El puente del diablo

Cuenta la historia de terror, que un día como cualquier otro, un granjero tenia su pequeña choza cerca de un gran río, el de dedicaba a cosechar vegetales y frutas para sobrevivir, ya que el y su familia no tenían muchas riquezas como para vivir cómodamente. El granjero tenía una amplia zona de tierra, en donde cultivaba todos los alimentos y así siguió por un largo periodo de tiempo. Sin embargo, llegó un momento en que la necesidad era tanta que comenzó a buscar un pedazo de tierra fértil, pero del lado en el que estaba su choza, el terreno era muy árido y estaba en mal estado.

El puente del diabloDecidió probar del otro lado del río, pero para eso tuvo que enfrentar una fuerte corriente y unas aguas profundas que por poco le cuesta la vida. Cuando por fin llegó a la orilla, comenzó a investigar y por suerte encontró un pequeño terreno, en el cual empezó a cultivar los vegetales y frutas. Día tras día, el granjero cruzaba el río, que por cierto, era sumamente cansado, hasta que llego un momento que ya no siguió más.

Se paró a la orilla del río y con una voz débil dijo “Ojala y alguien se atreva a construir un puente, pagaría hasta con mi alma si eso sucediera”, en ese instante de la nada apareció un hombre que le dijo al granjero “He escuchado tu llamado y estoy dispuesto a construir el puente que tanto anhelas pero con una condición, si lo termino antes del amanecer tu alma será mía”. El granjero un poco confundido y con la seria expresión del hombre, acepto.

Inmediatamente el hombre no perdió tiempo y comenzó a construir el puente. Preocupado el hombre por que al amanecer le podría suceder, le cuenta a su esposa todo lo sucedido. Ella, al saber el grave problema en que se había metido y dejando de lado las creencias de que si podría o no ser verdad que aquel hombre se llevaría el alma de su esposo, comenzó a vigilarlo.

Poco tiempo antes de que acabara el plazo que habían pactado el hombre y el granjero, y al ver lo poco que faltaba para terminar el puente, la esposa comienza a despertar a toda la familia como si fuera de día, quienes comenzaron a hacer sus actividades diarias. En ese momento en un abrir y cerrar los ojos, el hombre había desaparecido, quedando el puente incompleto.

Desde ese día, muchos dicen que aquel hombre  misterioso se trataba del diablo y que solo el, puede terminar de construir el puente, ya que muchas otras personas han tratado de hacerlo pero inexplicablemente fracasaron.