culpables habían podido esconderse entre los pasillos, pero después de mucha búsqueda siguieron sin encontrar nada así que volvieron a su puesto.

Por segunda ocasión, en cuanto bajaron, se escuchó que alguien corría, a toda prisa de un lado al otro del piso, así que los guardias volvieron, encontraron algunos productos rotos tirados en el suelo, así que retomaron la búsqueda pidiendo el apoyo de Gerardo que se había quedado en la caseta, este subió las escaleras, se dirigía lentamente observando alrededor, cuando sintió pasar por detrás de él a alguien, volteando con prisa alcanzó a ver una sombra que se metía entre la ropa, avisó a sus compañeros de inmediato, mientras él buscaba con cuidado entre las racas.

Por unos minutos realizó la misma acción, moviendo la ropa de un lado al otro para ver entre los pasillos, cuando de pronto lo que parecía ser un niño saltó de entre los pantalones y corrió hasta otro montón de ropa, haciendo a Gerardo voltear para darse cuenta que los causantes del alboroto, era una familia de maniquíes que debían estar en el  aparador.

leyenda de los Maniquíes

El hombre sufrió un infarto y los otros dos compañeros aseguran haber visto a los maniquíes moverse desde donde Gerardo había quedado tirado hasta el aparador que les correspondía.

La leyenda del farolito

El protagonista de esta leyenda originada a principios del siglo XX, es un joven de unos catorce o quince años. Él trabajaba encendiendo los faroles de la plaza en la ciudad de San Salvador, lo cual hacia noche tras noche, sobre todo el día de Domingo de Resurrección, así los fieles podían visitar la imponente y bella catedral a cualquier hora si lo deseaban.

El farolito, apodado así por la actividad que realizaba, tenía doble trabajo en los días de fiestas religiosas, pues se aseguraba de que ningún feligrés tanteara su camino en la oscuridad. Gracias a estas acciones, pronto fue conocido por todos y se ganó su afecto.

A pesar de tener una aparente buena salud, el jovencito cayó enfermo repentinamente. Se le brindaron todos los cuidados posibles en aquella época, pero la enfermedad pudo más, y le causó la muerte. El dolor por su partida fue tanto, que tardaron en encontrarle reemplazo y la policía se encargaba de encender los faroles.

Sucedió, entonces, aquel hecho que asombró a todos, mientras unos sintieron miedo, otros se llenaron de alegría, pues el farolito había vuelto a cumplir con su trabajo.

Su sombra luminosa, vestida con humildes ropas, rondaba ciertas noches del mes, lo cual indicaba que su espíritu seguía ligado a la vida terrenal.

Se dice que en su nuevo estado espiritual, se dedicaba solo a encender los faroles el día de Resurrección.

La leyenda del farolito

Pero otros decían que su trabajo era ahora iluminar el camino de las almas a otro plano existencial.

Leyenda de El Lobizón

El lobizón (del portugués: luis-homem), es conocido en ciertas regiones sudamericanas como lobisón, lobisonte o lobisome y es un equivalente sudamericano del hombre lobo europeo.

La Mitología Guaraní dice que es el séptimo y último hijo de Tau y Kerana, sobre quien cayó la mayor maldición que pesaba sobre sus progenitores. Basado en esto la leyenda cuenta que el séptimo hijo varón seguido, del mismo padre con la misma madre sufre una escalofriante transformación, los días martes y viernes, de los meses impares.

Es pálido, flaco, alto, escuálido, enfermizo, muy solitario y poco sociable desde niño. Al revolcarse sobre la arena, ceniza o una tumba, gira tres veces sobre su cuerpo; y se transforma en un animal inmenso mezcla de perro y cerdo, patas enormes, con grandes orejas sobre la cara, pelaje tan oscuro como las tinieblas, que echa fuego por los ojos. También despide un fétido olor a podrido. Luego se levanta para vagar hasta que caiga el día y recuperar su forma humana.

Se alimenta de carroña en los cementerios y heces de gallinas. En los peores casos come mujeres jóvenes o algún bebé sin bautizar. Cae siempre enfermo del estómago por comer inmundicias y es por eso que los sábados no se levanta de la cama.

Traspasa su mal pasando entre las piernas de alguien; así él queda curado y la victima maldecida. Si quiere alejar; ha de ser arrodillado rezando un padre nuestro, haciendo la señal de la cruz, o arrojándole agua bendita, un tizón al rojo vivo o botellas rotas.

Hay que herirlo con un arma blanca o con armas de fuego benditas, de lo contrario es inmune. Si ve su propia sangre se convierte en hombre de nuevo, pero será enemigo de muerte de quien descubre su secreto.

Para romper el hechizo se bautiza al niño en siete iglesias distintas o con el nombre de Benito, apadrinándolo el hermano mayor, aunque lo recomendable es que lo haga el Presidente de la Nación.

Leyenda de el lobizon

Actualmente hay en Argentina un promedio de 300 padrinazgos anuales, de los cuales sólo el 30 por ciento corresponde a mujeres amparados bajo el decreto 848 legalizado por el presidente Perón en 1973.

Leyenda del Tesoro del Torreón

En una tranquila mañana allá por el año de 1904, la quietud se esfumó porque había un gran alboroto en las calles de Tecozautla, Hidalgo. La gente estaba congregándose en el centro de esta ciudad porque ese día daban comienzo a la construcción del reloj municipal.

Para todas las personas era un día muy importante, los hacendados y la gente adinerada de este lugar se encontraban en primera fila, pues eran ellos los principales contribuyentes para financiar la construcción de esa gran torre que hoy día es símbolo de unión y fortaleza de todos los habitantes de Tecozautla.

A manera de superstición muchos de estos adinerados, hicieron uso de sus riquezas, en la construcción de una de las cuatro columnas que sostienen la torre, esta gente depositó algunas de sus joyas junto con monedas de oro y plata, esperando así, que el edificio adoptara fuerza y durara muchos años en pie.

Cuenta la leyenda que  cuando la construcción estuvo terminada, todas las noches entre las dos y tres de la madrugada, aparecía una mujer vestida de blanco que se sentaba al lado de las columnas donde se guardó tanta fortuna. Hay quienes afirman haber hablado con ella, pero resalta la sorpresa cuando entre las pláticas buscando voltear hacia la mujer, esta ya ha desaparecido.

Se cree que la mujer vestida de blanco está en permanente custodia del tesoro que quedó sepultado debajo de la torre. Así que ya no causa sorpresa a todos aquellos habitantes que suelen verla al pasar caminando en la madrugada por ese bello y tradicional torreón tecozautlense.

Leyenda del Tesoro del Torreón

Pero no falta aquel distraído que a veces cuando la mujer le llama, atiende, y al voltear ya no puede verla más.

El misterio del hotel de Salto del Tequendama

Los hoteles son lugares que albergan todo tipo de personas, provenientes de diferentes lugares y en un lapso corto de tiempo, son miles las personas que pasan por allí, tanto que es imposible saber a qué va cada una a ciertos sitios, lo cual fue para el hotel del Salto de Tequendama algo negativo. Este hermoso lugar ubicado en Colombia, es el protagonista de muchos relatos terroríficos que son ciertos, lo cual le añade algo más de misterio y terror.

Hace décadas este hermoso lugar era un destino turístico que la gente visitaba casi por obligación al pasar por allí, pero con el tiempo, algunas cosas cambiaron en el sitio y ya no volvió a ser igual. Se dice que todo comenzó cuando un grupo de brujos se alojó en el lugar, desde ese entonces extraños acontecimientos comenzaron a ocurrir, incluso después de que los brujos abandonaran el lugar.

Al poco tiempo, un muchacho se suicidó en la misma habitación donde los brujos se habían alojado y desde aquel entonces, ya se había mitificado el lugar. Sin embargo, la gente seguía llegando al sitio, aunque muchos comenzaron a vivir experiencias sobrenaturales las cuales se hicieron públicas, ganando con esto que los turistas ya no quisieran visitar el hotel del Salto de Tequendama.

Además de esto, el río que está frente al hotel se contaminó y ya no era tan seguro estar cerca de él, lo que terminó con la vida del lugar. Lo más extraño es que después de todo esto, personas siguieron visitando el lugar, pero solo con fines malignos. Allí se realizaron rituales, brujería e incluso muchas personas decidieron ir allá para suicidarse.

Hoy en día se dice que al pasar por allí, a pesar de tratarse de un lugar abandonado, se pueden ver personas asomándose a la ventana y que al pasar de noche por la ruta que se encuentra detrás del mismo, se oyen gritos desgarradores, sonidos de risas y en algunos casos se ha oído música proveniente del lugar.

El misterio del hotel de Salto del Tequendama

Según las creencias, este lugar se ha convertido en el hogar de muchas almas en pena, para otros simplemente está maldito.

Te invitamos a visitar nuestras secciones:

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment