Leyenda del Hospital del Tórax

El Hospital del Tórax está ubicado en el norte de la ciudad de Terrassa, Barcelona, España. Durante su época de funcionamiento desde 1952 hasta 1997, albergó pacientes con enfermedades respiratorias. Actualmente, sus instalaciones se modificaron para convertirse en el Parque Audiovisual de Cataluña. Pero estas reformas, no cambiaron la historia del recinto, en la cual se involucra dolor, pena, sufrimiento, muerte y suicidios, que han desencadenado una serie de fenómenos paranormales muy inquietantes.

60. 000 m² de extensión contando los edificios anexos, como: la capilla o el depósito de cadáveres. El área principal se dividía en dos alas, nueve pisos de altura, sótanos y 1.500 habitaciones, en las cuales se cuidaba de los enfermos, la mayoría de ellos en etapa terminal y completo abandono por parte de sus familiares, razón que los incitaba al suicidio. Tantos eran los internos que saltaban desde las ventanas que el lugar superó por mucho cualquier estadística de la época con respecto a muertes. Además se le dio el sobrenombre de “La Jungla”, al patio trasero, por todos esos gritos que daban las personas al caer y sus cuerpos despedazados que quedaban tendidos en el suelo.

Desde aquellas épocas, los pacientes y personal del hospital, contaban sobre extraños ruidos, pasos, avistamiento de sombras, y encuentros con las apariciones de los suicidas deambulando por los pasillos o gritando en el jardín en donde encontraron la muerte. Situación que ha permanecido hasta el día de hoy, presentándose ante los trabajadores de la residencia para disminuidos psíquicos profundos “La Pineda” y la productora Filmax, que alguna vez realizaron actividades dentro del inmueble.

Muchas de las historias son contadas por curiosos que han entrado al hospital en busca de alguna aventura paranormal, según sus experiencias, los aparatos de grabación presentan anomalías que le impiden grabar las presencias, sombras y visiones que los acompañan durante toda su estadía.

Se identifica como lugares de mayor actividad a la capilla abandonada, donde grupos satánicos organizan rituales. También el espeluznante patio trasero, aquí se escuchan gritos y lamentos. Finalmente las plantas 9,5 y 4, donde se tiene la sensación de jamás estar solo, se presentan neblinas fantasmales, los ascensores van y vienen solos, las puertas se abren y se cierran.

El lugar es tan perturbador, que se ha utilizado para la grabación de películas de terror como: “The Machinist”, “Fragiles”, “Ouija” o “Los sin nombre” y “Sesión 9”. Durante estos rodajes, las personas involucradas se organizaron en parejas para evitar andar solas por el hospital encantado.

Leyenda del Hospital del Tórax

Esperemos las historias recientes que los nuevos inquilinos del lugar vengan a compartirnos, pues seguramente actividad paranormal como esta, no puede ser contenida aunque el inmueble se utilice hoy con otros fines.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment