Leyenda de terror Las vías férreas de San Antonio

En la región sureste de San Antonio, concretamente a unos pasos de la capilla conocida con el nombre de La Misión de San Juan, se dice que ocurrió un hecho lamentable que terminó con la vida de varios infantes.

De acuerdo con algunos testigos que relataron los hechos, la leyenda de terror sucedió una tarde en la que viajaba por la intersección nada más y nada menos que un camión escolar lleno de niños.

No se sabe por qué razón, pero al llegar a las vías férreas, una de las llantas del camión se atoró, impidiendo que éste continuara su marcha con normalidad. El chofer hizo todo lo posible por hacer avanzar el transporte, mas no pudo moverlo.

Llenos de pánico y terror los niños miraron por la ventana como la locomotora a vapor se acercaba peligrosamente. Corrieron a puerta trasera, pero desgraciadamente también estaba trabada. La máquina del tren impactó de lleno sobre el frente del autobús escolar, matando de manera instantánea a una decena de criaturas, así como también al conductor del autobús.

Los restos de estas personas quedaron prácticamente irreconocibles y sólo se les informó simplemente del descenso a los familiares que tuvieron la suerte de contar con los registros dentales de las víctimas.

Lo que estoy contando sucedió aproximadamente a finales de la década de los años 30 y principios de la década de los 40. De tal modo, que en la actualidad no hay muchas personas que puedan relatar de viva voz lo que sucedió en verdad.

Sin embargo, después del horrible desenlace comenzó a ocurrir algo que podríamos llamar como “milagroso” ya que los autos que han quedado atorados después de lo que le ocurrió al camión escolar, han salido sanos y salvos de su encuentro con el tren.

¿Cómo es esto posible? Muy sencillo, los lugareños advierten que son los fantasmas de los propios niños difuntos quienes de alguna manera logran empujar los vehículos hacia el otro lado del camino.

Desde luego, algunos escépticos han puesto en duda esta sorprendente historia de terror, pues argumentan que dicha zona posee un desnivel y que eso es el motivo principal por el cual los automóviles son movidos hacia adelante.

No obstante, a simple vista con fotografías del lugar, es prácticamente imposible notar imperfecciones en el terreno. Por otro lado, algunos valientes al paso de las décadas, han colocado sus autos en la vía deliberadamente. Es decir, apagando el motor para comprobar si en efecto algo o alguna fuerza influye sobre los vehículos y los mueve a un lugar seguro.

Leyenda de terror Las vías férreas de San AntonioLo que llama la atención es que en la cajuela de algunos de esos carros, quedan dibujadas unas pequeñas huellas de manos humanas, que coinciden con las que tendrían niños de entre ocho y diez años de edad.

Ésa situación ocurre cuando el viento es relativamente fuerte y levanta la arcilla del suelo. Yo no puedo emitir un juicio sobre si esta leyenda de miedo es verdad o no. Pese a ello pienso que el relato tiene cierto toque de realismo, pues de lo contrario ya se habría olvidado esta historia. ¿Tú qué piensas?

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment