Leyendas de Yucatan

Leyendas de Yucatan
5 (100%) 1 vote

Leyenda de la pasajera fantasma

El municipio de, en Mérida, Yucatán es un lugar lleno de historias y casos paranormales. En esta ocasión, hablaremos sobre un rumor que se viene contando desde hace varios años, en el cual se asegura que el espíritu de una mujer sube a las calesas y después se suscitan una serie de hechos que dan lugar a la leyenda de la pasajera fantasma.

Se cuenta que en la terminal de autobuses ubicada a espaldas del Palacio Municipal, una chica llevando como equipaje una caja y unas flores, solicita los servicios de una calesa, luego pide ser llevada a la colonia Rosario. Durante el tramo no mayor a quince minutos, se muestra muy conversadora; al llegar a la dirección indicada, paga con un billete de doscientos. Debido a que el viaje solo cuesta 20 pesos, en ocasiones los conductores no completan la cantidad a devolver, así que ella les pide conservar el dinero, con la condición de volver al día siguiente para transportarla y traer su cambio.

Al día siguiente cuando van a buscarla, los recibe un hombre, asegurando que ahí no vive muchacha alguna, en la plática, descubren que descripción física de la viajera corresponde exactamente con la de una chica que se colgó de un árbol cercano tres años atrás, debido a que no pudo soportar la trágica muerte de su hermano en un accidente. …Incrédulos a tal afirmación, los prestadores del servicio sacan el billete como prueba de lo ocurrido, pero este no es más que una simple hoja.

En otras ocasiones, después de pagar los servicios de la calesa, con el billete de doscientos, este se convierte en un hueso, pero a final de cuentas, en ambos casos, los cocheros caen enfermos, después de darse cuenta que llevaron una pasajera fantasma en su calesa

La leyenda de la pasajera fantasma

Las apariciones del espíritu de esta mujer suicida, son más comunes en 31 de octubre y durante el aniversario de su muerte. Ha sido visto tanto por caleseros como policías, por lo que han llegado a afirmar que la razón de su penar, corresponde al arrepentimiento de lo que ella hizo y que hasta el día de hoy le impide encontrar la paz.

La mestiza y la perra

Esta es una leyenda que se cuenta desde hace muchos años en un lugar cercano a la ciudad de Mérida Yucatán. Se dice que vivía en el lugar una mestiza con un bebe y una perra, era una mujer sola, y no tenía a nadie más en el mundo.  Era también muy pobre y todos los días tenía que encaminare a un lejano pozo, para llenar los cantaros, recorría ese camino una y otra vez, hasta no poder más.

Un día como cualquier otro, se rompió la rutina, pues el bebé no paraba de llorar, lo hacía tan desesperadamente que la mujer dudaba en ir al pozo por el agua, pero sabiendo que tenía que hacerlo, intentó callar al niño sin resultado, como tampoco podía llevarlo con ella, cayó presa de la angustia y se desquitó con la perra, gritándole maldiciones: – ¡Maldita perra! lo único que haces es estar echada si tan solo me ayudaras a dormir al niño! pero ni para eso sirves –, le reclamo al inocente animal.

Después del mal rato la mujer salió enojada de la casa rumbo al pozo, cuando venía de regreso a lo lejos empezó a escuchar una hermosa voz, entre mas se acercaba a casa se percataba que de ahí venia el tierno sonido angelical. Pero al abrir la puerta no imaginaba lo que ahí encontraría: la perra estaba parada en dos patas meciendo al bebe que descansaba en la hamaca, lo arrullaba para que no llorara, mientras le cantaba una dulce canción con aquella melodiosa voz.

La impresión de la mestiza fue tal que los cantaros cayeron de sus manos, el susto no abandonaba su cuerpo haciéndola temblar y al mismo tiempo quedarse inmóvil en la puerta, los demás cantaros que ya había cargado empezaron a caer también, como si alguien los pateara, sorprendentemente salía de ellos una cantidad de agua tan abundante que ni en el mismo pozo había visto brotar con tanta intensidad.

leyendas de yucatan La mestiza y la perra

El lugar se inundó, convirtiéndose en un ojo de agua, donde cualquiera que entre muere ahogado en circunstancias sospechosas, y dicen los que han estado suficientemente cerca, que se ve en el fondo del agua clara, a la mestiza, el niño y la perra.

Te recomiendo:

 

Comments on this entry are closed.