La extraña manía de Ana

Existen cuentos de terror para todos los gustos, no todas las personas le tememos a lo mismo, así como existen quienes le teman a los monstruos, hay quienes le temen a lo que habita en su interior, como podrás ver en la siguiente historia.

Ana era una chica inteligente a pesar de su corta edad, ponía mucha atención a todo en la escuela y le gustaba aprender. Llegó el turno de conocer la biología, y en especial el cuerpo humano en sí, durante el transcurso de la clase la niña parecía muy impresionada, de momento muy consternada, no hizo una sola pregunta, y al llegar a casa solo se encerró en su cuarto.

Observando con atención el libro en el cual había dibujos del cuerpo humano, las imágenes no eran de su agrado por no lucir reales, así que buscó en internet algo más representativo. Con varias páginas abiertas, de diferentes sistemas del cuerpo, células, y dándose cuenta de que el cuerpo estaba en realidad vivo, gracias a “animalitos” más pequeños que al agruparse formaban todo en ella.

Fue presa de una desesperación momentánea en la que con prisa miraba una página tras otra, corrió frente al espejo, para verse a sí misma como aquellas ilustraciones, después de volver el estomago en el lavabo se fue a dormir.

La noche no fue nada buena con ella, pues se imaginaba como millones de bacterias atacaban su cuerpo, incluso la idea de saber que estaba hecha de “animalitos” la hacía sentir asco de nuevo, sentía los “animalitos” temblar, y tanta impresión la hizo desmayar.

Al día siguiente no hizo más que ver a las personas a su alrededor, sin su piel, algunos solo vestían músculos, los demás tenían los órganos expuestos, después de muchos momentos de tensión, encontró la solución a todos sus problemas. Fue donde su madre y le dijo – “Necesito un cuchillo”-, -¿Para qué mi amor?-,-Es que en la escuela vimos que estamos formados de “animalitos” y como no puedo matarlos porque me muero yo, pues voy a lavarlos para que estén limpiecitos-,-Pues báñate, no necesitas un cuchillo-,-sí, porque me voy a abrir la panza para sacarme lo de adentro-.

La extraña manía de Ana

Al escuchar tales planes, la niña fue remitida a psicólogos, y a psiquiatras al ver que no había avance, pues desde entonces la extraña manía de Ana, es hacerse heridas a sí misma con lo que tenga al alcance, para limpiar los “animalitos” que tiene dentro.

Encuentra alguna historia de tu agrado aquí Leyendas y cuentos de terror las hay para diferentes gustos.

{ 1 comment… add one }
  • Sharick Riquett Alemán Enero 29, 2016, 2:05 pm

    Estas leyendas son muy buenas me encantan y me entretienen

Leave a Comment

Next post:

Previous post: