Leyendas de Durango

En el artículo del día de hoy hallarás algunas de las leyendas de Durango más famosas que existen. La gente de este territorio, se ha encargado de difundir estas historias no solamente a otros lugares de México, sino también a distintos países de Sudamérica.

Leyendas de Durango

Los temas principales de sus leyendas tienen que ver con apariciones y fantasmas, dado que hasta la fecha es una de las entidades con más propiedades de estilo clásico que hay en toda la República mexicana.

Así que, sin más preámbulos, te invitamos a deleitarte con los relatos que tenemos para ti.

Leyendas de Durango: el Músico que Le Toco al Diablo

Leyendas de Durango: el Músico que Le Toco al DiabloLa siguiente leyenda se puede considerar como una historia de terror ocurrida en Durango. Antes de iniciar con la crónica, debemos dejar en claro que la figura del profesor Arturo Lugo será de suma importancia, pues este hombre era el director muy famoso de una orquesta duranguense en los albores del siglo XX.

Su agrupación había ganado un certamen en donde se premiaba a la mejor organización musical del norte del país. En esa competencia, participaron orquestas de Sinaloa, Coahuila, Chihuahua y desde luego Durango.

El galardón hizo que el maestro literalmente “perdiera el piso” y comenzara a cobrar mucho más que sus competidores para amenizar eventos. Aun así, los clientes nunca le faltaban, pese a sus constantes desplantes y desaires.

Sumado a lo anterior, no debemos dejar de mencionar que Lugo era incapaz de presentarse en una ranchería, pues suponía que esos lugares no eran dignos de su agrupación.

Tampoco acudía a lugares públicos con grandes aglomeraciones, a menos que el gobernador le garantizara una cuantiosa suma de dinero. Una noche de invierno llamaron a la puerta de don Arturo.

Eran las 12 de la madrugada, por lo que el hombre pensó que se trataba de un asunto grave y por ello salió de la cama rápidamente a atender.

Al abrir la puerta se dio cuenta de que el sujeto que tocaba era un forastero de gran estatura, ataviado de forma sumamente elegante con ropajes de color negro. Éste entró y de inmediato se quitó la capa y el sombrero.

Enseguida con una mirada penetrante, le dijo al director de la orquesta:

– Me han dicho que su orquesta es la mejor. Es por ello que deseo contratarlos para que vengan a tocar a mi casa. En este papel encontrará la fecha y dirección del evento y en el costal hallará su pago.

Después de pronunciar eso, el individuo dio media vuelta y salió sin que Lugo pudiera decirle nada. Poco después, el profesor recordó algunos de los mitos y leyendas de Durango que hablaban acerca de un hombre que se aparecía en las noches con el fin de llevarse las almas de los pecadores al infierno.

Sin embargo, creyó que lo acontecido había sido una mera coincidencia. Abrió el costal y éste estaba repleto de monedas de oro.

Cuando llegó el día acordado, el profesor citó a sus músicos fuera de su casa y los condujo a la dirección. Algunos dicen que la orquesta tuvo que cruzar media ciudad, aunque otros aseguran que tan sólo tuvo que pasar un pequeño puente para llegar a la calle en donde se encontraba “El caserón“.

Ingresaron a la casa y fueron recibidos por el anfitrión quien les dijo:

– Permítanme presentarme. Yo me llamo satanás, aunque la gente de por aquí me conoce como el diablo.

De inmediato, Arturo volteó a su alrededor y vio que todos los invitados eran criaturas extrañas. Por ejemplo, a un joven le faltaban los brazos, en tanto que una dama tenía dos cabezas.

Tanto el cómo sus músicos, ya no requirieron de ninguna explicación. Supieron que habían llegado al mismísimo infierno.

Leyendas de Durango Cortas

Ahora, un par más de leyendas de Durango cortas. En las dos historias que estamos a punto de relatarte, leerás las peripecias que tuvieron que pasar dos mujeres de estrato social muy distinto, que lo único que las unía era que justamente nacieron en esta entidad.

Leyendas de Durango antiguo: El fantasma de la monja

Leyendas de Durango antiguo: El fantasma de la monjaNuestra historia comienza en un convento que se encontraba al lado de una catedral. Hasta ese lugar fue llevada una joven de familia acomodada, como castigo pues su padre la había encontrado afuera de su casa a punto de fugarse con su novio.

La muchacha fue conducida entonces a claustro que anteriormente había pertenecido a otra novicia, quien desgraciadamente se había quitado la vida ahorcándose.

Pasaron los meses y la chica lo único que anhelaba era regresar a su casa. No obstante, en plena semana santa, empezaron a ocurrir una serie de cosas extraídas en su habitación. La joven fue a ver la madre superiora y le explicó que en sus aposentos había un espíritu que no la dejaba dormir.

– Por favor, deja de contarme leyendas cortas
mexicanas y vuelve a tus ocupaciones. Dijo la monja.

Al día siguiente, la muchacha fue encontrada muerta en su claustro, de la misma manera que la otra novicia. El misterio más sorprendente fue el percatarse de que la soga que se usó para este fin fue en la misma, pues estaba llena de sangre seca por todos lados.

Leyenda de Durango: La llorona


Una mujer que vivía sola con su hijo, salía todas las tardes a vender elotes afuera de una iglesia.

Como no tenía a nadie con quien poder dejar a su pequeño, tomaba todas las precauciones posibles para que a este no lo ocurriera ningún accidente. Por ejemplo, las cosas de vidrio, así como los objetos punzocortantes se encontraban en una repisa.

También bajaba los interruptores de la luz y se aseguraba de que la llave del gas estuviera perfectamente cerrada. No obstante, un día que se le hizo tarde, se olvidó por completo de ello y dejó a su niño solo en su casa por última vez.

Cuando retornó, notó un fuerte olor a gas. Rápidamente fue hacia la cocina y vio horrorizada que el cuerpo de su pequeño yacía en el piso sin señales de vida.

Como loca salió de su domicilio y comenzó a gritar “ay mi hijo”. Su única compañera en esa travesía de locura fue la luna brillante de México, quien fue testigo de cómo unos doctores del hospital psiquiátrico la llevaban a lo que sería su nueva morada.

De esta manera concluimos por el día de hoy, con las leyendas cortas de Durango. En el caso de que te haya gustado este artículo, te pedimos que por favor lo compartas. Muchas gracias por tu visita.

Leyendas relacionadas: