La monja

Hoy en día la gente esta tan ocupada en su vida diaria que no tiene tiempo de poner atención a todo aquello que lo rodea, además de que casi cualquier suceso tiene una explicación científica razonable. Pocos pueden creer en los sucesos paranormales, sobre todo si no se viven en carne propia, se rechaza todo que no corresponde a la razón, y aun siendo de los que exigen “ver para creer”, a fin de cuentas se encuentra una duda razonable para desechar cualquier evento sobrenatural.

Aun así estos siguen existiendo, y podemos toparnos con ellos en los lugares menos pensados. Como le sucedió a esta familia.

Era costumbre bien arraigada para la familia ir a misa cada domingo, ahí se encontraban con el resto de los parientes y se iban juntos a comer a casa de la abuela. Ese día, Julián decidió pasar la semana siguiente con la anciana, y ella estuvo muy gustosa de recibirlo en su hogar. La mañana siguiente, muy temprano, sonaron las campanas llamando a misa, y la abuela despertaba al pequeño para que la acompañara.

A sus siete años, no tenía mucha intensión de levantarse temprano para ir a la iglesia, pero todo lo hacía por complacer a la dulce viejecita.

Aún estaba algo oscuro, y solo unas cuantas personas andaban por las calles, al llegar a la iglesia, todo lucia aún más sombrío, pues los frondosos árboles no dejaban pasar claridad alguna. Aunque en niño y la anciana caminaban a paso apresurado para no llegar tarde, una monja los rebasó, y el niño no pudo evitar notar que a la religiosa en cuestión no se le veían pies ni manos y más que caminar, ella iba flotando.

Julián muy impresionado trata de alertar a la abuela, pero de inmediato la monja voltea emitiendo un reclamo – ¿acaso he perdido el derecho de entrar en la casa de Dios solo porque he muerto? -, dicho esto, la monja vuela hacia ellos y los atraviesa dejando solamente sobre su piel una sensación de frio y en su cara un semblante de miedo como ninguno.

La monja

La abuela sigue yendo a la iglesia, igual todos los días, pero el pobre de Julián, no ha vuelto a poner un pie en ella, no sea que se encuentre de nuevo con el fantasma de la monja que aun después de muerta, sigue profesando su fe ante los ojos de los incrédulos.

{ 0 comments… add one }

Deja un comentario

Leer entrada anterior
Leyendas casa de los ruidos
La casa de los ruidos en La Cornudilla

La Cornudilla, que apenas tiene presencia en contados mapas, forma parte del término municipal de Requena (Valencia- ESPAÑA), y fue...

Cerrar