Leyenda del espíritu de la escalera de Tulip

Para esta leyenda necesitamos que mires la fotografía de abajo con atención, al lado derecho se ve una figura encapuchada aferrándose al pasamanos tratando de subir los escalones. Probablemente esto no te inquiete mucho, pero resulta que se trata de una de las pocas imágenes en el mundo, tomadas como pruebas irrefutables de la existencia de fantasmas, como puedes ver no es una leyenda cualquiera.

La imagen fue tomada en 1966 por el Reverendo Ralph Hardy, un sacerdote jubilado de White Rock, Columbia Británica. Su intención primordial era captar la belleza de la escalera de caracol conocida como la “Escalera Tulip” en la Cámara de la Reina de la sección Nacional del Museo Marítimo en Greenwich, Inglaterra.

En el momento, el religioso no vio nada extraño, pero al revelar la fotografía descubrió esta siniestra figura agarrándose de las barras metálicas. La imagen por supuesto fue sometida a rigurosas pruebas, llevadas a cabo incluso por el persona de Kodak, quienes tras examinar los negativos originales, concluyeron que no había en ellos alteración alguna, y si no fueron manipulados, se entiende que es real.

La imagen, se convirtió rápidamente en uno de los misterios sobrenaturales más importantes del mundo y originando a la vez una de las leyendas de fantasmas más conocidas de Inglaterra, pues hasta hoy en día, hay muchas personas que afirman haber visto al fantasma de la escalera de Tulip, sobre todo porque el edificio funciona como museo, y recibe una cantidad importante de visitantes.

Pero no es este espectro el único habitante sobrenatural del museo, ya que a lo largo de su historia se han denunciado otras apariciones, así como también las voces de un coro infantil, pasos, y puertas que se abren y cierran solas.

En épocas recientes, los trabajadores de la Galería tuvieron un encuentro con una mujer vestida de color grisáceo y que flotaba en el aire, notaron su presencia cuando una puerta se cerró súbitamente, luego siguieron la extraña figura por el edificio, hasta que ella decidió perderse al traspasar una pared.

Además, se habla de una pálida figura femenina que limpia frenéticamente la sangre que esta al inicio de las escaleras. Tal sangre puede estar vinculada con la muerte de una criada que fue arrojada por la escalera hace unos 300 años. A su espíritu se le hace responsable de pellizcar a los turistas, darles apretones y azotar las puertas.

leyenda tulip

Aunque las escaleras parecen ser el punto predilecto de los seres de ultratumba, no hay porque dudar que el resto del edificio esté encantado.


{ 0 comments… add one }

Leave a Comment