Leyendas de Puebla

En el estado de Puebla la gente conoce miles de leyendas debido a que este territorio ha sido escenario de grandes acontecimientos históricos en Mexico. Quizás el más importante de todos es aquel que aconteció el 5 de mayo de 1862, conocido coloquialmente como “La Batalla de Puebla” en donde el ejército mexicano derrotó a los soldados franceses. Te mostraremos algunas Leyendas de Puebla, que esperamos que disfrutes.

Por tanto, los mitos y leyendas de Puebla se encuentran dentro del imaginario colectivo del poblano, ya se halla dentro de su ADN, desde el individuo que vive en la capital hasta quien habita por ejemplo en la zona de Cholula.

Leyendas de Puebla

Leyendas de Puebla Cortas

No se sabe el número exacto de leyendas de Puebla cortas, pues prácticamente cada lugareño tiene una historia personal que platicarte. Sin embargo, una que inclusive aparece en los libros de texto que los niños llevan a la primaria es la de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl (Don Goyo y la Mujer Dormida respectivamente). Él era un valiente guerrero y ella una princesa.

Cuando éste regresó de una batalla, se enteró de que su amada había fallecido y desde ese momento decidió velarla por siempre, hasta que su cuerpo fue convertido en piedra y la piedra cubierta de nieve.

Leyendas de Puebla La China Poblana

Leyendas de Puebla La China PoblanaMi abuelo paterno nació en esta entidad federativa y es por eso que he tenido la suerte de escuchar varias leyendas de Puebla de los Ángeles (como también se le conoce a la capital).

De acuerdo a la tradición se dice que don Diego Carrillo de Mendoza y Pimentel, quien para ese entonces ostentaba el cargo de virrey en la Nueva España, mandó traer a una joven procedente del continente asiático, para convertirla en su dama de compañía.

No obstante, durante el viaje que la jovencita hizo desde China hasta el continente americano, fue raptada por unos bucaneros, quienes trataron de venderla. Por suerte, la chica escapó y logró llegar al territorio que hoy se conoce como República Mexicana (concretamente al puerto de Acapulco).

Ahí, uno de los comerciantes se la vendió a Don Miguel de Sosa, quien prontamente la hizo su esclava. La muchacha quien ahora se le conocía como Catalina de San Juan, vivió poco tiempo al lado de su nuevo amo, ya que este falleció repentinamente.

A pesar de ello, dejó estipulado en su testamento que a su muerte se le diera la libertad. Así se hizo y Catalina fue a vivir a un convento hasta el día en que murió

Actualmente, se le conoce al Templo de la Compañía como el sitio exacto en donde descansan los restos de la China Poblana. Se dice que luego de su muerte, varias mujeres comenzaron a imitar su estilo de vestir, pues era algo totalmente sui generis.

La razón de esto era principalmente porque ella provenía de un continente lejano en donde se utilizaba otro tipo de materiales para confeccionar los vestidos. El traje de china poblana por lo regular lleva algunos patrones geométricos y lentejuelas en el tradicional “zagalojo” elaborado en paño.

Este tipo de vestimenta también es uno de los más usados por las compañías mexicanas de baile tradicional.

Leyendas de Terror de Puebla

Existen leyendas de terror de Puebla demasiado terroríficas que solamente algunos conocen. Este tipo de relatos únicamente pueden ser escuchados o leídos si visitas alguno de los “Pueblos Mágicos”, del estado, pues son parte de la cultura local.

Desde luego, hay otras leyendas de Puebla como la de la Nahuala, que ha tenido hasta su adaptación cinematográfica de dibujos animados.

Lógicamente en ese largometraje, se han omitido del todo los detalles que pudieran perturbar a los más pequeños y sólo se ha dejado lo esencial de esa historia de Puebla.

Leyendas de Puebla la Fuente de los Muñecos

Leyendas de Puebla la Fuente de los MuñecosEsta leyenda de la ciudad de Puebla, nos sitúa en el barrio de Xonaca, ubicado entre las calles 18 norte y 22 oriente. En esta localización se encuentra la “Fuente de los Muñecos”.

En esa zona, la gente que pertenecía a la clase alta poblana, edificaba sus casas de verano, para posteriormente recibir a sus invitados que provenían en mayor medida del continente europeo, pues cabe recordar que México fue por más de 300 años una colonia española.

Uno de esos domicilios es el que se encuentra frente de la iglesia de la Candelaria y de acuerdo con los entendidos, esta fue morada de la emperatriz Carlota, durante el periodo en el que Maximiliano de Habsburgo fungió como gobernante supremo del país.

Ya en el México moderno, el expresidente Manuel Ávila Camacho, también decidió construir una casa de descanso en la región. Pero creo que nos estamos desviando un poco del tema. Vayamos pues a lo importante de esta leyenda de Puebla corta.

Los dos hijos de un caballerango que laboraba cerca del sitio mencionado eran inseparables. Solamente se llevaban un año de diferencia. Por lo que me contaron, una tarde ambos niños salieron a pasear, pero jamás volvieron a su hogar.

La noticia conmocionó a todo el pueblo y después de cerrar el caso, el gobernador mandó construir una fuente para honrar la memoria de los pequeños. Desde ese momento, la gente afirma que los “muñecos”, cobran vida durante la noche.

También se dice que las estatuillas, comienzan a reír sin parar, cuando se dan cuenta de que un extraño merodea por el lugar

Leyendas de Puebla el Puente de los Duendes

Leyendas de Puebla el Puente de los DuendesEsta también es una leyenda de terror poblana. En un sitio cercano a la sierra, existe un puente dominado por hombrecillos. Se cree que estos duendes una vez que atraen a sus víctimas, jamás las dejarán salir con vida.

En una noche invernal, un sujeto que había salido de una fiesta, comenzó a sentir mucho frío. Pensó en cubrirse con su abrigo, más en ese momento recordó que lo había dejado en la casa de su amigo.

Poco después halló unos leños y creyó conveniente hacer una fogata. Lo malo es que la madera se encontraba muy cerca del Puente de los duendes. El hombre se acercó al sitio con mucha prudencia y sólo agarró un par de ellos.

No obstante, mientras iba caminando de regreso alcanzó a oír el cacareo de una gallina de gran tamaño. Instantes más tarde, el individuo empezó a perseguirla, pues además de estarse congelando, tenía muchísima hambre.

A pesar de que la gallina caminaba a poca velocidad, el hombre fue incapaz de tomarla con sus manos hasta que se paró frente a uno de los extremos del puente.

Muerto de terror, el hombre no pensó en dar marcha atrás, sino en cruzar el puente a toda velocidad. Cuando se hallaba justo a la mitad este, sintió que la estructura se venía abajo. De pronto, el animal emplumado se transformó en un duende que no le quitaba la vista de encima.

En eso, el sujeto pudo salir de su aterrador trance y lanzó una plegaria al cielo. El hombrecillo al escuchar la oración, comenzó a emitir un chillido muy fuerte y se fue alejando poco a poco.

Posteriormente el hombre corrió lo más rápido que pudo hasta que perdió el conocimiento al chocar con un árbol de gran tamaño. Al recobrar el conocimiento, creyó que todo había sido una alucinación causada por los tragos que había bebido en la noche.

No obstante, quedó horrorizado al notar que su traje estaba cubierto de plumas blancas bañadas en sangre.

También te pueden gustar: