El Alux

Las leyenda mexicanas mayas nos presentan al Alux como un personaje imaginario, el cual es inofensivo aunque un poco travieso.

Antiguamente se creía que estos seres vivían en las milpas y que su función principal era la de cuidar que las plantas de maíz no les pasara nada, ni fueran robadas. Se dice que de vez en cuando “chiflan” asustando a los jornaleros.

Esto generalmente ocurre, sólo en el momento en que necesitan un poco de “Atole de maíz”, también llamado pozole. Ojo, no confundir con el platillo gastronómico que comparte ese nombre, ya que a este último se le agrega carne de cerdo, rábanos y otra serie de ingredientes que de momento no vienen al caso.

Volviendo al tema, los campesinos veteranos ya saben que deben ofrendar el atole lo antes posible, si no quieren sufrir las consecuencias.

Se dice que el Alux sabe exactamente la localización de la choza del jornalero, así que si este no cumple con lo pactado, el personaje mítico se aparece y le cambia todas sus pertenencias del lugar. Por ejemplo, su ropa, sus zapatos, su morral, sus alimentos etcétera.

Por el contrario, si el pacto se cumple en tiempo y forma, el Alux no volverá a aparecer en el campo al menos durante 365 días, tiempo en el que se cumple un ciclo de vida completo.

Las leyendas mayas al igual que las aztecas, están llenas de anécdotas que pueden ser aplicadas a la época actual. Lamentablemente, la realidad es que cada vez estamos más lejos de nuestras raíces, debido en gran medida a que la televisión nos muestra gran cantidad de contenido importado, haciendo que nuestra ideología cambie hacia ideales y pensamientos que nuestros antepasados jamás hubieran tenido.

El Alux

Desde luego que eso no es nada malo, sino que simplemente yo creo que debemos de tratar de preservar el mayor tiempo posible nuestras bellas costumbres literarias como lo son los mitos y leyendas prehispánicos.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment