Saltar al contenido

Leyenda corta El cementerio de vampiros de Celákovice

Leyenda corta El cementerio de vampiros de Celákovice
5 (100%) 2 votes

Praga es una ciudad de la República Checa que atrae muchos turistas, y en la zona metropolita de esta, se encuentra Celákovice, una bella ciudad amurallada medieval. Reconstruida en el siglo XVI a la manera renacentista, y muy transformada a principios del siglo XX, ha sido centro de atención por sus restos arqueológicos del paleolítico y de la época medieval ya que se dice tiene el honor de albergar un cementerio de vampiros.

En esta zona de Europa, la creencia en los vampiros está muy extendida, y el temor a estos seres creció cuando el 1997 el arqueólogo Jaroslav Paçek anunció que había descubierto en esta localidad el primer cementerio dedicado exclusivamente a vampiros, o al menos, en donde descansaban los restos de aquellos acusados de serlo.

Encontró en este lugar, catorce tumbas de personas acusadas de vampirismo por sus semejantes, y ellas se detallan prácticas y ritos para evitar que estos vampiros volvieran a la vida tras su ejecución.

Todas estas “sugerencias”, para evitar que volvieran a nuestro mundo, solo reflejan el miedo de la gente ante estas criaturas nocturnas y chupasangre. Lo cual dio como resultado, cadáveres con el cráneo roto y atravesado con un clavo de hierro, corazones traspasados por una estaca, cuchillos clavados en sus bocas.

Otro arqueólogo, Michal Lutovsky, autor del libro “Las sepulturas de los antepasados”, afirma que es normal encontrar este tipo de tumbas es los en los grandes cementerios del centro de Europa, pero no se conocía el caso de un cementerio “exclusivo”.

Otros hallazgos de este tipo fueron: 1996, Praga fue hallada una tumba de parecidas características. En Eslovaquia fue encontrado un féretro envuelto por cadenas para evitar que el vampiro saliera de ahí. Venecia, un difunto dentro de su ataúd tenía la cabeza atravesada por una estaca.

Leyenda corta El cementerio de vampiros de Celákovice

En 1991, también en Eslovaquia apareció una tumba llena granos, pues según una creencia popular, el vampiro no puede resistirse a contarlos.