Saltar al contenido

Leyendas Argentinas

Leyendas Argentinas
5 (100%) 1 vote

Leyenda de la Mulánima

La Mulánima (“Mula Ánima”), es un ser mitológico del Norte de Argentina también llamada Alma-mula. Este engendro es una mujer condenada por pecados muy graves en contra del pudor. Galopa por los campos haciendo un ruido metálico estruendoso como si arrastrara cadenas; echa fuego por la boca, los ollares y los ojos y mata a la gente a dentelladas o a patadas. Se la ve sólo de noche y su apariencia es la de una mula envuelta en llamas.

Según dice la leyenda este ser es en realidad una mujer sin moral que nunca se arrepintió de sus pecados. En castigo a esta conducta antes de su muerte, Dios la maldijo convirtiéndola en una mula de color plomiza que arrastra unas pesadas cadenas.

Se dice que ella vaga por las noches en lo espeso de los montes y recorre los alrededores de las poblaciones en días de tormenta, emitiendo destellos con la mirada, dando horrorosos alaridos y azufrando el viento. Es muy peligrosa ya que puede asesinar incluso niños para alimentarse con ellos. Su rebuznar se asemeja tanto al alarido de una mujer, que hace estremecer hasta el más valiente. Galopa hasta la puerta de la iglesia del pueblo más cercano, desde donde emprende nuevamente su carrera echando fuego.

Leyendas Argentinas la Mulánima

La cadena que lleva encima simboliza sus pecados, pero también representa para ella la esperanza, de que algún día, un valiente logre frenar con ella su frenética carrera y venciendo el miedo pueda completar el ritual que lograría que su alma por fin sea redimida para viajar al cielo.

En Tafí del Valle se ha encontrado, en la “Ruta de Birmania” (camino que lleva al Ojo de Agua y que pasa por detrás de la Loma del Pelao), una piedra con una pisada de este animal el que algunas personas dicen que es el Diablo mismo.

Leyenda de terror corta El escalofriante hombre sin párpados

Se dice que en las calles de Buenos Aires, Argentina. Cuando una persona camina tranquilamente, generalmente a altas horas de la noche, algunas veces se topa con una extraña figura que parece seguirlo, aunque en forma errática. Cuando la figura se acerca, es percibido como un hombre común y corriente, pero poniendo más atención en su aspecto, se puede notar que tiene enfrente a un escalofriante hombre sin parpados.

Leyenda de terror corta El escalofriante hombre sin párpados

Se dice que la falta de parpados fue un defecto de nacimiento. Y su familia, supersticiosa en extremo, creyó que el bebé era hijo del demonio, y decidió deshacerse de él.

Otra teoría, sostiene que sus parpados fueron arrancados en algún ritual vudú, y ahora el vaga por las calles transmitiendo una profunda tristeza en sus ojos, buscando a los responsables.

Las apariciones del hombre sin párpados pueden darse a cualquier hora del día, aunque son más frecuentes bajo el cobijo de la oscuridad. Suele vestir humildemente, por lo que comúnmente es confundido con una persona de la calle.

Jamás emite sonido alguno, sólo mira fijamente a los ojos de la persona a la que se ha acercado, como queriendo que ésta note su desgracia o su sufrimiento. Suele acompañar a quien lo ve durante algún tiempo, para después cambiar abruptamente de dirección y desaparecer en la lejanía.

Sólo puede ser visto por las personas que él elige, así que pedir socorro a los demás transeúntes no tiene efecto alguno, porque nadie puede verlo. Lo cual puede ser contraproducente para la víctima, porque fácilmente se le percibe como loca al estar gritando sin aparente razón a mitad de la calle.

Leyenda del espíritu de la montaña

Hace ya unos cuantos años, una pareja de enamorados decidió salir a dar un paseo en coche durante una soleada tarde de primavera. El destino sería una zona montañosa ubicada al norte de Argentina, de esta manera se preparó todo un picnic para pasar una tarde romántica, emprendiendo el viaje aproximadamente a las 4 PM.

Leyenda Argentina del espíritu de la montaña

Una vez arribados a la cima de esta zona montañosa, simplemente la pareja atinó a arrojar un mantel sobre el verde y sentarse a contemplar el paisaje desde las alturas. Las horas pasaron realmente rápido, una típica y extraña experiencia de enamorados, observando poco a poco como el sol comenzaba a esconderse.

El ambiente montañoso comenzó a tornarse un tanto frío, por lo cual decidieron subir al coche y volver a la ciudad. La noche estaba al caer cuando la pareja acomodó todos los elementos nuevamente en el asiento trasero del coche y emprendió el regreso.

Se trataba de un camino con curvas cerradas y peligrosos riscos, por lo cual la marcha debía ser tranquila y pausada. En un momento determinado de este viaje de regreso, ambos jóvenes pudieron dilucidar una extraña presencia al costado de la ruta, presencia que cruzó corriendo y desapareció entre la vegetación reinante.

Ambos quedaron un tanto sorprendidos ante esta extraña aparición, aunque continuaron su marcha tranquilamente. Momentos más, en otra de estas peligrosas curvas, pudo dilucidarse algo que finalmente logró estremecer a la pareja, una similar presencia volvió a cruzar corriendo la ruta y desaparecer entre la vegetación.

Lo extraño a todo esto, es que esta misma presencia volvió a repetirse una y otra vez en cada curva peligrosa que la pareja tomaba. La piel de ambos se estremeció a un punto que ninguno antes imaginó, apresurando poco a poco su marcha hasta alejarse de la zona montañosa.

Diversos relatos coinciden en haber presenciado a este curioso ente, se cree que se trata de un alma en pena que habría sufrido un accidente en coche en estas mismas montañas, desbarrancándose y perdiendo la vida a causa de los terribles golpes recibidos.

Leyenda del fantasma de Villa Hortensia

Caminaba por los pasillos de la mansión y lloraba en el sótano para transmitir la pena provocada por la próxima demolición de la que aún era su casa. El fantasma de María Hortensia de Echesortu luchaba para defender su propiedad, aunque lo hacía con un pie en el mas allá. Estuvo prendiendo y apagando luces cuando la construcción estuvo abandonada y sin energía eléctrica, y ahora que se aloja ahí, el Centro Municipal de Distrito Norte, se le ve pasear por los jardines.

La Villa Hortensia, era una de las mansiones más célebres de la ciudad de Rosario (Argentina), fue construida en 1876 en la calle Warnes y se ha vuelto famosa no solo por su estilo arquitectónico, sino por la actividad paranormal que impregna sus paredes.

El constructor original, José Nicolás Puccio falleció en 1894 sin lograr habitar la mansión de forma permanente. Luego estuvo en manos de las hermanas inglesas del Colegio Santa Unión, después fue adquirida por el magnate Ciro Echesortu, quien vivió ahí hasta su fallecimiento. Las herederas de la propiedad la vendieron a Alfredo Rouillón quien la bautiza bajo el nombre de Villa Hortensia en honor a su esposa María Hortensia Echesortu.

Tras la muerte de María Hortensia la casona sufrió un gran deterioro, fue salvada de la demolición al declararla Monumento Histórico Nacional en 1989. Durante todos sus años de abandono, comenzaron a tejerse las historias de fantasmas. Se veían sombras, se escuchaban ruidos extraños, los vecinos aseguraban que el espíritu de una mujer vagaba en aquel lugar deshabitado. La aparición fue relacionada con la señora Echesortu por el trágico suceso que envolvió su muerte; según indican las crónicas familiares ella perdió la vida al arrojarse por una ventana, la cual hoy permanece sellada.

leyenda de terror villa hortensia

Los rumores sobre su encantamiento fueron tan fuertes, que algunos aseguraron que el gobierno de Hermes Binner contrató una medium para que mediante esta, María Hortensia otorgara permiso, para construir en el año 1996, el distrito norte de la Municipalidad de Rosario.

Mientras se realizaban los trabajos de mantenimiento y remodelación, los fenómenos aumentaron, luces raras, llantos, ruidos inexplicables, una voz rezando. Pronto, la casa tomó fama de mansión fantasmal.

Ahora que trabaja ahí la dependencia de gobierno, se han cambiado regularmente las empresas de seguridad ya que los guardias no quieren pasar la noche en una mansión embrujada, donde los ascensores se manejan solos, las sombras corren de un lugar a otro y los gritos no les permiten estar en paz.

Leyenda de la nativa mariana

Mariana un mujer delgada de tes cobriza, que se le veía llegar a la ciudad, para cambiar sus pepitas de oro siempre acompañada de su fiel compañero, un perro que andaba con ella para cualquier lugar.

Con un cigarrillo siempre en sus labios, esta india Huarpe, le gustaba convivir con todos los niños de la comunidad del departamento de Pocitos, en Santa Fe, Argentina, todo esto tuvo lugar haya por el siglo XVII.

Leyenda de la nativa mariana

Cuenta la gente,  que al notar que cada determinado tiempo, llegaba a intercambiar sus “piedritas brillantes” en la ciudad, se ponía a contar anécdotas con todos los pibes que se le acercaban, pero como en todas partes la codicia y la envidia esta a la orden del día, y de acuerdo a las versiones de la gente que cuenta las leyendas de la india Mariana, varios amantes de lo ajeno, que se decía eran de origen español, le siguieron, para sacarles toda la verdad, en relación a donde sacaba el oro.

La nativa Mariana, acostumbrada siempre a fumar sus cigarrillos, en el camino a su regreso a su hogar, la noche le llego, y para los rateros fue la forma de poderla rastrear, para ver en donde paraba, o en donde sacaba todo el preciado metal, ella cansada por el viaje, lo que hizo fue descansar en un algarrobo y sin mas se quedo dormida.

Fue entonces cuando llegaron los asaltantes, a querer sacarle toda la verdad, saber en donde estaba ese mentado “pocito” que era de donde sacaba el oro la India Mariana, pero lo único que encontraron, fue a un perro infernal,  en modo de ataque o defensa de su ama, con los ojos, como si tuvieran lumbre, y temerosos optaron mejor por retirarse del lugar.

No sin antes escuchar, las carcajadas burlonas de la nativa Mariana, que siempre supo, que era seguida y que desde algún lugar, había visto todo, y a su perro ladrar.

Leyenda de baby laugh lot

Fue en los 80´s cuando la muñeca tan deseada por todos salio, era la baby laug lot, una linda muñeca que se mecía sin parar al tiempo que una carcajada salia de la muñeca, era lo que cualquier niña en edad de muñecas y juguetes podría desear.

Pero de repente, toda la publicidad y mercadotecnia paro, los anuncios tan divertidos (o así parecía) dejaron de salir en televisión, algo raro pasaba a algunas niñas, que la producción de la muñeca ceso, era como si nunca la hubieran creado, que de la faz de la tierra habían sido eliminados.

Leyenda de baby laugh lot

Ahí creció la leyenda de baby laugh lot, de la cual les cuento un relato, que a nuestro correo ha llegado, y fue de una dama que compartió su experiencia, cuenta que una vecina pudiente, que era su amiga, la muñeca de moda le compraron, sin querer compartirla, la vecina se había obsesionado, a tal grado que no salia de su recamara, y todo el día imitaba la risa de su muñeca.

A tal grado que cuando quisieron quitarle la muñeca, algo mal la había ya ataco, le empezaron ataques de risa, se mecía como si estuviera en una mecedora, no hablaba con nadie, se estaba volviendo loca.

Y loca murió, nadie supo como o porque pero le atribuyeron todo a una adicción a la muñeca, pero no era la única niña que paso por eso, muchas mas les paso lo mismo, los padres de la vecina, le dejaron sin pensar las consecuencias, la muñeca en la casa de mi madre, para regalármela a mi, pero como yo vi a la que era mi amiga y veía como la muñeca estaba en una repisa viendo como la niña se moría, sentí que todo era culpa de ella, y ahora me lo haría a mi.

Tome la muñeca y la metí al desván, no la quería ver, ni quería que me pasara lo que a mi vecina, ya por las noches escuchaba a lo lejos, las carcajadas de la muñeca y sentía en el techo como se mecía, le pedí a mi madre que la regalara o la quemara, que no la quería, pero al ser un regalo mi madre se negaba, así que tome la decisión de hacerlo por mi cuenta, tome alcohol del botiquín y la rocié, ya no se escuchaban risas, solo lamentos como si la muñeca sintiera las llamas que la consumían, mi madre fue testigo, y me pidió perdón, ahora sabemos que esa muñeca tenia una maldición.

Leyenda Argentina de la escuela Los Pinos

Después de haberse encontrado evidencias de prácticas satánicas en el barrio de Villa Raquel (ciudad de La Banda, Argentina), se suscitaron eventos inexplicables que generaron temor en los vecinos, especialmente aquellos en cercanía con la Escuela 646 Los Pinos.

Los residentes de la zona, se sintieron intimidados por las apariciones de una pequeña criatura de aspecto extraño. Hecho que relacionaron inmediatamente con Satanistas o Umbandas a quienes vieron realizando sus rituales en el edificio de la escuela.

La situación llegó hasta el punto de que el policía encargado de la vigilancia en el área, pidió ser transferido, sin ocultar en ningún momento el hecho de que estaba aterrado por las manifestaciones de un espectro y otros fenómenos espeluznantes ocurridos por las noches.

Además los niños que cursaban en el colegio Los Pinos, contaron que a veces se escuchaban gritos y alaridos o aparecía un pequeñín sentado en los inodoros. Pero no conforme con deambular por los baños, el “extraterrestre” como lo describieron más claramente los estudiantes, se movía por todo el edificio, incluso el vecindario, haciendo uso de su habilidad para volverse invisible. También ocasionaba que se fueran las luces, se sentía su presencia, se escuchaban sus pasos, pero cuando miraban, no había nadie.

Aunque la criatura fue descrita por demás testigos con una apariencia humana, como de un niño de unos cuarenta centímetros, una fotografía del ente causó tal consternación que fue publicada en el diario “EL SIGLO” y es justamente la que puedes ver arriba. Su imagen se asemeja más a un extraterrestre como habían dicho los niños del instituto.

Leyenda de la escuela Los Pinos

La práctica de hechicería es habitual en la ciudad de La Banda, debido al culto de la Santa Muerte, la presencia de Umbandas y diversos cultos relacionados con la brujería. El cura Juan Castro Zavalía, revela que mucha gente desconocida entra a su iglesia pidiéndole bendecir botellas de tres litros llenas de agua, no sabe exactamente lo que hacen con esa agua bendita, pero cree que pueden utilizarla en algún ritual con sacrificios humanos.

Por eso se cree que posiblemente las personas no estén hablando de una sola manifestación, y el lugar se encuentre infestado de duendes, espectros, entes y criaturas extrañas, llegando hasta este extraterrestre.

Desde abril del año pasado, los reportes de estos sucesos extraños han sido atendidos por la estación de policía #14, quienes al arribar al lugar indicado, regularmente cercano o dentro de la escuela 646 han encontrado artículos relacionados con los rituales de brujería Afro-Brasileña.