Leyendas de Querétaro

Toca el turno de las leyendas de Queretaro, primero que nada decir que, Querétaro es un estado de la República Mexicana conocido por contar con muchísimos pueblos mágicos. En cada uno de estos lugares, la gente conoce montones de leyendas. Debo decirte que algunas de esas historias, te dejarán los cabellos de punta.

A lo largo de los siguientes párrafos, revisaremos ciertos relatos que han ocurrido a lo largo de los años en esta entidad federativa. Por cierto, muy pocos recuerdan que fue Doña Josefa Ortiz de Domínguez, esposa del corregidor de Querétaro, quien alertó a los insurgentes que debían comenzar la lucha por la independencia de México antes de lo planeado.

Leyendas de Querétaro

Leyendas queretanas Cortas

Las leyendas de Querétaro cortas son historias de breve extensión que se centran en un hecho que, a pesar del paso del tiempo, sigue siendo relevante para las personas que habitan en esa región de México.

En algunas de las calles queretanas, se pueden oír los murmullos de los espíritus que aún rondan por la zona, ansiosos de que sus andanzas sean conocidas por las nuevas generaciones.

La Carambada

Leyenda Queretana La CarambadaLa Carambada era el apodo de una mujer cuyo nombre real era Leonarda Martínez. Se dice que nació en “la Punta” y que durante gran parte de su infancia y juventud la pasó al lado de pillos y bandoleros.

Sus padres murieron cuando ella era muy chica, por lo que tuvo que hacerse cargo de sus hermanas. Para poder sobrevivir, tuvo que integrarse a las filas del crimen. Por esa razón, no era raro ver a la Carambada deambulando por las calles de la ciudad, aguardando pacientemente el momento preciso para despojar a los ricos de sus pertenencias.

Leonarda era una dama más bien de baja estatura, de tez morena y que además tenía una seña particular que la hacía inconfundible. En la mejilla izquierda tenía una cicatriz de gran tamaño.

Por extraño que parezca, la Carambada sabía comportarse dependiendo del lugar en donde estuviera. Por ejemplo, si intentaba robarles sus joyas a mujeres que pertenecían a la aristocracia mexicana, se vestía con trajes de seda y cuidaba su vocabulario, para ganarse la simpatía de las demás.

Luego gracias a la habilidad que tenía con sus manos, lograba quitarles a las señoras sus alhajas, sin que éstas se dieran cuenta. Leonarda fue llevada a la cárcel en muchísimas ocasiones. No obstante, lo cierto es que tardaba más en llegar a su celda que en salir de nuevo a la calle, pues era amiga de altos funcionarios de qro.

Por fin, Vicente Otero, fue el encargado de ponerle punto final a los atracos de la Carambada. Éste la atrapó durante un asalto en la vía pública. La mujer se resistió, pero al recibir un balazo, no le quedó más que rendirse.

Posteriormente fue llevada a un hospital en donde no pudieron salvarle la vida. Hay quien dice que sus últimas palabras fueron para redimirse, aunque nunca sabremos en realidad cuál fue el destino de Leonarda Martínez al exhalar su último aliento.

Leyenda de Chucho el Roto

Leyenda de Chucho el RotoChucho el roto es uno de los personajes más reconocibles del folclor mexicano en cuanto a historias de leyenda se refiere y más espeficicamente resalta en las leyendas de Queretaro. Inclusive hay personas que se atreven a compararlo con un “Robin Hood” moderno, es decir un hombre que robaba a los ricos y ayudaba a los pobres.

Lo que sabemos es que su nombre era Jesús Arriaga y que cometió la mayor parte de sus robos a finales del siglo XIX. Se cuenta que era un personaje sumamente carismático al que todo el mundo apreciaba.

Chucho era capaz de hacerse amigo de sus víctimas, por lo que estas jamás sospechaban que luego de ser minuciosamente estudiados, se convertirían en una estadística más de sus actos delictivos.

Otra cosa que se recalca en torno a su personalidad, no sólo en la historia popular, sino también en las adaptaciones fílmicas que se han hecho sobre él, es que su banda jamás usó la violencia para hurtar.

Dicho de otro modo, en ninguno de sus atracos las víctimas resultaron heridas.

La Sombra de Maximiliano

Leyendas de Queretaro La Sombra de MaximilianoRetomando las leyendas queretanas que tienen su base en acontecimientos históricos, me encontré con esta historia que está vinculada a Maximiliano de Habsburgo, quien fue ejecutado en el Cerro de las Campanas.

Mientras esperaba ser fusilado, el entonces emperador de Mexico, fue llevado al convento de la Santa Cruz, en donde cada día de su estancia se asomaba por la ventana y pasaba gran parte del día viendo hacia donde se encontraba el camposanto.

Hoy en día, en ese lugar están enterrados los “Personajes ilustres” del estado, aunque en aquellos años, el sitio era utilizado para sepultar a cualquier ciudadano.

En ese cementerio laboraba un hombre muy servicial y acomedido de nombre Simón. Los que lo conocieron afirmaban que nunca dejaba un trabajo sin concluir.

Un día mientras don Simón se encontraba limpiando una de las tumbas, escuchó una voz en la lejanía que decía:

– ¡Simón… ¡Estoy aquí ven por favor!

El hombre continuó con su trabajo sin prestar mucha atención, hasta que los murmullos se hicieron más y más fuertes. Esto obligó al sepulturero a tratar de saber de dónde provenía esa voz que le estaba jugando una broma bastante pesada.

Se acercó hasta donde se hallaba una farola de la calle y ahí fue cuando vio por primera vez una enorme sombra. De inmediato reconoció el contorno de la figura y gritó aterrado:

– No puede ser. Es el emperador Maximiliano en persona.

Al día siguiente, Simón habló con sus jefes y dejó el puesto de enterrador vacante, pues no quería volver a encontrarse con ningún tipo de espíritu chocarrero.

La leyenda dice que inclusive hoy en día, las personas pueden encontrarse con la sombra de Maximiliano, en el caso de que pasen por afuera del panteón a las 12:00 de la noche.

Leyendas de Queretaro de terror

Las leyendas de Querétaro de terror son crónicas que no sólo enriquecen el vocabulario o la cultura general, sino que también logran adentrarse en tu espíritu, pues al ser relatos populares que al parecer ocurrieron en la realidad, sus elementos hacen posible que la anécdota que se narra se vuelva algo real (al menos para el que lo está escuchando).

La Llorona

Leyendas de Queretaro de terror - La lloronaLa llorona de Querétaro es conocida por tratarse de una mujer que no perdió a sus hijos, sino que a estos los asesinó su propio padre. Se dice que la causa del crimen fue porque ella le fue infiel a su marido con uno de sus vecinos.

Al enterarse el hombre lleno de celos, no pensó en nada más que en matar a su propia prole, ya que estaba convencido que los pequeños no llevaban su sangre.

Una noche entró al cuarto de los pequeños y los ahorcó sin miramientos. Cuando la madre de los niños ingresó a la habitación, ya era demasiado tarde, es decir, los cuerpos de los infantes yacían sin vida tirados en el piso.

Desde ese momento, la mujer perdió por completo la razón y se salió a la calle con lo que llevaba puesto. O sea, con el cabello despeinado y vestida únicamente con un camisón y una bata de color blanco.

Las personas que la llegaron a ver, decían que ella solamente pronunciaba incoherencias. También se comenta que dicha dama jamás olvidó el deceso de sus hijos hasta que falleció.

Otra versión apunta que en realidad no existió ninguna llorona, sino que era un malhechor que se vestía de mujer para sembrar el terror en las calles. Te dejamos una leyenda de la llorona corta, sí te interesa otra versión.

El agujero del Diablo

El agujero del Diablo - una leyenda de QueretaroHace muchísimos años en lo que se conocía como el Templo de San Francisco, varios muchachos se preparaban para convertirse en sacerdotes. Un día mientras uno de los seminaristas se encontraba orando, oyó un ruido y al mover la cabeza observo a una bellísima mujer quien le sonrío.

De inmediato, el chico se levantó de su asiento y fue en dirección hacia la oficina del párroco para relatarle lo sucedido.

Éste le dijo que lo que había visto era nada más y nada menos que un intento del “Demonio” para alejarlo de su verdadera vocación. Por lo que le explicó que lo mejor sería que a partir de ese instante, rezara encerrado en su claustro.

Así lo hizo y la aparición no volvió a mostrarse por largo tiempo, hasta que una noche, los gritos del seminarista despertaron al resto de sus compañeros. Los alaridos pidiendo auxilio eran tan fuertes que incluso varios de ellos intentaron derribar la puerta sin éxito.

Mientras tanto, en el claustro se encontraba el muchacho y la supuesta mujer quien ahora se había convertido en Lucifer. El joven tomó con su mano derecha la Biblia que tenía en el buró y con la izquierda un rosario de madera que le había regalado su abuela.

Poco a poco las oraciones tanto de él como de sus compañeros hicieron que el demonio fuera retrocediendo poco a poco, hasta que optó por salir de la habitación a como diera lugar.

Momentos después, se escuchó un fortísimo estruendo y la puerta del cuarto por fin pudo abrirse. Nadie podía creer lo que había ocurrido. En el techo había un hoyo negro de gran tamaño al que luego se le bautizó como el agujero del Diablo.

La Casa de la Zacatecana

La Casa de la ZacatecanaSe dice que la casa de la zacatecana, es aquella que está marcada con el número seis y que se encuentra en la calle de “Flor Alta”. Hace más de 50 años, una pareja originaria de Zacatecas compró dicha propiedad y la reacondicionó.

Ambos eran muy felices y a menudo se les veía pasear tomados de la mano. Sin embargo, un día el esposo se regresó a su estado natal, a fin de revisar cómo iban sus negocios, más nunca regreso.

De inmediato, se empezó a generar la leyenda de queretaro en donde se afirmaba que su esposa lo había mandado matar, para quedarse con su fortuna y además para poder casarse con el capataz.

Sin embargo, nadie pudo probar los hechos y la mujer vivió ahí hasta su vejez. Hoy en día, la casa permanece abandonada debido a que ella no tuvo descendencia.

Leyendas de Queretaro para Niños

Las leyendas de Querétaro para niños, también pueden abordar temáticas relacionadas con el miedo o los espantos. No obstante, es responsabilidad de quien cuenta dichas historias que ciertos detalles que no sean propios para todas las audiencias, sean retirados de esta clase de crónicas.

Dejando muy en claro el punto anterior, exploremos juntos otras historias procedentes de este bellísimo lugar del centro de México.

El Callejon de Don Bartolo

Leyendas de queretaro para niños - El Callejon de Don BartoloEl callejon de Don Bartolo era un lugar en donde justamente habitaba un individuo con ese nombre, al que los queretanos apodaban “El Segoviano“, debido a que su familia se había trasladado desde Europa hasta la Nueva España.

El sujeto (por cierto, de edad avanzada) vivía únicamente con su hermana, quien hacía las veces de “Ama de Llaves”. A Don Bartolo no le hacía falta nada, dado a que se dedicaba a prestarle dinero tanto a personas de la clase alta como a hombres trabajadores.

Se dice que era un hombre bastante reservado al que solamente se le podía abordar el día de su cumpleaños, fecha en la que, por cierto, abría las puertas de su hogar a todo el mundo.

En la fecha de su aniversario de vida, acostumbraba hacer un brindis, el cual iba más o menos así:

– Brindo por mi salud, por la de mi hermana y por el 20 de mayo de 1701.

No sabría qué decirles, pero a partir de la fecha mencionada, nadie volvió a saber nada de Don Bartolo. Es más, los adultos mayores de Querétaro a quienes esta leyenda les fue contada por sus bisabuelos, decían que aquel hombre tenía un pacto con el señor de la noche, es decir, con el Diablo.

La Casa del Faldon

La Casa del Faldon - una leyenda queretana para niñosLa antiquísima casa del faldon fue edificada en el siglo XVIII y forma parte de una de las leyendas de Querétaro más extendidas por dicha región. El origen de esta historia inicia cuando dos personas relacionadas con el gobierno de la ciudad tuvieron un desacuerdo.

Por un lado, se hallaba un alcalde de origen indígena. Mientras que, por el otro, se encontraba un regidor originario del “Viejo Continente”.

Cuentan que, durante una procesión religiosa, ambos personajes se encontraron, ya que serían los encargados de presidir dicho evento. No obstante, durante el trayecto, don Fadrique (ese era el nombre del regidor) jaló el faldón de la casaca de don Pablo (El alcalde) haciendo que éste se desprendiera.

De inmediato, don Pablo se quejó con las autoridades y pidió a la Junta Real que se le diera un castigo ejemplar al servidor público.

Los miembros del Comité no tardaron en dar su fallo, obligando a don Fadrique a mudarse fuera de la ciudad. Es decir, tendría que edificar un nuevo domicilio en lo que se conocía como “La otra banda”, o sea, del otro lado del río.

Una vez que la propiedad fue terminada, la gente la comenzó a llamar como la “Casa del Faldón”, como un recordatorio de aquel acontecimiento. Hoy en día la morada aún existe, aunque es utilizada como un “Centro Cultural”.

Una de las características principales de su arquitectura es que cuenta con una torre, desde la cual se podía ver con claridad lo que ocurría del otro lado de la banda.

Leyenda del Templo de la Cruz

Leyenda del Templo de la CruzPara finalizar, quisimos alejarnos un poco de las leyendas de queretaro de terror y contarte una historia clásica que incluye algunos elementos religiosos que estamos seguros, te dejarán con la boca abierta.

El relato inicia en 1697, año en el que arribó a tierras queretanas Fray Antonio Marfil. Poco después de recorrer el lugar, se estableció en el sitio en donde hoy en día aún se puede ver el Templo de la Cruz.

Como parte de su misión evangelizadora, don fray Antonio, enterró en la tierra su báculo de madera en el Cerro del Sagremal, pues estaba convencido de que al hacer lo mismo que Moisés, cuando abrió el mar en dos partes, lograría inculcar la fe católica en el pueblo indígena.

Con el correr de los años, el bastón echó raíces y paulatinamente se transformó en un árbol. De él, brotan una serie de espinas sumamente raras, las cuales si las miras de cerca te darás cuenta de que forman la figura de una cruz.

Como sabes, este símbolo se encuentra estrechamente relacionado con Jesucristo y su crucifixión.

Varias personas han intentado replicar este “árbol milagroso”, no obstante, nadie lo ha conseguido a, por lo que éste se ha transformado en un atractivo turístico sumamente importante. Es más, gente de todo el mundo viaja a Querétaro sólo con la esperanza de ver de cerca al báculo de fray Antonio.

Si deseas conocer más historias como esta, te invitamos a visitar tanto la capital del estado como los pueblos aledaños, ya que en cualquier lugar de estos hallarás recorridos turísticos en los que los lugareños te contarán miles de historias que aún están por descubrirse.

Te puede gustar: