Leyendas de Estados Unidos

Leyendas de Estados Unidos
5 (100%) 1 vote

Leyenda del camino Bloods Point

El camino Bloods Point (Illinois,Estados Unidos) corre entre Fairdale y Wheeler, uniéndose con otras intersecciones desde Stone Quarry a Cherry Valley, formando una zona reconocida por la gran concentración de energía paranormal y actividades fantasmales que no pueden explicarse y cuyas leyendas de terror sobran.

Los avistamientos de los espíritus incluyen figuras incorpóreas, la manifestación de una bruja hedionda que acecha morbosamente desde los rincones, a su lado, hay varios cadáveres que parecen no haber recibido debida sepultura.

El camino cobra vida a altas horas de la noche, cuando la luna ilumina los pasos del mal que acecha en la oscuridad de los árboles, los cuales parecen tomar forma humana para seguir cada movimiento de los intrusos, y atraparlos, intentando estirar sus ramas cual extremidades. Posiblemente ellos quieran detener a los visitantes antes de que se adentren al área boscosa donde los fantasmas se reúnen.

La leyenda más famosa, se refiere a una bruja, que según se cree colgó a sus hijos en el puente del camino, para después terminar ahorcándose ella también. Después de su muerte, se vio a su espectro vagando desesperado como en busca de algo, posiblemente sus pequeños se separaron de ella al encontrar en la muerte un descanso, mientras ella se quedó penando por la crueldad y cobardía de sus actos. Se rumora que ella posa sus demoniacos ojos sobre los intrusos, cuando estos voltean y se encuentran con aquella penetrante mirada, solo sienten el impulso de correr, pero ella se lo impide, dejando que el miedo los invada hasta el punto de hacerlos volver el estómago una y otra vez hasta perder el conocimiento. Si la victima sobrevive a tal encuentro, su salvación no dura mucho, ya que ha quedado maldito, y la bruja le guarda un lugar, entre su sequito de cadáveres podridos, cuya alma vive atrapada en el infierno. También se dice que el gato negro de esta mala mujer, tiene la costumbre de saltar frente a los vehículos, provocando accidentes o desvíos de la carretera.

Por otro lado, se cuenta que en este mismo puente, un autobús escolar se salió de la ruta, y murieron todos los niños a bordo. Hoy en día se cree que ellos siguen ahí, y el auto se pone en neutral, ellos lo empujan hasta cruzar. Otros fatídicos acontecimientos se refieren a asesinatos en circunstancias extrañas, un niño atropellado por un tren, lo cual ocasiona que en esta carretera se vean luces de automóviles fantasmas a todas horas, que las personas que transitan por ahí se topen con muertos caminantes, o que escuchen los gritos desesperados de todas las personas que perdieron ahí la vida. Y por si fuera poco, hay un par de relatos que se refieren al encuentro con un perro del infierno que persigue los autos.

leyenda bloods point

De lo que no hay duda es que a lo largo de la historia, en este tramo hubo muchas muertes, y al parecer sus fantasmas decidieron quedarse para reclamar justicia o simplemente inquietar a quien perturbe sus dominios.

Las vías férreas de San Antonio

En la región sureste de San Antonio, concretamente a unos pasos de la capilla conocida con el nombre de La Misión de San Juan, se dice que ocurrió un hecho lamentable que terminó con la vida de varios infantes.

De acuerdo con algunos testigos que relataron los hechos, la leyenda de terror sucedió una tarde en la que viajaba por la intersección nada más y nada menos que un camión escolar lleno de niños.

No se sabe por qué razón, pero al llegar a las vías férreas, una de las llantas del camión se atoró, impidiendo que éste continuara su marcha con normalidad. El chofer hizo todo lo posible por hacer avanzar el transporte, mas no pudo moverlo.

Llenos de pánico y terror los niños miraron por la ventana como la locomotora a vapor se acercaba peligrosamente. Corrieron a puerta trasera, pero desgraciadamente también estaba trabada. La máquina del tren impactó de lleno sobre el frente del autobús escolar, matando de manera instantánea a una decena de criaturas, así como también al conductor del autobús.

Los restos de estas personas quedaron prácticamente irreconocibles y sólo se les informó simplemente del descenso a los familiares que tuvieron la suerte de contar con los registros dentales de las víctimas.

Lo que estoy contando sucedió aproximadamente a finales de la década de los años 30 y principios de la década de los 40. De tal modo, que en la actualidad no hay muchas personas que puedan relatar de viva voz lo que sucedió en verdad.

Sin embargo, después del horrible desenlace comenzó a ocurrir algo que podríamos llamar como “milagroso” ya que los autos que han quedado atorados después de lo que le ocurrió al camión escolar, han salido sanos y salvos de su encuentro con el tren.

¿Cómo es esto posible? Muy sencillo, los lugareños advierten que son los fantasmas de los propios niños difuntos quienes de alguna manera logran empujar los vehículos hacia el otro lado del camino.

Desde luego, algunos escépticos han puesto en duda esta sorprendente historia de terror, pues argumentan que dicha zona posee un desnivel y que eso es el motivo principal por el cual los automóviles son movidos hacia adelante.

No obstante, a simple vista con fotografías del lugar, es prácticamente imposible notar imperfecciones en el terreno. Por otro lado, algunos valientes al paso de las décadas, han colocado sus autos en la vía deliberadamente. Es decir, apagando el motor para comprobar si en efecto algo o alguna fuerza influye sobre los vehículos y los mueve a un lugar seguro.

Leyenda de terror Las vías férreas de San AntonioLo que llama la atención es que en la cajuela de algunos de esos carros, quedan dibujadas unas pequeñas huellas de manos humanas, que coinciden con las que tendrían niños de entre ocho y diez años de edad.

Ésa situación ocurre cuando el viento es relativamente fuerte y levanta la arcilla del suelo. Yo no puedo emitir un juicio sobre si esta leyenda de miedo es verdad o no. Pese a ello pienso que el relato tiene cierto toque de realismo, pues de lo contrario ya se habría olvidado esta historia. ¿Tú qué piensas?

Leyenda de la Biblioteca Willard

La biblioteca Willard, inaugurada el año 1885, es un edificio gótico que presta sus servicios en River City of Evansville. Es la biblioteca más antigua de todo el estado, cuenta con más de 100,000 libros y es considerada un símbolo de la ciudad, no solamente por su legado, sino porque está encantada.

Fue diseñado por James y Merrit Reid a petición de Willard Carpenter, un excéntrico filántropo reconocido por su generosidad, pretendía en ese entonces fundar una universidad destinada para la educación de los pobres, sin embargo los gestores de su donación decidieron construir la famosa biblioteca en cuyas salas aparece el fantasma de “La señora de gris”.

La primera aparición de este espectro, se dio en 1937, mientras un vigilante realizaba su ronda nocturna, bajó al área de calderas para aumentar la cantidad de carbón en los hornos de calefacción, entonces apareció frente a él la transparente figura de una mujer flotando en el aire y emitiendo un ligero resplandor que acentuaba su toque fantasmal. Según la descripción del guardia, se trataba de una mujer madura, con vestido largo, zapatos altos, sombrero y velo, todo en color gris, a la usanza de la época de 1800. Después se desintegró ante sus ojos de igual forma que había aparecido.

Tras este evento se presentaron muchos similares con los demás guardias del establecimiento, algunos de los cuales intentaron sin éxito establecer contacto, pero el espíritu ha resultado bastante tímido. Una de los encuentros más curiosos le ocurrió a un niño de 3 años, que se separó un momento de su mamá. Al poco rato regresó y se aferró a ella, diciendo que había visto a una señora de gris flotando.

Muchos trabajadores y usuarios de la biblioteca que han visto a la dama de gris, aseguran que existen disminuciones de temperatura y un fuerte olor a perfume cuando ella está cerca. Además, en el edificio se presentan otra serie de fenómenos como: grifos que giran solos, luces que se encienden y se apagan por si solas, y por supuesto, las puertas que se abre y se cierran.

Sobre el origen de espectro existen muchas hipótesis. Se habla de la tumba profanada de una mujer en el terreno de la biblioteca, que antes pertenecía a un cementerio. Otras hacen referencia suicidios o asesinatos dentro del inmueble. Pero la más aceptada es aquella que afirma que la “Dama de gris” es, la hija de Willard Carpenter, Louise, quien demandó a los administradores del recinto para que le devolvieran el dinero, alegando que su padre sufría de demencia en el momento de invertirlo. La demanda no fue concedida, y se dice que después de su muerte, el alma de Louise volvió a la biblioteca para penar ahí hasta que todos los bienes sean devueltos a sus descendientes. Esta teoría fue puesta en duda tiempo después cuando Lucille Warren pudo entablar contacto con la “Dama de gris” y descubrió entre otras cosas, que el fantasma miraba, con cierta melancolía hacia el canal de agua, situado cerca de la biblioteca. Por lo cual dedujo que posiblemente se ahogó en él, sobre todo porque se muestra confundida ya que no parece entender qué hace el edificio.

Leyenda de la Biblioteca Willard

Por un tiempo sus apariciones fueron menos frecuentes, pero en los últimos años se han intensificado, tanto que fueron colocadas tres cámaras en el recinto, una en el área de niños donde se presenta con mayor frecuencia, otra en el sótano y una más en el área de investigación. La imagen de las cámaras se muestran en línea con actualizaciones cada 20 segundos, si quieres probar suerte, puedes hacerlo desde aquí. Y si encuentras al fantasma, no olvides venir a contarnos.

Leyenda de la prisión de Alcatraz

La prisión de Alcatraz (La roca) situada en la bahía de San Francisco, es uno de los lugares abandonados más inquietantes de Estados Unidos. Inició como un fuerte y prisión militar. De 1934 hasta 1963 fue una prisión de máxima seguridad, donde estuvieron recluidos los más terribles delincuentes de Estados Unidos como Al Capone, Robert Franklin Stroud, Jose Sierra, James “Whitey” Bulger y Alvin Karpis.

En sus 29 años de funcionamiento, la penitenciaría alegó ser muy segura y que ningún preso escapó con éxito. Habiendo 36 de ellos participado en 14 intentos, en los cuales siete murieron y dos se ahogaron. La escena más violenta se produjo en 1946, cuando un intento fallido de fuga de seis presos dio lugar a la denominada “Batalla de Alcatraz”, en la cual murieron tres reos y dos guardias. El 11 de junio de 1962, Frank Morris, John y Clarence Anglin fueron los primeros y los últimos en escapar.

En la actualidad es un área recreacional. En la cual guardias y visitantes han reportado encuentros tenebrosos del tipo paranormal. Se dice que en noches brumosas el viejo faro que fue derribado en 1906, aparece y desaparece repentinamente, acompañado de un misterioso silbido y una luz verde que destella.

En los lavaderos del bloque C, donde “el carnicero” fue asesinado emana un denso humo que sofoca a los presentes y desparece a instante.

Se cuenta que en la celda 14-D, un área de castigo conocida como “el agujero” donde los reos permanecían en total oscuridad, un interno gritaba que había alguien con ojos rojos brillantes encerrado con él. Sus gritos fueron ignorados y al siguiente día encontraron al interno muerto con una terrible expresión en su rostro y marcas de dedos en su cuello.

La autopsia reveló que la estrangulación no habría podido ser infligida a sí mismo. Por la misma zona se ha visto caminar al fantasma de un hombre con el traje de prisión caminado.

Leyendas de terror prision de alcatraz

Robert Franklin Stroud “El Hombre Pájaro” un sádico asesino, fue uno de los prisioneros más famosos de alcatraz, falleció el 21 Noviembre de 1963. Diversos testimonios señalan apariciones fantasmales de este personaje, sentado en la cama de su celda.

Leyenda de terror La Melodía de Molly

Desde el inicio de la civilización las leyendas de terror vinculadas a la música han acompañado a muchísimas personas. Tanto así que los primeros ejércitos que se conformaron, adoptaron algunas de esas tonadas prehistóricas para utilizarlas en el momento del combate y así intimidar a sus enemigos.

Esta leyenda de terror inicia en la década de los años 50 allá en los Estados Unidos de América. Resulta que Sam un prominente estudiante, había ganado una beca en la escuela Juilliard de Nueva York, una de las más prestigiosas de la comarca.

Los gastos estaban completamente pagados y la duración del curso era por dos años. En un principio, sus padres se opusieron a que aquel muchacho hiciera el viaje a la gran ciudad.

No obstante, Sam supo la manera de persuadirlos diciéndoles que nada de lo que hubiera en aquel lugar cambiaría su manera de ser.

Al llegar a la “gran manzana” lo primero que hizo fue buscar el lugar en donde se hospedaría. Llamó al número telefónico que le habían dado cuando recogió su beca y se enteró de que había habido un error y que no iba a estudiar en la escuela Juilliard, sino en el Instituto Glemmson.

También le dijeron que el sitio en donde iba a pernoctar era una casa de huéspedes. El chico llegó y se presentó con la dueña del establecimiento quien era una anciana muy amable:

– Ay muchacho, ten mucho cuidado. Si fuera tu, me regresaba a mi pueblo inmediatamente.

– ¿Por qué me dice eso? Mis padres me cuentan que esta es una ciudad peligrosa, pero creo que puedo cuidarme solo.

– ¿Crees en las leyendas de terror?

– Sí, hay algunas que son aterrorizantes.

– Entonces presta atención. Por ninguna circunstancia te vayas a acercar al libro de canciones que tiene el profesor Campbell en su escritorio. Y mucho menos se te ocurra tratar de tocar alguna de las melodías que aparecen ahí, en especial una titulada “Molly”.

– ¿Por qué?

– Lo siento hijo, pero no puedo decirte nada más. Tú sabes si haces caso o no a la advertencia que te comento.

Esa noche Sam no pudo dormir pensando en centenares de razones por las cuales no debía toparse con aquel libro. No obstante, a la mañana siguiente tomó su clarinete y salió de la casa de huéspedes sin hacer ruido.

Se presentó con el maestro Campbell y éste le advirtió que las sesiones de enseñanza serían sumamente estrictas y que si no quería sufrir ese “calvario” era un magnífico momento para retornar a su pueblo.

Sin embargo, el joven de Alabama quiso seguir su destino. Aprovechó cuando el profesor salió a mover su auto para buscar la canción de Molly.

En efecto sobre el escritorio se encontraba un libro con pasta de piel y hojas amarillentas a causa del paso del tiempo. Lo abrió y se sorprendió al notar que lo único que estaba escrito allí era el nombre de esa chica y unas cuantas notas musicales.

Leyenda de terror La Melodía de Molly

Sin más, sacó su clarinete y comenzó a tocar la canción. En instantes su corazón empezó a fibrilar y sus órganos internos reventaron al compás de esas funestas notas. Sorpresivamente no hubo ningún reporte policial de lo ocurrido y a la fecha el Instituto Glemmson continúa operando, únicamente que en las sombras.

Esta historia me la contó un amigo que vive en Manhattan.

Invasores

Adán estaba muy contento en su primer día de trabajo, después de haberla pasado muy mal para sacar adelante a su familia, tuvo la oportunidad de ir a trabajar a Estados Unidos, como cuidador de borregos en un rancho, el lado malo de todo esto es que estaría solo en medio de la nada acompañado solo por borregos durante seis meses, la buena por supuesto, la paga. Una persona se quedó para entrenarlo durante una semana, no había mucho que enseñar, Adán ya había pastoreado antes, solo era cuestión de que se adaptara al entorno. Lo cual también le fue sencillo, entonces su acompañante partió con su parte de los borregos a un lugar más lejano.

Liberado un poco de la presión de que alguien lo cuidara Adán se relajó un poco y salió por primera vez con sus borregos, estaba sentado bajo un árbol, cuando le pareció ver cerca de un abrevadero a una persona agachada tratando de agarrar un poco de agua. Hasta donde sabia, él debía estar solo, así que se acercó para ver de quien se trataba.

El sujeto parecía estar muy distraído buscando algo dentro del agua porque no se dio cuenta de que lo estaban observando y mucho menos caminando hacia él, hasta el punto de verlo muy de cerca y saber que no se trataba de una persona… entonces Adán tomó su rifle, pero antes de que pudiera apuntarle, aquello se levantó, volteando al parecer molesto, miro fijamente al hombre, y estiró su mano atrayendo el rifle como si fuera un potente imán, después entre sus manos lo doblo como hoja de papel y lo regresó a su dueño.

Adán algo asustado se quedó inmóvil, mientras aquel ser humanoide de más de dos metros se acercaba lentamente, caminando como si el piso lo espinara, tal vez si, pues estaba completamente denudo y sin zapatos, su piel era café claro, casi transparente, delgado, pero no se le notaban sus huesos, de nariz apenas tenía un par de huecos, en una cabeza sin orejas, pero con enormes ojos rojos que no parpadeaban como los nuestros y unas protuberancias en la cabeza.

Al llegar frente al hombre, levantando su escuálida mano con solo tres dedos flacos, lo tocó en la frente, y emitió un sonido extrañó, como el de los insectos al comer… parecía le decía algo, pero Adán no pudo entender. Entonces la criatura saltó sobre él hasta un árbol, entre el cual se perdió de la vista del hombre que apenas reaccionaba de lo sucedido. Muy concentrado en saber qué rumbo había tomado, Adán aun fijaba su vista en la copa de los arboles, y de pronto sintió que lo tocaban por detrás en uno de sus hombros…

-¿Los viste verdad?- Le dijo un viejecillo, -¿A quién?- dijo el hombre un poco desconcertado después del susto que se llevó –A los invasores hijo, los grandotes flacos-,-Si señor los vi-,-Es mejor que los dejes hacer lo que tienen que hacer, yo llevó mas de sesenta años viéndolos por aquí y jamás me han hecho daño, solo deja que se lleven unos cuantos borregos y finge que no están…-

Cuento de terror Invasores

Platicando más con el viejo supo que en esas montañas era común verlos, venían por borregos, agua y cosas que recogían de los alrededores, como si fueran muestras, el viejo los veía desde niño cuando pastoreaba con su padre. Jamás habían lastimado a alguien, pero mucha gente temía, que se los llevaran algún día como lo hacían con los borregos.

Gettysburg, después de la batalla

Entre la historia de Estados Unidos nos encontramos con un pasaje trágico en el cual hubo más de 51,000 heridos y 7600 muertos, todo esto sucedió en una batalla librada enjulio de 1863. En Gettysburg, una localidad situada de 56 kilómetros al suroeste de Harrisburg, Pensilvania. En noviembre de ese año el terreno fue establecido como cementerio nacional y el presidente Abraham Lincoln, líder de los vencedores del norte, pronunció un discurso en el que invitó a realizar un esfuerzo para que esas muertes no fueran en vano. La Guerra se extendió por don años más.

En 1895 Gettysburg se convirtió en un Parque Militar Nacional y en 1933 quedó bajo la administración del Servicio nacional de parques. Desde aquella trágica batalla hasta ahora se ha dicho que la zona es un área de fenómenos paranormales asociados a quienes sufrieron en ella, y es considerada una de las mas embrujadas de Estados Unidos, incluso se le han dedicado volúmenes completos, como Ghosts of Gettysburg: Spirits, Apparitions, and Haunted Places of the Battlefield, de Mark Nes-bitt , que ha sido usado como una guía de turistas para los amantes de los fenómenos paranormales.

El supuesto registro de los fantasmas se extiende a otras localidades cercanas y se apoyan en fotografías y videos. En el área del bosque se manifiestan soldados heridos, lanzando horribles quejidos reviviendo aquel momento de dolor antes de su muerte.

En la posada Farnsworth aparece el fantasma de Jennie Wade, una mujer que falleció por una herida de bala; esta manifestación se extiende hasta el hogar que solía habitar en vida, junto a la presencia fantasmal de su hermana que se puede ver horneando pan y esparciendo el aroma de su perfume floral.

Se menciona también la presencia de los indígenas que poblaron originalmente el área, y que en la taberna Herr, la cual durante la batalla sirvió como hospital para los confederados, se escuchan lamentos.

En los días de la batalla, se asegura, eran arrojados por la ventana docenas de miembros seccionados en un intento por salvar a los heridos.

Leyenda Gettysburg, después de la batalla

Sin duda las manifestaciones en el sitio son más de las que se pueden contar, pues entre aquellos 7600 muertos, pueden haber surgido muchas almas que ahora penen por el lugar, ganándose a pulso todas las leyendas surgidas en torno a aquellos trágicos días de guerra.

Leyenda del Rastrillo

En el año 2003 en Estados Unidos, principalmente en el área rural de Nueva York, ocurrieron una serie de extraños eventos que involucraban a una extraña criatura humanoide. Los medios locales cubrían la noticia, pero de pronto todo quedó en el olvido despertaron. La mayoría de los registros en línea y escritos de la criatura fueron misteriosamente destruidos y muy poca información quedó intacta. Pero investigando un poco se ha podido conocer algo escueto sobre la criatura.

En el diario de un marinero del año 1691 decía: – Vino a mí en un sueño. Desde los pies de mi cama sentí una sensación. Se llevó todo. Debemos volver a Inglaterra. No debemos volver aquí por órdenes del Rastrillo.

La entrada de un diario 1880 mencionaba: – Experimenté un gran terror. He experimentado el terror más grande. Veo sus ojos cada que cierro los míos. Son huecos. Negros. Me vieron y me perforaron. Su mano mojada. No dormiré. Su voz… –

Nota de Suicidio de 1964: – Mientras me preparo para tomar mi vida, siento necesario mitigar cualquier dolor o culpa que pueda provocar mediante este acto. No es culpa de nadie más que de Él. La primera vez, desperté y sentí su presencia. La segunda, desperté y lo vi. La tercera, desperté y escuché su voz, y vi sus ojos. No puedo dormir por terror de lo que pueda pasar la próxima vez que lo encuentre. No puedo despertar jamás. Adiós -. Hallado en la misma caja de madera había dos sobres vacíos dirigidos a “William” y “Rose”, y una carta personal sin sobre: – Querida Linnie, recé por ti. Dijo tu nombre -.

Y en época reciente, de un testigo en el 2006: – A las 4 am, me desperté pensando que mi esposo había ido al baño. Aproveché para jalar las sábanas, pero él seguía ahí, me vio, suspiró y retiró sus pies de la orilla de la cama tan rápido que su rodilla casi me tiró. Me agarró y no dijo nada. Al pie de la cama, sentado y viéndonos de lejos, había lo que pensé que era un hombre desnudo, o un gran perro sin pelo de algún tipo. Su posición era perturbadora y no natural, como si hubiese sido golpeado por un automóvil o algo así. En un movimiento veloz, la criatura rodó al lado de la cama, y se arrastró rápido en una posición similar a la de un cojo a lo largo de la cama hasta que estuvo a poco menos de 30 cm. del rostro de mi esposo. La criatura estuvo silenciosa por 30 segundos, viendo solo a mi esposo. Después salió corriendo en dirección a los cuartos de los niños.

Fui tras la criatura, cuando llegué al pasillo, estaba agachado y jorobado a unos 6 metros a la distancia, cubierto de sangre. Encendí la luz y vi a mi hija, Clara. Estaba muy lastimada y habló solo una vez más en su corta vida. Dijo – Él es el Rastrillo –. Mi esposo chocó su auto esa noche, mientras intentaba llevar a nuestra hija al hospital. No sobrevivieron.

Investigando un poco por mí cuenta después de que todos parecían ignorar la situación, encontré a un hombre en otra ciudad vecina que tuvo una historia similar, él conocía a otras dos personas que habían visto a la criatura, nos tomó a los cuatro casi dos años de buscar en Internet y escribir cartas para obtener una pequeña colección de lo que creíamos que eran registros del Rastrillo. Ninguno dio detalles, historia o seguimiento. Una jornada involucraba a la criatura en sus primeras 3 páginas, y nunca mencionada de nuevo.

Leyenda de terror del Rastrillo

No he visto al Rastrillo desde que arruinó mi vida, pero sé que ha estado en mi habitación mientras dormía. Sé y temo que un día despertaré para verlo de pie, mirándome fijamente.

Muñecos de Nieve

Era la primera Blanca Navidad para Armando, después de haber vivido 10 de sus primeros años en una ciudad templada que no permitía si quiera vestir suéter en épocas decembrinas, se sentía muy emocionado de haberse mudado al norte de Estados Unidos junto a sus padres y ahí poder por fin después de tanto tiempo deseándolo, conocer la nieve. El deseo se le cumplió justo en Nochebuena, así que olvidó todos los demás regalos por salir a jugar en la nieve con su padre.

Fueron horas las que pasaron fuera, arrojándose bolas, haciendo angelitos, y por supuesto, muñecos de nieve, tres de ellos, uno para cada miembro de la familia. Cuando estuvieron terminados, su madre le prestó unas bufandas para que pudiera vestirlos, tomaron entonces fotografías y fueron adentro de la casa pues el frio ya era algo intenso. A través de la ventana el pequeño observaba con mucha ilusión aquellos muñecos, la espera le parecía eterna para salir de nuevo a jugar en la nieve. Pasaron así horas hasta que por fin lo enviaron a dormir.

Al siguiente día se puso de pie antes que sus padres, y tuvieron que llamarlo varias veces para que se presentara a desayunar. Por la noche de nuevo hubo que pedirle más de una vez que entrara a la casa, así fue por los siguientes tres días, hasta que el frio cedió y el sol empezó a calentar derritiendo la nieve, deformando a los muñecos. En su desesperación al ver que cada vez eran más pequeños y se veían mas como un bulto, el chico rescató sus cabezas, las hizo más pequeñas al compactar bien la nieve , les formó de nuevo el rostro y fue a esconderlos en el congelador de la cochera donde guardaban la carne.

Conservando sus acciones en secreto, dejó que los cuerpos siguieran derritiéndose. Esa noche se sentía más tranquilo, hasta fue a dormir sin que sus padres lo ordenaran, de cualquier forma la nieve se marcharía, pero el ya había tomado medidas para conservar su gran obra de arte.

Marcaba el reloj las dos de la mañana cuando el pequeño se despertó a buscar una cobija extra, pues el frio había aumentado hasta el punto de hacerle sentir muchas ganas de ir al baño. Al poner los pies en el piso se dio cuenta de que estaba mojado, un charco de agua fría rodeaba su cama, algo intrigado encendió las luces para investigar un poco. El rastro lo llevaba fuera de su habitación, por la escalera pudo ver un poco de nieve, y al llegar al salón se encontró con un gran bulto. Detrás había aun más agua, señalando el camino hasta la puerta principal, el niño se acercó con cierta desconfianza.

Pudo escuchar un ruido débil que rascaba la puerta en la parte de abajo, cuando se asomó por la ventana no había nadie, así que abrió para ver de qué se trataba, al principio no notó nada raro pero al observar el jardín se dio cuenta de que el resto de los muñecos de nieve había desaparecido, en su lugar había huellas de arrastre, cuando se disponía dar paso su pie se atoró con algo y al voltear hacia abajo, vio que una rama le rodeaba la pierna, ¡Era el muñeco de nieve! que lo sujetaba con fuerza mientras intentaba arrastrarse hacia dentro de la casa.

Leyendas de Estados Unidos muñecos de nieve

No pudo gritar por la impresión, pero su instinto de supervivencia lo llevó a sacar fuerzas que no conocía y librarse de inmediato para salir corriendo hasta su habitación, por desgracia había olvidado el estado en que se encontraba y resbaló en el charco de agua. Se dio un gran golpe, que le nublo la vista, pero no lo suficiente para impedirle ver que los restos de los otros dos muñecos de nieve estaban escondidos bajo su cama y se movían hacia él, para reclamar sus cabezas.

Leyenda del Triángulo de Bridgewater

El Triángulo de Bridgewater es un área de cerca de 200 millas cuadradas (520 km2) en el sureste de Massachusetts en los Estados Unidos. Desde la época colonial la zona ha sido un sitio de presuntos fenómenos paranormales.

Situado a sólo 30 kilómetros al sur de Boston, esta área está delimitada por las ciudades de Massachusetts de Abington, de Rehoboth y Freetown, conformando el Triángulo de Bridgewater, nombrado así por el investigador paranormal Loren Coleman en 1970.

Justo en el centro del área está localizado el pantano Hockomock que en el idioma de los indios Wampanoag significa “el lugar donde moran los espíritus”, los nativos americanos ya apreciaron su carácter extraordinario cuando lo bautizaron así. Es, quizás, el lugar más misterioso gracias al cementerio indio de ocho mil años de antigüedad que contiene. Se cuenta que cuando los arqueólogos abrieron las tumbas se desprendió un polvo ocre tras el cual las tumbas desaparecieron y las fotografías que se tomaron no pudieron revelarse.

En la década de 1930 muchos trabajadores de la zona informaron que habían visto enormes serpientes enrolladas sobre la carretera como si fueran tubos de una estufa antigua. Panteras negras, tortugas gigantes y perros fantasmas tan grandes como un caballo son otras de las especies que se han podido avistar.

Se reportan avistamientos de bolas de luz que sobrevuelan el pantano, estas cambian de color, forma, tamaño e intensidad y aparecen como respuestas a la acción de algún ser humano que se adentra en el lugar. A finales de 1960, cinco testigos vieron una bola de luz flotando entre algunos árboles, después de gritarle, la bola creció y voló hacia ellos.

Cuentan sobre grandes pájaros (thunderbirds), de aparentemente más de 10mts de envergadura y numerosas apariciones de Pie Grande (Bigfoot). En invierno de 1970, un vecino de las inmediaciones aseguraba haber visto a una criatura de unos 3 metros de alto, cubierto con un pelaje marrón oscuro. También una mujer lo vio, robando calabazas en su jardín.

En 1993 un hombre detiene el coche y apuñala a su novia, para después suicidarse, justo a unas millas del pantano. Muchos casos similares, en los que una persona sana asesina a alguien más han sucedido en esta región.

Sin duda el Triangulo de Bridgewater, tiene algo de misterio, por lo cual ha sido usado como punto de reunión de sectas satánicas que realizan sacrificios de animales, y se presume que también de personas, pues se han encontrado cuerpos mutilados.

Leyendas de terror triángulo de bridgewater

No necesariamente se tiene que adentrar en el pantano para presenciar alguno de estos sucesos sobrenaturales, ya que entre las múltiples carreteras que cruzan o rodean el triangulo, en una de ellas, un vagabundo de pelo rojo, aparece sentado dentro de los autos que circulan. También hay un camión fantasma que viaja a gran velocidad, y atraviesa los autos de los conductores que intentan esquivarlo.

Leyenda de el sanatorio de Waverly Hills

El Sanatorio de Waverly Hills es considerado como uno de los lugares más embrujados de los Estados Unidos.

Su construcción comenzó en 1908 escondido en las montañas de Louisville, Kentucky y abrió sus puertas el 26 de julio de 1910. Fue diseñado para acomodar a unos 50 pacientes de tuberculosis, número que tuvo que aumentar tras “la plaga blanca”, así que el hospital se expandió y en 1926 contaba con más de 400 salas y el equipo más moderno de la época.

Murieron en su interior alrededor de 63,000 personas, solamente el 5% de los pacientes sobrevivía a los tratamientos médicos experimentales, los cuales eran más parecidos a actos de tortura. Se utilizó incluso la TEC (Terapia Electro Convulsionante, comúnmente conocida como Electroshock) con resultados nefastos.

Cada vez que un paciente moría, para que el resto no lo supiera, transportaban los cuerpos por la noche, a través de “El túnel de la muerte”. Un largo y oscuro túnel a través de la colina y que poseía una rampa hacia una línea férrea, para colocar los cadáveres en un vagón que los transportaba hacia la morgue y el crematorio, escondidos del resto del edificio.

Waverly funcionó como un hospital de tuberculosis hasta 1961 y las leyendas de terror sobre este sitio empezaron a surgir.

Los visitantes contaban sobre sombras, luces volantes, cuchicheos, la presencia del espíritu de un hombre vestido de blanco errando por la cafetería. Y la perturbadora aparición de una anciana encadenada, con las muñecas ensangrentadas pidiendo ayuda. Incluso informaban haber visto el edificio iluminado por la noche, aunque no contaba con energía eléctrica.

En el tejado del hospital se escuchan cantos de niños, y es que en ese lugar recibían sus tratamientos de helioterapia, que consistía en exponerlos a los rayos del sol.

El cuarto piso está considerado como el sector más activo del hospital. Está lleno de sombras, apariciones, crujidos de puertas, hasta voces y gritos de dolor. Una pequeña niña se presenta a jugar con los visitantes. Y otros han visto un muchachito jugando con una pelota de cuero, este se desvanece luego frente a sus ojos. Un guardia vio una cabeza flotante en una de las salas.

Pero quizá una de las leyendas de terror más comentadas sea la de la habitación 502. Una mañana de 1928, la jefa de enfermeras, de tan solo 28 años apareció colgada del techo del cuarto. En 1932, otra enfermera decide saltar por la ventana de la habitación. Actualmente, muchos afirman sentir una sensación de opresión y de angustia muy grande al entrar en esa sala. Otros han experimentado también la presencia de gente sombra, espectros oscuros con forma humana que se desplazan por el lugar. Incluso han escuchado una voz que dice: “Salgan de aquí”.

Años después, Waverly Hills abre sus puertas rebautizado como “Sanatorio Geriátrico de Woodhaven”. La gente rumora que en aquel lugar se realizan extraños experimentos con los residentes y en 1982 las puertas de Woodhaven son cerradas oficialmente para siempre.

Durante este abandono surgen nuevas historias de fantasmas. Se dice que una pequeña niña rubia busca desesperada a sus amigas en el ático, y que una silla de ruedas se transporta sola a través de los angostos y solitarios pasillos de la primera planta. Se perciben decenas de sombras en el oscuro túnel de muertos. Y se aparece Mary, una chica sin ojos. La enfermera fallecida en la habitación 502 sale todas las noches a hacer sus rondas. El edificio parece aun estar albergando pacientes, pues se escuchan sus voces, y sus ruidos al toser.

Leyenda de terror el sanatorio de Waverly Hills

En 2001, la “Sociedad de Caza Fantasmas de Louisville” fue reclamada por la cadena Fox Tv. para la producción de un capítulo de su serie “Reality”. Investigaron el edifico y durante su estancia escucharon ruidos de arañazos en el suelo. En una habitación el equipo comenzó a sentir un calor bastante anormal, al temperatura fue tan alta que parte del plástico del medidor d campos se derritió. Después descubrieron que aquella habitación fue la sala de TEC (Terapia Electro Convulsionante).

Salem, la ciudad de las Brujas

Salem es una ciudad ubicada en el condado de Essex, Massachusetts, Estados Unidos. La cual es reconocida como el lugar más importante del mundo para celebrar Halloween, ya que cada mes de octubre, bajo el manto de los fríos vientos otoñales, da la bienvenida a todos aquellos que quieran invocar a los difuntos y espíritus que vagan entre nosotros, durante el famoso Festival de los muertos. Se dice que en estos días en particular, puede escucharse el susurro de las brujas y que el aroma de la muerte impregna el ambiente.

Desde hace tiempo es conocida como: La ciudad de las Brujas, y no solo a causa de estas celebraciones, sino porque en el transcurso de los años 1692 y 1693 se realizaron una serie de juicios por supuesta brujería, dando como resultado 20 personas ahorcadas, y 5 muertos por aprisionamiento, incluyendo al bebé que tuvo en la cárcel una de las acusadas. Además Giles Corey murió lapidado al negarse a confesar su culpa.

Los juicios no solamente tuvieron lugar en Salem, sino en toda la provincia: la aldea de Salem, Ipswich, Andover y la ciudad de Salem. Más de 150 personas fueron detenidas y encarceladas, solo con acusaciones, pero por suerte no todas llegaron a juicio, pues de las veintiséis personas que estuvieron en ellos, todas fueron condenadas.

En este delirio la principal prueba que sirvió para juzgar y ejecutar a los acusados fueron los rumores, así que al final todo mundo terminaba acusando a todo mundo simplemente porque no se agradaban. De esta manera la inocencia era muy difícil de probar, una vez lanzada la acusación, lo mejor era confesarse culpable y pedir la clemencia resignándose a ser un paria; teniendo la oportunidad de regresar el favor a quien los había acusado en el momento en que los jueces pidieran los nombres de los cómplices. Así nadie estaba a salvo, el tribunal llegó a juzgar incluso a una niña de 4 años, que confesó ser bruja porque quería estar en la celda con su madre, acusada ya de brujería.

Entre los testimonios acusatorios más recordados, se encuentran los de un par de adolescentes, que juraban haber conocido la verdad por medio de fantasmas y espectros, los cuales les causaban heridas, asfixia y las incitaban a obrar de forma extraña: A veces se quedaban mudas, con las bocas paralizadas, otras rompían a llorar sin motivo o corrían en cuatro patas y ladrando como perros, una de ellas dijo que peleó con una bruja que la quería decapitar.

También se utilizó en el juicio un argumento que a nadie le permitía escapar, se decía que el diablo para dañar a los buenos, creaba espectros de las personas malas, de esta manera mientras la persona atacaba, el espectro se quedaba haciendo sus tareas, para que la gente pudiera verlos. Esto era algo que nadie podía refutar, ya que se afirmaba posible que una persona estuviera en dos lugares distintos al mismo tiempo.

Durante este proceso ninguna de las víctimas fue quemada en la hoguera como se cree en la actualidad. 18 meses después de iniciada la feroz cacería, el gobernador William Phips perdonó a todos los sospechosos de brujería que aún no habían sido ejecutados y exoneró a los muertos. Años después, varias de las niñas que hicieron las denuncias de brujería confesaron que fue un invento o actuaron de esa manera al ser engañadas por Satanás. 4 años después de los juicios de Salem los jurados firmaron una confesión de error y suplicaron clemencia. Sin embargo, fue hasta octubre de 2001, más de 300 años después, cuando hizo oficial la inocencia de todos los acusados por brujería.

Salem leyendas

Pero hay algo que todos los amantes de lo paranormal sabemos, y es que: el sufrimiento trasciende más allá de la muerte; el horror que se vivió en esa época, pudo quedar impregnado hasta en las paredes… muchas de aquellas personas pudieron haber muerto con un verdadero resentimiento o sed de venganza, el cual permanece hasta el día de hoy, y ese es el susurro que se escucha en el viento.

Leyenda corta de terror de la mujer que vestía de violeta

Esta leyenda corta de terror tiene su origen en un supermercado ubicado en un pueblo muy pequeño de los Estados Unidos. Uno de esos lugares en los que casi todas las personas de la comunidad se conocen y conviven entre sí.

Según se cuenta una mañana tres amigos estaban haciendo las compras de la semana, cuando una mujer vestida de violeta les llamó poderosamente la atención. La dama se acercó a la sección de lácteos, abrió un refrigerador y de éste sacó un cartón de leche.

Después, con suma velocidad la mujer se dirigió a donde se hallaban las cajas registradoras. Por su parte, los hombres se quedaron inmovilizados por unos momentos admirándola. De pronto, uno de ellos quiso darle alcance, pero cuando llegó a la salida, la dama ya había desaparecido.

Inclusive salió al estacionamiento para ver si podía ubicarla con la mirada, pero fue inútil, pues como dije en el párrafo anterior, a la chica literalmente se la había tragado la tierra. A partir de ese momento, el hombre fue todas las mañanas a la misma hora con el propósito de encontrársela de nuevo en el súper.

Transcurrieron tres días sin que nada pasara, pero en la mañana del cuarto día, el incidente volvió a repetirse prácticamente de la misma manera. Es decir, una vez más arribó la mujer vestida de violeta, sacó su leche de la nevera y salió de ahí sin dejar rastro.

Esa misma tarde, el hombre que se había enamorado de ella a primera vista les pidió a sus amigos que lo acompañaran por la mañana al supermercado, pues estaba seguro de que la tercera vez que la viera sería la vencida, es decir, que en esa ocasión conseguiría al menos cruzar con ella unas cuantas palabras.

Tal y como lo había predicho, la dama apareció una vez más en ese sitio. Ahora, uno de sus amigos del hombre la esperaba en el supermercado en tanto que él aguardaba en la salida.

A los pocos minutos éste la vio cruzar la puerta y fue tras ella corriendo. La persiguió por varias calles hasta que en una zona de terracería la perdió de vista. Revisando minuciosamente los alrededores aquel hombre se dio cuenta de que había un cementerio muy cercano a esa vereda.

De pronto comenzó a escuchar el llanto de un niño pequeño. Sin pensarlo fue siguiendo el sonido hasta que quedó casi enfrente de una tumba. Ahí pudo ver a la mujer de violeta con una criatura en brazos a la que estaba alimentando con una mamila.

Posteriormente la dama levantó la tapa de la cripta e introdujo al pequeño en ella. Instantes más tarde la mujer desapareció. Sorprendido y asustado el hombre corrió hacia allá y también alzó la tapa del mausoleo. Cuál sería su sorpresa que dentro de la tumba encontró a un niño vivo y rozagante envuelto por los brazos de un esqueleto que vestía de color violeta.

Leyenda corta de terror de la mujer que vestía de violeta

El individuo sacó al pequeño de ahí y lo llevó a un orfanato. Después se supo que tanto la mujer como la criatura habían sido enterrados vivos, pero milagrosamente el espíritu de ella había conseguido mantener a su hijo con vida hasta que alguien lograra hallarlo.

Te invito a conocer todas las leyendas de terror que tenemos para ti y esperamos sea de tu total agrado.

Leyenda de terror La mansión Winchester

Quizás el nombre de Oliver Winchester no signifique nada para ti a primera instancia, sin embargo, este hombre fue el creador de un arma de fuego muy popular en el siglo XIX en los Estados Unidos de América, pues hizo más fácil que los colonizadores pudieran adueñarse de otros territorios de una forma muy sencilla. A pesar de ello, con el correr de los años una nube de desgracia se posó sobre esa familia, provocando el inicio de la leyenda de terror que leerás a continuación.

Luego de que Oliver se estableciera como un acaudalado hombre que fabricaba rifles, decidió heredarle a su hijo su fortuna, con la esperanza de que éste no sólo mantuviera las buenas finanzas, sino que poco a poco ayudará a incrementar la riqueza familiar.

William (el primogénito de Oliver) se casó y en 1866 nació su pequeña hija, quien desafortunadamente murió luego de apenas mes y medio de existencia en este mundo. Si a eso le sumamos que William falleció poco tiempo después a causa de un severo cuadro de tuberculosis, la viuda quedó en un estado total de shock, pues las dos personas que tanto había amado, ya no estarían nunca más a su lado.

Era tanta la depresión de la señora Winchester, que empezó a frecuentar sitios de mala muerte en donde se entrevistaba con brujas y videntes, quienes supuestamente hacían contacto con el más allá para qué la mujer encontrar respuestas.

Luego la viuda se entrevistó con una adivina, quien le dijo que la causa de todos sus males era provocada por los entes que habían perecido a causa de los rifles de su suegro durante las constantes batallas.

También le dijo que la única manera en la que podría librarse de la maldición era que empezara lo más pronto posible a construir una gran casa de reposo para ella y para los fantasmas que continuaban penando.

– Otra cosa que no debes dejar de considerar es que una vez que inicies la construcción de tu nuevo hogar, no puedes dejar de construir, pues si lo haces las entidades malignas podrán volver al plano de los humanos y te atormentarán hasta que mueras, dijo la vidente.

Sara (así se llamaba la mujer) se mudó a otro estado y buscó afanosamente una propiedad que pudiera empezar a remodelar tan pronto como le fuera posible. Halló una granja en la casa principal contaba con ocho cuartos.

En menos de lo que canta un gallo, la señora contrató a gente especializada en remodelaciones y siguió haciéndole ajustes a la casa por más de tres décadas y media de manera ininterrumpida.

Leyenda de terror La mansión WinchesterEra tanto el miedo que sentía con respecto a las entidades funestas que podían atacarla hizo que en varias partes de la edificación predominará el número trece. Quienes han recorrido la mansión Winchester, no tienen temores ya que la construcción es bastante irregular ya que hay pasillos que no llevan a ningún lado o muros que tienen puertas, pero no hay ninguna habitación que los conecte.

Sara falleció en la década de los veinte y la casona fue adquirida por menos de $150,000 de aquella época.

Te recomendamos:

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment