La marca de la Bestia en el código de barras

El código de barras es un grupo de líneas negras sobre un fondo blanco. Sin importar por cual lado se lea, el resultado es igual. Hay un par de líneas iniciales, un par de líneas separadoras y un par de líneas de cierre. Y es ahí donde se encuentra el Número de la Bestia. Las líneas que dividen cada grupo, representan un 6. Siendo tres de ellas se obtiene justamente: 666.

Después vi que de la tierra subía otra bestia… Además logró que a todos, grandes y pequeños, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiera una marca en la mano derecha o en la frente, de modo que nadie pudiera comprar ni vender, a menos que llevara la marca, que es el nombre de la bestia o el número de ese nombre.

En esto consiste la sabiduría: el que tenga entendimiento, calcule el número de la bestia pues es número de un ser humano: 6 6 6″ (Apocalípsis 13:16-18).

Mary Stewart Relfe. Publicó dos libros apocalípticos, titulados: Cuando el dinero falla y El nuevo sistema monetario. Consideraba el relato de Juan en El Apocalipsis, como una descripción exacta del futuro de la humanidad. Buscó el número 666, en nuestra era. Y así se encontró con el código de barras, un sistema de clasificación informática, impreso en gran cantidad de productos comerciales alrededor del mundo. Teoría confirmada por la misma empresa diseñadora de dicho código.

En Bélgica y Suiza, se ha pensado dotar de un DNI epidérmico a los recién nacidos por medio de un código de barras, tatuado con tinta ultravioleta, invisible al ojo humano.

Si piensa que aún no ha sido marcado, revise sus documentos de identificación, a últimas fechas el pasaporte cuenta ya con un código de barras para su fácil lectura… y puede ser así para muchos otros documentos, los cuales inevitablemente lleva en sus manos cada vez que necesita mostrarlos… no necesariamente tendría que contar con el numero 666 impreso en su mano o frente para estar marcado.

Leyendas urbanas código de barras

Encuentre más leyendas en: Leyendas

{ 1 comment… add one }
  • jakelina freniche julio 5, 2014, 6:57 pm

    Soy de Argentina, y hace ya tres años tengo en contra de mi voluntad un verichips, no encuentro ayuda, parece que es de los indetectables, y hace tres años las voces no se van, me hicieron de todo, desde separarme de mi pareja, hasta prácticamente destruirme el cuerpo, y no se van, estoy desesperada hay alguien que sepa que hacer ante esto, tengo 36 años y ya no tengo ganas de vivir…. mi mail es jakelinafreniche@live.com.ar

Leave a Comment