La malinche

El volcán Malintzin, también conocido como “La Malinche” se encuentra en el estado de Puebla en México, el cual es venerado por todos los lugareños que habitan a las cercanías. Actualmente el volcán esta inactivo y en temporadas de invierno se vista con una esplendida cresta cubierta de nieve que se alcanza a apreciar a lo lejos.

La malincheHay quienes todavía no conocen la leyenda mexicana que envuelve a esta maravilla natural única en su tipo, la cual alberga en sus faldas grandes extensiones de terreno con una gran biodiversidad de flora y fauna, que hoy en día están catalogadas como área natural protegida.

Cuenta la historia que desde tiempos muy remotos y con la consumación de la conquista de Hernan Cortez al pueblo azteca, la india llamada “Malinche”, quien fue bautizada por los españoles con el nombre de Marina y quien alguna vez fue esclava, había muerto. Los aztecas al enterarse de este trágico desenlace trataron de recuperar el cuerpo de la Malinche y en una oportunidad en que los conquistadores españoles salieron a un viaje de exploración, los indios irrumpieron en el campamento y lo tomaron.

Rápidamente llevaron el cuerpo a muchos escondites para evitar que los españoles lo retomaran nuevamente. En un momento de suerte los indios aztecas divisaron en aquel horizonte una enorme cueva y emprendieron la ida transportando a la difunta malinche en uno de los caballos que Hernan Cortez les había dado a su llegada al pueblo. Después de un largo camino llegaron a la cueva de una cerro, en donde metieron el cuerpo de la malinche y al salir cerraron la entrada con grandes rocas.

Desde ese día, al cerro se le llamo “Malintzin” y desde su cresta prolifero la silueta de la malinche, quien recostada sobre lo más alto le pide lluvia al cielo para el pueblo.