Cuentos cortos

Los cuentos cortos son narraciones escritas cuya extensión es reducida. Lo que queremos decir con esto, es que dichas historias no deben sobrepasar las tres cuartillas.

Ahora bien, no existen normas para la creación de estas historias. De hecho, hay cuentos de longitud tan breve como una sola oración.

Eso sí, el cuento desde su invención se ha utilizado para distintos propósitos. Uno de ellos, por supuesto es el referente a la educación. Muchos profesores usan esta herramienta para transmitir valores.

Algunos autores modernos, han tratado de incluir una moraleja, es decir, una lección útil para todo aquel que lo lee.

Por su parte, la estructura básica de los cuentos cortos es la siguiente:

La introducción Es la porción del relato en donde se le dedica un tiempo a la presentación de todos y cada uno de los personajes, así como de sus motivaciones principales.

Cuentos cortos

El desarrollo En este tramo de la historia, sucederán diversos acontecimientos, los cuales de alguna u otra manera desembocarán en un clímax.

Por último, el final Tal y como su nombre lo indica, en esta zona del cuento, se plantea una solución a las dificultades que se presentaron a lo largo de la narrativa.

Por su composición, los cuentos cortos se dividen en géneros: Aventuras, fabulas, tradicionales, clasicos, de hadas etc.

Cuentos infantiles

Los cuentos infantiles, frecuentemente parten de hechos reales, más a medida que se va profundizando en la historia, aparecen elementos fantásticos que lo convierten en algo totalmente nuevo e inesperado, para los pequeños del hogar.

El cuento infantil nunca tendrá una estructura novelada. Lo que intentamos decir con esto es que, al tratarse de escritos breves, el autor omitirá de manera automática la existencia de capítulos, ya que esto significaría que la crónica es demasiado compleja y por ende difícil de entender por los infantes.

Los padres disfrutan muchísimo leyendo con sus hijos, pues esta actividad crea un vínculo muy fuerte con todos los miembros de la familia.

Entre las peculiaridades que podemos encontrar en esta clase de cuentos destaca el hecho de que los protagonistas no tienen que ser necesariamente seres humanos, sino que también pueden aparecer los animales parlantes, pues de lo que se trata es de difundir un relato fantástico.

Otro elemento importante es que invariablemente se establecerán causas y efectos derivados de las acciones de quienes participen en la narración, como sucede en las fabulas infantiles, como en “La liebre y la tortuga”.

A primera vista, ambas especies no podrían enfrentarse nunca en una carrera de velocidad. Sin embargo, de eso es de lo que se trata esa fábula. O sea, como la perseverancia puede hacer que cualquiera alcance el éxito.

Finalmente, cabe mencionar que existen algunos cuentos infantiles redactados en verso. No obstante, los textos más sencillos para llevar a cabo una lectura en familia, son aquellos que están escritos en prosa, pues precisamente el lenguaje utilizado es mucho más coloquial.

Cuentos cortos infantiles

Los cuentos cortos infantiles, tienen como peculiaridad principal el hecho de que se incluye un número reducido de personajes (Esa cifra no debe superar cinco). Se destacan del resto de relatos al tener la misión de enseñar un concepto estrechamente ligado con la moralidad y las buenas costumbres.

Por ello, muchos papás y mamás se los leen a sus pequeños antes de dormir. Hay quienes dicen que al hacer esto, la idea principal de la historia se absorbe de manera mucho más efectiva en el subconsciente y, por lo tanto, la moraleja queda aprendida.

Algo que hay que resaltar es que no hay mejores cuentos que otros. Cada uno es distinto, lo que los transforma en recursos educativos, para utilizarse tanto dentro como fuera de los salones de clases.

Otra forma que tienen los niños y niñas de disfrutar los cuentos infantiles cortos, es usando medios audiovisuales alternativos. Por ejemplo, audio libros o películas.

Hablado de lo anterior, un factor que se debe evaluar constantemente es la manera en la que los autores, logran captar la atención de su audiencia. Recordemos que vivimos en una época en la cual los infantes tienen a la mano herramientas tecnológicas que les brindan grandes volúmenes de información en muy poco tiempo (Computadoras, teléfonos inteligentes, tabletas etc.)

Por ese motivo, en la actualidad los cuentos populares, son aquellos en los que la acción se lleva a cabo de forma “trepidante”.

Cuentos cortos infantiles

Cuentos Clásicos

Los cuentos clásicos, son historias en las que los acontecimientos narrados generalmente ocurren de manera lineal. Esto sobre todo para que la narración sea mucho más fácil de asimilar.

A menudo, se menciona al comienzo el tema principal de la trama. También aparece un personaje protagónico y un antagonista.

Un ejemplo de cuentos cortos clasicos podría ser el de la Caperucita Roja. Se trata de una niña que salió de su casa en el bosque para ir en dirección al domicilio de su abuelita, pues su madre le pidió que le llevara una canasta de víveres. Ah sí, se me olvidaba mencionarte que se topará con un lobo feroz.

 

Cuentos Originales

Los cuentos originales son aquellos cuyo argumento jamás se ha utilizado en otro tipo de historia similar. Por estas razones, estos son los cuentos cortos para niños y adultos más difíciles de encontrar, no solamente en la Internet, sino también en las bibliotecas tradicionales, pues la mayoría de historias, toma como referencia relatos populares exitosos.

Aun así, es posible hallar propuestas interesantes en las que nos damos cuenta que afortunadamente todavía hay creatividad en algunos escritores.

Quizás el único aspecto en contra de los cuentos originales es que, al tratarse de crónicas novedosas, puede que los tópicos no resulten del agrado de todo el público.

  • El conejito soñador

  • El hada fea

  • El inspector Cambalache y el robo en el museo

  • El perrito que no podía caminar

  • La bruja desordenada

  • La competición de las verduras

  • La tortuga y la cometa voladora

  • Los dos gemelos y la caja mágica

  • Mieduh, el fantasma cobardica

  • Polvos de hada

 

Cuentos cortos con valores

Cuando hablamos de cuentos cortos con valores, velozmente la gente asocia esta idea con el concepto de historias que permiten educar a nuestros hijos de una forma sumamente fácil y divertida.

A mediano y largo plazo, el uso de este tipo de instrumentos como refuerzo de las buenas costumbres, hará que los pequeños cuenten con las herramientas necesarias para desenvolverse en el mundo actual de la mejor manera, siempre buscando la empatía con los demás.

Un cuento corto de esta clase puede versar sobre la comprensión, la tolerancia, el respeto hacia los demás, o simplemente tratarse de una historia acerca de la amistad.

cuento corto

  • Amistad

  • Generosidad

  • Bondad

  • Esfuerzo

  • Respeto

  • Justicia

  • Ayudar

  • Perdonar

  • Prudencia

  • Altruismo

 

Cuentos por generos

Existen diferentes formas de clasificar a los cuentos por generos. Enseguida enlistaremos el esquema más tradicional:

Cuentos románticos En estos relatos, el sentimiento principal es el amor. Básicamente en sus historias nos encontraremos con dos personajes que se enamoran.

Cuentos de humor En ellos, los hechos se narran de manera jocosa o cómica, precisamente para provocar la risa del lector.

Cuentos de terror Tratan de provocar sensaciones de miedo o pavor. Entre sus características principales podemos mencionar el que casi siempre utilizan personajes sobrenaturales, para darles mayor fuerza a sus argumentos (Momias, vampiros, hombres lobo entre otros).

Cuentos fantásticos Por lo general, a estos se les llega a confundir con las leyendas, ya que, en ambos casos, los escritores echan mano de criaturas mitológicas.

  • Aventuras

  • Fantasía

  • Ciencia ficción

  • Misterio

  • Policiacos

  • Vida cotidiana

  • Históricos

 

Cuentos por personajes y elementos

Los cuentos por personajes y elementos son otra manera de agrupar a este tipo de historias. Este tipo de categorización es muy parecida a la que se tendría en una biblioteca tradicional. Es decir, se acomodan los términos por orden alfabético.

Por ejemplo, cuentos de amigos, cuentos con botes, cuentos de casas etc.

De igual forma, se puede acomodar a dichas narraciones, tomando como referencia el tipo de protagonistas que participan en la acción. Así tenemos: cuentos de animales, cuentos con mujeres protagonistas etc.

Muchas personas prefieren consultar este tipo de ficheros, ya que la información que obtendrán al final de la búsqueda, será mucho más específica que si hubieran realizado una localización por categorías generales.

  • Naturaleza

  • Princesas

  • Animales

  • Hadas

  • Agua

  • Amigos

  • Colegio

  • Campo

  • Mar

  • Familia

 

Cuentos inventados

Los cuentos inventados son una “ramificación” de los cuentos originales. Salvo que, en este caso, el autor puede tomar a un personaje conocido y colocarlo en una aventura completamente distinta a la original.

En el cine, a este tipo de crónicas se les conoce como “precuelas” o “secuelas”, dado que se trata de acontecimientos que ocurrieron antes o después de lo ya visto en una película.

De igual forma, las narraciones inventadas son usadas en las escuelas por los docentes para crear cuentos cortos para niños de primaria.

Recursos educativos para padres

Los recursos educativos para padres, no tienen relación alguna con los cuentos para niños cortos. Éstos son los materiales que varias páginas web ponen a disposición de los internautas que las visitan.

Básicamente se trata de material de apoyo para lograr que los niños mas pequeños centren toda su atención en la información que están recibiendo.

Por ejemplo, hay sitios en donde se puede descargar de manera gratuita archivos de audio en los que el cuento infantil, no sólo viene narrado, sino que también ya trae musicalización o efectos sonoros.

Otro recurso importante es el de los cuentos en formato PDF. Se trata de archivos comprimidos que no pierden calidad. Sin ir más lejos, diremos que un libro completo de cuentos cortos puede pesar menos de 10 MB.

Esto permite que se pueda transportar fácilmente en cualquier dispositivo móvil (desde un teléfono celular, hasta una tableta).


Fabulas

Este género literario puede escribirse tanto en prosa como en verso, aunque no debemos olvidar que lo más habitual es encontrarlo dentro de la primera categoría.

Se aglomeran dentro de los cuentos cortos, dado que su extensión suele ser bastante breve. En las fábulas se suele incluir la figura del “narrador”, quien es el encargado de contar cómo se van desarrollando los acontecimientos, pues los personajes sólo tienen breves intervenciones.

Otra peculiaridad de estos relatos es que no tienen una fecha específica de creación. Es decir, son historias total y absolutamente a temporales. Casi el 100% de los personajes que aparecen en ellas son animales parlantes.

Su intención es la de dejar una enseñanza.

Cuentos de terror

Los cuentos de terror (también llamados por muchos como cuentos de miedo u horror), son escritos cuyo principal propósito es generar en su audiencia sentimientos de malestar, o al menos de inquietud.

Por supuesto, el grado de pavor causado depende en gran medida de la pericia del escritor, quien podrá utilizar toda clase de “trucos” para crear un ambiente propicio en el que los sustos estén a la orden del día.

Los temas recurrentes en los cuentos cortos de terror suelen tener relación directa con las propiedades abandonadas, cementerios o criaturas fantásticas.

Pueden ser historias relativamente largas o relatos cortos, en tanto el planteamiento principal quede bien explicado.

Mitos y Leyendas

Los mitos y leyendas son conceptos que un amplio porcentaje de la población considera que son sinónimos. Es decir, que ambas palabras significan lo mismo. Sin embargo, brevemente veremos cuáles son las características que los distinguen.

Las leyendas al citar lugares que existieron (o existen) en la actualidad hace que este tipo de narraciones permanezcan mucho más vigentes en el imaginario colectivo que los mitos, pues en ellos se describe las hazañas realizadas por semi dioses.

De igual manera, las leyendas pueden hacer referencia a un hecho reciente. En tanto que muchos de los mitos hacen hincapié en que ocurrieron antes de que el hombre llegara a la tierra.

Los personajes de las leyendas son seres humanos comunes y corrientes. En contraste, en los mitos sólo hay sitio para los personajes sobrenaturales.

Para terminar este artículo, únicamente nos resta decir que el conocimiento de las clases en las que se subdividen los cuentos cortos, nos permitirán detectar fácilmente de qué tipo de narración se trata.

Además, al entrar en contacto con historias procedentes de diferentes partes del mundo, tendremos la oportunidad de conocer un poco más sobre la cultura de distintas partes del orbe.

Y es que hay quienes afirman que el leer no sólo es transportarse a otros lugares por medio de las palabras y la imaginación, sino que también nos permite incrementar nuestro bagaje cultural.

Finalmente, una persona cuya capacidad imaginativa se encuentra desarrollada, es capaz de expresarse oralmente de una mejor forma, pues sus conexiones neuronales favorecen el surgimiento de nuevas capacidades y habilidades lingüísticas.