El verano llegaba a su apogeo y las playas se encontraban a reventar, los jóvenes hacían sus locuras no solamente en las orillas, sino que llevaban sus embarcaciones mar adentro para tener un poco de privacidad, lo único que les hacía falta para pasar tantas horas allá, era comida chatarra y cerveza, lo cual no es la mejor de las ideas, sobre todo cuanto el mar esta picado y las olas mueven los pequeños barcos sin contemplación. [click to continue…]

Según cuenta esta leyenda, algunos científicos rusos, dirigidos por el Dr. Azzacov, excavaron un pozo de unos 14.4 km en Siberia, en el agujero recién creado descubrieron una cavidad subterránea. Para saber un poco más sobre ella, hicieron descender equipos de medición, acompañados de un micrófono. La temperatura registrada era de unos 1.100 º C y se pudieron escuchar gritos de personas sufriendo a través del equipo de audio. Por lo que los presentes no dudaron en afirmar que se había llegado hasta el mismo infierno. [click to continue…]

Eso de trabajar para el estado ya no me estaba gustando; nos enviaron a las comunidades aledañas para levantar un censo y tuvimos que caminar entre los árboles para llegar hasta la casa de un viejo ermitaño, que era el único que faltaba. Por fortuna, no estaba muy internado en la arboleda, ya que no me interesaba mucho adentrarme en “El bosque de las ánimas“, ni siquiera reuní valor para preguntar sobre el origen de tal nombre. [click to continue…]

Cuando pensamos en zonas embrujadas, lo primero que viene a la mente son los cementerios, hospitales, asilos, casas y prisiones. Pero existen otros lugares, en los cuales los encuentros con fantasmas resultan fatales, por supuesto estamos hablando de las carreteras, en donde las grandes velocidades a las que se circula juegan un papel importante. [click to continue…]

Con los nervios de punta, avanzaba entre los maizales; en momentos se detenía y caminaba hacia atrás, invadido de un pavor aberrante, pues a unos cuantos metros, enormes tentáculos revoloteaban chorreando un líquido verdoso por las ventosas. [click to continue…]