Mitos urbanos La manzana del diablo

Esta es una historia algo espantosa que se cuentan por estos lares y que tiene que ver directamente con el diablo. En un pueblo pequeño a la orilla de una transitada carretera, vivían dos hermanos, los cuales se encontraban solos en casa por que sus papas salieron de imprevisto a otra ciudad, ya que un familiar cercano se encontraba muy enfermo.

Eran los típicos adolescentes que hacían todo tipo de cosas indebidas, tomaban alcohol, fumaban e inclusive en varias ocasiones se llegaron a drogar y como en ese tiempo sus papás no estaban, los vicios estaban en su mayor apogeo.  Un día, se les ocurrió armar una fiesta, les avisaron a todos sus amigos, compraron muchas bebidas y comida, y al caer la noche la música se escuchaba en todo el pueblo ni que decir de la luminaria y la pirotecnia que estremecía a todos los asistentes al festejo.

Era de madrugada y la fiesta parecía no tener fin, el ruido era tan insoportable que un grupo de vecinos se pusieron de acuerdo para ir hacia ese lugar para parar por completo el festejo. Poco tiempo después llegaron y de forma abrupta comenzaron a correr a todos los jóvenes, pero inesperadamente uno de ellos, saco un arma y disparo en varias ocasiones a los invasores.

La fiesta se salio de control, todos corrían por sus vidas, a lo lejos se escuchaban varias detonaciones de arma de fuego y el único refugio era el imponente bosque. Nadie en ese momento tenia idea de que sucedía, los hermanos no pensaron dos veces y salieron corriendo a esconderse al bosque. Durante su trayecto, encontraron una pequeña guarida en la raíces de un gran árbol, en donde esperaron a que pasara el revuelo.

Al salir de la guarida, los jóvenes se toparon con un hombre desconocido a quien nunca lo habían visto por el pueblo. El, de aspecto demacrado como de un vagabundo, les dijo “¿Quieren una manzana?, yo tengo muchas en mi morral”, ellos al principio dijeron que no y le sacaron la vuelta al hombre, pero al ver que después de un largo camino, el todavía los seguía a poca distancia, decidieron aceptar su ofrecimiento.

El hombre les dio unas ricas y jugosas manzanas rojas a los hermanos, quienes no tardaron en darle el primer mordisco. Después de eso el vagabundo sonrió de forma malévola y sin salir ninguna palabra más de su boca, desapareció entre el denso bosque. Rápidamente los jóvenes comenzaron a sentirse raros y en menos de un parpadeo cayeron estrepitosamente al suelo, al parecer envenenados por las manzanas.

La manzana del diablo

Después de eso, nadie jamas los volvió a ver y algunos cuentan que el diablo en el cuerpo de un hombre, enveneno a los hermanos para llevarse sus almas consigo en busca de sus próximas victimas.

{ 7 comments… add one }
  • yessikitita rojas junio 8, 2013, 11:47 am

    me parecio un poco extraña y no me dio miedo

  • esmeralda abril 30, 2013, 5:33 pm

    nose yo opino que es normal entre unos adolescentes

  • wedy abril 6, 2013, 12:30 pm

    no da tanto miedo solo un poco de imprecion

    • esmeralda abril 30, 2013, 5:34 pm

      yo opino lo mismo no da nadita de miedo.

      • evelin junio 17, 2013, 8:20 am

        Dale giiilaaaaaa

  • mario marzo 28, 2013, 9:56 pm

    no meconvencio para nada soy una persona k practica las ciencias ocultas .y busco algo mas macabro.

  • Elizabeth noviembre 25, 2012, 9:20 pm

    Hmmm… nose no nome conbense para mitarea :/

Leave a Comment