Leyenda del maniqui

Ya en otra ocasión les compartimos la leyenda de otro maniquí muy famoso les hablo de “la Pascualita“, la historia aqui un maniquí muy conocido en todo México, pero mas en lo que es la parte norte del país, mas exacto en Ciudad de Chihuahua, Ch., pero el día de hoy quiero contarles la historia de otro maniquí que nada tiene que ver con vestido de novias ni bodas.

La leyenda del maniquí maldito, cuenta la historia de una tienda en la ciudad de México, en pleno D.F. una tienda ya muy antigua, que había pasado de generación en generación de unos comerciantes españoles, que llegaron huyendo de Franco, desde que llegaron a la ciudad, ya venían con toda la tienda y accesorios listos para ponerla de este lado del charco, cuentan que la tienda que tenían en su natal Madrid, la desmantelaron completa y se la trajeron toda, sin dejar nada atrás.

Dentro de todo el proceso, los maniquís durante el camino sufrieron de un desperfecto en el barco en el que los transportaban, con lo cual el único que llego intacto, y nunca supieron porque, fue el que bautizaron como “Carlota” un maniquí que daba miedo desde que estaba en la tienda original, y que por voces de todas las empleadas del lugar, nunca la cambiaban si no eran mas de dos personas en la tarea.

Pero porque del terror a un maniquí, se dice que desde los inicios de la tienda en España, los dueños originales, hicieron un trato con el demonio, para ver crecer su imperio a lugares que ni en sueños podrían llegar, y a cambio tendrían que dar una de las hijas que estuvieran en edad de casorio, con lo que se cuenta que la pareja obsequio a la hija mayor, de nombre Carlota, y que el diablo se las regreso en forma de maniquí, para que estuviera siempre en la tienda de modas.

Al llegar a ciudad de México, la familia original, fue olvidando lo que a Carlota le paso, pero siempre tuvieron la duda, de porque el maniquí estaba hecho a su semejanza, nadie nunca pensó que en realidad, la mujer había quedado como maniquí.

Pero ese maniquí, todo el personal, le tenia miedo, y no es que conocieran de dicha leyenda del maniquí, si no que a veces parecía que sonreía sarcásticamente a cuanta persona le quería cambiar la vestimenta, el maniquí ya tenia muchos años, y parecía nuevo, llegaron nuevo personal a la tienda, los dueños originales murieron sin debelar nunca lo que habían hecho con tal de ver crecer su imperio y dejar a su descendencia todo lo que ellos nunca gozaron.

Carlota la dejaron en el sótano de la tienda departamental, al llegar nuevos maniquís mas modernos a la tienda, con lo que nadie quería bajar al sótano de la tienda solo, ya que en varias ocasiones, el maniquí aparecía por detrás de ellos, y los tocaba con los dedos, otras ocasiones, los ojos se le movían de un lado a otro y muchas trabajadoras del lugar, dejaron sus puestos de trabajo por la impresión de ver lo que el maniquí hacia.

Ya en la era de los 90´s el almacén tuvo un incendio, con lo que todos pensaron que el maniquí junto con todo lo demás, había pasado a la historia, nada mas lejano a la realidad, cuando todo el incendio termino, lo único en pie y sin ropa que fue encontrado fue el maniquí de Carlota.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment