El Viejo del Costal

Es raro quien no ha escuchado desde su niñez sobre el viejo del costal, con aquellas terribles amenazas de que si no obedecías algún mandato de tus padres serias llevado por él. Probablemente aquel protagonista de las peores pesadillas infantiles, no te asuste mas porque piensas que no es real, pero después de leer esta historia decides.

“El Moruno” estaba gravemente enfermo de tuberculosis como ningún medicamento le había hecho efecto, decidió acudir en busca de la ayuda de una curandera. Esta a su vez lo mandó con Francisco Leona, de profesión oficial barbero, pero que también ejercía como curandero. Francisco a cambio de una cantidad de dinero le entregó su remedio más preciado: beber la sangre que emanara del cuerpo de un niño y untarse en el pecho mantecas calientes. Leona se ofreció conseguir a un niño adecuado para la “sanación”.

Fue en la tarde del 28 de junio de 1910 que Leona y Julio secuestraron a un niño llamado Bernardo de siete años que se estaba jugando en el campo, Leona, sin piedad alguna tomó al infante de sorpresa y lo metió a un saco, así como tantas veces ya lo había hecho con otros. Horas más tarde, Francisco junto a Julio se reunió con El Moruno en una casa abandonada y sacaron del saco al niño medio aturdido. Tras colocarlo sobre una mesa, Leona le realizó un corte en la axila, de la cual emanó la sangre que bebió el Moruno mezclada con azúcar.

Leona y el Tonto Julio llevan al infante moribundo a un lejano lugar conocido como las Pocicas. Por el camino recogieron un par de piedras con las cuales le machacan la cabecita. Rápidamente, Paco Leona le abre el vientre desde el pecho hasta el pubis para sacarle el intestino y el tejido que lo cubre, colocándolo en un pañuelo que les había facilitado la vieja curandera para confeccionar una compresa y aplicársela al Moruno.

Leona y Julio tienen un problema de dinero, que resulta en la denuncia de este último contra Leona, llevándolo a prisión, donde muere de forma misteriosa, antes de cumplir con su condena.

Como amante de la Chamaneria, se le atribuyen a Leona poderes sobre naturales, que lo han hecho trascender las barreras de la muerte y la leyenda dice que cuando se cumple la triste fecha que marcara en el calendario la muerte del inocente, la sombra de Francisco Leona vuelve a rondar saco a la espalda y cuchillo al cinto por las calles de Almería en España.

El Viejo del Costal

El era Francisco Leona, un español, completamente desquiciado y que asesinaba niños y los metía en un saco.

Más relatos interesantes en: Leyendasycuentosdeterror.com.mx

{ 1 comment… add one }
  • Tamara Septiembre 28, 2015, 1:45 pm

    Muy emocionante y misyeriosa?????????? .

Leave a Comment

Next post:

Previous post: